Hermenegildo Lanz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hermenegildo Lanz
Información personal
Nacimiento 27 de noviembre de 1893 Ver y modificar los datos en Wikidata
Sevilla, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 20 de mayo de 1949 Ver y modificar los datos en Wikidata (55 años)
Granada, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Pintor, profesor, grabador, titiritero y fotógrafo Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

Hermenegildo Lanz (Sevilla, 26 de febrero de 1893 - Granada, 20 de mayo de 1949) fue un profesor de dibujo español, además de pintor, grabador, creador de títeres, escenógrafo, diseñador y fotógrafo. Colaboró en diversos proyectos con Federico García Lorca y Manuel de Falla, pero su aportación al género del títere y creatividad se vieron truncadas por la represión franquista durante y tras la guerra civil española.[1][2]

Biografía[editar]

Estudió en la Escuela Superior de Pintura, Escultura y Grabado de Madrid y con Rafael Doménech, catedrático de la Real de San Fernando, obteniendo luego plaza de profesor de dibujo en la Escuela Normal.

Del "Rinconcillo" a París[editar]

Como miembro fundador de la tertulia de El Rinconcillo que, animada por Federico García Lorca, Francisco Soriano Lapresa, Ángel Barrios y Manuel de Falla, entre otros grandes intelectuales, se reunía en el Café Alameda de Granada,[nota 1][3]​ Lanz participó a partir de 1922 en el conjunto de proyectos que fueron saliendo de ella. Así por ejemplo, pintó los carteles de anuncio para el primer Festival del Cante Jondo organizado en Granada, con Antonio Chacón, Manuel Torre y la Niña de los Peines como grandes estrellas.

El 6 de enero de 1923, festividad de los Reyes Magos, Lanz participó como escenógrafo, escultor y titiritero del tinglado construido para la fiesta privada montada en casa de los García Lorca por Federico y Adolfo Salazar, y dedicada a dos niñas de la familia Isabel García Lorca y Laura, hija de Fernando de los Ríos.[4]​ En el programa de las piezas que se representaron había un entremés atribuido a Cervantes; el Auto de los Reyes Magos, con transcripciones musicales de Falla, sentado al piano;[nota 2]​ y una adaptación 'lorquiana' para títeres de cachiporra del cuento andaluz "La niña que riega la albahaca y el príncipe preguntón".[5][6]​ Además de la satisfacción infantil, el pequeño espectáculo vino a remediar el proyectado viaje titiritero a las Alpujarras Granadinas, que se había frustrado el otoño anterior por la decisión de Lorca de terminar su carrera de Derecho.[7]

Tras el éxito de la experiencia, Falla le encargó a Lanz la construcción de los títeres de la proyectada representación en París de El retablo de Maese Pedro, que efectivamente ocurrió en el palacete de la princesa Edmond de Polignac el 25 de junio de 1923; los decorados y figurines fueron obra de Manuel Ángeles Ortiz y de Lanz, que además talló las marionetas y las figuras planas.[8]

Profesor de dibujo[editar]

Ese año, Hermenegildo se trasladó a Azuaga, en Extremadura. Regresó a Granada en 1926, año en el que publicó su colección de aguafuertes más conocida, las veinte “Estampas de Granada”, fundiendo los nuevos tintes expresionistas centroeuropeas con la claridad del optimismo meridional andaluz.[9]

Su entusiasmo pedagógico le llevó a apoyar el proyecto de La Barraca de Eduardo Ugarte y Federico. En octubre de 1932, publicó sus reflexiones sobre el proyecto en un artículo titulado "Misioneros del arte: La Barraca", y publicado en la primera página del diario El Defensor de Granada, el 5 de octubre de ese año.[10]

Telón y silencio[editar]

En 1936, al estallar la Guerra Civil e iniciarse la escalada de persecuciones y violencia en Granada, Lanz tuvo que destruir todos los vínculos materiales que le habían unido a los amigos del bando que finalmente resultaría perdedor; al parecer fue el propio Falla quien le salvó del fusilamiento, gracias a la intervención de José María Pemán. No obstante recibió como castigo el olvido y el silencio.[nota 3]

Murió con 56 años, el 20 de mayo de 1949, en plena calle, a la salida de un cursillo de reeducación y adoctrinamiento político-religioso, en Granada, en plena posguerra española. Isabel García Lorca, la hermana pequeña del poeta, dejó escritas en sus memorias, unas líneas que podrían servir de epitafio:

"...El querido amigo, al admirado artista, el hombre que vivió con estoicismo ejemplar los años más duros de su limpia vida."

Isabel García Lorca[11]

Referencias[editar]

  1. El País (30 de mayo de 2012). «Aquel titiritero a la vera de Lorca». El País. Consultado el 23 de marzo de 2016. 
  2. Ideal. «Hermenegildo Lanz, el artista borrado». www.ideal.es. Consultado el 23 de marzo de 2016. 
  3. Gibson, Ian (1998). Vida, pasión y muerte de Federico García Lorca (1898-1936). Barcenona, Plaza y Janés. pp. 82-93. ISBN 84-01-55007-6. 
  4. Día de Reyes en casa de los Lorca.
  5. Referido en: Andrés Soria Ortega, "Una fiesta íntima de arte moderno en la Granada de los años veinte", en Lecciones sobre Federico García Lorca (Edición de Andrés Soria Olmedo), Granada, 1986, pp. 149-178, 160-161 y 168-169.)
  6. Títeres de cachiporra, en Granada. Consultado en diciembre de 2013
  7. Gibson, Ian (1998). Vida, pasión y muerte de Federico García Lorca (1898-1936). Barcenona, Plaza y Janés. p. 192. ISBN 84-01-55007-6. 
  8. "Una muestra analiza la aportación de Lorca, Falla y Lanz al títere español" (26/12/2012); fundación Caja Rural de Granada. Consultado en diciembre de 2013
  9. Blog de arte granadino. Consultado en diciembre de 2013
  10. Gibson, Ian (1998). Vida, pasión y muerte de Federico García Lorca (1898-1936). Barcenona, Plaza y Janés. p. 632. ISBN 84-01-55007-6. 
  11. Isabel García Lorca, Recuerdos míos, p. 135

Notas[editar]

  1. Tertulia en la que, además de Federico, Soriano, Barrios y Lanz, solían reunirse: Manuel de Falla, Melchor Fernández Almagro, el ingeniero de caminos Juan José Santa Cruz, el político Antonio Gallego Burín, el médico y político Manuel Fernández-Montesinos y su hermano José, filólogo, el pintor Manuel Ángeles Ortiz, José Acosta Medina, Miguel Pizarro Zambrano, los periodistas José Mora Guarnido y Constantino Ruiz Carnero, José María García Carrillo, el político Fernando de los Ríos que fuera Ministro de Justicia e Instrucción Pública, el arabista José Navarro Pardo, el pintor Ismael González de la Serna, Juan Cristóbal, Ramón Pérez Roda, Luis Mariscal y Francisco García Lorca, hermano de Federico.
  2. Falla seleccionó pasajes de Igor Stravinsky, Claude Debussy, Isaac Albeniz, Maurice Ravel y dos cantigas de Alfonso X, musicalizadas por Felipe Pedrell (adaptadas por el propio Falla), otras obras anónimas de los siglos XIV y XVII, y la «Cançó de nadal», villancico armonizado por Luis Romeu y arreglado también por el maestro gaditano.
  3. Sólo más tarde, al final del siglo XX, se le dedicaría una calle y se rebautizaría con su nombre el IES Politécnico de su ciudad. Sus nieto, Enrique Lanz, ha continuado la tradición titiritera de la familia, como director de la Compañía de Títeres "Etcétera".

Bibliografía[editar]

  • Amorós, Andrés; Díez Borque, José María (1999). Historia de los espectáculos en España. pp. 126-7. ISBN 84-7039-825-3. 
  • Mata Anaya, Juan (2003). Apogeo y silencio de Hermenegildo Lanz. Granada, Sección de Publicaciones, Diputación de Granada. ISBN 84-7807-363-9. 
  • Soria Ortega, Andrés (2000). Hermenegildo Lanz en la Granada de su tiempo. Príncipe de Viana. Anejo, Nº. 18. pp. 393-404. ISSN 1137-7054. 

Enlaces externos[editar]