Henri Pirenne

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Henri Pirenne.

Henri Pirenne (Verviers, Bélgica, 23 de diciembre de 1862 - Uccle, Bélgica, 25 de octubre de 1935), historiador belga. Fue profesor de Historia desde 1892 y hasta su muerte en la Universidad de Gante.

Biografía[editar]

Henri Pirenne nació en Verviers, Bélgica, el 23 de diciembre de 1862. Sus padres fueron Lucien Henri Pirenne y Virginie Duesberg. Se doctoró en 1883 en la Universidad de Lieja, inclinándose desde entonces por el estudio de la Edad Media; un año después se incorporó a la cátedra de William Ferdinand Arndt en Leipzig. Fue discípulo también de Harry Bresslau y de Gustav Schmoller.

Durante la ocupación alemana de su país en la Primera Guerra Mundial, Pirenne sobresalió por la oposición pacífica contra el invasor e incluso fue detenido por ello.

Obra[editar]

Henri Pirenne es conocido como uno de los grandes historiadores del siglo XX, en particular por lo que se conoce como la Tesis de Pirenne (una reinterpretación vigorosa e inédita sobre el inicio y duración de la Edad Media) y por su estudio sobre los orígenes de Bélgica como nación.

Sobre la obra de Pirenne se expresó Marc Bloch: "Es necesario repetir el valor de las cualidades que hacen de cada una de las obras del gran sabio belga, desde su aparición, en el sentido propio de la palabra, un clásico de la literatura..."

El libro más conocido de Pirenne es Mahoma y Carlomagno que es una especie de colofón al libro Historia económica y social de la edad media, que se publicó en artículos y que contiene la tesis que lleva su nombre.

Tesis de Pirenne[editar]

Pirenne aduce contra la teoría general que la Edad Media no se inicia con la caída del Imperio romano, pues los bárbaros que lo vencieron, no lo destruyeron, sino que por el contrario, se romanizaron y lo utilizaron económica y culturalmente para beneficiarse de él. Por esta razón conservaron el Mediterráneo como el Mare nostrum de los romanos, para continuar con el comercio y el intercambio de la misma manera que lo hizo el imperio; así los pueblos siguieron trayendo del continente sus mercancías y trasladándolas por el Mediterráneo, conservando el eje comercial en Roma, hasta que los árabes invaden parte de Europa en el siglo VII

Esta fecha es la que propone para el verdadero inicio la Edad Media. Estos invasores, que tenían una civilización más desarrollada que la europea, tuvieron por estrategia cerrar el Mediterráneo a la navegación por los europeos, convirtiendo a la Europa marítima en una Europa continental, reduciendo enormemente su riqueza y favoreciendo la aparición de feudos por el continente, todo lo cual profundizó la confrontación entre los musulmanes y cristianos, que derivó en una lucha en que cada parte reconcentró y defendió su identidad religiosa a falta de otra forma de cohesión nacionalista.

Las fases del predominio de una u otra parte a lo largo de la Edad Media se pueden concretar en un primer periodo de predominio musulmán, posteriormente la reacción cristiana conocida como las Cruzadas, y por último la contraofensiva musulmana, realizada esta vez por el Imperio otomano, en las costas orientales del Mediterráneo, hasta que Europa las recuperó en la Primera Guerra Mundial.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]