Halloween

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Halloween
Jack-o'-Lantern 2003-10-31.jpg
Otros nombres Hallowe'en, All Hallowe'en, All Hallows' Eve, All Saints' Eve
Tipo Cristiana
Ubicación Cristiandad occidental y muchos no cristianos en todo el mundo[1]
Fecha 31 de octubre
Significado Primer día de Allhallowtide
Costumbres Truco o trato, fiestas de disfraces, Jack-o'-lantern, encendido de hogueras, adivinación, morder la manzana, atracciones encantadas
Observancias Servicio religioso,[2]oración,[3]ayuno,[1]​ y vigilia[4]

Halloween o Hallowe'en (menos conocida como Allhalloween,[5]All Hallows' Eve[6]​ o All Saints' Eve)[7]​ es una fiesta que se celebra el 31 de octubre, víspera de la fiesta cristiana occidental de Todos los Santos. Inicia la observancia de Allhallowtide,[8]​ el tiempo del año litúrgico dedicado a recordar a los muertos, incluidos los santos, los mártires y todos los fieles difuntos.[9][10][11][12]

Una teoría sostiene que muchas tradiciones de Halloween se vieron influidas por las fiestas celtas de la cosecha, en particular la fiesta gaélica de Samhain, que se cree que tiene raíces paganas.[13][14][15][16]​ Algunos van más allá y sugieren que Samhain podría haber sido cristianizado como Día de Todos los Santos, junto con su víspera, por la Iglesia primitiva.[17]​ Otros académicos creen que Halloween comenzó únicamente como una fiesta cristiana, siendo la Vigilia del Día de Todos los Santos.[18][19][20][21]​ Celebrada en Irlanda y Escocia durante siglos, los inmigrantes irlandeses y escoceses llevaron muchas costumbres de Halloween a Norteamérica en el siglo XIX,[22][23]​ y luego, por influencia estadounidense, Halloween se extendió a otros países a finales del siglo XX y principios del XXI.[24][25]

Entre las actividades más populares de Halloween se encuentran el truco o trato (o el guising y el souling relacionados), asistir a fiestas de disfraces de Halloween, tallar calabazas o nabos en forma de Jack-o'-lantern, encender hogueras, jugar a morder la manzana, juegos de adivinación, gastar bromas, visitar atracciones encantadas, contar historias de miedo y ver películas de terror o con temática de Halloween.[26]​ Algunas personas practican las observancias religiosas cristianas de la Víspera de Todos los Santos, como asistir a los servicios religiosos y encender velas en las tumbas de los difuntos,[27][28][29]​ aunque para otras personas es una celebración laica.[30][31][32]​ Históricamente, algunos cristianos se abstenían de comer carne en la víspera de Todos los Santos, una tradición que se refleja en el consumo de ciertos alimentos vegetarianos en este día de vigilia, como manzanas, panqueques de patata y pasteles de alma.[33][34][35][36]

Etimología[editar]

Halloween (1785), del poeta escocés Robert Burns, relata diversas leyendas de la festividad

La palabra Halloween o Hallowe'en (‘noche de los Santos’)[37]​ es de origen cristiano[38][39]​ y procede de la forma escocesa All Hallows' Eve (víspera de Todos los Santos):[40]even es el término escocés para ‘víspera’ o ‘noche’[41]​ y se contrae a e'en o een;[42]​ con el tiempo, (All) Hallow(s) E(v)en se convirtió en Hallowe'en. Un término equivalente a All Hallows Eve está atestiguado en inglés antiguo.[43]

Historia[editar]

Orígenes cristianos y costumbres históricas[editar]

Se cree que Halloween tiene influencias de las creencias y prácticas cristianas.[44][45]​ La palabra inglesa Halloween procede de All Hallows' Eve, que es la víspera de las fiestas cristianas de Todos los Santos, el 1 de noviembre, y de los Fieles Difuntos, el 2 de noviembre.[46]​ Desde los tiempos de la Iglesia primitiva,[47]​ las principales fiestas del cristianismo (como Navidad, Pascua y Pentecostés) tenían vigilias que comenzaban la noche anterior, al igual que la fiesta de Todos los Santos.[48][44]​ Estos tres días se denominan colectivamente Allhallowtide y son el momento en que los cristianos occidentales honran a todos los santos y rezan por las almas recientemente fallecidas que aún no han llegado al Cielo. Varias iglesias celebraban conmemoraciones de todos los santos y mártires en distintas fechas, la mayoría en primavera.[49]​ En la Edesa romana del siglo IV se celebraba el 13 de mayo, y el 13 de mayo de 609, el Papa Bonifacio IV consagró el Panteón de Roma a Santa María y todos los mártires.[50]​ En esa fecha tenía lugar Lemuralia, una antigua fiesta romana de los muertos.[51]

En el siglo VIII, el papa Gregorio III (731-741) fundó un oratorio en San Pedro para las reliquias «de los santos apóstoles y de todos los santos, mártires y confesores».[44][52]​ Algunas fuentes afirman que se dedicó el 1 de noviembre,[53]​ mientras que otras dicen que fue el Domingo de Ramos de abril de 732.[54][55]​ Hacia el año 800, hay pruebas de que las iglesias de Irlanda[56]​ y Northumbria celebraban una fiesta conmemorativa de todos los santos el 1 de noviembre.[57]Alcuino de York, miembro de la corte de Carlomagno, pudo haber introducido esta fecha del 1 de noviembre en el imperio franco,[58]​ y en 835 se convirtió en la fecha oficial de dicho imperio.[57]​ Algunos sugieren que se debió a la influencia celta, mientras que otros sugieren que fue una idea germánica,[57]​ aunque se afirma que tanto los pueblos germánicos como los de cultura celta conmemoraban a los muertos al comienzo del invierno.[59]​ Es posible que lo consideraran el momento más adecuado para hacerlo, ya que es una época de «muerte» en la naturaleza.[57][59]​ También se sugiere que el cambio se hizo por «razones prácticas, ya que Roma en verano no podía acoger al gran número de peregrinos que acudían a ella», y tal vez debido a la preocupación por la salud pública en relación con la fiebre romana, que se cobró varias vidas durante los bochornosos veranos de Roma.[60][44]

En la víspera de Todos los Santos, los cristianos de algunas partes del mundo visitan los cementerios para rezar y depositar flores y velas en las tumbas de sus seres queridos.[61]​ Arriba: cristianos en Bangladés encendiendo velas en la lápida de un familiar. Abajo: cristianos luteranos rezando y encendiendo velas frente al crucifijo central de un cementerio.

A finales del siglo XII, la celebración se había convertido en días de precepto de la cristiandad occidental e incluía tradiciones como tocar las campanas de las iglesias por las almas del purgatorio. También era «costumbre que pregoneros vestidos de negro desfilaran por las calles, tocando una campana de sonido lúgubre y llamando a todos los buenos cristianos a acordarse de las pobres almas».[62]​ Se ha sugerido que la costumbre de Allhallowtide de hornear y compartir pasteles de alma para todas las almas bautizadas[63]​ es el origen del truco o trato.[64]​ Esta costumbre se remonta al siglo XV[65]​ y se extendía por Inglaterra, Gales, Flandes, Baviera y Austria.[66]​ Grupos de personas pobres, a menudo niños, iban de puerta en puerta durante Allhallowtide recogiendo galletas del alma a cambio de rezar por los difuntos, especialmente por las almas de los amigos y parientes de los donantes. Esto se llamaba souling.[65][67][68]​ Las galletas del alma también se ofrecían a las propias almas para que se las comieran,[66]​o los soulers actuaban como sus representantes.[69]​ Al igual que en la tradición cuaresmal de los panecillos de Pascua, las galletas del alma solían llevar una cruz, lo que indicaba que se cocían como limosna.[70]Shakespeare menciona el souling en su comedia Los dos hidalgos de Verona (1593).[71]​ En el momento de souling, los cristianos llevaban «linternas hechas de nabos huecos», que podrían haber representado originalmente las almas de los muertos;[72][73]​ las Jack-o'-lantern se utilizaban para ahuyentar a los malos espíritus.[74][75]​ En el siglo XIX, en Irlanda,[76]​ Flandes, Baviera y Tirol, el día de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos, se encendían velas en los hogares, llamadas «luces del alma»,[77]​ que servían «para guiar a las almas de vuelta a visitar sus hogares terrenales».[78]​ En muchos de estos lugares también se encendían velas en las tumbas el día de Todos los Santos.[77]​ En Bretaña, se derramaban libaciones de leche sobre las tumbas de los parientes,[66]​ o se dejaba comida en la mesa durante la noche para las almas que regresaban;[77]​ una costumbre que también se encuentra en Tirol y en algunas partes de Italia.[79][77]

El ministro cristiano Prince Sorie Conteh relacionó el uso de disfraces con la creencia en espíritus vengativos: «Tradicionalmente se creía que las almas de los difuntos vagaban por la tierra hasta el Día de Todos los Santos, y la Víspera de Todos los Santos ofrecía a los muertos una última oportunidad de vengarse de sus enemigos antes de pasar al otro mundo. Para evitar ser reconocidos por cualquier alma que pudiera estar buscando esa venganza, la gente se ponía máscaras o disfraces».[80]​ En la Edad Media, las iglesias europeas que eran demasiado pobres para exponer reliquias de santos mártires en Allhallowtide permitían a los feligreses disfrazarse de santos.[81][82]​ Algunos cristianos siguen esta costumbre en Halloween.[83]Lesley Bannatyne cree que podría tratarse de la cristianización de una costumbre pagana anterior.[84]​ Muchos cristianos de la Europa continental, especialmente en Francia, creían «que una vez al año, en Hallowe'en, los muertos de los cementerios de las iglesias se levantaban para un carnaval salvaje y horrible» conocido como danza macabra, que a menudo se representaba en la decoración de las iglesias.[85]Christopher Allmand y Rosamond McKitterick escriben en The New Cambridge Medieval History que la danza macabra instaba a los cristianos a «no olvidar el fin de todas las cosas terrenales».[86]​ La danza macabra se representaba a veces en los desfiles de las aldeas europeas y en las mascaradas de la corte, en las que la gente «se disfrazaba de cadáveres de diversos estratos de la sociedad», y este puede ser el origen de las fiestas de disfraces de Halloween.[87][88][89][72]

En Gran Bretaña, estas costumbres fueron atacadas durante la Reforma, cuando los protestantes tacharon el purgatorio de doctrina «papista» incompatible con la doctrina calvinista de la predestinación. Las ceremonias estatales relacionadas con la intercesión de los santos y la oración por las almas del purgatorio se abolieron durante la reforma isabelina, aunque el Día de Todos los Santos se mantuvo en el calendario litúrgico inglés para «conmemorar a los santos como seres humanos piadosos».[90]​ Para algunos protestantes inconformistas, la teología de la Víspera de Todos los Santos se redefinió; «las almas no pueden estar viajando desde el purgatorio camino del cielo, como creen y afirman con frecuencia los católicos. En su lugar, se cree que los llamados fantasmas son en realidad espíritus malignos».[91]​ Otros protestantes creían en un estado intermedio conocido como Hades (Limbo de los patriarcas).[92]​ En algunas localidades, católicos y protestantes seguían celebrando velatorios, procesiones a la luz de las velas o tocando las campanas de las iglesias por los difuntos;[46][93]​ la iglesia anglicana acabó suprimiendo estos toques de campana.[94]​ Mark Donnelly, profesor de arqueología medieval, y el historiador Daniel Diehl escriben que «los graneros y las casas se bendecían para proteger a las personas y al ganado del efecto de las brujas, que se creía que acompañaban a los espíritus malignos en su viaje por la tierra».[95]​ Después de 1605, Hallowtide fue eclipsado en Inglaterra por la Noche de Guy Fawkes (5 de noviembre), que se apropió de algunas de sus costumbres.[96]​ En Inglaterra, el fin de las ceremonias oficiales relacionadas con la intercesión de los santos propició el desarrollo de nuevas costumbres no oficiales de Hallowtide. En el Lancashire rural de los siglos XVIII y XIX, las familias católicas se reunían en las colinas la noche de Todos los Santos. Uno de ellos sostenía un manojo de paja ardiendo en una horca mientras el resto se arrodillaba a su alrededor, rezando por las almas de parientes y amigos hasta que se apagaban las llamas. Esto se conocía como teen'lay.[97]​ Había una costumbre similar en Hertfordshire, y el encendido de hogueras tindle en Derbyshire.[98]​ Algunos sugieren que estos tindles se encendían originalmente para «guiar a las pobres almas de vuelta a la tierra».[99]​ En Escocia e Irlanda no se suprimieron las antiguas costumbres de Allhallowtide que estaban en desacuerdo con las enseñanzas reformadas, ya que «eran importantes para el ciclo vital y los ritos de paso de las comunidades locales» y su supresión habría sido difícil.[22]

En algunas partes de Italia, hasta el siglo XV, las familias dejaban comida para los fantasmas de sus parientes antes de acudir a los oficios religiosos.[79]​ En la Italia del siglo XIX, las iglesias organizaban «representaciones teatrales de escenas de la vida de los santos» el día de Todos los Santos, con «participantes representados por figuras de cera realistas».[79]​ En 1823, en el cementerio del Arcispedale di Santo Spirito de Roma, se representó una escena en la que los cuerpos de los recién fallecidos estaban dispuestos alrededor de una estatua de cera de un ángel que señalaba hacia el cielo.[79]​ En el mismo país, «los párrocos iban de casa en casa, pidiendo pequeños regalos de comida que compartían entre ellos a lo largo de esa noche».[79]​ En España se siguen horneando los llamados Huesos de Santo y se colocan sobre las tumbas.[100]​ En los cementerios de España y Francia, así como en América Latina, los sacerdotes dirigen procesiones y oficios cristianos durante Allhallowtide, tras lo cual la gente vela toda la noche.[101]​ En el siglo XIX, en San Sebastián, se celebraba una procesión al cementerio de la ciudad durante Allhallowtide, a la que acudían mendigos que «apelaban a los tiernos recuerdos de los parientes y amigos difuntos» en busca de compasión.[102]

Influencia del folclore gaélico[editar]

Una máscara de Halloween irlandesa de principios del siglo XX exhibida en el Museo Nacional de Irlanda - Vida en el campo

Se cree que las costumbres actuales de Halloween están influidas por las costumbres y creencias populares de las naciones celtas, algunas de las cuales tienen raíces paganas.[103]Jack Santino, folclorista, escribe que «en toda Irlanda existía una tregua incómoda entre las costumbres y creencias asociadas al cristianismo y las asociadas a las religiones que eran irlandesas antes de la llegada del cristianismo».[104]​ Los orígenes de las costumbres de Halloween suelen relacionarse con la fiesta gaélica de Samhain.[105]

Samhain es una de las cuatro fiestas estacionales en el calendario medieval gaélico y se ha celebrado del 31 de octubre al 1 de noviembre[106]​ en Irlanda, Escocia y la Isla de Man.[107][108]​ Los celtas britanos celebraban una fiesta similar, llamada Calan Gaeaf en Gales, Kalan Gwav en Cornualles y Kalan Goañv en Bretaña, nombre que significa «primer día del invierno». Para los celtas, el día terminaba y empezaba al atardecer, por lo que la fiesta comienza la víspera del 1 de noviembre, según los cálculos modernos.[109]​ Samhain se menciona en parte de la literatura irlandesa más antigua. Los historiadores han utilizado estos nombres para referirse a las costumbres celtas de Halloween hasta el siglo XIX,[110]​ y siguen siendo los nombres gaélicos y galeses de Halloween.

Snap-Apple Night, pintado por Daniel Maclise en 1833, muestra a la gente festejando y jugando a juegos de adivinación en Halloween en Irlanda[111]

Samhain marcaba el final de la temporada de cosechas y el comienzo del invierno o la «mitad más oscura» del año.[112][113]​ Se consideraba una época liminal, en la que la frontera entre este mundo y el Otro Mundo se diluía. Esto significaba que los Aos Sí, los «espíritus» o «hadas», podían entrar más fácilmente en este mundo y eran especialmente activos.[114][115]​ La mayoría de los estudiosos los consideran «versiones degradadas de los antiguos dioses [...] cuyo poder seguía activo en la mente de la gente incluso después de haber sido sustituidos oficialmente por creencias religiosas posteriores».[116]​ Eran a la vez respetados y temidos, y los individuos invocaban a menudo la protección de Dios cuando se acercaban a sus moradas.[117][118]​ En Samhain se apaciguaba a los Aos Sí para garantizar la supervivencia del pueblo y del ganado durante el invierno. Se les dejaban ofrendas de comida y bebida, o porciones de las cosechas.[119][120][121]​ También se decía que las almas de los muertos volvían a sus hogares en busca de hospitalidad.[122]​ Se les reservaba un lugar en la mesa y junto al fuego para darles la bienvenida.[123]​ La creencia de que las almas de los muertos vuelven a casa una noche al año y deben ser apaciguadas parece tener orígenes antiguos y se encuentra en muchas culturas.[66]​ En la Irlanda del siglo XIX, «se encendían velas y se rezaba formalmente por las almas de los muertos. Después comenzaban la comida, la bebida y los juegos».[124]

En Irlanda y Gran Bretaña, sobre todo en las regiones de habla celta, las fiestas domésticas incluían rituales y juegos adivinatorios destinados a predecir el futuro, especialmente en lo referente a la muerte y el matrimonio.[125]​ A menudo se utilizaban manzanas y nueces, y entre las costumbres que se practicaban se encontraban la de morder la manzana, asar nueces, cristaloscopia o mirar en el espejo, molibdomancia u ovomancia, interpretación de los sueños y otras.[126]​ Se encendían hogueras especiales y se celebraban rituales con ellas. Se consideraba que sus llamas, humo y cenizas tenían poderes protectores y purificadores.[112]​En algunos lugares, las antorchas encendidas en la hoguera se llevaban siguiendo la dirección del sol alrededor de las casas y los campos para protegerlos.[110]​ Se cree que las hogueras eran una especie de magia simpática: imitaban al Sol y frenaban la decadencia y la oscuridad del invierno.[123][127][128]​ También se utilizaban con fines adivinatorios y para ahuyentar a los malos espíritus.[74]​ En Escocia, las hogueras y los juegos de adivinación fueron prohibidos por los ancianos de algunas parroquias.[129]​ En Gales, también se encendían hogueras para «evitar que las almas de los muertos cayeran a tierra».[130]​ Más tarde, estas hogueras «alejaban al diablo».[131]

Un molde de escayola de un farol tradicional irlandés de Halloween hecho de nabo expuesto en el Museo de la Vida en el campo, Irlanda[132]

Al menos desde el siglo XVI,[133]​ la fiesta incluía mumming y guising en Irlanda, Escocia, la Isla de Man y Gales.[134]​ La gente iba disfrazada de casa en casa, normalmente recitando versos o canciones a cambio de comida. Puede que originalmente se tratara de una tradición por la que la gente se hacía pasar por los Aos Sí, o las almas de los muertos, y recibía ofrendas en su nombre, algo parecido al souling. También se creía que hacerse pasar por estos seres, o llevar un disfraz, servía para protegerse de ellos.[135]​ En algunas partes del sur de Irlanda, los guisers incluían un caballito. Un hombre vestido de Láir Bhán (yegua blanca) llevaba a los jóvenes de casa en casa recitando versos —algunos de ellos con connotaciones paganas— a cambio de comida. Si el hogar donaba comida, podía esperar buena suerte de Muck Olla; si no lo hacía, traería la desgracia.[136]​ En Escocia, los jóvenes iban de casa en casa con la cara enmascarada, pintada o ennegrecida, a menudo amenazando con hacer travesuras si no eran bien recibidos.[134]Florence Marian McNeill sugiere que el antiguo festival incluía a personas disfrazadas que representaban a los espíritus, y que los rostros se marcaban o ennegrecían con cenizas de la hoguera sagrada.[133]​ En algunas partes de Gales, los hombres iban disfrazados de seres temibles llamados gwrachod.[134]​ A finales del siglo XIX y principios del XX, los jóvenes de Glamorgan y Orcadas se travestían.[134]

En otros lugares de Europa, el mumming formaba parte de otras fiestas, pero en las regiones de habla celta era «particularmente apropiado para una noche en la que se decía que los seres sobrenaturales estaban en el exterior y podían ser imitados o ahuyentados por los humanos errantes».[134]​ Al menos desde el siglo XVIII, «imitar a espíritus malignos» era sinónimo de gastar bromas en Irlanda y las Tierras Altas escocesas. El uso de disfraces y bromas en Halloween no se extendió a Inglaterra hasta el siglo XX.[134]​ Los bromistas utilizaban nabos o remolacha forrajera como farolillos, a menudo tallados con caras grotescas.[134]​ Quienes los hacían decían que representaban a los espíritus[134]​ o que servían para ahuyentar a los malos espíritus.[137][138]​ En el siglo XIX eran comunes en algunas zonas de Irlanda y las Tierras Altas escocesas,[134]​ así como en Somerset. En el siglo XX se extendieron a otras partes de Gran Bretaña y pasaron a denominarse jack-o'-lanterns.[134]

Difusión en Norteamérica[editar]

El desfile anual de Halloween de Nueva York en Greenwich Village, Manhattan, es el mayor desfile de Halloween del mundo, con millones de espectadores anuales, y tiene sus raíces en la comunidad queer de Nueva York[139]

Lesley Bannatyne y Cindy Ott escriben que los colonos anglicanos del sur de Estados Unidos y los católicos de Maryland «reconocían la Víspera de Todos los Santos en sus calendarios eclesiásticos»,[140][141]​ aunque los puritanos de Nueva Inglaterra se opusieron firmemente a la fiesta, junto con otras celebraciones tradicionales de la Iglesia establecida, incluida la Navidad.[142]​ Los almanaques de finales del siglo XVIII y principios del XIX no indican que Halloween se celebrara ampliamente en Norteamérica.[22]

No fue hasta después de la inmigración masiva de irlandeses y escoceses en el siglo XIX cuando Halloween se convirtió en una fiesta importante en Estados Unidos.[22]​ La mayoría de las tradiciones estadounidenses de Halloween se heredaron de los irlandeses y escoceses,[23][143]​ aunque «en las zonas cajún, se decía una misa nocturna en los cementerios la noche de Halloween. Se colocaban velas bendecidas sobre las tumbas, y a veces las familias pasaban toda la noche junto a ellas».[144]​ En un principio se limitaba a estas comunidades de inmigrantes, pero poco a poco se fue asimilando a la sociedad y a principios del siglo XX se celebraba de costa a costa por personas de todos los orígenes sociales, raciales y religiosos.[145]​ A finales del siglo XX y principios del XXI, por influencia estadounidense, estas tradiciones de Halloween se extendieron a muchos otros países, incluida Europa continental y algunas partes del Extremo Oriente.[24][25][146]

Símbolos[editar]

En Halloween, patios, espacios públicos y algunas casas pueden decorarse con símbolos tradicionalmente macabros, como esqueletos, fantasmas, telarañas, lápidas y brujas de aspecto terrorífico

El desarrollo de artefactos y símbolos asociados a Halloween se formó con el tiempo. Tradicionalmente, la víspera de Todos los Santos, los guisers llevan Jack-o'-lanterns para asustar a los malos espíritus.[73][147]​ Hay un cuento popular cristiano irlandés asociado a Jack-o'-lantern que,[148]​ según el folclore, representa un «alma a la que se le ha negado la entrada tanto al cielo como al infierno»:[149]

De camino a casa tras una noche de copas, Jack se encuentra con el Diablo y le engaña para que se suba a un árbol. Jack, rápidamente pensativo, graba la señal de la cruz en la corteza, atrapando así al Diablo. Jack llega al acuerdo de que Satanás nunca podrá reclamar su alma. Tras una vida de pecado, bebida y mendacidad, a Jack se le niega la entrada al cielo cuando muere. Cumpliendo su promesa, el Diablo se niega a dejar entrar a Jack en el infierno y le arroja un carbón vivo directamente de las llamas del infierno. Era una noche fría, así que Jack coloca el carbón en un nabo hueco para evitar que se apague, desde entonces Jack y su linterna vagan buscando un lugar donde descansar.[150]

En Irlanda y Escocia, tradicionalmente se tallaba un nabo durante Halloween,[151][152]​ pero los inmigrantes a Norteamérica utilizaban la calabaza autóctona, que es mucho más blanda y grande, por lo que resulta más fácil de tallar que el nabo.[151]​ La tradición norteamericana de tallar calabazas se documenta en 1837[153]​ y se asociaba originalmente con la época de la cosecha en general, no asociándose específicamente con Halloween hasta mediados o finales del siglo XIX.[154]

Casa decorada en Weatherly, Pensilvania

La imaginería moderna de Halloween procede de muchas fuentes, como la escatología cristiana, las costumbres nacionales, obras de la literatura gótica y de terror (como las novelas Frankenstein o el moderno Prometeo y Drácula) y películas clásicas de terror como Frankenstein (1931) y La momia (1932).[155][156]​ La imagen de la calavera, una referencia al Gólgota en la tradición cristiana, sirve como «recordatorio de la muerte y de la transitoriedad de la vida humana» y, por consiguiente, se encuentra en composiciones de memento mori y vanitas;[157]​ por ello, las calaveras han sido habituales en Halloween, que trata este tema.[158]​ Tradicionalmente, las paredes traseras de las iglesias «se decoran con una representación del Juicio Final, con tumbas que se abren y muertos que se levantan, con un cielo lleno de ángeles y un infierno lleno de demonios», un motivo que ha impregnado la celebración de Allhallowtide.[159]​ Una de las primeras obras sobre el tema de Halloween es del poeta escocés John Mayne, quien, en 1780, tomó nota de las bromas en Halloween: What fearfu' pranks ensue!, así como de lo sobrenatural asociado a la noche, los bogles (fantasmas),[160]​ lo que influyó en el Halloween de Robert Burns (1785).[161]​ También predominan los elementos de la estación otoñal, como las calabazas, las hojas de maíz y los espantapájaros, habituales en la decoración de las casas. La imaginería de Halloween incluye temas de muerte, maldad y monstruos míticos.[162]​ Los gatos negros, que durante mucho tiempo se han asociado con las brujas, también son un símbolo común de Halloween. El negro, el naranja y a veces el morado son los colores tradicionales de Halloween.[163]

Truco o trato y guising[editar]

Un niño saliendo de hacer el «truco o trato» (Trick-or-treat) de una casa

Truco o trato (trick-or-treatring) es una costumbre habitual para los niños en Halloween. Van disfrazados de casa en casa, pidiendo golosinas como caramelos o a veces dinero, con la pregunta «¿Truco o trato?». La palabra «truco» (trick) implica una «amenaza» de hacer alguna travesura a los dueños de casa o a sus propiedades si no se les da una golosina.[64]​ Se dice que esta práctica tiene sus raíces en la práctica medieval del mumming, estrechamente relacionada con el souling.[164]​ John Pymm escribió que «muchas de las fiestas asociadas con la representación de obras de mumming eran celebradas por la Iglesia cristiana».[165]​ Entre estas fiestas se encontraban la Víspera de Todos los Santos, Navidad, la Duodécima Noche y el Martes de Carnaval.[166][167]​ El mumming, practicado en Alemania, Escandinavia y otras partes de Europa,[168]​ consistía en personas enmascaradas y disfrazadas que «desfilaban por las calles y entraban en las casas para bailar o jugar a los dados en silencio».[169]

Niña con un disfraz de Halloween en 1928, Ontario, Canadá, la misma provincia donde se registró por primera vez en Norteamérica la costumbre escocesa de disfrazarse en Halloween

En Inglaterra, desde la época medieval[170]​ hasta la década de 1930,[171]​ la gente practicaba la costumbre cristiana del souling en Halloween, que consistía en que grupos de personas, tanto protestantes como católicos,[93]​ iban de parroquia en parroquia, pidiendo a los ricos pasteles de alma, a cambio de rezar por las almas de los donantes y sus amigos.[67]​ En Filipinas, la práctica del souling se denomina Pangangaluluwa y se practica en la Víspera de Todos los Santos entre los niños de las zonas rurales.[26]​ La gente se cubre con telas blancas para representar a las almas y luego visitan las casas, donde cantan a cambio de oraciones y dulces.[26]

En Escocia e Irlanda, el guising —niños disfrazados que van de puerta en puerta a cambio de comida o monedas— es una costumbre tradicional de Halloween.[172]​ Se tiene constancia de que en Escocia, en Halloween de 1895, unos disfrazados que llevaban farolillos hechos con nabos visitaban las casas para ser recompensados con pasteles, fruta y dinero.[152][173]​ En Irlanda, la frase más popular que gritaban los niños (hasta la década de 2000) era Help the Halloween Party.[172]​ La práctica del guising en Halloween en Norteamérica se registró por primera vez en 1911, cuando un periódico de Kingston, Ontario (Canadá), informó de que unos niños iban haciendo guising por el barrio.[174]

La historiadora y escritora estadounidense Ruth Edna Kelley escribió el primer libro de historia de Halloween en Estados Unidos, The Book of Hallowe'en (1919), y hace referencia al souling en el capítulo «Hallowe'en in America».[175]​ En su libro, Kelley menciona las costumbres que llegaron del otro lado del Atlántico: «Los estadounidenses las han fomentado y están convirtiendo esta ocasión en algo parecido a lo que debió ser en sus mejores tiempos en ultramar. Todas las costumbres de Halloween en Estados Unidos son préstamos directos o adaptaciones de las de otros países».[176]

Mientras que la primera referencia al guising en Norteamérica se produce en 1911, otra referencia a la mendicidad ritual en Halloween aparece, en lugar desconocido, en 1915, con una tercera referencia en Chicago en 1920.[177]​ El primer uso impreso conocido del término trick or treat aparece en 1927, en el Blackie Herald, de Alberta, Canadá.[178]

Un maletero de automóvil en un evento de trunk-or-treat en St. John Lutheran Church & Early Learning Center en Darien, Illinois

Los miles de postales de Halloween producidas entre principios del siglo XX y la década de 1920 suelen mostrar a niños, pero no el truco o trato.[179]​ Este no parece haberse convertido en una práctica generalizada en Norteamérica hasta la década de 1930, con las primeras apariciones del término en Estados Unidos en 1934,[180]​ y el primer uso en una publicación nacional en 1939.[181]

Una variante popular del truco o trato, conocida como trunk-or-treating (o Halloween tailgating), se produce cuando «a los niños se les ofrecen golosinas de los maleteros de los coches aparcados en el aparcamiento de una iglesia», o a veces, en el aparcamiento de un colegio.[100][182]​ En un evento de trunk-or-treat, el maletero de cada automóvil se decora con un tema determinado,[183]​ como los de la literatura infantil, las películas, las escrituras y los roles laborales.[184]​ El trunk-or-treat ha ganado popularidad porque se considera más seguro que ir de puerta en puerta, algo que gusta mucho a los padres, y porque «resuelve el problema rural de las casas construidas a media milla de distancia».[185][186]

Disfraces[editar]

Tradicionalmente, los disfraces de Halloween seguían el modelo de figuras como vampiros, fantasmas, esqueletos, brujas de aspecto aterrador y demonios.[64]​ Con el tiempo, la selección de disfraces se amplió para incluir personajes populares de la ficción, famosos y arquetipos genéricos como ninjas y princesas.

Máscaras a la venta en una tienda de Halloween en Derry, Irlanda del Norte

Vestirse con disfraces e ir de guising estaba muy extendido en Escocia e Irlanda en Halloween a finales del siglo XIX.[152]​ La tradición, de origen escocés, se denomina guising por los disfraces o trajes que llevan los niños.[173]​ En Irlanda y Escocia, las máscaras se conocen como false faces,[38][187]​ término registrado en Ayr (Escocia) en 1890 por un escocés que describía a los guisers: «I had mind it was Halloween ... the wee callans were at it already, rinning aboot wi' their fause-faces (false faces) on and their bits o' turnip lanthrons (lanterns) in their haun (hand)».[38]​ Los disfraces se hicieron populares en las fiestas de Halloween de EE.UU. a principios del siglo XX, tanto para adultos como para niños, y cuando el truco o trato se popularizó en Canadá y EE.UU. en las décadas de 1920 y 1930.[178][188]

Eddie J. Smith, en su libro Halloween, Hallowed is Thy Name, ofrece una perspectiva religiosa del uso de disfraces en la Víspera de Todos los Santos, sugiriendo que al disfrazarse de criaturas «que en un tiempo nos hicieron temer y temblar», la gente puede burlarse de Satanás «cuyo reino ha sido saqueado por nuestro Salvador». Las imágenes de esqueletos y muertos son adornos tradicionales utilizados como memento mori.[189][190]

Trick-or-Treat for UNICEF es un programa de recaudación de fondos para apoyar a Unicef,[64]​ un programa de las Naciones Unidas que proporciona ayuda humanitaria a los niños de los países en desarrollo. Iniciado como un acto local en un barrio del noreste de Filadelfia en 1950 y ampliado a escala nacional en 1952, el programa consiste en la distribución de pequeñas cajas por parte de las escuelas (o, en los tiempos modernos, por empresas patrocinadoras como Hallmark, en sus tiendas autorizadas) a los niños que piden truco o trato, en las que pueden solicitar donaciones de dinero en las casas que visitan. Se calcula que los niños han recaudado más de 118 millones de dólares para Unicef desde su creación. En Canadá, en 2006, UNICEF decidió interrumpir sus cajas de recogida de Halloween, alegando problemas administrativos y de seguridad; tras consultar con las escuelas, en su lugar rediseñó el programa.[191][192]

El desfile anual de Halloween del Village de Nueva York se inició en 1974; es el mayor desfile de Halloween del mundo y el único gran desfile nocturno de Estados Unidos, y atrae a más de 60 000 participantes disfrazados, dos millones de espectadores y una audiencia televisiva mundial.[193]

Desde finales de la década de 2010, los estereotipos étnicos como disfraces han sido objeto de creciente análisis en Estados Unidos.[194]​ Estos y otros disfraces potencialmente ofensivos han suscitado una creciente desaprobación pública.[195][196]

Juegos y otras actividades[editar]

En esta tarjeta de felicitación de Halloween de 1904 se representa la adivinación: la joven que se mira en un espejo en una habitación a oscuras espera vislumbrar a su futuro marido

Hay varios juegos tradicionalmente asociados a Halloween. Algunos de estos juegos se originaron como rituales de adivinación o formas de predecir el futuro, especialmente en lo que respecta a la muerte, el matrimonio y los hijos. Durante la Edad Media, estos rituales eran realizados por «unos pocos» en las comunidades rurales, ya que se consideraban prácticas «mortalmente serias».[197]​ En los últimos siglos, estos juegos de adivinación han sido «una característica común de las fiestas domésticas» en Irlanda y Gran Bretaña.[125]​ Suelen implicar manzanas y avellanas. En la mitología celta, las manzanas estaban estrechamente relacionadas con el Otro Mundo y la inmortalidad, mientras que las avellanas se asociaban con la sabiduría divina.[198]​ También hay quien sugiere que derivan de las prácticas romanas de celebración de Pomona.[64]

Niños mordiendo manzanas en Halloween

Las siguientes actividades eran habituales en Halloween en Irlanda y Gran Bretaña durante los siglos XVII al XX. Algunas se han extendido y siguen siendo populares. Un juego común es morder la manzana o dunking (que en Escocia puede llamarse dooking),[199]​ en el que las manzanas flotan en una bañera o un gran barreño de agua y los participantes deben utilizar solo los dientes para sacar una manzana del barreño. Una variante del dunking consiste en arrodillarse en una silla, sujetar un tenedor entre los dientes e intentar clavarlo en una manzana. Otro juego común consiste en colgar scones recubiertos de melaza o sirope con cuerdas; hay que comerlos sin usar las manos mientras permanecen sujetos a la cuerda, una actividad que inevitablemente lleva a tener la cara pegajosa. Otro juego antaño popular consiste en colgar del techo, a la altura de la cabeza, una pequeña varilla de madera con una vela encendida en un extremo y una manzana colgando del otro. Se hace girar la varilla y, por turnos, todo el mundo intenta atrapar la manzana con los dientes.[200]

Varias de las actividades tradicionales de Irlanda y Gran Bretaña consisten en predecir la futura pareja o cónyuge. Se pela una manzana en una larga tira y se tira la cáscara por encima del hombro. Se cree que la cáscara tiene la forma de la primera letra del nombre del futuro cónyuge.[201][202]​ Cerca del fuego se tuestan dos avellanas, una con el nombre de la persona que las tuesta y la otra con el de la persona deseada. Si las avellanas saltan por el calor, es mala señal, pero si se tuestan tranquilamente augura una buena pareja.[203][204]​ Se hornearía un bannock salado de avena; la persona se lo comería de tres bocados y luego se iría a la cama en silencio sin nada de beber. Se dice que esto da lugar a un sueño en el que su futuro cónyuge le ofrece una bebida para saciar su sed.[205]​ A las mujeres solteras se les decía que si se sentaban en una habitación a oscuras y se miraban en un espejo la noche de Halloween, aparecería en el espejo el rostro de su futuro marido.[206]​ La costumbre se extendió lo suficiente como para conmemorarla en tarjetas de felicitación de finales del siglo XIX y principios del XX.[207]

Imagen del Book of Hallowe'en (1919) que muestra varias actividades de Halloween, como asar nueces

Otro juego popular irlandés era el púicíní (‘ojos vendados’); una persona se vendaba los ojos y elegía entre varios platillos. El objeto del platillo daba una pista sobre su futuro: un anillo significaba que se casaría pronto; la arcilla, que moriría pronto, quizá en un año; el agua, que emigraría; las cuentas del rosario, que tomaría el hábito (monja, sacerdote, monje, etc.); una moneda, que se haría rico; un frijol, que sería pobre.[208][209][210][211]​ El juego ocupa un lugar destacado en el cuento de James Joyce Clay (1914).[212][213][214]

En Irlanda y Escocia, se escondían objetos en la comida —normalmente un pastel, barmbrack, cranachan, champ o colcannon— y se servían porciones al azar. Por ejemplo, un anillo significaba matrimonio y una moneda, riqueza.[215]

Hasta el siglo XIX, las hogueras de Halloween también se utilizaban para la adivinación en algunas zonas de Escocia, Gales y Bretaña. Cuando el fuego se extinguía, se colocaba en las cenizas un anillo de piedras, una por cada persona. Por la mañana, si se perdía alguna piedra, se decía que la persona a la que representaba no sobreviviría al año.[110]

Atracciones encantadas[editar]

Lápidas humorísticas delante de una casa en California

Las atracciones encantadas son lugares de entretenimiento diseñados para emocionar y asustar a los clientes. La mayoría de las atracciones son negocios estacionales de Halloween que pueden incluir casas encantadas, laberintos de maíz y paseos en carro de heno,[216]​ y el nivel de sofisticación de los efectos ha aumentado a medida que la industria ha crecido.

La primera atracción encantada de la que se tiene constancia fue la Orton and Spooner Ghost House, inaugurada en 1915 en Liphook (Inglaterra). En realidad, esta atracción se asemeja más a una casa de la risa, propulsada por vapor.[217][218]​ La casa aún existe, en la Hollycombe Steam Collection.

Fue en los años 1930, más o menos al mismo tiempo que el truco o trato, cuando empezaron a aparecer en Estados Unidos las casas encantadas con temática de Halloween, y fue a finales de la década de 1950 cuando empezaron a aparecer las casas encantadas como atracción principal, centrándose primero en California. Patrocinada por la Children's Health Home Junior Auxiliary, la San Mateo Haunted House abrió sus puertas en 1957, y al año siguiente se inauguró la San Bernardino Assistance League Haunted House. En 1962 y 1963 empezaron a aparecer casas encantadas por todo el país. En 1964 se inauguraron la San Manteo Haunted House y la Children's Museum Haunted House de Indianápolis.[219]

Escaparate humorístico en Historic 25th Street, Ogden, Utah

La casa encantada como icono cultural estadounidense puede atribuirse a la apertura de The Haunted Mansion en Disneyland el 12 de agosto de 1969.[220]Knott's Berry Farm comenzó a albergar su propia atracción nocturna de Halloween, Knott's Scary Farm, que abrió en 1973.[221]​ Los cristianos evangélicos adoptaron una forma de estas atracciones al abrir una de las primeras «casas del infierno» en 1972.[222]

La primera casa encantada de Halloween dirigida por una organización sin ánimo de lucro fue organizada en 1970 por los Jaycees de Sycamore-Deer Park, en Clifton (Ohio). Fue copatrocinada por WSAI, una emisora de radio AM que emitía desde Cincinnati, Ohio. Se produjo por última vez en 1982.[223]​ Otros Jaycees siguieron el ejemplo con sus propias versiones tras el éxito de la casa de Ohio. March of Dimes registró los derechos de autor de una «Mini casa encantada para March of Dimes» en 1976 y poco después empezó a recaudar fondos a través de sus secciones locales mediante la realización de casas encantadas. Aunque al parecer dejaron de apoyar este tipo de eventos a escala nacional en algún momento de la década de 1980, algunas casas encantadas de March of Dimes han perdurado hasta nuestros días.[224]

La noche del 11 de mayo de 1984, en Jackson Township, Nueva Jersey, se incendió el Haunted Castle (Six Flags Great Adventure). Como consecuencia del incendio, perecieron ocho adolescentes.[225]​ La tragedia provocó un endurecimiento de las normas de seguridad, los códigos de construcción y la frecuencia de las inspecciones de las atracciones en todo el país. Los recintos más pequeños, especialmente las atracciones sin ánimo de lucro, no pudieron competir económicamente y las empresas comerciales, mejor financiadas, llenaron el vacío.[226][227]​ Los recintos que antes podían eludir la normativa por considerarse instalaciones temporales ahora tenían que cumplir los códigos más estrictos que se exigen a las atracciones permanentes.[228][229][230]

A finales de los años 1980 y principios de los 90, los parques temáticos entraron en serio en el negocio. Six Flags Fright Fest empezó en 1986 y Universal Studios Florida inició Universal's Halloween Horror Nights en 1991. Knott's Scary Farm experimentó un aumento de asistencia en la década de 1990 como resultado de la obsesión de Estados Unidos con Halloween como acontecimiento cultural. Los parques temáticos han desempeñado un papel fundamental en la globalización de la fiesta. Universal Studios Singapore y Universal Studios Japan participan en ella, mientras que Disney organiza la fiesta Mickey's Not-So-Scary Halloween Party en sus parques de París, Hong Kong y Tokio, así como en Estados Unidos.[231]​ Las atracciones de los parques temáticos son, con diferencia, las mayores, tanto en escala como en asistencia.[232]

Comida[editar]

Venta de calabazas durante Halloween

En la Víspera de Todos los Santos, muchas confesiones cristianas occidentales fomentan la abstinencia de carne, dando lugar a una variedad de alimentos vegetarianos asociados a este día.[233]

Una manzana de caramelo

Como en el hemisferio norte Halloween coincide con la cosecha anual de manzanas, las manzanas de caramelo (conocidas como manzanas toffee fuera de Norteamérica), las manzanas dulces o las manzanas taffy son dulces habituales de Halloween que se elaboran enrollando manzanas enteras en un jarabe de azúcar pegajoso, a veces seguidas de frutos secos.

En una época, las manzanas de caramelo se regalaban habitualmente a los niños que pedían dulces, pero esta práctica desapareció rápidamente a raíz de los rumores generalizados de que algunos individuos estaban incrustando objetos como alfileres y cuchillas de afeitar en las manzanas en Estados Unidos.[234]​ Aunque existen pruebas de tales incidentes,[235]​ los casos reales de actos malintencionados son extremadamente raros y nunca han provocado lesiones graves. No obstante, muchos padres dieron por sentado que esas prácticas atroces proliferaban gracias a los medios de comunicación. En el punto álgido de la histeria, algunos hospitales ofrecieron radiografías gratuitas de los lotes de Halloween de los niños para encontrar pruebas de manipulación. Prácticamente todos los incidentes conocidos de intoxicación por caramelos se debieron a padres que envenenaron los caramelos de sus propios hijos.[236]

Una costumbre que persiste en Irlanda es la de hornear (o, más a menudo, comprar) un barmbrack (en irlandés, báirín breac), que es un pastel de frutas en el que se colocan un anillo, una moneda y otros amuletos antes de hornearlo.[237]​ Se considera afortunado el que lo encuentra.[237]​ También se dice que quien recibe un anillo encontrará a su verdadero amor en el año siguiente. Es una tradición similar a la del roscón de Reyes.

Tarta de Halloween con forma de jack-o'-lantern y sombrero de bruja

Lista de alimentos asociados a Halloween:

Observancias religiosas cristianas[editar]

Celebración de la vigilia de Todos los Santos en una iglesia cristiana episcopal en Hallowe'en

En Polonia, en Hallowe'en (Víspera de Todos los Santos), se enseñaba a los creyentes a rezar en voz alta mientras caminaban por los bosques para que las almas de los muertos encontraran consuelo; en España, los sacerdotes de los pueblos más pequeños hacen sonar las campanas de sus iglesias para recordar a sus fieles que recuerden a los muertos.[238]​ En Irlanda, y entre los inmigrantes de Canadá, una costumbre incluye la práctica cristiana de la abstinencia, manteniendo la Víspera de Todos los Santos como día sin carne y sirviendo en su lugar tortitas o colcannon.[239]​ En México, los niños hacen un altar para invitar al regreso de los espíritus de los niños muertos (angelitos).[240]

Tradicionalmente, la Iglesia cristiana celebraba Hallowe'en mediante una vigilia. Los fieles se preparaban para la fiesta del Día de Todos los Santos con oraciones y ayunos.[241]​ Este servicio eclesiástico se conoce como Vigilia de Todos los Santos;[242][243]​ una iniciativa conocida como Noche de Luz trata de extender la Vigilia de Todos los Santos por toda la cristiandad.[244][245]​ Después de la misa, suelen celebrarse «fiestas y entretenimientos apropiados», así como una visita al cementerio, donde a menudo se colocan flores y velas para preparar el Día de Todos los Santos.[246][247]​ En Finlandia, debido al gran número de personas que acuden a los cementerios en la Víspera de Todos los Santos para encender velas votivas, «se les conoce como valomeri, o mares de luz».[248]

Dulces de Halloween con texto evangélico

Modernamente, las actitudes cristianas hacia Halloween son diversas. En la Iglesia Anglicana, algunas diócesis han optado por hacer hincapié en las tradiciones cristianas asociadas a la Víspera de Todos los Santos.[249][250]​ Algunas de estas prácticas incluyen la oración, el ayuno y la asistencia a los servicios religiosos.[1][2][3]

Te rogamos, Señor, Dios nuestro, que aumentes y multipliques sobre nosotros los dones de tu gracia, para que, previniendo la gloriosa fiesta de todos tus santos, podamos seguirlos con gozo en toda vida virtuosa y piadosa. Por Jesucristo, nuestro Señor, que vive y reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén. —Colecta de la Vigilia de Todos los Santos, Anglican Breviary.[251]
Velas votivas en la sección de Halloween de Walmart

Otros cristianos protestantes también celebran la Víspera de Todos los Santos como Día de la Reforma, un día para recordar la Reforma protestante, junto con la Víspera de Todos los Santos o independientemente de ella.[252]​ Esto se debe a que se dice que Martín Lutero clavó sus noventa y cinco tesis en la iglesia de Todos los Santos de Wittenberg la víspera de Todos los Santos.[253]​ A menudo, en la Víspera de Todos los Santos se celebran Fiestas de la Cosecha o Fiestas de la Reforma, en las que los niños se disfrazan de personajes bíblicos o reformadores.[254]​ Además de distribuir caramelos a los niños que salen a pedir dulces en Hallowe'en, muchos cristianos también les dan folletos del Evangelio. Una organización, la American Tract Society, afirma que solo para las celebraciones de Halloween se encargan unos tres millones de folletos evangélicos.[255]​ Otros piden caramelos de Halloween con las Escrituras para repartirlos entre los niños.[256][257]

Niños beliceños disfrazados de personajes bíblicos y santos cristianos

A algunos cristianos les preocupa la celebración moderna de Halloween porque creen que trivializa —o celebra— el paganismo, el ocultismo y otras prácticas y fenómenos culturales considerados incompatibles con sus creencias.[258]​ El padre Gabriele Amorth, exorcista en Roma, ha dicho que «si a los niños ingleses y estadounidenses les gusta disfrazarse de brujas y demonios una noche al año, no hay problema. Si es solo un juego, no hay nada malo en ello».[259]​ En años más recientes, la arquidiócesis católica de Boston ha organizado una Fiesta de los Santos en Halloween.[260]​ Del mismo modo, muchas iglesias protestantes contemporáneas ven Halloween como un acontecimiento divertido para los niños, celebrando actos en sus iglesias donde los niños y sus padres pueden disfrazarse, jugar y conseguir caramelos. Para estos cristianos, Halloween no supone ninguna amenaza para la vida espiritual de los niños: que se les enseñe sobre la muerte y la mortalidad, y las costumbres de los antepasados celtas es en realidad una valiosa lección de vida y forma parte de la herencia de muchos de sus feligreses.[261]​ El ministro cristiano Sam Portaro escribió que Halloween consiste en utilizar «el humor y el ridículo para enfrentarse al poder de la muerte».[262]

En la Iglesia católica se reconoce la conexión cristiana de Halloween, y las celebraciones de Halloween son habituales en muchas escuelas parroquiales católicas de Estados Unidos.[263][264]​ Muchas iglesias fundamentalistas y evangélicas utilizan casas del infierno y folletos evangélicos tipo cómic para aprovechar la popularidad de Halloween como oportunidad de evangelización.[265]​ Otros consideran que Halloween es totalmente incompatible con la fe cristiana debido a sus supuestos orígenes en la celebración del Festival de los Muertos.[266]​ De hecho, aunque los cristianos ortodoxos orientales celebran el Día de Todos los Santos el primer domingo después de Pentecostés, la Iglesia Ortodoxa Oriental recomienda la celebración de Vísperas o una Paraklesis en la celebración occidental de la Víspera de Todos los Santos, por la necesidad pastoral de ofrecer una alternativa a las celebraciones populares.[267]

Celebraciones y perspectivas análogas[editar]

Judaísmo[editar]

Según Alfred J. Kolatch en el Second Jewish Book of Why, en el judaísmo Halloween no está permitido por la Halajá judía porque viola Levítico 18:3, que prohíbe a los judíos participar en costumbres gentiles. Muchos judíos celebran el Yizkor comunitariamente cuatro veces al año, que es vagamente similar a la observancia del Allhallowtide en el cristianismo, en el sentido de que se reza tanto por «los mártires como por la propia familia».[268]​ Sin embargo, muchos judíos estadounidenses celebran Halloween, desconectado de sus orígenes cristianos.[269]​ El rabino reformista Jeffrey Goldwasser ha afirmado que «no hay ninguna razón religiosa por la que los judíos contemporáneos no deban celebrar Halloween», mientras que el rabino ortodoxo Michael Broyde se ha mostrado contrario a que los judíos celebren esta festividad.[270]​ A veces se ha comparado Purim con Halloween, en parte debido a que algunos observantes llevan disfraces, especialmente de figuras bíblicas descritas en el relato de Purim.[271]

Islam[editar]

El jeque Idris Palmer, autor de A Brief Illustrated Guide to Understanding Islam, ha dictaminado que los musulmanes no deben participar en Halloween, afirmando que «participar en Halloween es peor que participar en Navidad, Pascua,... es más pecaminoso que felicitar a los cristianos por su postración ante el crucifijo».[272]​ También ha sido declarado haram por el Consejo Nacional de la Fatwa de Malasia debido a sus supuestas raíces paganas afirmando que «Halloween se celebra utilizando un tema humorístico mezclado con horror para entretener y resistir al espíritu de la muerte que influye en los humanos».[273][274]Dar Al-Ifta Al-Missriyyah no está de acuerdo, siempre que la celebración no se denomine «Eid» y que el comportamiento se ajuste a los principios islámicos.[275]

Hinduismo[editar]

Los hindúes recuerdan a los muertos durante el festival de Pitru Paksha, durante el cual rinden homenaje y realizan una ceremonia «para mantener en reposo las almas de sus antepasados». Se celebra en el mes hindú de Bhadrapada, normalmente a mediados de septiembre.[276]​ La celebración del festival hindú Diwali a veces entra en conflicto con la fecha de Halloween, pero algunos hindúes optan por participar en las costumbres populares de Halloween.[277]​ Otros hindúes, como Soumya Dasgupta, se han opuesto a la celebración alegando que las fiestas occidentales como Halloween «han empezado a afectar negativamente a nuestras fiestas autóctonas».[278]

Neopaganismo[editar]

No existe una regla o punto de vista coherente sobre Halloween entre los que se describen a sí mismos como neopaganos o wiccanos. Algunos neopaganos no celebran Halloween, sino que celebran Samhain el 1 de noviembre.[279]​ Algunos neopaganos disfrutan de las festividades de Halloween, y afirman que se puede celebrar tanto «la solemnidad de Samhain como la diversión de Halloween». Otros neopaganos se oponen a la celebración de Hallowe'en, afirmando que «trivializa Samhain»,[280]​ y «evitan Halloween, por las interrupciones de los que piden dulces».[281]The Manitoban escribe que «los wiccanos no celebran oficialmente Halloween, a pesar de que el 31 de octubre sigue estando marcado en la agenda de cualquier buen wiccano. A partir de la puesta del sol, los wiccanos celebran una fiesta conocida como Samhain. En realidad, Samhain proviene de antiguas tradiciones celtas y no es exclusiva de religiones neopaganas como la Wicca. Aunque las tradiciones de esta fiesta tienen su origen en los países celtas, los wiccanos de hoy en día no intentan reproducir históricamente las celebraciones de Samhain. Todavía se practican algunos rituales tradicionales de Samhain, pero en su esencia, el periodo se trata como un momento para celebrar la oscuridad y a los muertos — una posible razón por la que Samhain puede confundirse con las celebraciones de Halloween».[279]

Geografía[editar]

Elementos de Halloween en Kobe, Japón

Las tradiciones y la importancia de Halloween varían mucho de un país a otro. En Escocia e Irlanda, las costumbres tradicionales de Halloween incluyen que los niños se disfracen, vayan de guising y celebren fiestas, mientras que otras prácticas en Irlanda incluyen encender hogueras y hacer espectáculos de fuegos artificiales.[172][282][283]​ En Bretaña, los niños gastaban bromas poniendo velas dentro de calaveras en los cementerios para asustar a los visitantes.[284]​ La inmigración transatlántica masiva del siglo XIX popularizó Halloween en Norteamérica, y su celebración en Estados Unidos y Canadá ha tenido un impacto significativo en la forma en que se celebra en otras naciones.[172]​ Esta gran influencia norteamericana, sobre todo en los elementos icónicos y comerciales, se ha extendido a lugares como Brasil, Ecuador, Chile,[285]​ Australia,[286]​ Nueva Zelanda,[287]​ (la mayor parte de) Europa continental, Finlandia,[288]Japón y otras partes de Asia Oriental.[22]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c «BBC – Religions – Christianity: All Hallows' Eve». British Broadcasting Corporation (BBC). 2010. Archivado desde el original el 3 November 2011. Consultado el 1 November 2011. «Existe la creencia generalizada de que muchas tradiciones de Hallowe'en evolucionaron a partir de una antigua fiesta celta llamada Samhain, que fue cristianizada por la primitiva Iglesia..... La Víspera de Todos los Santos cae el 31 de octubre de cada año y precede al Día de Todos los Santos, también conocido como Día de Todos los Santos en el calendario cristiano. Tradicionalmente, la Iglesia celebraba una vigilia en la víspera de Todos los Santos, en la que los fieles se preparaban con oraciones y ayunos antes de la fiesta. El nombre deriva del inglés antiguo "hallowed", que significa santo o santificado, y ahora suele contraerse a la palabra más familiar Hallowe'en. ...Sin embargo, hay partidarios de la opinión de que Hallowe'en, como víspera del Día de Todos los Santos, se originó de forma totalmente independiente de Samhain ... » 
  2. a b «Service for All Hallows' Eve». The Book of Occasional Services 2003. Church Publishing, Inc. 2004. p. 108. ISBN 978-0-89869-409-3. «Esta misa puede celebrarse la noche del 31 de octubre, conocida como la víspera de Todos los Santos. Antes o después de esta misa pueden celebrarse fiestas y entretenimientos, y puede visitarse un cementerio o un lugar de enterramiento. » 
  3. a b Anne E. Kitch (2004). The Anglican Family Prayer Book. Church Publishing, Inc. ISBN 978-0-8192-2565-8. Archivado desde el original el 25 January 2017. Consultado el 31 October 2011. «La víspera de Todos los Santos, que más tarde se conoció como Halloween, se celebra la noche anterior al Día de Todos los Santos, el 1 de noviembre. Utilice este sencillo servicio de oración junto con las festividades de Halloween para conmemorar las raíces cristianas de esta fiesta. » 
  4. The Paulist Liturgy Planning Guide. Paulist Press. 2006. ISBN 978-0-8091-4414-3. Archivado desde el original el 31 October 2017. Consultado el 31 October 2011. «En lugar de competir, los planificadores de la liturgia harían bien en considerar formas de incluir a los niños en la celebración de estas misas de vigilia. Por ejemplo, se podría animar a los niños a llevar disfraces de Halloween que representen a su santo patrón o a su santo favorito, añadiendo claramente un nuevo nivel de significado a las celebraciones de Halloween y a la celebración del Día de Todos los Santos. » 
  5. Palmer, Abram Smythe (1882). Folk-etymology. Johnson Reprint. p. 6. 
  6. Elwell, Walter A. (2001). Evangelical Dictionary of Theology (en inglés). Baker Academic. p. 533. ISBN 978-0-8010-2075-9. «Halloween (Víspera de Todos los Santos). Nombre dado al 31 de octubre, víspera de la fiesta cristiana de Todos los Santos (1 de noviembre). » 
  7. NEDCO Producers' Guide. 31–33. Northeast Dairy Cooperative Federation. 1973. «Originalmente se celebraba la noche anterior al Día de Todos los Santos, pero los cristianos eligieron el primero de noviembre para honrar a sus numerosos santos. La noche anterior se llamaba Víspera de Todos los Santos o víspera santificada que significa noche santa. » 
  8. «Tudor Hallowtide». National Trust for Places of Historic Interest or Natural Beauty. 2012. Archivado desde el original el 6 October 2014. «Hallowtide abarca tres días: el 31 de octubre (Víspera de Todos los Santos o Hallowe'en), el 1 de noviembre (Todos los Santos) y el 2 de noviembre (Todos los Fieles Difuntos). » 
  9. Hughes, Rebekkah (29 October 2014). «Happy Hallowe'en Surrey!». The Stag (University of Surrey). p. 1. Archivado desde el original el 19 November 2015. Consultado el 31 October 2015. «Halloween o Hallowe'en, es la celebración anual del 31 de octubre que significa el primer día de Allhallowtide, siendo el momento de recordar a los muertos, incluyendo mártires, santos y todos los fieles cristianos difuntos. » 
  10. Davis, Kenneth C. (29 December 2009). Don't Know Much About Mythology: Everything You Need to Know About the Greatest Stories in Human History but Never Learned (en inglés). HarperCollins. p. 231. ISBN 978-0-06-192575-7. 
  11. «All Faithful Departed, Commemoration of». The Episcopal Church (en inglés estadounidense). Consultado el 15 de diciembre de 2022. 
  12. «The Commemoration of All the Faithful Departed (All Souls' Day) - November 02, 2021 - Liturgical Calendar». www.catholicculture.org. Consultado el 15 de diciembre de 2022. 
  13. Smith, Bonnie G. (2004). Women's History in Global Perspective. University of Illinois Press. p. 66. ISBN 978-0-252-02931-8. Consultado el 14 December 2015. «Es evidente que la celebración precristiana influyó en la celebración cristiana de la Víspera de Todos los Santos, al igual que la fiesta taoísta afectó a la más reciente fiesta budista de Ullambana. Aunque la versión cristiana de los días de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos pasó a hacer hincapié en las oraciones por los difuntos, las visitas a las tumbas y el papel de los vivos como garantes del tránsito seguro al cielo de sus seres queridos difuntos, las nociones más antiguas nunca desaparecieron. » 
  14. Nicholas Rogers (2002). Halloween: From Pagan Ritual to Party Night. Oxford University Press. ISBN 978-0-19-516896-9. Consultado el 31 October 2011. «Halloween y el Día de los Muertos tienen un origen común en la conmemoración cristiana de los difuntos en Todos los Santos y los Fieles Difuntos. Pero se cree que ambos encarnan fuertes creencias precristianas. En el caso de Halloween, la celebración celta de Samhain es fundamental para su legado pagano, una afirmación que ha sido destacada en los últimos años tanto por los entusiastas de la nueva era como por la derecha evangélica. » 
  15. Austrian information. 1965. Consultado el 31 October 2011. «Las fiestas de Hallowe'en, o Víspera de Todos los Santos, y las devociones a los difuntos en el Día de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos son mezclas de antiguas costumbres celtas, druidas y otras costumbres paganas entrelazadas con la práctica cristiana. » 
  16. Merriam-Webster's Encyclopædia of World Religions. Merriam-Webster. 1999. p. 408. ISBN 978-0-87779-044-0. Consultado el 31 October 2011. (requiere registro). «Halloween, también llamada Víspera de Todos los Santos, noche santa o sagrada que se celebra el 31 de octubre, víspera del Día de Todos los Santos. Las celebraciones precristianas irlandesas influyeron en la fiesta cristiana de la Víspera de Todos los Santos, que se celebra en la misma fecha. » 
  17. Roberts, Brian K. (1987). The Making of the English Village: A Study in Historical Geography. Longman Scientific & Technical. ISBN 978-0-582-30143-6. Consultado el 14 December 2015. «El tiempo fuera del tiempo, cuando se derribaban las barreras entre este mundo y el otro, los muertos regresaban de la tumba y dioses y extraños del inframundo paseaban por el exterior, era una realidad dos veces al año, en fechas cristianizadas como la Víspera de Todos los Santos y el Día de Todos los Santos. » 
  18. O’Donnell, Hugh; Foley, Malcolm (18 December 2008). Treat or Trick? Halloween in a Globalising World (en inglés). Cambridge Scholars Publishing. pp. 91-92. ISBN 978-1-4438-0265-9. «Hutton (1996, 363) identifica a Rhys como una figura clave que, junto con otro académico de Oxbridge, James Frazer, idealizó la noción de Samhain y exageró su influencia en Halloween. Hutton sostiene que Rhys no tenía pruebas documentales fundadas para afirmar que Halloween era el año nuevo celta, sino que lo dedujo del folclore contemporáneo de Gales e Irlanda. Además, sostiene que Rhys "pensó que [él] estaba reivindicado cuando hizo una visita posterior a la Isla de Man y descubrió que su gente a veces llamaba al 31 de octubre Noche de Año Nuevo (Hog-unnaa) y practicaba costumbres que normalmente se asociaban con el 31 de diciembre". En realidad, el carácter endeble de todas estas pruebas debería haberse puesto de manifiesto desde el principio. Los rituales adivinatorios y purificatorios del 31 de octubre podían explicarse por su relación con la más espeluznante de las fiestas cristianas (Todos los Santos) o por el hecho de que daban comienzo a la más temida de las estaciones. Las numerosas costumbres de "Hog-unnaa" también se practicaban ampliamente en la Nochevieja convencional, y Rhys era incómodamente consciente de que simplemente podrían haberse trasladado, en los últimos años, desde entonces Hallowe'en, para aumentar la alegría y la recaudación de fondos en esta última. Eludió este problema afirmando que, en su opinión (basada en ninguna prueba en absoluto), la transferencia había sido al revés." ... Hutton señala que las nociones infundadas de Rhys fueron popularizadas por Frazer, que las utilizó para apoyar una idea propia, que Samhain, además de ser el origen de Halloween, también había sido una fiesta pagana celta de los muertos, una noción utilizada para explicar el elemento de fantasmas, brujas y otros espíritus de otro mundo que aparecen comúnmente en Halloween. ... La preocupación de Halloween por el mundo de las tinieblas y lo sobrenatural se debe más a la festividad cristiana de Todos los Santos o los Fieles Difuntos que a la inversa. » 
  19. Barr, Beth Allison (28 October 2016). «Guess what? Halloween is more Christian than Pagan». The Washington Post (en inglés). Consultado el 15 October 2020. «Son las fiestas cristianas medievales de Todos los Santos y los Fieles Difuntos las que constituyen la base más sólida de Halloween. Desde el énfasis en las almas muertas (tanto buenas como malas) hasta la decoración de esqueletos, el encendido de velas para las procesiones, la construcción de hoguerass para ahuyentar a los malos espíritus, la organización de fiestas comunitarias e incluso el fomento de prácticas carnavalescas como los disfraces, las tradiciones medievales y de principios de la Edad Moderna de Hallowtide encajan bien con nuestra fiesta moderna. ¿Qué significa todo esto? Significa que cuando celebramos Halloween, estamos participando en una tradición con profundas raíces históricas. Pero, mientras que esas raíces están firmemente situadas en el pasado cristiano medieval, su conexión histórica con el paganismo es bastante más tenue. » 
  20. * Moser, Stefan (29 October 2010). «Kein 'Trick or Treat' bei Salzburgs Kelten» (en alemán). Salzburger Nachrichten. Archivado desde el original el 17 March 2014. Consultado el 11 August 2017. «Los celtas no tienen nada que ver con Halloween, afirma Stefan Moser, director del Museo Celta de Hallein, desmintiendo un mito muy extendido. Moser ve los orígenes de Halloween en su conjunto en una costumbre cristiana, no celta. » 
    • Döring, Alois; Bolinius, Erich (31 October 2006), Samhain – Halloween – Allerheiligen (en alemán), FDP Emden, «Las tradiciones fragmentarias de la historia religiosa, la dimensión histórica del culto de Halloween, que se limita a los tiempos modernos, y sobre todo la metáfora de Halloween sugieren que debemos replantearnos las cosas: Halloween no se remonta al Samhain pagano, sino que está relacionado con la conmemoración cristiana de los difuntos, el Día de Todos los Santos/Día de los Fieles Difuntos. » .
    • Hörandner, Editha (2005). Halloween in der Steiermark und anderswo (en alemán). LIT Verlag Münster. pp. 8, 12, 30. ISBN 978-3-8258-8889-3. «El deseo de una tradición cuyos inicios se pierden en la prehistoria está igualmente extendido entre aficionados y profanos. Aparte de errores como la derivación de la fiesta en tradición ininterrumpida ("desde hace 2000 años"), falta familiaridad con el folclore local. El Día de Todos los Santos era una costumbre importante mucho antes de la invasión de Halloween, y lo sigue siendo hoy en día. Del mismo modo que muchas costumbres locales se interpretan generalmente como portadoras de fertilidad y exorcizadoras de demonios, que no pueden erradicarse a pesar de toda la labor educativa, nos encontramos con Halloween como una fiesta pagana. Pero no se escenifica como tal. » 
    • Döring, Dr. Volkskundler Alois (2011). «Süßes, Saures – olle Kamellen? Ist Halloween schon wieder out?» (en alemán). Westdeutscher Rundfunk. Archivado desde el original el 14 June 2011. Consultado el 12 November 2015. «El Dr. Alois Döring es asesor científico de folclore en el Instituto LVR de Estudios Regionales e Historia de Bonn. Ha escrito numerosos libros sobre costumbres en Renania, entre ellos la obra de referencia "Rheinische Bräuche durch das Jahr". En ella, Döring contradice la tesis de que Halloween fue originalmente una fiesta pagana celta de los muertos. Más bien, Halloween procede de las Islas Británicas, el término deriva de All Hallows Eve, la víspera de Todos los Santos. Según Döring, los inmigrantes irlandeses llevaron la fiesta a América, desde donde regresó a Europa como costumbre "americana". » 
  21. «All Hallows' Eve» (en inglés). British Broadcasting Corporation. 20 October 2011. Consultado el 29 October 2020. «Sin embargo, hay partidarios de la opinión de que Hallowe'en, como víspera del Día de Todos los Santos, se originó de forma totalmente independiente de Samhain y algunos cuestionan la existencia de un festival religioso pancelta específico que tuviera lugar el 31 de octubre/1 de noviembre. » 
  22. a b c d e Rogers, Nicholas. Halloween: From Pagan Ritual to Party Night. Oxford University Press, 2002. pp. 49–50. ISBN 0-19-516896-8.
  23. a b Brunvand, Jan (editor). American Folklore: An Encyclopedia. Routledge, 2006. p.749
  24. a b Colavito, Jason. Knowing Fear: Science, Knowledge and the Development of the Horror Genre. McFarland, 2007. pp.151–152
  25. a b Rogers, Nicholas (2002). Halloween: From Pagan Ritual to Party Night, p. 164. New York: Oxford University Press. ISBN 0-19-516896-8
  26. a b c Paul Fieldhouse (17 April 2017). Food, Feasts, and Faith: An Encyclopedia of Food Culture in World Religions. ABC-CLIO. p. 256. ISBN 978-1-61069-412-4. 
  27. Skog, Jason (2008). Teens in Finland. Capstone. p. 31. ISBN 978-0-7565-3405-9. «La mayoría de los funerales son luteranos y casi el 98% de ellos se celebran en una iglesia. Es costumbre hacer fotos de los funerales o incluso grabarlos en vídeo. Para los finlandeses, la muerte forma parte del ciclo de la vida, y un funeral es otra ocasión especial que merece la pena recordar. De hecho, en la Víspera de Todos los Santos y Nochebuena, los cementerios son conocidos como "valomeri", o mares de luz. Los finlandeses visitan los cementerios y encienden velas en recuerdo de los difuntos. » 
  28. «All Hallows Eve Service». Duke University. 31 October 2012. Archivado desde el original el 5 October 2013. Consultado el 31 de mayo de 2014. «Sobre la víspera de Todos los Santos: Esta noche es la víspera de Todos los Santos, la fiesta de la Iglesia que recuerda la fe y el testimonio de los hombres y mujeres que nos han precedido. El servicio celebra nuestra continua comunión con ellos y conmemora a los recientemente fallecidos. La Iglesia primitiva seguía la costumbre judía de que el nuevo día comenzaba al ponerse el sol; por eso, las fiestas y festivales de la Iglesia se celebraban desde la noche anterior. » 
  29. «The Christian Observances of Halloween». National Republic 15: 33. 5 de mayo de 2009. «Entre las naciones europeas, la hermosa costumbre de encender velas por los difuntos siempre formó parte de la fiesta de Todos los Santos. » 
  30. Hynes, Mary Ellen (1993). Companion to the Calendar. Liturgy Training Publications. p. 160. ISBN 978-1-56854-011-5. «En la mayor parte de Europa, Halloween es un acontecimiento estrictamente religioso. A veces, en Norteamérica se pierden o confunden las tradiciones eclesiásticas. » 
  31. Kernan, Joe (30 October 2013). «Not so spooky after all: The roots of Halloween are tamer than you think». Cranston Herald. Archivado desde el original el 26 November 2015. Consultado el 31 October 2015. «A principios del siglo XX, Halloween, al igual que la Navidad, se comercializó. Se comercializaron disfraces prefabricados, adornos y dulces especiales. Se restó importancia al origen cristiano de la fiesta. » 
  32. Braden, Donna R.; Village, Henry Ford Museum and Greenfield (1988). Leisure and entertainment in America. Henry Ford Museum & Greenfield Village. ISBN 978-0-933728-32-5. Consultado el 2 June 2014. (requiere registro). «Halloween, una fiesta de origen religioso pero cada vez más secularizada al celebrarse en Estados Unidos, ha llegado a adquirir grandes proporciones como festividad infantil. » 
  33. Santino, p. 85
  34. All Hallows' Eve (Diana Swift), Anglican Journal
  35. Mahon, Bríd (1991). Land of Milk and Honey: The Story of Traditional Irish Food & Drink (en inglés). Poolbeg Press. p. 138. ISBN 978-1-85371-142-8. «La vigilia de la fiesta es Halloween, la noche en la que los encantamientos y los conjuros eran poderosos, en la que la gente miraba al futuro y en la que se ordenaban los festines y la algarabía. Hasta hace poco era un día de abstinencia, en el que, según las normas eclesiásticas, no se permitía comer carne. Colcannon, tarta de manzana y barm brack, así como manzanas y nueces, formaban parte del menú festivo. » 
  36. Fieldhouse, Paul (17 April 2017). Food, Feasts, and Faith: An Encyclopedia of Food Culture in World Religions (en inglés). ABC-CLIO. p. 254. ISBN 978-1-61069-412-4. Archivado desde el original el 31 October 2017. Consultado el 13 August 2017. «En Irlanda, los platos a base de patatas y otras verduras se asociaban a Halloween, ya que la carne estaba prohibida durante la vigilia y el ayuno católicos previos al Día de Todos los Santos. » 
  37. Luck, Steve (1998). «All Saints' Day». The American Desk Encyclopedia (en inglés). Oxford University Press. p. 22. ISBN 978-0-19-521465-9. 
  38. a b c «DOST: Hallow Evin». Dsl.ac.uk. Archivado desde el original el 29 April 2014. Consultado el 13 October 2013. 
  39. The A to Z of Anglicanism (Colin Buchanan), Scarecrow Press, p. 8
  40. «Home : Oxford English Dictionary». www.oed.com (en inglés). Consultado el 5 de diciembre de 2022. 
  41. Thomson, Thomas; Annandale, Charles (1896). A History of the Scottish People from the Earliest Times: From the Union of the kingdoms, 1706, to the present time. Blackie. Consultado el 31 October 2011. «De los festivales rústicos propios de Escocia, el más importante era Hallowe'en, una contracción de All-hallow Evening, o la víspera del Día de Todos los Santos, cuyo retorno anual era una época de alegría y festividad. » 
  42. «Dictionaries of the Scots Language:: SND :: snd8629». Consultado el 5 de diciembre de 2022. 
  43. «Home : Oxford English Dictionary». www.oed.com (en inglés). Consultado el 5 de diciembre de 2022. 
  44. a b c d Hopwood, James A. (2019). Keeping Christmas: Finding Joy in a Season of Excess and Strife (en english). Wipf and Stock Publishers. p. 47. ISBN 978-1-5326-9537-7. «El nombre "Halloween", por supuesto, es una contracción de "All Hallow's Eve". Es la víspera del Día de Todos los Santos, o All Hallows Day, como se conocía popularmente en Gran Bretaña. Al igual que la Nochebuena y la vigilia pascual, la celebración del Día de Todos los Santos comenzaba con un servicio religioso la noche anterior, la víspera de Todos los Santos. Junto con el día de los Fieles Difuntos, el 2 de noviembre, formaba la fiesta de Allhallowtide. El Día de Todos los Santos comenzó en la Roma del siglo IV como una fiesta en honor de los mártires cristianos. En el siglo VIII, se amplió a todos los santos y la fecha de su celebración se trasladó del 13 de mayo al 1 de noviembre. Este cambio, por supuesto, la situó justo encima del Samhain en Gran Bretaña. Pero la decisión de trasladar la fecha no se tomó en Gran Bretaña, sino en Roma, donde no existía el Samhain ni nada que se le pareciera. No hay pruebas de que las costumbres de Samhain se contagiaran a Halloween en ninguna parte, porque no hay pruebas de ninguna costumbre de Samhain en absoluto. » 
  45. Beth Allison Barr (28 October 2016). «Guess what? Halloween is more Christian than Pagan – The Washington Post». The Washington Post. Consultado el 31 October 2018. «Las fiestas cristianas medievales de Todos los Santos y los Fieles Difuntos son la base más sólida de Halloween. Desde el énfasis en las almas muertas (tanto buenas como malas) hasta la decoración de esqueletos, el encendido de velas para las procesiones, la construcción de hogueras para ahuyentar a los malos espíritus, la organización de fiestas comunitarias e incluso el fomento de prácticas carnavalescas como los disfraces, las tradiciones medievales y de principios de la Edad Moderna del "Hallowtide" encajan bien con nuestra fiesta moderna. » 
  46. a b Rogers, Nicholas. Halloween: From Pagan Ritual to Party Night. Oxford University Press, 2002. pp. 22, 27. ISBN 0-19-516896-8.
  47. New Proclamation Commentary on Feasts, Holy Days, and Other Celebrations (Bill Doggett, Gordon W. Lathrop), Fortress Press, p. 92
  48. Benham, William (1887). The Dictionary of Religion: An Encyclopedia of Christian and Other Religious Doctrines, Denominations, Sects, Heresies, Ecclesiastical Terms, History, Biography, Etc. (en english). Cassell. p. 1085. «Las vigilias se celebraban al menos hasta medianoche antes de las fiestas de los mártires, y las de Pascua y Navidad se prolongaban hasta el canto del gallo. » 
  49. Holy Women, Holy Men: Celebrating the Saints. Church Publishing, Inc. 2010. p. 662. ISBN 978-0-89869-678-3. 
  50. Saunders, William. «All Saints and All Souls». Catholic Education Resource Center. Archivado desde el original el 18 September 2016. Consultado el 19 September 2016. 
  51. Melton, J Gordon (editor). Religious Celebrations: An Encyclopedia of Holidays, Festivals, Solemn Observances, and Spiritual Commemorations, Volume 1. ABC-CLIO, 2011. p.22
  52. Wikisource-logo.svg Varios autores (1910-1911). «Encyclopædia Britannica». En Chisholm, Hugh, ed. Encyclopædia Britannica. A Dictionary of Arts, Sciences, Literature, and General information (en inglés) (11.ª edición). Encyclopædia Britannica, Inc.; actualmente en dominio público. 
  53. "All Saints' Day", The Oxford Dictionary of the Christian Church, 3rd edition, ed. E. A. Livingstone. Oxford University Press, 1997. pp.41–42
  54. McClendon, Charles. "Old Saint Peter's and the Iconoclastic Controversy", in Old Saint Peter's, Rome. Cambridge University Press, 2013. pp. 215–216. Cita: "Poco después de su elección en 731, Gregorio III convocó un sínodo para reunirse el 1 de noviembre en la basílica de San Pedro con el fin de responder a la política de iconoclasia que, según él, estaba promoviendo el emperador bizantino [...] Seis meses más tarde, en abril del año siguiente, 732, el papa reunió otro sínodo en la basílica para consagrar un nuevo oratorio dedicado al Salvador, a la Virgen María y a todos los santos".
  55. Ó Carragáin, Éamonn. Ritual and the Rood: Liturgical Images and the Old English Poems of the Dream of the Rood Tradition. University of Toronto Press, 2005. p. 258. Cita: "Gregorio III comenzó su reinado con un sínodo en San Pedro (1 de noviembre de 731) en el que se condenó formalmente la iconoclasia [...] el domingo anterior a Pascua, 12 de abril de 732, Gregorio convocó otro sínodo más [...] y en él inauguró un oratorio [...] Dedicado a todos los santos, este oratorio estaba destinado a albergar 'reliquias de los santos apóstoles y de todos los santos mártires y confesores'".
  56. Farmer, David. The Oxford Dictionary of Saints (Fifth Edition, Revised). Oxford University Press, 2011. p. 14
  57. a b c d Hutton, p. 364
  58. New Catholic Encyclopedia (Second edición). 2003. pp. 242-243. ISBN 0-7876-4004-2. 
  59. a b MacCulloch, John Arnott (1911). The Religion of the Ancient Celts. Chapter 10: The Cult of the Dead Archivado el 29 de octubre de 2015 en Wayback Machine..
  60. Burns, Paul (editor). Butler's Saint for the Day. Liturgical Press, 2007. p. 516
  61. Ramdin, Ron. Arising from Bondage: A History of the Indo-Caribbean People. New York University Press, p. 241
  62. The World Review – Volume 4, University of Minnesota, p. 255
  63. Rogers, Nicholas (2001). Halloween: From Pagan Ritual to Party Night. Oxford University Press. pp. 28–30. ISBN 978-0-19-514691-2. 
  64. a b c d e «Halloween». Encyclopædia Britannica. Archivado desde el original el 30 October 2012. Consultado el 25 October 2012. 
  65. a b Hutton, pp. 374–375
  66. a b c d Miles, Clement A. (1912). Christmas in Ritual and Tradition. Chapter 7: All Hallow Tide to Martinmas (enlace roto disponible en este archivo)..
  67. a b Mary Mapes Dodge, ed. (1883). St. Nicholas Magazine. Scribner & Company. p. 93. «Pasteles de alma, que los ricos daban a los pobres en la época de Halloween, a cambio de los cuales los receptores rezaban por las almas de los donantes y sus amigos. Y esta costumbre llegó a ser tan apreciada popularmente que, durante mucho tiempo, fue una práctica habitual en las ciudades rurales de Inglaterra que pequeñas compañías fueran de parroquia en parroquia, mendigando pasteles de alma cantando bajo las ventanas algún verso como éste: Almas, almas, por un pastel de alma; ¡Rogad a vuestra buena señora, un pastel de alma! » 
  68. DeMello, Margo (2012). A Cultural Encyclopedia of the Human Face. ABC-CLIO. p. 167. ISBN 978-1-59884-617-1. «Truco o trato comenzó como souling, una tradición inglesa e irlandesa en la que los pobres, con máscaras, iban de puerta en puerta y pedían pasteles de alma a cambio de los parientes muertos de la gente. » 
  69. Cleene, Marcel. Compendium of Symbolic and Ritual Plants in Europe. Man & Culture, 2002. p. 108. Cita: "Los pasteles de alma eran pequeños pasteles horneados como alimento para los difuntos u ofrecidos por la salvación de sus almas. Por eso se ofrecían en funerales y fiestas de difuntos, se depositaban sobre las tumbas o se daban a los pobres como representantes de los muertos. La cocción de estos pasteles de alma es una práctica universal".
  70. Levene, Alysa (2016). Cake: A Slice of History (en inglés). Pegasus Books. p. 44. ISBN 978-1-68177-108-3. «Como los eternos favoritos, los bollos calientes, a menudo se marcaban con una cruz para indicar que se horneaban como limosna. » 
  71. The Two Gentlemen of Verona Act 2, Scene 1.
  72. a b Pulliam, June; Fonseca, Anthony J. (2016). Ghosts in Popular Culture and Legend (en inglés). ABC-CLIO. p. 145. ISBN 978-1-4408-3491-2. «Desde el siglo XVI, los disfraces se han convertido en una parte fundamental de las tradiciones de Halloween. Quizá el disfraz tradicional de Halloween más común sea el de fantasma. Esto se debe probablemente a que ... cuando las costumbres de Halloween empezaron a verse influidas por el catolicismo, la incorporación de los temas del Día de Todos los Santos y del Día de los Fieles Difuntos habría enfatizado las visitas del mundo espiritual por encima de los motivos de espíritus y hadas. ... La elaboración y el reparto de pasteles de alma se introdujo en torno al siglo XV: en algunas culturas, los pobres iban de puerta en puerta a recogerlas a cambio de rezar por los difuntos (una práctica llamada souling), a menudo portando farolillos hechos con nabos huecos. Alrededor del siglo XVI, comenzó la práctica de ir de casa en casa disfrazado (práctica llamada guising) para pedir comida, a menudo acompañada de la recitación de versos tradicionales (práctica llamada mumming). Llevar disfraces, otra tradición, tiene muchas explicaciones posibles, como que se hacía para confundir a los espíritus o almas que visitaban la tierra o que se levantaban de los cementerios locales para participar en lo que se llamaba una Danza de la Muerte, básicamente una gran fiesta entre los muertos. » 
  73. a b Rogers, p. 57
  74. a b Carter, Albert Howard; Petro, Jane Arbuckle (1998). Rising from the Flames: The Experience of the Severely Burned (en inglés). University of Pennsylvania Press. p. 100. ISBN 978-0-8122-1517-5. «Halloween, incorporado al año cristiano como víspera del Día de Todos los Santos, marcaba el regreso de las almas de los difuntos y la liberación de los demonios, que podían moverse libremente esa noche. Las hogueras encendidas esa noche servían para prevenir la influencia de tales espíritus y proporcionar augurios para el futuro. En Halloween, los niños modernos van de casa en casa con linternas alimentadas por pilas eléctricas, mientras que los farolillos (quizá con una vela de verdad, pero a menudo con una bombilla) brillan desde ventanas y porches. » 
  75. Guiley, Rosemary (2008). The Encyclopedia of Witches, Witchcraft and Wicca (en english). Infobase Publishing. p. 183. ISBN 978-1-4381-2684-5. «Según la mayoría de las leyendas, la jack-o'-lantern es un alma errante a la que se le ha negado la entrada tanto al cielo como al infierno. ... En Irlanda, a los niños que son sorprendidos al aire libre después del anochecer se les dice que lleven la chaqueta del revés para no ser atraídos por una jack-o'-lantern. En Suecia, se cree que el espíritu es el alma de un niño no bautizado, que intenta llevar a los viajeros al agua con la esperanza de recibir el bautismo. ... En la tradición estadounidense, la jack-o'-lantern está asociada a las fechorías y a la costumbre de Halloween de pedir caramelos. Es costumbre que los niños lleven jack-o'-lanterns para espantar a los malos espíritus. » 
  76. Santino, The Hallowed Eve, p. 95
  77. a b c d Frazer, James George (1922). The Golden Bough: A new abridgement. Oxford University Press, 1998. pp.380–383
  78. Ruth Hutchison and Ruth Constance Adams (1951). Every Day's a Holiday. Harper, 1951. pp.236
  79. a b c d e Morton, Lisa (15 September 2013). Trick or Treat: A History of Halloween (en english). Reaktion Books. p. 129. ISBN 978-1-78023-055-9. 
  80. Prince Sorie Conteh (2009). Traditionalists, Muslims, and Christians in Africa: Interreligious Encounters and Dialogue. Cambria Press. ISBN 978-1-60497-596-3. Archivado desde el original el 31 October 2017. Consultado el 31 October 2011. 
  81. Bannatyne, Lesley (1998). Halloween: An American Holiday, an American History (en inglés). Pelican Publishing Company. p. 19. ISBN 978-1-4556-0553-8. «También se animaba a los aldeanos a disfrazarse ese día, no para asustar a los espíritus indeseables, sino para honrar a los santos cristianos. En el Día de Todos los Santos, las iglesias de toda Europa y las Islas Británicas exhibían reliquias de sus santos patronos. Las iglesias pobres no podían permitirse reliquias auténticas y en su lugar celebraban procesiones en las que los feligreses se vestían de santos, ángeles y demonios. Esto sirvió a la nueva Iglesia para dar una base cristiana aceptable a la costumbre de disfrazarse en Halloween. » 
  82. Morrow, Ed (2001). The Halloween Handbook (en inglés). Kensington Publishing Corporation. p. 19. ISBN 978-0-8065-2227-2. «Otro factor que contribuyó a la costumbre de disfrazarse en Halloween fue la antigua práctica irlandesa de celebrar el Día de Todos los Santos con representaciones religiosas que relataban acontecimientos bíblicos. Estas representaciones eran comunes durante la Edad Media en toda Europa. Los actores se vestían de santos y ángeles, pero también había muchos papeles para demonios que se divertían más, haciendo cabriolas, actuando diabólicamente y jugando con la multitud. La representación comenzaba en el interior de la iglesia y se trasladaba en procesión al cementerio, donde continuaba hasta bien entrada la noche. » 
  83. "Eve of All Saints", Using Common Worship: Times and Seasons – All Saints to Candlemas (David Kennedy), Church House Publishing, p. 42
  84. Bannatyne, Lesley. Halloween: An American Holiday, an American History. Pelican Publishing, 1998. p. 9
  85. Perry, Edward Baxter. Descriptive Analyses of Piano Works; For the Use of Teachers, Players, and Music Clubs. Theodore Presser Company, 1902. p. 276
  86. Allmand, Christopher (1998). The New Cambridge Medieval History: Volume 7, c. 1415–c. 1500. Cambridge University Press. p. 210. ISBN 978-0-521-38296-0. Archivado desde el original el 23 April 2016. Consultado el 19 October 2015. 
  87. Reimer, Margaret Loewen (2018). Approaching the Divine: Signs and Symbols of the Christian Faith (en english). Wipf and Stock Publishers. p. 85. ISBN 978-1-5326-5675-0. «En Europa, los cristianos imaginaban una "Danza de la Muerte", un espantoso baile de los espíritus de los muertos que cada año salían de los cementerios de las iglesias para celebrar un carnaval salvaje. Esta danza, comúnmente representada en las paredes de catedrales, monasterios y cementerios, bien puede ser el origen de los disfraces macabros que nos ponemos en Halloween. » 
  88. DeSpelder, Lynne Ann; Strickland, Albert Lee (2009). The Last Dance: Encountering Death and Dying (en english). McGraw-Hill Education. p. 107. ISBN 978-0-07-340546-9. «De forma más sutil, las imágenes asociadas a la Danza de la Muerte persisten en forma de esqueletos y otros atuendos terroríficos que se encuentran en los disfraces infantiles de Halloween. » 
  89. Books & Culture: A Christian Review. Christianity Today. 1999. p. 12. Archivado desde el original el 23 April 2016. «La Danza de la Muerte, que a veces se representaba en los desfiles de los pueblos, también se representaba en las mascaradas de la corte, en las que los cortesanos se disfrazaban de cadáveres de diversos estratos de la sociedad... Tanto el nombre como la celebración comenzaron litúrgicamente como Víspera de Todos los Santos. » 
  90. Hutton, p. 372
  91. Santino, Jack (21 October 2021). The Hallowed Eve: Dimensions of Culture in a Calendar Festival in Northern Ireland (en english). University Press of Kentucky. ISBN 978-0-8131-8458-6. 
  92. The Episcopal Church, its teaching and worship (Latta Griswold), E.S. Gorham, p. 110
  93. a b Mosteller, Angie (2 July 2014). Christian Origins of Halloween. Rose Publishing. ISBN 978-1-59636-535-3. «En las regiones protestantes, el souling seguía siendo una ocasión importante para solicitar comida y dinero a los vecinos ricos, como preparación para los meses fríos y oscuros que se avecinaban. » 
  94. Aston, Margaret. Broken Idols of the English Reformation. Cambridge University Press, 2015. pp.475–477
  95. Medieval Celebrations: Your Guide to Planning and Hosting Spectacular Feasts, Parties, Weddings, and Renaissance Fairs (Daniel Diehl, Mark Donnelly), Stackpole Books, p. 17
  96. Rogers, Nicholas. Halloween: From Pagan Ritual to Party Night. Oxford University Press, 2002. pp. 37–38. ISBN 0-19-516896-8.
  97. Hutton, Ronald (2001). Stations of the Sun: A History of the Ritual Year in Britain (en inglés). Oxford University Press. pp. 369, 373. ISBN 978-0-19-157842-7. «En efecto, en Inglaterra se encendían hogueras el Día de Todos los Santos, sobre todo en Lancashire, y es muy posible que en última instancia descendieran de los mismos ritos, pero eran esencialmente parte de una ceremonia cristiana... las familias seguían reuniéndose en la medianoche anterior al Día de Todos los Santos a principios del siglo XIX. Cada una lo hacía en una colina cercana a su casa, con una persona sosteniendo un gran manojo de paja ardiendo en el extremo de un tenedor. El resto formaba un círculo alrededor y rezaba por las almas de familiares y amigos hasta que las llamas se extinguían. El autor que registró esta costumbre añadió que se fue extinguiendo gradualmente en la última parte del siglo, pero que antes había sido muy común y en la cercana Whittingham se podían ver hogueras de este tipo en todo el horizonte en Hallowe'en. Añadió que el nombre "Purgatory Field", que se encuentra en todo el norte de Lancashire, atestigua una distribución aún más amplia y que el rito en sí se llamaba "Teen'lay". » 
  98. O'Donnell, Hugh and Foley, Malcolm. "Treat or Trick? Halloween in a Globalising World" (enlace roto disponible en este archivo).. Cambridge Scholars Publishing, 2008. p.35
  99. The Catholic World, Vol. 138: A Monthly Magazine of General Literature and Science (en inglés) 138. Paulist Press. 1934. «Hay pruebas de que este cambio de costumbres de un día a otro se produjo realmente. Pues hasta finales del siglo XVIII, los niños de algunas parroquias de Derbyshire, en lugar de encender hogueras con el resto de Inglaterra el 5 de noviembre, encendían sus fogatas llamadas "tindles" en la Víspera de Todos los Santos. E incluso entonces, la gente educada de los distritos en cuestión, declaraba que estas hogueras eran una reliquia de los días papísticos, cuando se encendían por la noche para guiar a las pobres almas de vuelta a la tierra. » 
  100. a b Morton, Lisa. The Halloween Encyclopedia. McFarland, 2003. p. 9
  101. Fieldhouse, Paul (17 April 2017). Food, Feasts, and Faith: An Encyclopedia of Food Culture in World Religions [2 volumes] (en english). ABC-CLIO. p. 19. ISBN 978-1-61069-412-4. 
  102. Richard Ford (1855). A Handbook for Travellers in Spain (en english). John Murray. p. 208. 
  103. Boenig, Robert. Anglo-Saxon Spirituality: Selected Writings. Paulist Press, 2000. p. 7
  104. Santino, Jack. The Hallowed Eve: Dimensions of Culture in a Calendar Festival of Northern Ireland. University Press of Kentucky, 1998. p. 95
  105. Rogers, Nicholas. "Samhain and the Celtic Origins of Halloween". Halloween: From Pagan Ritual to Party Night. Oxford University Press, 2002. pp. 11–21. ISBN 0-19-516896-8.
  106. «How Halloween Traditions Are Rooted in the Ancient Pagan Festival of Samhain». Time (en inglés). Consultado el 4 December 2019. 
  107. A Pocket Guide To Superstitions of the British Isles (Publisher: Penguin Books Ltd; Reprint edition: 4 November 2004) ISBN 0-14-051549-6
  108. All Hallows' Eve (enlace roto disponible en este archivo). BBC. Retrieved 31 October 2011.
  109. Ó hÓgáin, Dáithí. Myth, Legend & Romance: An encyclopaedia of the Irish folk tradition. Prentice Hall Press, 1991. p. 402
  110. a b c Hutton, Ronald. The Stations of the Sun: A History of the Ritual Year in Britain. Oxford University Press, 1996. pp. 365–369
  111. «Snap Apple Night, or All-Hallow Eve. January 1, 1845». Metmuseum.org. Consultado el 19 October 2021. «In October 1832 Daniel Maclise attended a Halloween party in Blarney, Ireland and, the next summer, exhibited a painting at London’s Royal Academy of Arts, titled "Snap Apple Night, or All Hallow Eve." ». 
  112. a b Monaghan, Patricia. The Encyclopedia of Celtic Mythology and Folklore. Infobase Publishing, 2004. p. 407
  113. Hutton, p. 361
  114. Monaghan, p. 41
  115. O'Halpin, Andy. Ireland: An Oxford Archaeological Guide. Oxford University Press, 2006. p. 236
  116. Monaghan, Patricia (2014). The Encyclopedia of Celtic Mythology and Folklore. Infobase publishing. p. 167. 
  117. Monaghan, Patricia (1 January 2009). The Encyclopedia of Celtic Mythology and Folklore. Infobase Publishing. p. 167. ISBN 978-1-4381-1037-0. Archivado desde el original el 23 April 2016. Consultado el 19 October 2015. «They were both respected and feared. "Their backs towards us, their faces away from us, and may God and Mary save us from harm," was a prayer spoken whenever one ventured near their dwellings. » 
  118. Santino, p. 105
  119. Danaher, Kevin. The Year in Ireland: Irish Calendar Customs. Mercier Press, 1972. p. 200
  120. Evans-Wentz, Walter (1911). The Fairy-Faith in Celtic Countries. p. 44.
  121. McNeill, F. Marian (1961). The Silver Bough, Volume 3. p. 34.
  122. "Halloween". Britannica Concise Encyclopedia. Chicago: Encyclopædia Britannica, 2009. Credo Reference. Web. 21 September 2012.
  123. a b McNeill, The Silver Bough, Volume 3, pp. 11–46
  124. Hutton, p. 379
  125. a b Hutton, p. 380
  126. Danaher, Kevin. "Irish Folk Tradition and the Celtic Calendar", in The Celtic Consciousness, ed. Robert O'Driscoll. Braziller, 1981. pp. 218–227
  127. Frazer, James George (1922). The Golden Bough: A Study in Magic and Religion. Chapter 63, Part 1: On the Fire-festivals in general (enlace roto disponible en este archivo)..
  128. MacCulloch, John Arnott (1911). The Religion of the Ancient Celts. Chapter 18: Festivals (enlace roto disponible en este archivo)..
  129. Hutton, pp. 366, 380
  130. «Halloween traditions». Welsh Government. 2016. Archivado desde el original el 2 October 2017. Consultado el 2 October 2017. 
  131. Rosinsky, Natalie M. (2002). Halloween. Capstone Publishers. p. 8. ISBN 978-0-7565-0392-5. «Los líderes cristianos convirtieron viejas costumbres celtas y romanas en nuevas costumbres cristianas. Antes se encendían hogueras contra los malos espíritus. Ahora, alejaban al diablo. » 
  132. MacDonald, Sarah; Service, Catholic News (19 October 2017). «From turnips to potatoes to pumpkins: Irish folklife expert says Jack-O-Lanterns began in Ireland». 
  133. a b McNeill, F. Marian. Hallowe'en: its origin, rites and ceremonies in the Scottish tradition. Albyn Press, 1970. pp. 29–31
  134. a b c d e f g h i j Hutton, pp. 379–383
  135. Hole, Christina. British Folk Customs. Hutchinson, 1976. p. 91
  136. Journal of the Royal Society of Antiquaries of Ireland, Volume 2. 1855. pp. 308–309
  137. Palmer, Kingsley. Oral folk-tales of Wessex. David & Charles, 1973. pp. 87–88
  138. Wilson, David Scofield. Rooted in America: Foodlore of Popular Fruits and Vegetables. Univ. of Tennessee Press, 1999. p. 154
  139. Bryan van Gorder (October 22, 2018). «THE QUEER HISTORY (AND PRESENT) OF NYC'S VILLAGE HALLOWEEN PARADE». Logo TV. Consultado el November 10, 2022. 
  140. Ott, Cindy. Pumpkin: The Curious History of an American Icon. University of Washington Press, 2012. p. 42
  141. Bannatyne, p. 45
  142. Encyclopaedia Londinensis, or, Universal dictionary of arts, sciences, and literature, Volume 21 (John Wilkes), R. G. Gunnell and Co., p. 544
  143. Santino, Jack. All Around the Year: Holidays and Celebrations in American Life. University of Illinois Press, 1995. p.153
  144. Morton, Lisa (2003). The Halloween Encyclopedia. McFarland. ISBN 978-0-7864-1524-3. 
  145. Rogers, Nicholas. Halloween: From Pagan Ritual to Party Night. Oxford University Press, 2002, p. 74. ISBN 0-19-516896-8.
  146. «Is Halloween celebrated in Asia?». Asia Media Centre | New Zealand. Consultado el 31 de octubre de 2022. 
  147. The Encyclopedia of Witches, Witchcraft and Wicca, Infobase Publishing, p. 183
  148. Dante's "Commedia" and the Poetics of Christian Catabasis (Lee Foust), ProQuest, p. 15
  149. The Guinness Encyclopedia of Ghosts and Spirits (Rosemary Guiley), Guinness World Records Limited, p. 178
  150. Encyclopedia of Death and Dying (Glennys Howarth, Oliver Leaman), Taylor & Francis, p. 320
  151. a b The Oxford companion to American food and drink p. 269. Oxford University Press, 2007. Retrieved 17 February 2011
  152. a b c Leslie, Frank (5 February 2009). Frank Leslie's popular monthly, Volume 40, November 1895, pp. 540–543. Archivado desde el original el 11 de mayo de 2011. Consultado el 23 October 2011. 
  153. Nathaniel Hawthorne, "The Great Carbuncle", in Twice-Told Tales, 1837: ¿Lo escondes [el gran carbunclo] bajo tu capa, dices? Brillará por los agujeros y te hará parecer una jack-o'-lantern.
  154. As late as 1900, an article on Thanksgiving entertaining recommended a lit jack-o'-lantern as part of the festivities. "The Day We Celebrate: Thanksgiving Treated Gastronomically and Socially" (enlace roto disponible en este archivo)., The New York Times, 24 November 1895, p. 27. "Odd Ornaments for Table" (enlace roto disponible en este archivo)., The New York Times, 21 October 1900, p. 12.
  155. The Rhetoric of Vision: Essays on Charles Williams (Charles Adolph Huttar, Peter J. Schakel), Bucknell University Press, p. 155
  156. Rogers, Nicholas (2002). "Halloween Goes to Hollywood". Halloween: From Pagan Ritual to Party Night, pp. 103–124. New York: Oxford University Press. ISBN 0-19-516896-8.
  157. A Handbook of Symbols in Christian Art (Gertrude Grace Sill), Simon & Schuster, p. 64
  158. In flagrante collecto (Marilynn Gelfman Karp), Abrams, p. 299
  159. School Year, Church Year (Peter Mazar), Liturgy Training Publications, p. 115
  160. Mayne, John. «Halloween». PoetryExplorer. Consultado el 24 November 2022. 
  161. Thomas Crawford Burns: a study of the poems and songs Crawford, Thomas (1960). Burns: A Study of the Poems and Songs. ISBN 978-0-8047-0055-9. Archivado desde el original el 23 April 2016. Consultado el 27 November 2018.  Stanford University Press, 1960
  162. Simpson, Jacqueline "All Saints' Day" in Encyclopedia of Death and Dying, Howarth, G. and Leeman, O. (2001) London Routledge ISBN 0-415-18825-3, p. 14 "Halloween is closely associated in folklore with death and the supernatural".
  163. Herberholz, Donald; Herberholz, Barbara (1990). Artworks for Elementary Teachers: Developing Artistic and Perceptual Awareness. W.C. Brown. p. 16. 
  164. Faces Around the World: A Cultural Encyclopedia of the Human Face (Margo DeMello), ABC-CLIO, p. 225
  165. A Student's Guide to A2 Performance Studies for the OCR Specification (John Pymm), Rhinegold Publishing Ltd, p. 28
  166. Folklore: An Encyclopedia of Beliefs, Customs, Tales, Music, and Art, Volume 1 (Thomas Green), ABC-CLIO p. 566
  167. Interacting communities: studies on some aspects of migration and urban ethnology (Zsuzsa Szarvas), Hungarian Ethnographic Society, p. 314
  168. The Oxford Encyclopedia of British Literature (David Scott Kastan), Oxford University Press, p. 47
  169. "Mumming Play", Encyclopædia Britannica
  170. Carmichael, Sherman (2012). Legends and Lore of South Carolina. The History Press. p. 70. ISBN 978-1-60949-748-4. «La práctica de disfrazarse e ir de puerta en puerta para pedir golosinas se remonta a la Edad Media y a la práctica del souling. » 
  171. Hood, Karen Jean Matsko (1 January 2014). Halloween Delights. Whispering Pine Press International. p. 33. ISBN 978-1-59434-181-6. «La tradición continuó en algunas zonas del norte de Inglaterra hasta la década de 1930, cuando los niños iban de puerta en puerta haciendo "souling" para conseguir pasteles o dinero cantando una canción. » 
  172. a b c d «Ten trick-or-treating facts for impressive bonfire chats». The Irish Times. 31 October 2014. «Escocia e Irlanda empezaron a engañar: unas décadas más tarde, una práctica llamada guising estaba en pleno auge en Escocia e Irlanda. Abreviatura de disfrazarse, los niños salían de puerta en puerta disfrazados y, en lugar de comprometerse a rezar, contaban un chiste, cantaban una canción o hacían otro tipo de truco a cambio de comida o dinero. La expresión truco o trato solo se utiliza en las puertas de las casas desde hace unos 10 ó 15 años. Antes de eso, Help the Halloween Party parece haber sido la frase más popular para gritar. » 
  173. a b Collins Dictionary. «Definition of 'guising'». Consultado el 8 de diciembre de 2022. 
  174. Rogers, Nicholas. (2002) "Coming Over:Halloween in North America". Halloween: From Pagan Ritual to Party Night. p. 76. Oxford University Press, 2002, ISBN 0-19-514691-3
  175. Kelley, Ruth Edna. The Book of Hallowe'en, Boston: Lothrop, Lee and Shepard Co., 1919, chapter 15, p. 127. "Hallowe'en in America" (enlace roto disponible en este archivo)..
  176. Kelley, Ruth Edna. «Hallowe'en in America». Archivado desde el original el 14 October 2013. 
  177. Theo. E. Wright, "A Halloween Story", St. Nicholas, October 1915, p. 1144. Mae McGuire Telford, "What Shall We Do Halloween?" Ladies Home Journal, October 1920, p. 135.
  178. a b "'Trick or Treat' Is Demand", Herald (Lethbridge, Alberta), 4 November 1927, p. 5, dateline Blackie, Alberta, 3 November
  179. For examples, see the websites Postcard & Greeting Card Museum: Halloween Gallery (enlace roto disponible en este archivo)., Antique Hallowe'en Postcards (enlace roto disponible en este archivo)., Vintage Halloween Postcards (enlace roto disponible en este archivo)..
  180. "Halloween Pranks Keep Police on Hop", Oregon Journal (Portland, Oregon), 1 November 1934; and "The Gangsters of Tomorrow", The Helena Independent (Helena, Montana), 2 November 1934, p. 4. El Chicago Tribune también mencionó la mendicidad puerta a puerta en Aurora, Illinois, en Halloween de 1934, aunque no con el término "truco o trato". "Front Views and Profiles" (column), Chicago Tribune, 3 November 1934, p. 17.
  181. Moss, Doris Hudson. "A Victim of the Window-Soaping Brigade?" The American Home, November 1939, p. 48.
  182. Bluff Park (Heather Jones Skaggs), Arcadia Publishing, p. 117
  183. "Trunk-or-Treat", The Chicago Tribune
  184. Suggested Themes for "Trunks" for Trunk or Treat (Dail R. Faircloth), First Baptist Church of Royal Palm Beach
  185. "Trunk or Treat focuses on fun, children's safety", Desert Valley Times
  186. "Trunk or Treat! Halloween Tailgating Grows" (Fernanda Santos), The New York Times
  187. Bradley, Michael (24 October 2018). «A very Derry Halloween: a carnival of frights, fireworks and parade». The Guardian. Consultado el 25 October 2018. 
  188. Miller, Marian (31 October 1932). «Halloween Jollity Within Reason Need». The Morning Oregonian. p. 8.  Cita: "¿Truco o trato?", dirá probablemente esta tarde el joven travieso al llamar al timbre de la puerta de un vecino".
  189. School Year, Church Year (Peter Mazar), Liturgy Training Publications, p. 114
  190. Memento Mori, Museum of Art and Archaeology, University of Missouri
  191. Beauchemin, Genevieve; CTV.ca News Staff (31 de mayo de 2006). «UNICEF to end Halloween 'orange box' program». CTV. Archivado desde el original el 16 October 2007. Consultado el 29 October 2006. 
  192. «History of the Trick-or-Treat for UNICEF Campaign». UNICEF Canada. 2008. Archivado desde el original el 4 June 2009. Consultado el 25 October 2009. 
  193. Village Halloween Parade. «History of the Parade». Archivado desde el original el 27 July 2014. Consultado el 19 September 2014. 
  194. Fadel, Leila (29 October 2019). «Cultural Appropriation, A Perennial Issue On Halloween». NPR. Archivado desde el original el 29 October 2019. Consultado el 14 November 2020. 
  195. Escobar, Sam; Robin, Marci (5 October 2020). «15 Offensive Halloween Costumes That Shouldn't Exist». Good Housekeeping. Archivado desde el original el 13 October 2020. Consultado el 16 October 2020. 
  196. Park, Sumner (2 October 2020). «Pinterest is prohibiting culturally inappropriate Halloween costumes». Fox News. Archivado desde el original el 22 October 2020. Consultado el 16 October 2020. 
  197. Diehl, Daniel; Donnelly, Mark P. (13 April 2011). Medieval Celebrations: Your Guide to Planning and Hosting Spectacular Feasts, Parties, Weddings, and Renaissance Fairs (en inglés). Stackpole Books. p. 17. ISBN 978-0-8117-4430-0. «Víspera de Todos los Santos. Una época de inquietud espiritual, en la que se creía que las almas de los muertos, junto con fantasmas y espíritus malignos, recorrían la tierra. Se tocaban las campanas de las iglesias y se encendían hogueras para guiar a estas almas en su camino y alejarlas de los cristianos honrados. Se bendecían graneros y casas para proteger a la gente y al ganado de los efectos de las brujas, que se creía que acompañaban a los espíritus malignos en su viaje por la tierra. Aunque unos pocos seguían adivinando el futuro, lanzando hechizos y contando historias de fantasmas en las comunidades rurales, pobre de aquel que fuera denunciado a la Iglesia por dedicarse a tales actividades. Hoy pueden parecer diversiones inocentes, pero en la Edad Media eran cosas muy serias. » 
  198. MacLeod, Sharon. Celtic Myth and Religion. McFarland, 2011. pp. 61, 107
  199. "Apple dookers make record attempt" (enlace roto disponible en este archivo)., BBC News, 2 October 2008
  200. Danaher, Kevin. The Year in Ireland: Irish Calendar Customs. Mercier Press, 1972. pp. 202–205
  201. Danaher (1972), p. 223
  202. McNeill, F. Marian (1961, 1990) The Silver Bough, Volume III. William MacLellan, Glasgow ISBN 0-948474-04-1 pp. 11–46
  203. Danaher (1972), p. 219
  204. McNeill (1961), The Silver Bough, Volume III, pp. 33–34
  205. McNeill (1961), The Silver Bough, Volume III, p. 34
  206. Hollister, Helen (1917). «Halloween Frolics». Parlor Games for the Wise and Otherwise. Philadelphia: Penn Publishing Company. p. 98. Archivado desde el original el 8 December 2015. 
  207. «Vintage Halloween Cards». Vintage Holiday Crafts. 21 January 2008. Archivado desde el original el 29 September 2009. Consultado el 28 October 2009. 
  208. «Preschool Halloween Fast Facts». www.everythingpreschool.com. 
  209. «Traditional Irish Halloween games try to marry off young girls». IrishCentral.com. 15 October 2018. 
  210. «Halloween in Irish Folklore | Irish Archaeology». irisharchaeology.ie. 30 October 2015. 
  211. «Tricks and treats». Irish Examiner. 30 October 2010. 
  212. «Clay». www.cliffsnotes.com. 
  213. Madden, Ed (31 October 2008). «Teaching Joyce». James Joyce Quarterly 46 (1): 133. S2CID 201751292. doi:10.1353/jjq.0.0133 – via Project MUSE. 
  214. Attridge, Derek; Attridge, Professor of English Derek (16 March 2000). Joyce Effects: On Language, Theory, and History. Cambridge University Press. ISBN 978-0-521-77788-9 – via Google Books. 
  215. McNeill (1961), The Silver Bough Volume III, p. 34
  216. Greg Ryan (17 September 2008). «A Model of Mayhem». Hudson Valley Magazine. Archivado desde el original el 11 de mayo de 2011. Consultado el 6 October 2008. 
  217. Warner, Adam (27 October 2014). «The History of Haunted Houses: A Fight for Frights as Tastes Change». NBC Bay Area. Archivado desde el original el 27 October 2014. Consultado el 21 July 2017. 
  218. McKendry, Bekah (March 2014). «The History of Haunted Houses!». America Haunts. Archivado desde el original el 8 March 2014. Consultado el 21 July 2014. 
  219. Morton, Lisa (28 September 2012). Trick or Treat: A History of Halloween (paperback). United Kingdom: Reaktion Books. ISBN 978-1-78023-047-4. 
  220. Surrell, Jason (11 August 2009). Haunted Mansion: From The Magic Kingdom To The Movies (paperback). Disney Editions. ISBN 978-1-4231-1895-4. 
  221. Celestino, Mike (28 September 2016). «Knott's Scary Farm remains the ideal Southern California Halloween theme park event for the 2016 season». Inside The Magic. Distant Creations Group, LLC. Archivado desde el original el 30 September 2016. Consultado el 22 July 2017. 
  222. Lum, Kathryn Gin (30 October 2014). «These evangelical haunted houses are designed to show sinners that they're going to hell». The Washington Post. Archivado desde el original el 31 October 2014. Consultado el 22 July 2017. 
  223. «Classic Haunts From Cincinnati's Past». House of Doom. 2012. Archivado desde el original el 25 April 2012. Consultado el 8 August 2017. 
  224. «A757914». Catalog of Copyright Entries. Third Series 30: xliii. July–December 1976. ISSN 0041-7815. Consultado el 22 July 2017. 
  225. Gruson, Lindsey (19 de mayo de 1984). «Blaze Fatal to 8 Linked to Lighter». The New York Times. Archivado desde el original el 1 de mayo de 2009. Consultado el 20 November 2006. 
  226. «Fires in History: The Haunted Castle». Archivado desde el original el 25 March 2017. Consultado el 9 August 2017. 
  227. «8 Killed by Smoky Fire in Park's 'Haunted Castle'». The Washington Post. 12 de mayo de 1984. Archivado desde el original el 13 August 2017. 
  228. «The Haunted Castle, Revisited – NFPA Journal». nfpa.org. Archivado desde el original el 13 August 2017. Consultado el 9 August 2017. 
  229. «Spooky and Safe». nfpa.org. Archivado desde el original el 13 August 2017. Consultado el 9 August 2017. 
  230. «Horror in a Haunted Castle». Archivado desde el original el 15 February 2015. Consultado el 29 September 2017. 
  231. Barnes, Brooks (25 October 2011). «The Real Scare Is Not Being Scary». The New York Times. Archivado desde el original el 30 July 2017. Consultado el 12 July 2017. 
  232. Munarriz, Rick Aristotle (23 October 2014). «Halloween Is Raking in Scary Profits for Theme Parks». AOL.com/Finance. Archivado desde el original el 7 November 2017. Consultado el 3 November 2017. 
  233. Mader, Isabel (30 September 2014). «Halloween Colcannon». Simmer Magazine. Archivado desde el original el 5 October 2014. Consultado el 3 October 2014. «La Víspera de Todos los Santos era una fiesta cristiana occidental (anglosajona) que giraba en torno a la conmemoración de los muertos utilizando el humor para intimidar a la propia muerte. Como todas las fiestas, la Víspera de Todos los Santos incluía dulces tradicionales. La Iglesia fomentaba la abstinencia de carne, lo que dio lugar a muchos platos vegetarianos. » 
  234. Rogers, Nicholas (2002). "Razor in the Apple: Struggle for Safe and Sane Halloween, c. 1920–1990", Halloween: From Pagan Ritual to Party Night, pp. 78–102. New York: Oxford University Press. ISBN 0-19-516896-8.
  235. «Urban Legends Reference Pages: Pins and Needles in Halloween Candy». Snopes.com. 2 November 2000. Consultado el 31 October 2008. 
  236. Nixon, Robin (27 October 2010). «Poisoned Halloween Candy: Trick, Treat or Myth? – LiveScience». LiveScience.com. Archivado desde el original el 11 January 2012. Consultado el 23 January 2011. 
  237. a b «Top ten Irish Halloween traditions and memories you may share». Ireland Central. Consultado el 23 October 2018. 
  238. Bannatyne, Lesley Pratt (1 August 1998). Halloween: An American Holiday, an American History. Pelican Publishing. p. 12. ISBN 978-1-56554-346-1. Archivado desde el original el 31 October 2017. Consultado el 1 November 2012. «Los católicos polacos enseñaban a sus hijos a rezar en voz alta mientras caminaban por el bosque para que las almas de los muertos pudieran oírles y consolarse. Los sacerdotes de los pequeños pueblos españoles siguen haciendo sonar las campanas de sus iglesias para recordar a los feligreses que honren a los muertos en la Víspera de Todos los Santos. » 
  239. Feasting and Fasting: Canada's Heritage Celebrations (Dorothy Duncan), Dundurn, p. 249
  240. Latina and Latino Voices in Literature (Frances Ann Day), Greenwood Publishing Group, p. 72
  241. «BBC – Religions – Christianity: All Hallows' Eve». British Broadcasting Corporation (BBC). 2010. Archivado desde el original el 3 November 2011. Consultado el 1 November 2011. «La Víspera de Todos los Santos cae el 31 de octubre de cada año, y precede al Día de Todos los Santos, también conocido como el Día de Todos los Santos en el calendario cristiano. Tradicionalmente, la Iglesia celebraba una vigilia en la víspera de Todos los Santos en la que los fieles se preparaban con oraciones y ayunos antes de la fiesta. » 
  242. Dr. Andrew James Harvey (31 October 2012). «'All Hallows' Eve'». The Patriot Post. Archivado desde el original el 21 April 2013. Consultado el 1 November 2011. «"La vigilia de los santos" se refiere al oficio de oración de la noche anterior a la celebración de Todos los Santos o Día de los Santos. O "Halloween" para abreviar - un elemento fijo en el calendario litúrgico del Occidente cristiano desde el siglo VII. » 
  243. «Vigil of All Saints». Catholic News Agency. 31 October 2012. Archivado desde el original el 24 de mayo de 2013. Consultado el 1 November 2011. «La Vigilia se basa en el oficio monástico de las Vigilias (o Maitines), cuando los monjes se levantaban en mitad de la noche para rezar. En los días festivos importantes, además de cantar los salmos, celebraban un servicio extenso de lecturas (bíblicas, patrísticas y de las vidas de los santos). Todo esto se hacía en la oscuridad, por supuesto, y era una oportunidad para escuchar atentamente la Palabra de Dios, así como las palabras de los Padres de la Iglesia y de los grandes santos. La Vigilia de Todos los Santos es una adaptación de esta antigua práctica, utilizando al final el oficio canónico de Completas. » 
  244. «Night of Light Beginnings». Cor et Lumen Christi Community. Archivado desde el original el 23 October 2013. Consultado el 2 November 2012. «En su primer año -2000 d.C.- participaron más de 1000 personas de varios países. Esto incluyó misas especiales de Vigilia de Todos los Santos, largos periodos de Adoración del Santísimo Sacramento y fiestas para los niños. El segundo año participaron 10 000 personas. Desde estos modestos comienzos, la Noche de Luz ha sido adoptada en muchos países de todo el mundo, con un gran número de participantes cada año, desde una catedral de la India hasta un convento de Nueva Zelanda; desde iglesias de Estados Unidos y Europa hasta África; en escuelas, iglesias, hogares y salones religiosos han participado personas de todas las edades. Aunque comenzó en la Iglesia católica, ha sido adoptada por otros cristianos que, manteniendo lo esencial, la han adaptado a sus propias tradiciones. » 
  245. «Here's to the Soulcakers going about their mysterious mummery». The Telegraph. 6 November 2010. Archivado desde el original el 3 April 2013. Consultado el 6 November 2012. «Una que ha crecido durante la última década es la llamada Noche de Luz, en la Víspera de Todos los Santos, el 31 de octubre. Fue inventada en 2000, en la frondosa Chertsey, Surrey, cuando participaron unas 1000 personas. Ahora es un movimiento mundial, popular en África y Estados Unidos. El corazón de la Noche de Luz es una vigilia de oración que dura toda la noche, pero también hay espacio para la diversión de los niños: dulces, tal vez una hoguera y disfrazarse de San Jorge o Santa Lucía. El gesto mínimo es poner una vela encendida en la ventana, lo que en sí mismo es demasiado emocionante para algunos defensores de la salud y la seguridad. El inventor de la Noche de Luz es Damian Stayne, el fundador de una comunidad religiosa abierta todo el año llamada Cor et Lumen Christi, corazón y luz de Cristo. Este nuevo movimiento es católico, ortodoxo y carismático, enfatizando la obra del Espíritu Santo. » 
  246. Armentrout, Donald S.; Slocum, Robert Boak (1999). An Episcopal Dictionary of the Church. Church Publishing, Inc. p. 7. ISBN 978-0-89869-211-2. Archivado desde el original el 30 July 2016. Consultado el 1 November 2012. «El BOS señala que "festividades y entretenimientos adecuados" pueden preceder o seguir al servicio, y puede haber una visita a un cementerio o lugar de enterramiento. » 
  247. Infeld, Joanna (1 December 2008). In-Formation. D & J Holdings LLC. p. 150. ISBN 978-0-9760512-4-4. Consultado el 1 November 2012. «Mis padres son polacos y celebran Halloween de una manera diferente. Es el momento de recordar a sus muertos y visitar el cementerio y las tumbas de sus seres queridos. » 
  248. Teens in Finland (Jason Skog), Capstone, p. 61
  249. «Bishop Challenges Supermarkets to Lighten up Halloween». The Church of England. Archivado desde el original el 18 de mayo de 2012. Consultado el 28 October 2009. «El cristianismo necesita dejar claro su mensaje positivo para los jóvenes. Ya es hora de que reivindiquemos los aspectos cristianos de Halloween, dice el obispo, explicando el trasfondo de su carta. » 
  250. «Halloween and All Saints Day». newadvent.org. n.d. Archivado desde el original el 16 October 2006. Consultado el 22 October 2006. 
  251. The Anglican Breviary. Frank Gavin Liturgical Foundation. 1955. pp. 1514 (E494). Archivado desde el original el 23 April 2016. Consultado el 12 November 2015. 
  252. «Reformation Day: What, Why, and Resources for Worship». The General Board of Discipleship of The United Methodist Church. 21 October 2005. Archivado desde el original el 23 February 2007. Consultado el 22 October 2006. 
  253. Halloween, Hallowed Is Thy Name (Smith), p. 29
  254. Allen, Travis (2011). «Christians and Halloween». Church Publishing, Inc. Archivado desde el original el 28 October 2011. Consultado el 31 October 2011. «Otros cristianos optan por alternativas de Halloween llamadas "Fiestas de la Cosecha", "Noche del Aleluya" o "Fiestas de la Reforma": los niños se disfrazan de granjeros, personajes bíblicos o héroes de la Reforma. » 
  255. Halloween tracts serve as tool to spread gospel to children (Curry), Baptist Press
  256. Woods, Robert (2013). Evangelical Christians and Popular Culture. ABC-CLIO. p. 239. ISBN 978-0-313-38654-1. «Los evangélicos han encontrado en la Navidad y la Pascua la oportunidad de utilizar dulces cristianos para reinyectar la religión en estas fiestas tradicionalmente cristianas y reclamarlas como propias. Cada vez más han empezado a utilizar Halloween, la fiesta más centrada en los dulces, como una oportunidad para la evangelización. Las "Harvest Seeds" de Scripture Candy -caramelos de maíz en todo menos en el nombre-, que vienen en pequeños paquetes con versículos bíblicos, son algunos de los muchos caramelos creados con este fin. » 
  257. D'Augostine, Lori (20 September 2013). «Suffer Not the Trick-or-Treaters». CBN. Archivado desde el original el 29 October 2013. Consultado el 23 October 2013. 
  258. Halloween: What's a Christian to Do? (1998) by Steve Russo.
  259. Gyles Brandreth, "The Devil is gaining ground" The Sunday Telegraph (London), 11 March 2000.
  260. «Salem 'Saint Fest' restores Christian message to Halloween». rcab.org. n.d. Archivado desde el original el 29 September 2006. Consultado el 22 October 2006. 
  261. «Feast of Samhain/Celtic New Year/Celebration of All Celtic Saints 1 November». All Saints Parish. n.d. Archivado desde el original el 20 November 2006. Consultado el 22 November 2006. 
  262. Portaro, Sam (25 January 1998). A Companion to the Lesser Feasts and Fasts. Cowley Publications. p. 199. ISBN 978-1-4616-6051-4. «El Día de Todos los Santos es la pieza central de un triduo otoñal. En las celebraciones carnavalescas de la víspera de Todos los Santos, nuestros antepasados utilizaron el arma más poderosa del arsenal humano, el poder del humor y el ridículo para enfrentarse al poder de la muerte. Al día siguiente, en la conmemoración de Todos los Santos, dimos testimonio de la victoria de la bondad encarnada en hechos y hacedores notables que triunfaban sobre la misantropía de las tinieblas y los demonios. Y en la conmemoración de los Fieles Difuntos proclamamos la esperanza de la mortalidad común expresada en nuestras aspiraciones y expectativas de una eternidad compartida. » 
  263. "Halloween's Christian Roots" AmericanCatholic.org. Retrieved 24 October 2007.
  264. Bucci, Rich (2016). «Catholic Elementary Schools to Celebrate Halloween with Costume Parades on Friday, October 28 & Monday, October 31» (en inglés). The Catholic Schools of Broome County. Consultado el 2 October 2018. 
  265. Suarez, Essdras (29 October 2007). «Some Christians use 'Hell Houses' to reach out on Halloween». USA Today. Consultado el 7 November 2015. «Mientras algunos cristianos no saben qué hacer con Halloween -no saben si abrazar o ignorar a todos los duendes y demonios-, algunas iglesias evangélicas utilizan el 31 de octubre como día de evangelización. ...Algunos utilizan el truco o trato como una oportunidad evangelística, repartiendo folletos bíblicos con caramelos. » 
  266. «'Trick?' or 'Treat?' – Unmasking Halloween». The Restored Church of God. n.d. Archivado desde el original el 25 April 2012. Consultado el 21 September 2007. 
  267. Do Orthodox Christians Observe Halloween? by Saint Spyridon Greek Orthodox Church
  268. The Jewish Life Cycle: rites of passage from biblical to modern times (Ivan G. Marcus), University of Washington Press, p. 232
  269. «Jews and Halloween». Jewishvirtuallibrary.org. Archivado desde el original el 13 July 2012. Consultado el 5 March 2013. 
  270. A Jewish exploration of halloween (enlace roto disponible en este archivo). The Jewish Journal
  271. Pitofsky, Marina (March 15, 2022). «What day is Purim? Here's what you need to know about the Jewish holiday». USA Today. Consultado el October 31, 2022. 
  272. A. Idris Palmer, Halloween: Through Muslim Eyes, Al Huda Institute Canada, archivado desde el original el 4 November 2009, consultado el 11 November 2015 .
  273. «Halloween is 'haram,' declares Malaysia fatwa council». Al Arabiya English (en inglés). 29 October 2014. Consultado el 15 October 2020. 
  274. Tuesday, 28 October 2014 11:41 AM MYT (28 October 2014). «Trick or treat? Fatwa Council bars Muslims from celebrating Halloween | Malay Mail». www.malaymail.com (en inglés). Consultado el 15 October 2020. 
  275. «Fatawa – Is it forbidden for Muslims to celebrate days such as valentine's day and halloween?». Dar al-Ifta al Misriyyah. Consultado el 15 October 2020. 
  276. Lauren Stengele (25 October 2012), Halloween in India?, Vision Nationals, archivado desde el original el 8 December 2015, consultado el 11 November 2015 .
  277. Vineet Chander (30 October 2009), Trick or Treat? Not quite sure., Beliefnet, archivado desde el original el 8 December 2015, consultado el 11 November 2015 .
  278. Soumya Dasgupta (5 November 2009), «Should Indians Celebrate Foreign Festivals Like Halloween?», The Wall Street Journal, archivado desde el original el 20 June 2015 .
  279. a b George, Stephanie (25 October 2010). «Real-life witches that don't celebrate Halloween». The Manitoban. Archivado desde el original el 29 de mayo de 2014. Consultado el 29 de mayo de 2014. 
  280. Should Pagans Celebrate Halloween? (Wicasta Lovelace), Pagan Centric
  281. Halloween, From a Wiccan/Neopagan perspective (B.A. Robinson), Ontario Consultants on Religious Tolerance
  282. «Halloween fire calls 'every 90 seconds'». UTV News. 1 de noviembre de 2010. Archivado desde el original el 2 de noviembre de 2010. Consultado el 22 de noviembre de 2010. 
  283. McCann, Chris (28 October 2010). «Halloween firework injuries are on the increase». The Belfast Telegraph. Consultado el 22 November 2010. 
  284. «Kalan -Goañv ha Marv». Tartanplace.com. 12 July 2001. Archivado desde el original el 20 January 2013. Consultado el 1 November 2012. 
  285. «¿Cómo se introduce la fiesta de Halloween en Chile?». noticias.universia.cl. Archivado desde el original el 12 October 2016. Consultado el 11 October 2016. 
  286. Paul Kent (27 October 2010). «Calls for Halloween holiday in Australia». Herald Sun. Archivado desde el original el 31 October 2020. Consultado el 7 October 2013. 
  287. Denton, Hannah (30 October 2010). «Safe treats for kids on year's scariest night». The New Zealand Herald. Consultado el 22 November 2010. 
  288. «Usein kysyttyä (FAQ)» (en finés). Helsingin yliopiston almanakkatoimisto. Consultado el 28 September 2020. 

Enlaces externos[editar]