Hermandad de Moravia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Historia[editar]

Alrededor del año 60 a. C. el pueblo celta de los boios se retiró de la región y fue sucedido por la tribu germánica de los cuados, siendo absorbidos por Roma y reemplazados en el siglo VI d. C. por tribus eslavas. A finales del siglo VIII, el principado de Moravia se correspondía con el ó sureste de la contemporánea Moravia, Záhorie (en el suroeste de Eslovaquia) y partes de la Baja Austria.

Poblada por los moravos, un pueblo eslavo, a partir del siglo V. A finales del siglo VI fue invadida por los ávaros, quienes crearon un imperio entre el río Elba y el Dniéper. Tras varios intentos de desembarazarse del yugo ávaro, estos fueron finalmente derrotados por Carlomagno a fines del siglo IX, y Moravia pasa a ser tributaria del Imperio franco.

En el año 833 se fundó el Estado de la Gran Moravia tras la conquista del Principado de Nitra (Eslovaquia contemporánea; desde el siglo X hasta 1918 parte del Reino de Hungría). Su primer rey fue Mojmír I (desde 830 hasta 846). El segundo regente de la Gran Moravia fue Ratislav I (846-870), quien trató de emancipar su territorio de la influencia carolingia, enviando sus emisarios a Roma. Tras ser rechazado, pidió ayuda al emperador bizantino Miguel III. Ello resultó en la misión de Cirilo y Metodio que tradujeron los libros litúrgicos al lenguaje eslavo, y que posteriormente fue elevado por el papa al nivel del latín y griego.

Tras ser derrotados por los magiares en el año 906, los reinos vecinos se disputaron Moravia. A partir del siglo XI, Moravia se unió a Bohemia y en 1526 ambas quedaron bajo el dominio de los Habsburgo.

A partir de entonces formó parte de ese reino, pudiendo seguirse su historia en la Historia de la República Checa.

Historia[editar]

Jan Hus.

Orígenes[editar]

El movimiento que vendría a llamarse Iglesia o Hermandad de Moravia comenzó a finales del siglo XIV, de la mano de un sacerdote llamado Jan Hus. La Iglesia se autodenominaría cristiana, pero no católica, pues Hus quiso alejarse de lo que sentía como una corrupción en la Iglesia, y pretendía volver en la práctica religiosa a las raíces del cristianismo, las cuales, creía, eran más puras. Esto consistía en: que la liturgia fuera en el lenguaje del pueblo, que los cristianos laicos recibieran la comunión tanto en pan como en vino, y la eliminación de las indulgencias y de la creencia en el purgatorio.

El movimiento se ganó el apoyo real y adquirió cierta independencia de la Iglesia de Roma durante un tiempo, extendiéndose hasta Polonia, aunque, finalmente, tuvo que someterse a la dirección de Roma. Una facción de los seguidores de Hus llegaron a un trato con Roma que les permitía llevar a cabo sus ritos y doctrinas, aunque reconociendo la supeditación a la Iglesia católica. Se llamó a éstos los Utraquistas, o moderados. El resto de los husitas, los taboritas, continuaron alejados de la Iglesia católica, y unos cincuenta años después de la muerte de Hus, en 1457, habían formado Unitas Fratum o la Hermandad Bohemia en Kunvald, Bohemia.

Quizá uno de los aspectos más inusuales (dada la época) de estos primeros moravianos sea su defensa de una educación universal. Era también frecuente que la hermandad fuera protegida por nobles locales que querían desmarcarse de la Viena de los Habsburgo.

Siglos XVI y XVII[editar]

El grupo, que mantuvo una teología husita, acabó incorporando ideas luteranas, aunque manteniendo la jerarquía episcopal (incluso durante su persecución). Así los moravianos fueron de los primeros grupos protestantes.

Durante la guerra de los Treinta Años (16181648), la cual devastó la Europa central y el Sacro Imperio Romano Germánico, la hermandad fue severamente perseguida por nobles que se oponían a la Reforma. Como resultado de esto, los moravianos se vieron obligados a actuar de forma clandestina, trasladándose finalmente a otras regiones eslavas, germánicas, y llegando incluso a los Países Bajos, donde el obispo Comenius trató de dirigir su resurgimiento.

Debido a la Contrarreforma de la Iglesia católica, en 1620, después de haber sido abandonados y traicionados por la nobleza local, se ofreció un ultimátum a todos los protestantes. Debían elegir entre abandonar las tierras dominadas por el catolicismo, o practicar su fe de forma clandestina. En esta época los husitas ya se habían dispersado por todo el norte de Europa, estando las mayores comunidades en Lissa (Polonia), y en pequeños grupos aislados en Moravia.

La renovación de Zinzendorf[editar]

Nicolás von Zinzendorf.

Nicolaus Ludwig von Zinzendorf fue un conde nacido en Dresde ( Sajonia) en 1700, al este de la actual Alemania. Zinzendorf fue educado en la tradición del Pietismo de Philip Jacob Spener y August Hermann Francke y estudió leyes, de acuerdo con los deseos de su familia. Sin embargo, su interés fue seguir sus ideales religiosos. En 1722 abandonó la corte de Dresde y se trasladó a sus fincas de Berthelsdorf, donde quería establecer un modelo de comunidad cristiana. Allí, Zinzendorf accedió a la petición de un carpintero llamado Christian David, el cual le pidió que permitiera a los protestantes perseguidos de Moravia asentarse en sus tierras, entre ellos, aquellos de la hermandad que habían estado viviendo clandestinamente desde la época de Comenio.

En 1722, los refugiados fundaron un nuevo poblado, Herrnhut, a unos tres km de Berthelsdorf. El poblado fue estable al principio, pero en 1727, por desacuerdos religiosos, se dividió en dos facciones beligerantes. Zinzendorf, en agosto de 1727, tras ser visitado por el Espíritu santo en una experiencia similar a la del día de Pentecostés, empleó una mezcla de autoridad feudal y carisma, forzando una fuerte transformación en la comunidad.

El renacimiento de Herrnhut fue acompañado de diversas profecías, visiones, glosolalia y curaciones. El pueblo creció rápidamente después de esta transformación, convirtiéndose en el centro de un movimiento mayor de renovación cristiana durante el siglo XVIII.

Referencias[editar]

El texto es una traducción del artículo en inglés se incorporan las referencias aportadas allí.

  • Zeisberger, David. The Moravian Mission Diaries of David Zeisberger, 1772-1781. Hermann Wellenreuther y Carola Wessel, ed. Pennsylvania State U. Press, 2005, Pg. 666.
  • Atwood, Craig D. Community of the Cross: Moravian Piety in Colonial Bethlehem. Pennsylvania State U. Press, 2004, Pg. 283.
  • Atwood, Craig D. and Vogt, Peter, ed. The Distinctiveness of Moravian Culture: Essays and Documents in Moravian History in Honor of Vernon H. Nelson on His Seventieth Birthday. Moravian Hist. Soc., 2003. Pg.297.
  • Engel, Katherine Carté. "The Strangers' Store: Moral Capitalism in Moravian Bethlehem, 1753-1775." Early American Studies, 2003.
  • Fogleman, Aaron Spencer. "Jesus Is Female: the Moravian Challenge in the German Communities of British North America." William and Mary Quarterly 2003, Pgs. 295-332.
  • Gollin, Gilliam Lindt. Moravians in Two Worlds, 1967.
  • Langton; Edward. History of the Moravian Church: The Story of the First International Protestant Church, 1956.
  • Rechcigl, Miloslav, Jr. "The Renewal and Formative Years of the Moravian Church in America," Czechoslovak and Central European Journal, 1990, Pgs. 12-26.
  • Rohrer, S. Scott. "Searching for Land and God: the Pietist Migration to North Carolina in the Late Colonial Period." North Carolina Historical Review, 2002, Pgs. 409-439.
  • Rohrer, S. Scott. "Evangelism and Acculturation in the Backcountry: the Case of Wachovia, North Carolina, 1753-1830." Journal of the Early Republic, 2001.
  • Wagner, Walter H. The Zinzendorf-Muhlenberg Encounter: A Controversy in Search of Understanding., Moravian Hist. Soc., 2002, Pg. 173.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]