Hada de los dientes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Mujer disfrazada del hada de los dientes

El hada de los dientes (en inglés, tooth fairy) es un personaje de fantasía de la cultura occidental de habla inglesa. Según el folclore, cuando un niño pierde uno de sus dientes de leche, debe depositarlo debajo de la almohada. Luego, el hada de los dientes vendrá y le dejará, como recompensa, algo de dinero. Esta tradición se practica en numerosos países.[1][2]

Orígenes[editar]

En Europa del Norte, existía una tradición acerca de la tand-fé o tooth fee («hada de los dientes»), que consistía en entregar dinero a los niños que perdían su primer diente de leche. Esta práctica se conservó en escritos tempranos como las Eddas (c. 1200), que son el primer registro literario de las tradiciones noruegas y del norte de Europa. [3]

El monto varía según el país, la situación económica de la familia, el dinero que reciben otros niños de su círculo y otros factores.[4][5]​ De acuerdo con una encuesta de Visa, los niños de Estados Unidos reciben 3,70 USD por diente, en promedio.[6][7]​ Además, solo el 3 % de los niños encuentran un dólar o menos, mientras que otros encuentran un billete de cinco dólares o más bajo su almohada.[8]

Durante la Edad Media, existieron otras supersticiones sobre los dientes de los niños. En Inglaterra, por ejemplo, se les pedía a los niños que quemaran sus dientes de leche para protegerse de las adversidades de la vida más allá de la muerte. Los que no lo hubieran hecho, pasarían toda la eternidad buscándolos. Otra razón para quemar los dientes era el miedo a las brujas: se creía que si una de ellas conseguía un diente, podía tener control sobre la criatura.[9]

Por su parte, los vikingos les pagaban a los niños por sus dientes. En la cultura nórdica, los dientes y otros artículos pertenecientes a los niños podían atraer la buena suerte en las batallas; los guerreros escandinavos colgaban los dientes de leche de su cuello.[9]

La representación moderna de estas tradiciones, es decir, la moderna hada de los dientes, comienza a rastrearse en 1977, 1962 o 1927.[10][11]​Sin embargo, existe una referencia más temprana en un artículo de 1908 en el Chicago Daily Tribune.[12]

Apariencia[editar]

Moneda que representa al hada de los dientes con alas y estrellas

A diferencia de Papá Noel y y el Conejo de Pascua, existen detalles sobre la apariencia del hada de los dientes que se repiten en las varias versiones del mito. En un estudio de 1984, dirigido por Rosemary Wells, se reveló que el 74 % de los encuestados creía que el hada de los dientes era una mujer, mientras que el 12 % no le asignó género y el 8 % contestó que podía ser varón o mujer.[13]​ Wells explicó sobre los resultados: «Existe el hada de los dientes tipo Campanita, con las alas y la varita, o un poco más vieja. Luego, está la gente que piensa en el hada de los dientes como un hombre, o como un conejo o un ratón».[14]​ En un estudio sobre libros infantiles y arte popular se menciona que el hada de los dientes puede aparecer representada como un niño con alas, un pixie, una figura maternal azul, una bailarina voladora, dos ancianos pequeños, un dentista, un hombrecito volador con el vientre redondo que fuma un cigarrillo, un murciélago, un oso, entre otras figuras. En conclusión, estas diferentes formas de imaginar al personaje no parecen molestas para los niños.[15]

Creencia[editar]

La creencia en el hada de los dientes es vista de dos maneras diferentes. Por un lado, que los niños crean en ella es parte de la naturaleza confiada de los infantes. Al contrario, la expresión «creer en el hada de los dientes» se usa para describir a los adultos demasiado crédulos.[15]​ Los padres tienden a considerar que el mito reconforta a los niños de la pérdida de sus dientes. La investigación demuestra que esta creencia puede consolar a un niño que siente miedo o dolor a causa de la caída del diente. Las madres avalan esta fe, ya que muestra que sus «bebés» son aún niños y que «no están creciendo demasiado pronto». Al alentar esta creencia en un personaje de fantasía, los padres se permiten sentir que sus hijos aún no crecieron.[15][16]

En general, los niños dejan de creer en figuras que traen regalos (como Papá Noel, el Conejo de Pascua y el hada de los dientes) alrededor de los 5 y los 7 años.[17]​ Por otra parte, existen investigaciones que sugieren una posible relación entre la creencia continua en el hada de los dientes (y otros personajes folclóricos) y el síndrome de los falsos recuerdos.[18]

La autora Vicki Lansky aconseja a los padres decirles que el hada de los dientes paga más por un diente perfecto que por uno que tenga caries. Según ella, algunas familias dejan una nota junto al dinero, para elogiar a sus hijos por sus buenos hábitos de higiene dental.[19]

Personajes relacionados[editar]

El Ratoncito Pérez es el equivalente del hada de los dientes en España y Latinoamérica.
  • El Ratoncito Pérez es una figura popular en España y las culturas iberoamericanas. Similar al hada de los dientes, se originó en Madrid en 1894. Al igual que en los países angloparlantes, cuando un niño pierde un diente es costumbre dejarlo bajo la almohada, para que el roedor lo cambie por dinero. La tradición es casi universal, pero toma distintas formas en cada región. En México, Perú y Chile recibe el nombre de «el Ratón de los Dientes», mientras que en Argentina, Venezuela, Uruguay y Colombia se lo conoce como «el Ratón Pérez». Esta figura fue empleada por Colgate en Venezuela.[20]
  • En Italia, la figura correspondiente es «il topolino dei denti».[21]
  • En Cataluña, los personajes más populares son «els Angelets» (los angelitos) y también «Les animetes» (pequeñas almas) y, como en otros países, el diente es colocado debajo de la almohada y será cambiado por una moneda o un objeto pequeño.[23]
  • En algunos países de Asia, como la India, China, Japón, Corea del Sur y Vietnam, cuando un niño pierde un diente, se acostumbra arrojarlo al techo si corresponde a la mandíbula inferior, o al piso si proviene de la mandíbula superior. Mientras se hace esto, el niño pide con un grito que el diente perdido sea reemplazado por un diente de ratón. La tradición se basa en el hecho de que los dientes de los ratones crecen durante toda la vida, lo que sucede con todos los roedores. Además, la idea detrás de estas acciones es que de esta forma, el diente crecerá derecho. En algunas culturas de la India, los chicos entierran sus dientes en el suelo, cerca de grandes árboles.[25]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Blair, John R.; McKee, Judy S.; Jernigan, Louise F. (junio de 1980). «Children's belief in Santa Claus, Easter Bunny and Tooth Fairy». Psychological Reports 46 (3, Pt. 1): 691-694. doi:10.2466/pr0.1980.46.3.691. 
  2. Watts, Linda S. (2007). «Tooth Fairy (legendary)». Encyclopedia of American Folklore (en inglés). New York: Facts on File. p. 386. ISBN 0-8160-5699-4. Consultado el 30 de agosto de 2020. 
  3. Cleasby, Richard; Vigfússon, Gudbrand (1957). «An Icelandic-English Dictionary». William A. Craigie (2 edición) (Oxford: Oxford University Press).  s.v. tannfé first edition available on An Icelandic-English Dictionary
  4. Patca, Raphael; van Waes, Hubertus J. M.; Daum, Moritz M.; Landolt, Markus A. (2017). «Tooth Fairy guilty of favouritism!». Medical Journal of Australia (en inglés) 207 (11): 482-486. doi:10.5694/mja17.00860. Consultado el 30 de agosto de 2020. 
  5. Hedges, Helen; Cullen, Joy (2003). «The Tooth Fairy Comes, or Is It Just Your Mum and Dad?: A Child's Construction of Knowledge». Australian Journal of Early Childhood (en inglés) 28 (3): 19-24. doi:10.1177/183693910302800304. 
  6. «Tooth Fairy inflation flies high». CBS News (en inglés). 30 de agosto de 2013. Consultado el 30 de agosto de 2020. 
  7. «Survey: Tooth fairy leaving less money». UPI (en inglés). 26 de julio de 2011. Consultado el 30 de agosto de 2020. 
  8. Woudstra, Wendy. «How Much Does The Tooth Fairy Pay for a Tooth» (en inglés). Colgate. Consultado el 30 de agosto de 2020. 
  9. a b Underwood, Tanya (23 de mayo de 2008). «Legends of the Tooth Fairy». Recess (en inglés). Consultado el 30 de agosto de 2020. 
  10. Davis, Heidi. «8 Popular Tooth Myths Debunked». Popular Mechanics (en inglés). Consultado el 10 de febrero de 2014. 
  11. «Tooth fairy». Merriam Webster Dictionary (en inglés). Consultado el 30 de agosto de 2020. 
  12. Brown, Lillian (27 de septiembre de 1908). «Tooth Fairy». Chicago Daily Tribune (en inglés). Consultado el 30 de agosto de 2020. 
  13. Brooker, Lynda (2 de febrero de 1984). «Tooth Fairy Lore Extracted». Toledo Blade (en inglés). Consultado el 30 de agosto de 2020. 
  14. «The tooth fairy: friend or foe?». The Milwaukee Journal (en inglés). 31 de julio de 1991. Consultado el 30 de agosto de 2020. 
  15. a b c Wells, Rosemary (1997). «The Making of an Icon: The Tooth Fairy in North American Folklore and Popular Culture». En Narváez, Peter, ed. The Good People: New Fairylore Essays (en inglés). University Press of Kentucky. pp. 426-446. ISBN 9780813109398. 
  16. Clark, Cindy Dell (1995). «Flight Toward Maturity: The Tooth Fairy». Flights of Fancy, Leaps of Faith: Children's Myths in Contemporary America (en inglés). University of Chicago Press. pp. 355–364. ISBN 9780226107776. Consultado el 30 de agosto de 2020. 
  17. Sameroff, Arnold; McDonough, Susan C. (1994). «Educational implications of developmental transitions: revisiting the 5- to 7-year shift». Phi Delta Kappan (en inglés) 76 (3): 188-193. JSTOR 20405294. 
  18. Principe, Gabrielle F.; Smith, Eric (Julio de 2008). «The tooth, the whole tooth and nothing but the tooth: how belief in the Tooth Fairy can engender false memories». Applied Cognitive Psychology 22 (5): 625-642. doi:10.1002/acp.1402. 
  19. Lansky, Vicki. Practical parenting tips. New Delhi: Unicorn books. p. 79. ISBN 81-7806-005-1. 
  20. «Centuria Dental». Producto Registrado. Consultado el 30 de agosto de 2020. 
  21. Londero, Renata. «María y Mercedes (2005) de Juan José Millás: hacia una traducción italiana». Actas del XVII Congreso Internacional AIH. Roma. Consultado el 30 de agosto de 2020. 
  22. Baron, Pierre. «Dents de lait : la véritable histoire de la petite souris». Atlantico (en francés). Consultado el 30 de agosto de 2020. 
  23. «Ratoncito Pérez: equivalències i traduccions» (en catalán). Esadir. 30 de agosto de 2020. 
  24. «El Ratón Pérez, el cuento escrito por el jerezano Luis Coloma para el rey Alfonso XIII». Jerez sin Fronteras. 28 de mayo de 2019. Consultado el 30 de agosto de 2020. 
  25. Beeler, Selby B. (1998). Throw Your Tooth on the Roof: Tooth Traditions from Around the World (en inglés). Boston: Houghton Mifflin Company. p. 25. ISBN 978-0-6181-5238-4. Consultado el 30 de agosto de 2020. 
  26. Al Hamdani, Muwaffak; Wenzel, Marian (1966). «The Worm in the Tooth». Folklore 77 (1): 60-64. JSTOR 1258921. 

Bibliografía[editar]