Ir al contenido

HMS Ark Royal (91)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
HMS Ark Royal

HMS Ark Royal recién botado
Banderas
Royal Navy Ensign
Historial
Astillero Cammell Laird and Company, Ltd.
Clase Portaaviones
Tipo portaaviones
Operador Marina Real británica
Autorizado 1934
Iniciado 16 de septiembre de 1935 - Cammell Laid Birkenhead
Botado 13 de abril de 1937
Asignado 16 de diciembre de 1938
Destino hundido por el U 81 el 13 de noviembre de 1941.
Características generales
Desplazamiento 22 000 toneladas
Eslora 240 m
Manga 28,9 m
Calado 8,5 m
Armamento • 16 cañones de 114 mm (8 × 2)
• 32 cañones Pom-pom de 2 lb (4 × 8)
• 32 ametralladoras de 12,7 mm) (8 × 4)
Propulsión • 6 calderas Admiralty de 3 cilindros
• 3 turbinas Parsons
Potencia 102 000 caballos de vapor
Velocidad 31 nudos
Autonomía 14.100 km
Tripulación 1.600
Aeronaves 50 a 60 de tres tipos: Blackburn Skua , Fairey Swordfish, Fairey Fulmar.

El HMS Ark Royal fue un portaaviones de escuadra, único en su clase perteneciente a la Royal Navy británica que sirvió durante la Segunda Guerra Mundial.

Diseño y construcción[editar]

EL HMS Ark Royal fue diseñado en 1934 para ajustarse a las restricciones del Tratado Naval de Washington, el Ark Royal fue construido por el astillero Cammell Laird and Company Ltd., en Birkenhead, Inglaterra, y se terminó en noviembre de 1938.

Su diseño fue diferente de los anteriores portaaviones, pues fue el primer barco construido como tal en el que los hangares y la cubierta de vuelo eran una parte integral del casco, en lugar de un elemento añadido, convertido o una parte de la superestructura. Su cubierta era completamente hecha en hierro y no blindada, poseía tres estrechos elevadores intercalados desde el centro hacia proa. El HMS Ark Royal debido a las limitaciones del Tratado Naval de Washington de 1930 no poseía capacidad para resistir bombardeos en picado. De haberse blindado su cubierta de vuelo, su centro de gravedad se habría alterado afectando en la estabilidad lateral de la nave.[1]

Hacia proa se instalaron dos catapultas hidráulicas para lanzamientos de aviones de observación como el Supermarine Walrus. Hacia popa, poseía una extensión de apontonaje de 36 m que se extendía en voladizo por sobre la superestructura, confiriendo a su cubierta de vuelo 240 m de largo.[2]

Poseía en los laterales, a nivel de línea de flotación una faja de blindaje de 11,4 cm (4,5 pulg) que protegía la maquinaria.

En el interior poseía dos niveles de hangares gemelos superpuestos y los espacios estaban muy bien aprovechados para el movimiento interno y hangaraje. Podía portar un gran número de aeronaves de ala plegable (hasta 72 aeronaves). Debido a esta disposición, el francobordo era inusualmente elevado por sobre la superficie del agua llegando a los 20 m de altura.

Su proa era parcialmente cerrada y ciega hacia roda, ofrecía un perfil estilizado muy hidrodinámico que lo hacía una nave muy maniobrable, marinera y ágil. Su casco estaba un 65% soldado y un 35% remachado, lo que ahorró peso por desplazamiento (22.000 t). La maquinaria con base en turbinas de vapor Parsons (103.012 hp) le permitía desarrollar 30 nudos de velocidad teórica (56 km/h) a plena carga (27.720 t) pero en las pruebas de mar logró 31,2 nudos.[3]

El casco u obra viva fue diseñado con un sistema de protección lateral de tres capas basado en un esquema de vacío-líquido-vacío muy similar al utilizado en los acorazados clase King George V, y fue diseñado para proteger contra torpedos de hasta 750 libras (340 kg). No obstante estas defensas pasivas, el buque no poseía sobre compartimentación y era vulnerable a los ataques submarinos.

Historial operativo[editar]

Comisionamiento y Segunda Guerra Mundial[editar]

El HMS Ark Royal durante la batalla del cabo Spartivento.

Comisionado el 16 de diciembre de 1938, el almirantazgo tenía planes para su envío al lejano oriente, pero por los acontecimientos relacionados con la Guerra civil española y la invasión italiana de Abisinia se le destinó a aguas del Mediterráneo.

Ante el escenario pre bélico que antecedió el inicio de la Segunda Guerra Mundial, el Almirantazgo decidió poner a la unidad en entrenamiento intensivo y a bordo del Ark Royal se desarrollaron y refinaron una gran cantidad de tácticas de maniobras en portaaviones. El 14 de septiembre de 1939, el HMS Ark Royal acudió en auxilio del transporte SS Fanad Head el cual estaba siendo acosado por el U-39; al llegar a la zona, el HMS Ark Royal fue objeto de un ataque de torpedos, fallando dicho ataque por la explosión prematura de la espoleta magnética. Los destructores de su escolta HMS Faulknor, HMS Foxhound y HMS Firedrake le dieron caza, siendo el primero de los submarinos hundidos durante el conflicto.[4]

El Ark Royal operó en algunos de los teatros navales más activos de la Segunda Guerra Mundial. Una de sus primeras misiones de guerra fue en la caza del acorazado de bolsillo  Admiral Graf Spee en el Atlántico central. Estuvo implicado en la primera caza y captura aérea de U-boots, en operaciones frente a Noruega. Tuvo un papel relevante en la persecución del acorazado Bismarck, pues uno de sus aviones logró torpedearlo y dañar su timón, lo que facilitó el cerco por parte de la Fuerza H y posterior hundimiento. Participó en la escolta de los convoyes de Malta. Asimismo, el Ark Royal sobrevivió a numerosos ataques aéreos gracias a su maniobrabilidad y velocidad y se ganó la reputación de «barco con suerte». Los alemanes informaron erróneamente de su hundimiento en numerosas ocasiones.

Final[editar]

El HMS Ark Royal escorado, hundiéndose.

Fue torpedeado el 13 de noviembre de 1941 por el submarino alemán U 81, esta unidad le disparó un único torpedo y después huyó para evitar las cargas de profundidad de los escoltas. A pesar de los esfuerzos por salvar al Ark Royal, tuvo que ser abandonado 12 horas después del ataque, los aviones Fairey Albacore que portaba no pudieron despegar. Los tripulantes fueron transferidos al destructor HMS Legion (G74). Dos horas después, el portaaviones volcaba a estribor y se hundía, con la única pérdida de una vida en la explosión del torpedo.

Su pérdida fue objeto de varias investigaciones; los investigadores estaban interesados en saber cómo se hundió el portaaviones a pesar de los esfuerzos por salvarlo y remolcarlo hasta la base naval de Gibraltar. Se encontraron varios defectos de diseño que contribuyeron a la pérdida y que fueron subsanados en los nuevos portaaviones británicos.

El pecio[editar]

Su pecio fue descubierto 61 años después por un equipo de la BBC mediante un moderno sonar de arrastre en octubre de 2002 a unos 56 km de Gibraltar, a 1066 m de profundidad. Los restos del portaviones presentan un extenso campo de escombros en el fondo, la proa está separada de la parte central (183 m) y es más reconocible que la sección media del portaviones, sus torres artilleras están visibles y en su lugar, los restos están ligeramente hundido en el fango.[5]

Escuadrillas a bordo del Ark Royal[editar]

Las siguientes escuadrillas fueron utilizadas desde el Ark Royal:

Enlaces externos[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Rossiter. Ark Royal. pp. 43-44. 
  2. Rossiter. Ark Royal. pp. 48-51. 
  3. Jameson. Ark Royal. p. 16. 
  4. Brief story of HMS Ark Royal
  5. BBC-Discovering HMS Ark Royal

Enlaces externos[editar]