Gutapercha

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Palaquium gutta

Gutapercha (del malayo getah: 'savia' y pertja: 'árbol') se refiere tanto a los árboles del género Palaquium como al látex rígido natural producido a partir de la savia de estos árboles, en particular de Palaquium gutta y también de Isonandra gutta y Dichopsis gutta (árboles originarios del archipélago malayo conformado por las islas de Malasia, Indonesia, Borneo, Timor, Java y Papúa).[1] Es un tipo de goma parecida al caucho, translúcida, sólida y flexible. Cientificamente clasificada en 1843, se encontró que era un termoplástico natural útil. En 1851, 30 000 long cwt (aprox. 1 500 000 kg) de gutapercha se importaron a Inglanterra.[2]

Durante la segunda mitad del siglo XIX, la gutapercha se utilizó para fines domésticos e industriales innumerables,[3] y se convirtió en una palabra de uso doméstico. En particular, se necesitó como aislante de los cables telegráficos submarinos,[2] que, según el autor John Tully, condujo a la explotación no sostenible y al colapso de la oferta.[4]

Historia[editar]

Incluso mucho antes de que la gutapercha fuese introducida en Occidente, fue utilizada en una forma menos procesada por los nativos del archipiélago malayo para la fabricación de mangos de cuchillos, bastones y otros fines. El primer europeo que descubrió este material fue John Tradescant, que lo recogió en el Lejano Oriente en 1656. Llamó a este material "madera Mazer". William Montgomerie, un oficial médico en servicio en la India, presentó la gutapercha para usos prácticos en Occidente. Fue el primero en apreciar el potencial de este material en la medicina, y fue galardonado con la medalla de oro de la Royal Society of Arts, Londres en 1843.[5]

Estructura[editar]

Estructura química de Gutapercha.

La gutapercha, como el caucho, es un polímero del isopreno. Pero a diferencia del caucho (isómero cis), la gutapercha es un isómero trans, que hace a esta última mucho menos elástica. Además el peso molecular aproximado de la gutapercha es de 7000, en cambio el caucho puede alcanzar más de 100 000-[6]

Utilización[editar]

Las primeras pelotas de golf (1848-1900), se les denominó Guty por estar elaboradas con este material. Durante el siglo XIX se empleó como aislante eléctrico en cables conductores de electricidad, siendo posteriormente sustituido por otros materiales más convenientes.

Actualmente, se utiliza a escala industrial, entre otros, en la fabricación de telas impermeables y el aislamiento de cables eléctricos (sobre todo cables submarinos) dadas sus buenas propiedades como aislante. El material se torna moldeable a una temperatura aproximada de 50 °C. No tolera una exposición prolongada a la luz solar.

También se utiliza para la obturación de los conductos radiculares de los dientes en endodoncia.[7]

Notas y referencias[editar]