Gustavo Cerati

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Gustavo Cerati
Gustavo Cerati.jpg
Cerati en octubre de 2006.
Información personal
Nombre de nacimiento Gustavo Adrián Cerati
Otros nombres Beto[1][2]
DJ Clarke[3]
Nacimiento 11 de agosto de 1959 Ver y modificar los datos en Wikidata
Barracas (Argentina) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 4 de septiembre de 2014 Ver y modificar los datos en Wikidata (55 años)
Núñez (Argentina) Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de muerte Paro cardiorrespiratorio Ver y modificar los datos en Wikidata
Sepultura Cementerio de la Chacarita Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad argentina
Familia
Cónyuge Belén Edwards (matr. 1987; div. 1988)
Cecilia Amenábar (matr. 1993; div. 2002)
Hijos Benito Cerati
Lisa Cerati
Educación
Educación Universidad del Salvador
Información profesional
Ocupación
Años activo 1981-2010
Género
Instrumento
Discográfica Sony Music/Sony BMG
Miembro de The Morgan
Soda Stereo
Fricción
Plan V
Roken
Ocio
Distinciones
Web
Sitio web

Gustavo Adrián Cerati (Barracas, Buenos Aires, 11 de agosto de 1959-Núñez, 4 de septiembre de 2014) fue un músico, cantautor y productor discográfico argentino que obtuvo reconocimiento internacional por haber sido el líder, vocalista, compositor y guitarrista de la banda de rock Soda Stereo. Parte de la prensa especializada y músicos lo consideran como uno de los artistas más influyentes del rock latinoamericano y precursores de la música electrónica en el continente.

Influenciado por The Beatles y The Police Cerati integró diversas agrupaciones desde su adolescencia y en 1982 fundó la banda de rock latino Soda Stereo. Líder y principal compositor del conjunto, a partir de Signos (1986) su forma de hacer canciones comenzó a madurar, y su consolidación la alcanzó a comienzos de los años 1990 con Canción animal, en el que volvía a las raíces del rock argentino de los años 1970. Paralelo a su carrera con el grupo, en 1992 publicó a dúo con Daniel Melero el álbum Colores santos considerado uno de los primeros en Sudamérica en incluir música electrónica, y al año siguiente su primero como solista, Amor amarillo. Su gusto por la electrónica lo llevó a incorporarla a sus últimos trabajos con Soda Stereo. Después de la separación de la banda, lanzó Bocanada (1999) y Siempre es hoy (2002), donde mostró más su interés por el género que manifestó libremente en sus proyectos alternos Plan V y Ocio con la edición de álbumes y presentaciones que le dieron mayor difusión a este tipo de música.

En 2006, retomó el estilo roquero con su cuarto disco Ahí vamos, que recibió elogios del público y de la crítica, dicho trabajo contiene algunos de sus éxitos en solitario como «Crimen», «La excepción», «Adiós», «Lago en el cielo» y «Me quedo aquí». En 2007, se reunió con Soda Stereo tras diez años de separación en una gira que reunió a más de un millón de espectadores. En 2010, quedó en estado de coma tras padecer un accidente cerebrovascular, luego de finalizar un concierto en el que promocionaba su último álbum, Fuerza natural (2009). Falleció a la edad de 55 años a causa de un paro respiratorio en 2014.

Cerati fue un prolífico sesionista, estuvo como guitarrista invitado en temas de Caifanes, Babasónicos y Los Brujos, y colaboró en canciones con Charly García, Andrés Calamaro, Fito Páez, Shakira, Andy Summers, Roger Waters y Mercedes Sosa, entre otros. A lo largo de su carrera como solista, vendió más de siete millones de discos y ganó numerosos premios, entre ellos Grammy Latino, MTV, Konex y Gardel. En 2012, la revista Rolling Stone posicionó a Cerati en el séptimo lugar de los cien mejores guitarristas del rock argentino.

Primeros años[editar]

Gustavo Adrián Cerati nació el 11 de agosto de 1959 en el barrio Barracas de Buenos Aires (Argentina),[4]​ como el hijo primogénito de Juan José Cerati y Lilian Clark, quienes se conocieron trabajando como contador y taquidactilógrafa en Esso.[5]​ Tenía ascendencia italiana por parte paterna e irlandesa por parte de su madre.[6]​ Sus hermanas son Estela y Laura.[7]​ A los seis años lo inscribieron en un colegio estatal y, a medida que aprendía a leer, descubrió los cómics y por consiguiente su primera gran pasión: el dibujo.[8][9]​ Lilian remembró que cada vez que Juan José volvía del trabajo, le compraba algún cómic de Superman, Tarzán o Flash, y de estos tomaba la base para crear historias, como Supercerebro, parecido a Superman, o el hombre alado Argos, un símil a Batman que sobrevolaba las ciudades de noche.[8][10][Nota 1]​ A los nueve años sus padres le obsequiaron una guitarra criolla, momento en que crecería su interés por la música.[9]​ Dos semanas después de ese hecho, tomó clases de guitarra con una profesora y luego de mudarse al barrio Villa Ortúzar las continuó con otro maestro.[12][13]

Estudió la mayor parte de la primaria y por completo la secundaria en el colegio parroquial San Roque de Villa Urquiza.[9]​ A los doce años creó una banda con dos amigos de otro barrio,[14]​ y en 1976, con dieciséis, armó el grupo Koala que hacía música afroamericana y en el que asumió como guitarrista rítmico.[15]​ A mediados de los años 1970, Juan José en sus viajes de trabajo a Miami, le traía de regalo vinilos de rock difíciles de conseguir en Argentina y en uno de ellos también le obsequió su primera guitarra eléctrica, una Gibson SG de color marrón.[16]​ Formó parte del coro de su colegio, pero lo retiraron por indisciplina; en la parroquia del establecimiento compuso sus primeras canciones, como la religiosa «Desértico» que tocaba en misa y una navideña con base de rock progresivo que obtuvo el segundo lugar en un concurso musical —que tuvo a León Gieco y Carlos Cutaia en los jurados— organizado y emitido en Canal 9.[5][17][18]​ A pesar de ser felicitado por uno de los sacerdotes, no lo reintegraron al coro.[19]

Cerati estuvo en la banda de Manuela Bravo y luego entró a cumplir con el servicio militar. En 1979, se inscribió para estudiar la carrera de publicidad en la Universidad del Salvador.[20]​ Al año siguiente, paralelo a sus estudios, participó en dos conjuntos diferentes: Existencia Terrenal (ET) —de rocanrol y rhythm and blues—, con quien descubrió a bandas como Sex Pistols y The Police; y Vozarrón —de fusión que mezclaba jazz, rock y folclor—, según sus palabras «era el guitarrista; ni siquiera era el compositor», a pesar de que lo disfrutaba le resultaba «forzado pensar en “la fórmula de”».[21][22]​ Ese mismo año, con dos cantantes inglesas creó Savage, que tocaba soul y música disco en cabarés y fiestas judías.[23][24]​ De dichas presentaciones Cerati recordó que improvisaba canciones lentas en el momento y hacía «versiones inventadas», pero a la gente solo le preocupaba bailar.[25]​ Al mismo tiempo componía temas y también era parte de un trío llamado Triciclo, con este grabó un reggae titulado «Ay, nena, ¿cómo vas a hacer?»,[Nota 2]​ que fue difundido en un programa de Radio Rivadavia.[27]

Carrera musical[editar]

1981-1997: Soda Stereo[editar]

1981-1991: inicio y éxito de Soda Stereo[editar]

En 1981, Cerati se unió a The Morgan por proposición de Zeta Bosio,[28]​ compañero suyo en la faculta de publicidad,[29]​ con el que estrechó un fuerte lazo de amistad después de convivir con él en Punta del Este (Uruguay).[30][31]​ Estuvieron un par de semanas en la banda y luego probaron con otras agrupaciones de corta duración como Proyecto Erekto y Stress.[32]​ Paralelamente, tenían una agencia de publicidad junto con Alfredo Lois y Ernesto Savaglio llamada Hergus & Herlois.[33]​ Hacían boletines y encargos a marcas para reunir dinero; los textos los realizaba Bosio mientras que Cerati se encargaba de los dibujos y los acabados junto a Lois. Sin embargo, pronto se dieron cuenta de que la agencia no remuneraba lo suficiente y disolvieron la asociación, ya que a los tres les motivaba más la música.[34]

Cerati le propuso a Bosio formar una banda con temas propios que no fuesen cantados en inglés sino en castellano: él asumió el rol de cantante y guitarrista, y Bosio fungió como bajista y corista.[21][31]​ Para completar la formación, en marzo de 1982 —gracias a la intervención de Laura Cerati— Charly Alberti ingresó como baterista.[35][36]​ En 1983, ya como Soda Stereo, fueron invitados al programa de televisión Música total de Canal 9; Cerati en ese momento trabajaba como visitador médico en el Laboratorio Boehringer de Buenos Aires, y como el programa justo coincidía con su horario laboral, pidió el día libre por enfermedad para poder asistir. Sus jefes descubrieron su aparición en televisión, lo que significó primero, en su despido, y segundo, en tomar la decisión de dedicarse por completo a la banda.[37]​ En 1984 el trío publicó su primer álbum, Soda Stereo; aunque Cerati admitió que le dio popularidad, odió el resultado y lo llamó «una porquería».[38]​ Al año siguiente, antes de grabar Nada personal (1985), quiso experimentar algo distinto y para ello llamó a Richard Coleman, con quien junto a Christian Basso y Fernando Samalea, formaron Fricción que de acuerdo con Coleman era «un grupo alternativo de Gustavo».[39]​ Hicieron unas presentaciones en Stud Free Pub y tanto la prensa como el público experimentado los consagró como una banda underground.[40]​ Pronto tuvo que abandonar la agrupación por conflictos de agenda con Soda Stereo, aprobó a Roly Ureta como su reemplazo y continuó colaborando con ellos.[41]

Cerati en 1986.

En 1986 Soda Stereo lanzó Signos; por exigencia de su contrato con CBS, debían sacar un tercer álbum, y dependiendo de su éxito renovarían con la disquera. Cerati compuso el trabajo solo en su departamento, las letras las escribió en una sola noche,[42]​ y las finalizó un día antes de grabar las partes vocales, recordó en una entrevista para la revista Rolling Stone en 2006, donde manifestó que, todo el proceso del disco fue «sufrido»; mientras escribía las letras de las canciones, sentía «una excitación muy particular» bajo la influencia de la cocaína que ingería, y confesó que terminó en un hospital «desesperado, pensando que era el fin», pues esa experiencia también le producía tortura.[43]​ Por otro lado, en Signos se suscitaron las primeras disputas dentro de la banda a causa de los derechos autorales. Bosio y Alberti le dijeron que ellos también debían firmar los temas, a lo que Cerati les respondió que las canciones las hizo él.[44][Nota 3]​ Más tarde le explicó a Rolling Stone que le parecía válido si el esfuerzo era compartido, pero que no le parecía justo cuando estaba haciendo prácticamente todo.[45]

Signos se convirtió en el primer álbum de la banda en tener una recepción positiva de la crítica, que los trataba de «frívolos», por hacer «música divertida y no seria».[42]​ En febrero de 1987, Soda Stereo se presentó en el XXVIII Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, donde una multitud de fanáticas los recibieron a gritos, siguiéndolos por todas partes, desde la llegada al aeropuerto, incluso, introduciéndose al hotel que los hospedaba. Este hecho consolidó la Sodamanía —un equivalente a la Beatlemanía—. Desde ese instante, mantuvieron un ascenso exitoso a nivel internacional.[46]​ En 1988, surgieron las tensiones dentro del grupo en los ensayos de Doble vida, puesto que Cerati ejercía el control creativo de la banda, y les indicaba cómo tocar a Bosio y Alberti, que por momentos se sentían los «músicos de un solista». El bajista mencionaría después: «Hoy entiendo que estaba proyectándose como el verdadero artista en el que pronto se convertiría».[47]Doble vida les permitió triunfar en el mercado estadounidense, la primera banda de América Latina en lograrlo.[48]

El 3 de diciembre, en pleno levantamiento militar liderado por Mohamed Alí Seineldín, Soda Stereo realizó su concierto programado en el Estadio Obras Sanitarias; en una parte del recital, Cerati habló del suceso que ocurría, y sus palabras reconfortaron al público.[49]​ Belauza de Tiempo Argentino, escribió: «Cerati abrió la fiesta puntual, haciendo una alocución de defensa de la democracia; y eso fue suficiente para que muchos entendieran que con más o menos compromiso político y social, para las nuevas generaciones la democracia era innegociable».[50]​ Con las publicaciones de Doble vida y el EP Languis (1989), en palabras de Diego Giordano, Cerati se había convertido en una «especie de Julio Iglesias latino»; para desligarse de esa imagen, decidió retomar el sonido de las las bandas del rock argentino de los años 1970 que solía escuchar en su adolescencia. De este modo, en soledad empezó a componer los temas de Canción animal (1990), catalogado como el mejor álbum de Soda Stereo, como uno de los más emblemáticos del rock en español, y como el disco que los consagró nuevamente ante el público y la prensa.[51][52]​ Fue en su momento de mayor popularidad que comenzaron a cuestionar su futuro, luego de batir varios récords como llenar el Teatro Gran Rex, el Estadio Vélez y reunir 250 000 personas en la Avenida 9 de Julio. Cerati dijo: «Una posibilidad sería dedicarnos una y otra vez a superar nuestras propias marcas, como si fuese un deporte. ¿Pero hasta qué punto se puede hacer eso sin matar la música que amamos?».[53]

1992-1997: en paralelo a Soda Stereo y separación[editar]

A fines de enero de 1992, la banda cerró la gira Animal en el Estadio José María Minella de Mar del Plata con un concierto en el que mostraron una especie de despedida. Cerati declaró al respecto: «Este es el último show por un largo tiempo»; después de esto, la banda entró a un receso y sus miembros se embarcaron en proyectos personales mientras los seguidores especulaban sobre una posible disolución.[54]​ En marzo, Cerati a dúo con Daniel Melero lanzó el álbum Colores santos,[Nota 4]​ que no fue bien recibido por la crítica ni valorado por el público,[57]​ y los sencillos «Vuelta por el Universo» y «Hoy ya no soy yo» no tuvieron mayor éxito.[58]​ Hoy en día se le considera de culto,[59]​ la revista Vice la llamó «una obra de culto de la electrónica sudamericana».[60]​ Nunca presentaron en vivo Colores santos, ya que era parte del acuerdo que tenían de no tocar esos temas.[61][Nota 5]

En mayo, Soda Stereo se reagrupó para la gira en España, en la que dedicaron la mayor parte de su tiempo en los ensayos de esos conciertos para crear el nuevo material en su próximo álbum, Dynamo.[64]​ Durante todo el proceso, la banda pasaba por un ambliente complicado debido al cambio de compañía discográfica a BMG y a la relación conflictiva de sus integrantes, mientras que la recepción de la crítica y del público fue más moderada.[65]​ En la gira Dynamo, Cerati se sentía «prisionero artística y laboralmente», disfrutaba más estar con su novia, la chilena Cecilia Amenábar, que continuar la vorágine de las giras; en marzo de 1993 le informó al mánager Daniel Kon su decisión de regresarse a Buenos Aires,[66]​ lo que llevó a la cancelación de fechas pactadas en Estados Unidos y España.[45]​ Al volver a Argentina el grupo se tomó algunos días de descanso que, luego se extendieron hasta convertirse en un receso que estuvo a punto de disolverlo.[67]

Portada de Amor amarillo. Arte de Gabriela Malerba y Alejandro Ros.[68]

Cerati pasó una temporada en Santiago de Chile con Amenábar en un departamento de Providencia, allí instaló una sala de ensayo —los estudios Ámbar— para componer y grabar la mayor parte de su primer álbum solista; la otra parte la grabó en Argentina en el estudio Supersónico de Soda Stereo, con Zeta Bosio como coproductor y Tweety González de consultor de audio. Cerati compuso casi todas las canciones y tocó todos los instrumentos en su mayoría, mientras que Bosio y Aménabar participaron en la grabación de algunos temas.[69]​ Incluyó una versión de «Bajan», tema de Pescado Rabioso de Artaud (1973).[70][Nota 6]​ Cerati decidió ampliar su estadía en Chile ante el embarazo de Amenábar, y que posteriormente se casaron.[66]​ El 1 de noviembre salió Amor amarillo, cuyas letras reflejaron el buen momento de esa relación, especialmente en canciones como el tema homónimo, «A merced» y «Te llevo para que me lleves».[72]Benito, hijo de la pareja, nació 25 días después del lanzamiento del disco.[73]​ En diversas entrevistas aseguró que no pensaba iniciar una carrera como solista, y que este álbum solo era un trabajo en solitario.[74][75]​ En 1994, acompañado de Bosio en bajo y Flavio Etcheto en guitarra, Cerati hizo la única actuación oficial en vivo para promocionar Amor amarillo en la radio FM 100 ubicada en Buenos Aires, vista por cien personas adentro de los estudios y otras 700 a través de las pantallas ubicadas en las calles.[76]​ En julio, uno de los hijos de Bosio, Tobías, falleció en un accidente de tránsito, hecho que llevó a Soda Stereo a reencontrarse. Tiempo después, se juntaron nuevamente para componer un próximo álbum.[45]

Soda Stereo publicó en 1995 su último álbum de estudio, Sueño Stereo, que, aunque se destacó por tener un estilo ecléctico, tuvo una fuerte presencia de música electrónica, debido al gran interés de Cerati y Bosio en el género.[77]​ A fines de año, Amenábar quedó en embarazo por segunda vez y Cerati decidió volver a instalarse en Santiago.[78]​ En marzo de 1996, Soda Stereo finalmente decidió participar en un Unplugged de MTV, luego de que Cerati se negara varias veces al considerar que el sonido del grupo no encajaba en un formato acústico. Después de pensarlo, le propuso a la cadena hacer los temas más intimistas y relajados, sin tantos decibeles ni volumen, ni del todo acústicos.[79]​ Dos meses después nació su hija Lisa. Cerati junto a los chilenos Andrés Bucci, Guillermo Ugarte y Christian Powditch formó la banda electrónica Plan V con la que publicaron un álbum homónimo, también conocido como Habitat individual,[80]​ que fue un éxito en Argentina al ser el más vendido del género hasta entonces.[81]​ Powditch recordó que «la gente no podía creer que veía a Gustavo sin una guitarra y sin cantar».[82]

En marzo de 1997, Bosio se enteró por la prensa de que Soda Stereo se separaba, contactó a Cerati para intentar convencerlo de seguir con la banda sin éxito.[45]​ Por aquel entonces el trío ya no se hablaba si no era a través de otras personas.[83]​ El 1 de mayo, Soda Stereo anunció oficialmente su separación, en tanto Cerati publicó «La carta del adiós» en el suplemento del diario Clarín.[84]​ Aceptó hacer una gira de despedida después de negarse a la idea en primera instancia, en una entrevista posterior al diario Página/12 ese año, explicó: «yo estaba en contra [de hacer una gira], ya que nunca había pensado en una despedida de Soda [...] pero me puse a revisar en otros grupos y volvía a Soda, y me di cuenta de que podía ser un momento musical muy importante, de tocar las canciones por última vez. [...] “termina una época”».[12]

El último concierto se llevó a cabo el 20 de septiembre en el Estadio Antonio Vespucio Liberti; antes de culminar, Cerati agradeció con un discurso a los seguidores y colaboradores del grupo, y finalizó con la frase «gracias totales» que quedó en el inconsciente colectivo.[85]​ Ninguno de los presentes imaginó su repercusión, Andrea Álvarez confesó que en ese instante pensó que era algo «tonto».[86]​ En una entrevista en 1998, al ser consultado sobre dichos suyos que se convertían en frases célebres, Cerati respondió: «Yo he dicho muchas boludeces que no tenían ningún sentido, y que sin embargo han servido después como títulos, epígrafes [...] Lo de “gracias totales” surgió como una forma de decir “Esto es lo más grande”, porque Soda Stereo había tenido un final feliz pese a que era un divorcio».[81]​ Ese año, en un reportaje para la revista D'Mode, y, nuevamente para el suplemento , reflexionó acerca de la separación de la banda:

Terminar con el grupo fue mi decisión. Sentí un gran alivio cuando dejé de tocar en River. El cierre fue lo máximo que podíamos dar. Si hacíamos otra cosa, ya empezaría a comprometerse el resultado y la relación entre nosotros y afuera. Sobre todo el resultado artístico, porque está muy viciado y no se podía dar más. Para mí, se estiró más de la cuenta tras haber tomado en mayo la decisión de separarnos, y hacer conciertos [entre fines de agosto y] septiembre fue poco tortuoso, pero lo tomé con tranquilidad para no volverme loco. En definitiva, hasta tal vez nos hizo bien porque podría haber sido abrupto, y así hubo tiempo para reflexionar.[87]

1998-2010: Carrera solista[editar]

1998-2005: primeros años[editar]

En 1998 Cerati lanzó Plan Black V Dog, su segundo álbum con Plan V. El disco contó con la colaboración del grupo inglés The Black Dog y, a diferencia de su antecesor, no fue publicado a través de un sello independiente, sino que contó con la amplia difusión de BMG. Por otra parte, la continuidad del conjunto y un tercer álbum eran complicados: Cerati había vuelto a Argentina, mientras otro integrante vivía en Alemania y el resto en Chile.[81]​ En octubre apareció como músico invitado en el concierto de Los 7 Delfines en el Teatro Regio,[88]​ y​ el 20 de noviembre debutó en vivo como solista en el Festival Inrockuptibles en el Centro Cultural Recoleta. Inicialmente se presentó en el concierto sin compañía, pero seguidamente se sumaron Flavio Etcheto y Leo García como apoyo en samplers,[89]​ y después Plan V en su aparición final.​[90]​ En la última parte del espectáculo, Cerati presentó a Ocio, su nueva asociación electrónica conformada con Etcheto. Con este último lanzó en 1999 bajo el subsello Ámbar el álbum Medida universal, el cual fue importante para el desarrollo de su siguiente trabajo discográfico en solitario.[91][92][89][93]

El 28 de junio, sacó su segundo álbum solista, Bocanada, considerado por los medios el primero, mientras que Cerati lo definió como el primero «sin el amparo» de Soda Stereo.[9][94][95][75]​ Su presentación definitiva como solista despertó un interés en la prensa argentina, inédito en el rock local hasta ese momento.[89]​ Grabado en su estudio hogareño Casa Submarina y en Abbey Road con la Orquesta Filarmónica de Londres,[96]​ mostró un cambio en su carrera, debido a los estilos musicales presentados;[97]​ el uso de la guitarra no tomó un papel relevante, aunque continuó utilizándolo en sus obras siguientes.[98]​ El crítico Iván Adaime de AllMusic destacó la mezcla del pop y la electrónica en el disco, y lo calificó con 4.5 estrellas de 5 posibles.[99]​ En un principio Bocanada le generó incertidumbre a Cerati, por los cambios musicales hechos en comparación con Soda Stereo.[100][89][101]​. Con el tiempo, esa postura cambió hasta considerarse un clásico del rock argentino y latino;[100][102]​ el veterano crítico de rock David Cortés Arce mencionó: «Bocanada es un álbum fundamental en la historia del rock iberoamericano, y en general, de todos los países hispanoparlantes».[103]​ En agosto fue elegido el artista del mes por MTV, y en diciembre el suplemento No de Página/12 lo nombró el mejor artista de la década junto a Charly García.[104][105]​ En los premios Gardel de 2000 obtuvo el de mejor artista rock y mejor diseño de portada,[106]​ la canción «Puente» se convirtió en su primer éxito solista al ser nominada en varios premios, entre ellos a un Grammy Latino como mejor canción de rock.[107]

La gira Bocanada, la primera de Cerati como solista, inició el 25 de septiembre de 1999 en México y se extendió catorce meses.[100]​ En octubre hizo seis actuaciones llenas en el Teatro Gran Rex,[75]​ ante un público que recibió con poco entusiasmo su nuevo trabajo,[89]​ y que en su lugar, le pedían temas de Soda Stereo, pero él les respondía que eso ya era pasado.[102][75][Nota 7]​ En junio de 2000, fusionó su gira con la de Café Tacvba que promocionaba su álbum Revés/Yo soy (1999), llamándose Bocanada al revés. Hicieron actuaciones en México y dos conciertos en Argentina en el Estadio Obras Sanitarias, además, compartieron el escenario para interpretar «Juego de seducción».[113]​ Ese año, Ocio editó el EP Insular, que llevó al dúo ser partícipes del festival de música electrónica Sónar.[114]​ En 2001, Cerati participó en Música para meditar, un evento que unía la música occidental con la oriental, y que se celebró en el Teatro Metropólitan de México; interpretó por única ocasión tres temas que nunca grabó oficialmente: «Aire», «Meditar, ser tu propio altar» y «Agua», este último acompañado de un sitar y un mridanga, con Rubén Albarrán.[115]

Cerati protagonizó y compuso la música de la película +bien (2001),[Nota 8]​ que no tuvo la atención de la crítica ni del público,[118]​ mientras que el álbum sí fue bien recibido, nominado a un Grammy Latino como mejor álbum instrumental pop.[119]​ Sucesivamente, publicó el álbum en vivo 11 episodios sinfónicos en donde interpretó temas de todas sus etapas en clave de violines, clarinetes, arpas y oboes, acompañado por una orquesta sinfónica de 42 instrumentistas.[120][Nota 9]​ Siete de los once temas son versiones de éxitos de Soda Stereo,[122]​ estas fueron criticadas por algunos fanáticos de la banda, a lo que Cerati respondió: «lo lamento mucho por ellos si son muy ortodoxos [...] este disco no intenta tampoco competir con las versiones originales, es decir, es una lectura de ellas».[123]​ En 2002 se presentó en la sala principal del Teatro Colón, junto a la Orquesta Sinfónica Nacional y bajo la dirección de Pedro Ignacio Calderón.[124]​ También cantó con orquestas en salas de México, Venezuela y Chile.[125]

El 26 de noviembre lanzó Siempre es hoy, su tercer álbum como solista, producido por Sacha Truijeque y Toy Hernández.[126]​ Contó con las participaciones de Charly García, Domingo Cura, Camilo Castaldi «Tea-Time», y su nueva pareja, Deborah de Corral.[127]​ Aunque Cerati tenía material para publicarlo en formato doble, finalmente decidió editarlo en un único álbum debido a la situación económica que atravesaba el país en aquel entonces. En las letras del disco involucró un aspecto reflexivo entre la crisis suscitada y su vida personal.[128]​ Nominado en los Premios Grammy como mejor álbum de rock latino/alternativo,[129]​ estuvo entre los cinco discos más vendidos en diciembre de 2002 en Argentina,[130]​ mientras que los sencillos «Cosas imposibles», «Karaoke» y «Artefacto» tuvieron una amplia difusión, no tuvo buena aceptación en la crítica sobre todo por lo disperso.[131]​ En 2003, publicó el álbum de remezclas Reversiones: Siempre es hoy, realizadas por músicos, productores y DJs en Argentina, Chile, México y Alemania.[Nota 10]​ El periodista Pablo Strozza dijo que Cerati se redimió, luego de haber dado un «paso en falso», con estas versiones electrónica.[133]

La gira Siempre es Hoy abrió en Quito (Ecuador) y abarcó gran parte del continente y España, con 48 conciertos entre finales de 2002 y 2004.[134][130]​ A fines de 2003, en esa gira Cerati creó junto a Etcheto y Leandro Fresco el trío laptop Roken; presentaron formalmente el proyecto en el festival Mutek de Valparaíso. Hicieron presentaciones a lo largo de América Latina, las que grabaron con la idea de editar un álbum,[135]​ pero jamás se concretó algún lanzamiento.[136]​ En 2004, Cerati lanzó un álbum recopilatorio en CD+DVD titulado Canciones elegidas 93-04, que tiene dos ediciones con diferentes canciones para Argentina y España; incluyó el tema «Tu locura» utilizado en la serie de televisión Locas de amor de Canal 13, nominado en los Premios Martín Fierro 2005 como tema musical original.[137][138]​ En abril de 2005, Cerati se presentó como invitado sorpresa junto con Los Pericos en la sexta edición del festival Vive Latino.[139]

2006-2010: consagración, reunión de Soda Stereo, y últimos años[editar]

Cerati en 2006 durante la gira Ahí vamos en Nueva York (arriba) y Madrid (abajo).

El 4 de abril de 2006, lanzó su cuarto álbum Ahí vamos en donde las guitarras eléctricas volvieron a tomar un lugar destacado. Coproducido con Tweety González, fue mezclado por el ingeniero y músico venezolano Héctor Castillo y masterizado por Howie Weinberg en el estudio Masterdisk en Nueva York.[140]​ Contó con la participación de Richard Coleman después de un tiempo, Fernando Samalea, y sus colaboradores habituales.[141][142]​ En Argentina alcanzó disco de platino antes de salir a la venta, a causa de los pedidos anticipados, y disco de oro en México en tan solo unas semanas y Chile.[143][144]​ Asimismo, ganó un Grammy Latino como mejor álbum de rock, y con «Crimen», su primer sencillo promocional, se posicionó rápidamente en el primer lugar de las radios argentinas y le valió otro Grammy Latino como mejor canción de rock.[145][140][144]​ En los Premios Gardel 2007, Cerati se llevó el Gardel de oro, el mayor trofeo otorgado por la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (CAPIF), más otros seis galardones de dicho álbum y la canción «Crimen», considerada la mejor del año.[146]​ En la edición siguiente, Ahí vamos fue nuevamente galardonado, ahora como Mejor DVD.[145]​ El resto de sencillos —«La excepción», «Adiós», «Lago en el cielo» y «Me quedo aquí»— obtuvieron una recepción positiva del público y la prensa.[147][148][149][150]

Cerati en 2007 presentándose en el Festival de Viña (arriba) y con Soda Stereo en Ecuador (abajo).

La gira Ahí Vamos inició el 1 de junio de 2006 en Ciudad de México y siguió por América Latina, Estados Unidos, España y Londres, donde Cerati tocó por primera vez el 12 de octubre en The Forum, con 76 conciertos en total.[149]​ El 23 de febrero de 2007, se presentó en el anfiteatro de la Quinta Vergara para participar en el XLVIII Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, mismo certamen en el que estuvo veinte años antes con Soda Stereo. El Monstruo lo premió con artorcha de plata y oro y gaviota de plata, a la que rebautizó como «el pelícano de platino».[151]​ El 10 de marzo participó en un concierto gratuito con motivo del cierre del programa de verano del gobierno de la ciudad de Buenos Aires (GCBA), frente al Monumento a Güemes con las principales calles cerradas, con una concurrencia de alrededor de 200 000 personas.[152]​ En junio la gira fue interrumpida con el anuncio del regreso de Soda Stereo,[153]​ oficializado ese mes.[144]​ En julio, Cerati participó en el concierto de Shakira como parte del Live Earth, al interpretar juntos el tema «Día especial» en Hamburgo (Alemania) y Estambul (Turquía).[154]

La gira de reunión Me verás volver de Soda Stereo fue comprendida entre octubre y diciembre con veintidós fechas en nueve países con un total de más de un millón de espectadores.[155]​ Seis de esas fechas se hicieron nuevamente en el Estadio Antonio Vespucio Liberti, que los llevó a ser la primera banda de rock latinoamericano que logró dicha cantidad en una sola gira, superando el récord de The Rolling Stones con cinco.[156]​ Más tarde, Cerati mencionó que lo llamaron «una burbuja en el tiempo» esa reunión: «[...] estamos juntos porque nos llevamos increíblemente bien, pero de aquí en más cada uno sigue su camino por separado».[157]​ En 2008 apareció en varios eventos como invitado: en mayo participó en el concierto organizado por la Fundación América Latina en Acción Solidaria (ALAS) en la antigua Ciudad Deportiva de Boca Juniors, primero en la actuación de Fito Páez y después en la de Shakira;[158][159]​ en agosto fue invitado especial en el concierto de Emmanuel Horvilleur en el Teatro Gran Rex;[160]​ y en noviembre se presentó con Bajofondo en el festival Creamfields.[161]

Cerati tocando en Monterrey, 2009.

El 20 de julio de 2009 se estrenó en las radios «Déjà vu», primer sencillo de su nuevo álbum solista.[162]​ El 1 de septiembre, lanzó Fuerza natural en formatos CD y vinilo.[163]​ Se caracterizó por tener un sonido folk y country alternativo con presencia de guitarras acústicas.[164]​ En ese sentido, dijo que para el disco no pretendía sacar videoclips de manera convencional, sino que había sido concebido detrás de una idea original basada en armar, con todas las canciones del álbum, «un único y gran video musical» en forma de película con estilo road movie.[165][Nota 11]​ Tanto «Fuerza natural» y «Déjà vu» fueron consideradas entre las cien mejores canciones de 2009 en Argentina.[167]​ El álbum consiguió un disco de oro por las ventas anticipadas, y disco de platino a las pocas semanas de salir a la venta. Ocupó el primer lugar en ventas también en México, Colombia, Perú y Chile, así como el más vendido en la tienda latina de iTunes en Estados Unidos en la primera semana. Fue puesto en la quinta posición de los 50 mejores discos de 2009, por la revista Rolling Stone; además, consiguió otro premio Gardel de oro en 2010, el segundo de su carrera.[168][164][169]​ A finales de 2010, logró otros dos Grammy Latinos como mejor álbum de rock y mejor diseño de portada.[170][Nota 12]​ La gira Fuerza Natural inició el 19 de noviembre de 2009 en el Estadio de Béisbol de Monterrey,[Nota 13]​ y cerró su segundo tramo el 15 de mayo de 2010 en el Estadio de fútbol de la Universidad Simón Bolívar de Caracas (Venezuela).[176][Nota 14]

Accidente cerebrovascular y fallecimiento[editar]

Tras finalizar su concierto en Caracas, Cerati tuvo que ser trasladado a un hospital. En un principio se informó que había sufrido una descompensación.[179][180]​ El 18 de mayo en un comunicado, confirmaron que padeció un accidente cerebrovascular (ACV), como consecuencia de «un evento vascular isquémico con afasia de expresión», fue intervenido quirúrgicamente ante la gravedad del cuadro, y uno de los facultativos dijo que «no volvería a ser el mismo».[181][182][183]​ Desde entonces, permaneció en estado de coma.[5]​ Los medios recordaron que Cerati había tenido una trombosis cuatro años antes.[Nota 15]​ En junio fue repatriado a Argentina en un avión ambulancia para ser trasladado al instituto FLENI de Buenos Aires.[189]​ El 14 de ese mes, sus amigos cercanos informaron que había movido los labios y la cabeza al escuchar sus canciones.[190]​ En octubre fue ingresado a la clínica ALCLA, en su estadía persistió el mismo estado neurológico.[191]​ Desde que sufrió el ACV, sus fanáticos hicieron varias vigilias y recibió diversos homenajes desde Luis Alberto Spinetta, Charly García, Fito Páez, Andrés Calamaro, Shakira, hasta Bono, Joaquín Sabina, Alejandro Sanz, Maná, entre otros.[192][193][194][195]​ En 2013, el papa Francisco le escribió una carta de oración, a petición del artista plástico Gustavo Masó; en un fragmento mencionó: «Me ayudó a reconectarme con Gustavo [Cerati]».[196]

Álvaro Elizalde escribiendo en el libro de condolencias.

Cerati falleció el 4 de septiembre de 2014, cerca de las 9:00 hora local (12:00 GMT), según la noticia emitida desde su cuenta oficial en Twitter, así como un comunicado por parte de sus familiares y médicos de la clínica en el que se encontraba internado.[197][198][199]​ Había cumplido 55 años el mes anterior.[200]​ La noticia se difundió de forma anticipada en los medios locales como Radio Mitre.[201]​ En la Legislatura Porteña, fue dada a conocer por el vicepresidente primero Cristian Ritondo, luego de que el ministro de Cultura Hernán Lombardi lo confirmara.[202]​ La legisladora Susana Rinaldi expresó su pesar, y todo el poder legislativo guardó un minuto de silencio.[203]​ La presidenta Cristina Fernández de Kirchner decretó dos días de duelo nacional con la Bandera de Argentina izada a media asta en todos los edificios públicos.[204]​ El ministro vocero chileno Álvaro Elizalde expresó sus condolencias no solo a nombre del gobierno de Chile, sino también como «admirador». Tras dejar su mensaje en el libro de condolencias dispuesto en el Consulado de Argentina de Santiago, declaró a la prensa: «Su vida fue expresión de la hermandad entre nuestros pueblos».[205]​ Otros artistas que también expresaron su pesar, fueron Indio Solari, Francisco Bochatón, Diego Frenkel, Juanes, Ricky Martin, Residente, Julieta Venegas y Molotov.[206][207][208]

Fila para ingresar al velatorio.

En la ceremonia de los Premios Gardel 2014 en el Teatro Gran Rex —que coincidió con el día de su deceso— se le hicieron múltiples homenajes en la entrega de premios.[209]​ Andrés Calamaro dijo: «[...] lloré como un chico y es la tercera vez que me emocioné tanto en mi vida. La última vez que me dieron un premio estaba sentado junto a Gustavo y fue él el primero en levantarse y felicitarme».[210]​ El velorio se hizo en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires con una duración de catorce horas,[211]​ acudieron miles de personas dentro de los que estaban Zeta Bosio, Charly García, Miguel Mateos, Pedro Aznar, Fena Della Maggiora, Dante Spinetta, María Carámbula y Martín Palermo.[212]​ Los fanáticos se formaron en una fila de más de quince cuadras del lugar para rendirle homenaje.[213]​ El 5 de septiembre, fue llevado en un cortejo fúnebre que recorrió diversas zonas de las principales avenidas de Buenos Aires, mientras que cientos de seguidores le lanzaban flores al vehículo que llevaba su féretro; después, realizaron una ceremonia privada con sus familiares y cercanos en las capillas del Cementerio de la Chacarita, con una gran multitud afuera del lugar.[214]​ Los restos de Cerati fueron puestos en una tumba junto a la de su padre Juan José Cerati, fallecido en 1992.[215]

Vida personal[editar]

Relaciones y matrimonios[editar]

Saint Jean, Chomyszyn y Balfour[editar]

Mientras estudiaba publicidad y trabajaba como visitador médico, mantuvo una relación con Ana Saint Jean, a quien le grabó un tema llamado «Hablando de vos», que permaneció inédito hasta 2018. La relación empezó a deteriorarse cuando Cerati empezó a dedicarse a Soda Stereo, Saint Jean llegó a ver algunas presentaciones del grupo, pero estaba cada vez más distante. Cuando Soda Stereo apareció en Música total, la relación ya había acabado.[216]​ Durante un concierto en 1984, Cerati conoció a Anastasia «Tashi» Chomyszyn de quince años, quien regresaba a Buenos Aires después de cinco años de estadía en lugares como Inglaterra y Bélgica.[217]​ Su apariencia inspirada en bandas europeas como The Cure lo dejó impresionado cuando la vio por primera vez, y comenzaron una relación. Cerati le escribió «Juego de seducción», que ya disponía de la música pero sin la letra, en base a los juegos que tenían: Chomyszyn era la «señora bien» y él el mayordomo, apodado «Oliver».[218]​ Con el poco éxito del primer disco y las críticas hacia la banda, acusados de ser plásticos y tener «mucha imagen, poca música»,[217]​ cambiaron su estética con la ayuda de Chomyszyn: aumentaron el volumen del cabello y cortaron ropas antiguas.[218]​ Cuando se tuvieron que maquillar, Cerati se negaba porque temía que lo tacharan de gay.[217]​ Después de dos años terminaron, mientras Chomyszyn lo acompañaba en una gira de Soda Stereo, Cerati conoció a la modelo Nöelle Balfour, con quien comenzó una nueva relación.[218]​ Apenas un mes, planearon casarse y alquilaron juntos un departamento en el barrio Recoleta, pero pronto se separaron; este hecho inspiraría a Cerati para escribir las letras de Signos, en aquel departamento. Balfour resumió la relación como «un amor breve pero fulminante».[10]

Edwards y Antonucci[editar]

Cerati empezó una relación con la modelo Belén Edwards, quien por entonces mantenía una relación inestable con Julio Moura.[219]​ En marzo de 1987, contrajeron matrimonio después de que Soda Stereo terminó con el primer tramo de la gira Signos.[46]​ Con el auge de la sodamanía y el éxito de Doble vida, se separaron al año siguiente. Fue justamente en esa época que conoció a la modelo Cecilia Amenábar en una conferencia de prensa de la banda en Chile, y después comenzó un romance con Paola Antonucci, pareja de Charly Alberti, mudándose juntos a un departamento en Avenida Figueroa Alcorta en 1989; ahí fumaban el LSD y Cerati compuso los temas de Canción animal, algunos inspirados en Antonucci,[51][220]​ para el homónimo le pidió a Melero que hiciera la letra describiendo la relación.[221]​ También simbolizó su conexión con Antonucci al rediseñar juntos el arte de la portada del álbum con una pareja de leones copulando.[222]​ Según la visión de Andrea Álvarez, «Canción animal es el disco de su relación con Paola Antonucci», mientras que Dynamo «tuvo que ver con esa ruptura».[223]

Cecilia Amenábar[editar]

Cecilia Amenábar en 2015.

En agosto de 1988, luego de conocer a Cecilia Amenábar, empezaron a verse frecuentemente, Cerati viajaba a Chile para verla cada vez que podía, pero el inicio de la gira Doble Vida los mantuvo un tiempo alejados y la relación seguiría a distancia.[224]​ En junio de 1991, le envió de regalo por correo un manuscrito que, más tarde, se convirtió en la canción «No necesito verte (para saberlo)».[225]​ En 1992, decidió tener una relación estable con Amenábar, y viajó a Chile para pasar dos semanas juntos. En ese tiempo, Cerati pensaba en su vida fuera de Soda Stereo.[226]​ En diciembre la llevó a Buenos Aires y en enero de 1993 a la gira Dynamo, ahí le confesó que estaba cansado de esa rutina, y quería formar una familia.[227]​ Contrajeron matrimonio civil en la localidad de Las Condes el 19 de mayo, y después, el 25 de junio, se casaron de forma religiosa en la iglesia Los Misioneros, en el barrio de Pedro de Valdivia Norte.[228][229]​ Tuvieron dos hijos: Benito y Lisa, ambos nacidos en Santiago.[230][231]

Los dos colaboraron en Amor amarillo, Amenábar fue coautora de «Ahora es nunca» y aportó voces en «Te llevo para que me lleves» y «A merced», en este último además ejecutó el bajo.[69][232]​ Con respecto a su inclusión, Cerati señaló que ya se dedicaba a la música: «una de las cosas que nos ha unido es su sensibilidad musical [...] no fue una superficialidad ponerla en el disco, porque ella fue la que estuvo cerca mientras yo lo estaba haciendo». En cuanto a su habilidad musical, explicó: «Ella ya tocaba el bajo, yo solo le di una líneas simples y la empujé a tocar».[233]​ En otra entrevista comentó que pretendía hacer música con ella, a quien consideró que tenía «condiciones buenas» y eso los unía mucho. «Puede ser que hagamos un video juntos, aunque sea en la casa».[234][Nota 16]

Óscar Jalil en Rolling Stone, considera que Bocanada habla del inminente divorcio de la pareja. «El álbum de Cerati plantea una mirada melancólica sobre las primeras grietas que anticipan una ruptura, visiones en cámara lenta y sin los típicos excesos que explicitan el dolor y la pérdida [...] Insinuaciones del deterioro afectivo aparecen en varias letras del disco».[89]​ En febrero de 2001, los problemas ya eran insostenibles, en mayo se hizo público el distanciamiento de ambos, Cerati dejó el hogar en que vivían en Vicente López desde que se fueron de Chile en 1997, y alquiló un departamento en Avenida del Libertador.[236][237]​ Se separaron en febrero de 2002.[238]​ Poco después, se encontraron en un concierto de Mouse on Mars y bailaron de forma espontánea, Amenábar dijo: «La música tiene un poder curativo enorme».[239]

Deborah de Corral[editar]

En 2001, tras dejar a Amenábar, Cerati inició una relación con la modelo Deborah de Corral, quien anteriormente fue pareja de Charly Alberti, lo que causó un gran revuelo.[240]​ Esta transición se vio reflejada en Siempre es hoy;[241]​ en una entrevista para Rolling Stone en 2003, al ser consultado sobre cómo su nueva novia lo influyó, Cerati respondió: «No sé si tuvo más influencia en el disco que mi separación, pero mi relación con ella fue energía positiva, me sostuvo. Además, ella fue testigo de todo el momento de creación del álbum y también participó».[242]​ No solamente tuvo contribución de Corral en lo musical, con coros en «Casa» y «Torre de marfil», y un silbido en «Altar»,[243]​ además de cantar en algunos conciertos;[244]​ también apareció parcialmente en la contraportada.[245]​ Se mantuvieron juntos hasta julio de 2005.[246]​ Según Lilian Clark, fue el gran amor de su vida.[247]

Medrano, Balcarce y Bello[editar]

Tras su separación con de Corral, inició un romance con la vestuarista Sofía Medrano,[248]​ a quien conoció en un evento benéfico de la Fundación Huésped.[249]​ Terminaron a fines de diciembre de 2007, tras la conclusión del retorno de Soda Stereo.[250]​ Medrano fue vestuarista en la gira Ahí vamos del mismo modo que Edwards y Antonucci en las giras de Soda Stereo, mientras fueron parejas de Cerati.[240][251]​ En enero de 2008, comenzó a salir con la actriz Leonora Balcarce, duraron solo un año.[252][249]​ En abril de 2009, empezó un nuevo noviazgo con la modelo Chloé Bello.[253]​ Ambos adoptaron un perro de raza Border collie al que llamaron Jack.[254]​ A mediados de 2010, planeaban casarse en Marruecos; Bello acompañó a Cerati en el segundo tramo de la gira Fuerza Natural, pero cerca de las últimas fechas se tuvo que ir a Europa por cuestiones de trabajo.[5]

Relación con Chile[editar]

Yo vivo parte de mi tiempo en Chile y tengo una ligación muy especial con este país y con su gente, pero para [Soda este país] es muy importante porque Chile fue el primer país que conocimos fuera de la Argentina.[255]
—Cerati.

Su primera visita a Chile sería con Soda Stereo en mayo de 1986, para aparecer en el estelar Martes 13.[46]​ Según EMOL, desde ese instante Cerati se transformó en ídolo. «Apareció con una cabellera de cómic y una holgada camisa brillante. Su voz stereofónica impostada hizo estragos entre las chicas en el set».[256]​ En noviembre hicieron su segunda visita y se desató la sodamanía por primera vez.[46]​ En el segundo de los cuatro conciertos que dieron en el Estadio Chile Cerati dijo «el régimen se acabó».[257]​ Tras el éxito en el Festival de Viña del Mar, la prensa argentina los criticó por haber sido partícipes del certamen mientras al exterior del anfiteatro de la Quinta Vergara unos manifestantes eran reprendidos, a lo que Cerati respondió: «Sin duda que yo no estoy de acuerdo con lo que pasa políticamente en Chile».[46]​ Años después reconocería que parte del éxito que tuvo la banda en Chile se debió por la situación política. «Nos sacaban en titulares de todos los diarios. Los espectáculos, en ese aspecto, a lo mejor copaban un lugar que, en otras circunstancias, no sería tanto. Pero la gente nos adoptó inmediatamente».[258]​ En la gira al sur de Chile que emprendió Soda Stereo tras triunfar en Viña del Mar, Cerati se mostró impresionado por el lago y volcán nevado de Frutillar.[259]

Cerati tocando en Chile en la gira Me verás volver, octubre de 2007.

Mientras vivió en Santiago, Cerati le manifestó en una entrevista de 1994 al diario El Mercurio, que la ciudad le representaba «calma», y que había «una timidez respetuosa» en sus habitantes, que le encantaba.[260]​ Incentivado por su esposa, frecuentó lugares underground de música electrónica, lo que daría origen a Plan V, y de rock alternativo, en donde conoció a bandas como Sien y Solar.[261][259]​ Según Amenábar en 2013, Amor amarillo fue «uno de sus discos menos vendidos y comprendidos» porque lo hizo fuera de Soda Stereo, y porque «a mucha gente no le gustó que se fuera a Chile».[69]​ En 1997, mediante la carta que publicó en el diario Clarín sobre la disolución de Soda Stereo, Cerati desmintió que sus constantes viajes a Chile tuvieran algún factor determinante en la decisión, puntualizó que aun vivía en Argentina y que continuaría su carrera en su país natal, como lo era siempre.[262]​ En el marco de El último concierto en Chile, tras finalizar «Té para tres» le confió al público: «Ustedes saben que esta también es mi casa».[Nota 17]​ Para la gira de prensa de Bocanada «jugaba más de local» en Santiago que en Buenos Aires.[89]​ Con su familia formada en Chile, viajaba a la playa de Zapallar y al Lago Vichuquén, incluso después de separarse de Amenábar, aunque menos frecuente.[264][265]​ También recorrió otros sitios en el norte de Chile, como San Pedro de Atacama.[266]

Tras el terremoto de Chile de 2010, Cerati fue uno de los primeros artistas internacionales que manifestó su conmoción y solidaridad mediante la red social Twitter y de un mensaje en vídeo.[267][268]​ El 13 de marzo, encabezó el concierto Argentina abraza a Chile a beneficio de las víctimas de la catástrofe, ante 100 000 personas presentes.[269]​ Después recordó: «[había] muchas banderas chilenas llevadas por argentinos, lo que me dio mucho orgullo. Parecía que estaba tocando en Santiago».[230]​ Al año siguiente, en la Casa de la Patria Grande de Buenos Aires, los ministros de Chile Luciano Cruz-Coke y de Argentina Jorge Coscia le hicieron entrega del Premio Binacional de las Artes y la Cultura al Compromiso Solidario por su participación en el evento benéfico, representado por Lilian Clark.[270]

Fútbol[editar]

Vivo frente a River, soy del Racing Club, mi living tiene los colores de Boca y mi cuarto los de la Selección.[271]
—Cerati sobre su hogar en Alcorta

Cerati expresó su desinterés por el fútbol en una entrevista en 2010,[230]​ pero cuatro años antes, confesó que cuando tenía que decidir en un club en 1966, eligió a Racing Club de Avellaneda, ya que en ese momento resultó campeón.[187]​ En 2001 aclaró que no tenía ninguna pasión por el fútbol, ni por Racing ni por otro equipo, y declaró como falsa una publicación que decía que era fanático.[272]​ En 1993, en el programa La Cueva de Telefé, manifestó: «Soy de Racing, pero poco fútbol, porque tuve mucha decepción durante mucho tiempo. Tal vez ahora lo recupero, que andamos bien».[273]​ En un concierto de Soda Stereo en 1995, mientras cantaba «Primavera 0», Cerati festejó la victoria de Racing contra el Club Atlético Lanús.[274]​ En diciembre de 2014 a unos meses de fallecer, Racing logró el campeonato tras trece años, y la hinchada celebró el título con la canción «De música ligera».[275]

Otras actividades[editar]

Moda[editar]

Cerati (centro) en la época de Soda con melenas paradas y vestimentas exóticas.

Cerati presentó diferentes propuestas de estética, marcó e innovó estilos, y cada que subía al escenario causaba impacto en el público.[276]​ Con Soda Stereo estrenó el under porteño, cambiaba de imagen cuando sacaba nuevo disco, como solista fue más moderno en su vestir en el escenario como fuera.[277]​ Antes de usar cualquier cosa consultaba con sus parejas.[278]​ Fue «un influencer» antes de que se masificara ese término, y logró el reconocimiento de expertos en moda.[279]​ Considerado un «ícono del estilo»,[280][281]​ junto con Soda Stereo fueron la banda latinoamericana pionera en estilismo, ya que fueron los primeros en tener una estilista que se preocupaba por sus peinados, el maquillaje y la ropa.[282]​ En abril de 1986, la estilista del grupo, Alejandra Boquete, junto a dos modelos, se presentaron al ensayo en el Estadio Obras, vestidas de negro con el cabello parado. Cerati dejó lo que estaba haciendo y le dijo a Bosio y Alberti: «¡Esto es lo que queremos!».[283]

De acuerdo con Clarín, la imagen «que muestra Prêt-à-porter» de Cerati y Melero abrazados, de compras en una calle del West End de Nueva York «condensa el carácter íntimo y libertario de la elección de prendas de los músicos».[283]​ Para el arte y la presentación de 11 episodios sinfónicos vistió un atuendo parecido al de El Principito con mezcla de Drácula,[122]​ para darle cuerpo a su voz.[284]​ En la actuación que dio en el Auditorio Nacional de México, Joselo Rangel describió: «Aunque estaba acompañado de un buen número de músicos y un director, en realidad estaba solo, como El Principito en su asteroide».[285]​ El diseño del traje estuvo a cargo de Pablo Ramírez, quien destacó: «Dior una vez dijo que la única reina que había vestido fue Evita, yo en cambio una vez vestí a un príncipe».[286]

En 2009, Cerati lanzó su propia línea de ropas para hombres con la ayuda de su diseñador de imagen Manuel Morales, bajo el nombre «GC» para la marca Basement de tiendas Falabella, que incluía jeans, camisas, chaquetas, trajes, corbatas y accesorios de color negro, blanco y gris, inspirados en su estilo preferido punk-rock.[287][288]​ Según Falabella, se vendieron prendas en un «alto porcentaje» durante el primer fin de semana.[289]Valeria Mazza opinó que Cerati logró «plasmar a la perfección su personalidad» en la colección que hizo.[290]

Fortuna y propiedades[editar]

A mediados de los años 1980, Juan José Cerati empezó a encargarse de los asuntos financieros de Soda Stereo, y creó la editorial «J.J.C.» para amparar el catálogo de canciones firmadas por su hijo, labor que pasaría después a manos de Laura Cerati.[291]​ En 2002, Cerati reveló que su dinero le fue retenido por el corralito y que «económicamente no puedo estar en una situación tranquila».[292]​ Tenía propiedades en Argentina, Chile, Uruguay, un estudio en Estados Unidos el cual contenía un equipo de audio valuado en 1.7 millones de dólares. Hasta 2011, las regalías por sus canciones ascendían a 66 mil millones de dólares, pero después de su fallecimiento la cifra aumentó considerablemente a 142 840 dólares.[293][294][295]​ Recibe montos por derechos de autor y por conexos, «suma derechos como intérprete, productor, autor y guitarrista».[296]​ En 2012, la revista Forbes argentina valoraba que su fortuna rondaría los 50 mil millones de pesos.[297]​ En 2016, lo situó como el músico local que más ingresos generó póstumamente, pese a que no se contaba con cifras oficiales del musical Sép7imo Día de Cirque du Soleil, señaló que se estimaba una recaudación cercana a 30 millones de dólares,[298]​ vendiéndose el doble de la expectativa.[299]

Otras apariciones en medios[editar]

En noviembre de 1993, Cerati condujo brevemente un espacio de MTV como VJ para hacer la presentación de diversos videoclips, incluso algunos suyos como «En la ciudad de la furia» con Soda Stereo, «Hoy ya no soy yo» con Daniel Melero, y el estreno de su solista «Te llevo para que me lleves».[300]​ En 2000, apareció en un sketch del programa humorístico Todo por dos pesos de Canal 7, en el que interpretaba una parodia de «De música ligera», titulada «Llamen a Moe», junto a la banda Los Tres Chiflados.[301]​ Fue rostro publicitario en 2001 para un comercial de Cerveza Quilmes, al que compuso el tema de la campaña «Salí para ver».[302]​ Dos años después, aparecería esta vez para un comercial de CTI Móvil.[303]​ El 20 de diciembre de 2001, el mismo día que se desataba en simúltaneo el cacerolazo a raíz de la crisis argentina, grabó unos separadores para los cortes comerciales del programa de televisión Fútbol de Primera,[242]​ en donde aparecía improvisando y experimentando con su guitarra,[304]​ y que pudieron ser vistos recién en 2002.[305]

Musicalidad[editar]

Influencias[editar]

John Lennon (izquierda) y David Bowie (derecha), fueron dos de las principales influencias de Cerati.

En 1999, Cerati declaró que cuando tenía nueve años, aunque ya conocía a The Beatles ellos lo impactaron después, y que su motivación para tocar y formar una banda fueron los temas «Purple Haze» de The Jimi Hendrix Experience y «Pictures of Lily» de The Who, que escuchaba a diario.[9]​ The Beatles fue su primer recuerdo musical, en varias entrevistas contó que jugaba a cantar y tocar con una escoba «Twist and Shout»; su preferido era John Lennon,[306]​ a quien para Página/12 en 2005, elogió como un «compositor único» y aseguró: «Si tengo que nombrar un artista entre todos lo elijo a él».[307]​ Se inspiró en «Jealous Guy», la que llamó «la canción de amor por antonomasia», para componer «Crimen».[308]​ Entre sus canciones más «beatlescas» se encuentra «He visto a Lucy», no solo por su clara alusión a «Lucy in the Sky with Diamonds», «sino que también se evidencia en la producción efectista del track y sus complejos arreglos instrumentales». Además de imitar la guitarra de Lennon que «retorció para lograr ese sonido derretido tan característico».[309]David Bowie fue otro ícono para Cerati, desde los doce o trece años.[310]​ El álbum Scary Monsters (1980) reafirmaría su admiración por él, además de servir como punto de referencia respecto a Carlos Alomar, que ocho años más tarde sería el productor de Doble vida. Los temas «Ashes to Ashes» y «Fashion» «le dieron pistas a Cerati para cautivar masas en discotecas».[311]

También tenía influencias de George Harrison, el periodista Mauricio Cavallo dijo en el diario digital uruguayo LaRed21 que Bocanada hacía referencias a algo muy espiritual, con puntos de contactos con Harrison, y citó como ejemplo «Puente», que además de lo lírico «se percibe un “slide” de guitarra, muy al estilo Harrison».[312]​ En Fuerza natural Harrison ocupó nuevamente un espacio, así como Tom Petty, Bob Dylan, Jeff Lynne, y el supergrupo que formaron llamado Traveling Wilburys. Aunque admitió nunca ser un gran seguidor de Dylan, citó «Blowin' in the Wind» («la respuesta está en el viento») en «Tracción a sangre».[313]​ Siempre profesó su admiración a Lynne y su banda Electric Light Orchestra (ELO); en la época de Sueño Stereo, Soda Stereo tuvo una alineación de guitarras de doce cuerdas, bajo, teclados análogos, dos chelos y un violín como ELO. Cerati se inspiró en Lynne, usó «cabellera ensortijada abundante, barba descuidada y gafas oscuras»; antes de comenzar el MTV Unplugged, bromeó: «Buenas noches, yo soy Jeff Lynne y esto es Electric Light Orchestra».[314]​ Otras influencias en sus primeros años que citó fueron Roxy Music y King Crimson.[70]

Asimismo, Luis Alberto Spinetta incidió en Cerati, quien le marcó una profunda identidad en la lírica y el estilo de sus melodías.[315]​ El propio Cerati relató: «Recuerdo que no hacía otra cosa que imitar, tratar de conseguir reproducir el clima que [Spinetta] lograba en [Artaud]», refiriéndose al inicio de su carrera con las primeras bandas, y el impulso fuerte del álbum hacia él.[70]

Después de The Beatles, no hubo otro grupo que me hubiera producido esa sensación de querer estar ahí como lo hizo The Police. [...] Porque The Police existe porque existieron The Beatles, está clarísimo eso. Y encontrarme de vuelta con esa sustancia pop y con esa energía, fue como único ese momento, y fue muy instructivo para salir a tocar. Cuando Soda Stereo sale a tocar, salimos tratando de emular esa energía. Esa fue la escuela.[316]
—Cerati, revista Rolling Stone, 2006.

The Police le hizo ver a Cerati que podía mezclarse el rock, punk, jazz y reggae para dar una gran obra.[311]​ El vínculo comenzó con el álbum Outlandos d'Amour (1978), las canciones como «Roxanne» y «So Lonely» le dieron pauta para que creara los primeros demos con Soda.[317]​ El guitarrista de la banda, Andy Summers, le enseñaría los «secretos» armónicos que mostraban en los acordes que manejaba, para después, integrarlos al propio lenguaje musical con Soda Stereo y luego como solista.[315]​ Tuvo la oportunidad de verlos en vivo, y de conocerlos en persona, en una visita que hicieron los británicos a Argentina, en diciembre de 1980.[20]

Cerati al ver un afiche promocional de Pornography (1982) de The Cure, le reveló la imagen y estética que quería plasmar para Soda Stereo. Del mismo álbum, el verso del tema «One Hundred Years»: «It doesn’t matter if we all die», le dio un gran impacto entre las opciones que encontró Cerati como compositor.[311]​ También tomaría otros elementos como las armonías, el canto y la actitud.[318]​ Otros exponentes como Mick Ronson (guitarrista de David Bowie), Ace Frehley de Kiss y Ritchie Blackmore de Deep Purple, le hicieron entender que, además de armonías y melodías, el rock también requiere fuerza y poder.[315]​ Del mismo modo Stereolab fue pieza referente.[319]

A fines de los años 1980, Cerati redescubrió las bandas del rock argentino de la década anterior que escuchaba en su adolescencia, Pescado Rabioso, Vox Dei, Color Humano, Manal y Almendra, así como Led Zeppelin, permitiéndole tener las bases para la composición de Canción animal. De hecho, definió el álbum como La Biblia (1971),[Nota 18]​ reflejado en referencias claras al Antiguo Testamento: «(En) El séptimo día» cita a Dios y el tiempo que le tomó crear la Tierra, y en «Un millón de años luz» al arca de Noé y el diluvio universal; mientras que «Sueles dejarme solo», el periodista José Bellas en Rolling Stone dijo que es el reclamo a una mujer o una alusión a un superhombre que «¿[...] abre el juego al reclamo del Cristo debilitado en la cruz, que duda y le reclama al Padre?».[131]​ De acuerdo con Jalil, igualmente en Rolling Stone, «[es] el primer registro en que Gustavo Cerati empieza a mirarse como un heredero del rock argentino de los años 70».[321]

A su vez, para Canción animal Cerati tomó también el sonido que se desenvolvía en Mánchester con el resurgimiento psicodélico gracias a bandas como The Stone Roses, Happy Mondays y Screaming Trees, así como también en la estética.[322][51]​ Para Colores santos, escuchaba con Daniel Melero a grupos como My Bloody Valentine, Ultra Vivid Scene, Primal Scream y The Orb, entre otros.[323]Dynamo, que seguiría con influencia madchester de Pixies, Sonic Youth, My Bloody Valentine y Ride, marcó las bases del «rock sónico» en Argentina y permitió el ingreso a nuevas bandas locales como Babasónicos, Martes Menta, Los Brujos y Tía Newton, a quienes Cerati invitó para que abrieran las presentaciones de Soda Stereo en el Estadio Obras.[324]​ En Amor amarillo seguiría experimentando con el indie y alternativos de Sonic Youth, Nine Inch Nails y Fatboy Slim.[311]

En lo electrónico, tomó influencia de grupos alemanes Mike Ink, Gas, Kreidler, Jörg Follert «Wunder», Basic Channel, entre otros, para Ocio.[325]​ En Bocanada nombró variadas desde Massive Attack, Alturas de Machu Picchu (1981), DJ Shadow, The Beach Boys, Wunder, y los autores literarios Jorge Luis Borges y Octavio Paz.[326]​ En los agradecimientos del álbum figuró Borges junto a los también escritores Alejandra Pizarnik —ambos presentes en las obras de Cerati— y Horacio Quiroga. Otros de sus referentes en la literatura fueron Federico García Lorca y Edgar Allan Poe.[327]​ De igual manera, hubo personas que no eran músicos, como sus hijos y amigos, que influyeron en el desarrollo conceptual de Bocanada.[328]

Desde el punto de vista de la producción de Ahí vamos, citó como influencia a Queen «desde el lugar de cierta ampulosidad y cierto clasicismo en los arreglos» y Led Zeppelin por el lado de Jimmy Page en la «producción sonora de guitarras» buscando como entrelazarlas. También mencionó a Talking Heads y Television.[329]​En Fuerza natural también lo influía el álbum Raising Sand (2007) de Robert Plant y Alison Krauss, Ney Matogrosso, el rock sinfónico de Pink Floyd y Yes, además del rock argentino de los años 1970 siempre presente.[330]​ Atribuyó que algunas obras de los artistas José María Madrid y William Blake, y las películas de Kenneth Anger, posiblemente estuvieron en su mente al momento de componer Fuerza natural, aunque no creía que las letras sean directamente producto de eso, sí creía que «son un punto contractual de todo esto».[331]

Estilos y géneros musicales[editar]

Cerati abarcó diferentes estilos, trataba de no encasillarse en uno solo, y en todos pudo dejar su sello.[332]​ El periodista Sergio Marchi comentó que tenía un estilo, y lo hizo más libre. En su carrera solista «se diferenció pero tampoco hizo algo que no tenía que ver con lo que venía haciendo», no buscó un estilo completamente opuesto porque «sabía que iba a ser poco natural y no iba a favorecer su música». Según Marchi, tenía un estilo más cercano al de Luis Alberto Spinetta, «de quien fue su mejor alumno», y que, a diferencia de Charly García, no hacía canciones sociales o de protesta con letras de «contenido puro y duro».[333]​ En una entrevista en 2009, dijo que no le interesaba el arte «si está mezclado con la política», pero admitió que para él hubo quienes lo hicieron bien.[334]

En 1999, Cerati dijo que siempre le había interesado la música andina y la plasmó ciertamente, no de modo sustancial, en «Cuando pase el temblor», «Corazón delator» y «Raíz».[335]​ En «Cuando pase el temblor» hizo una fusión entre el reggae y un carnavalito;[336]​ el tema «Raíz» llegó a llamarlo «El temblor 2», tenía algo de lambada, mientras que el anterior era más cercano al reggae.[326]​ La canción «Cactús» tiene conexión con la música folclórica que incorpora una rítmica cercana a la chacarera argentina.[337]

A principios de los años 1990, Cerati se interesó en el movimiento sónico Madchester gestado en el Reino Unido y lo incluyó en el maxi Rex Mix, siendo dentro del rock en español el primero en incluirlo.[324]Dynamo presentó un cambio profundo de sonido con respecto a los álbumes previos de Soda Stereo, con un estilo shoegaze que aprovechaba la voz de Cerati de manera más «potente y definida».[338]​ Paralelamente, en sus viajes a Chile forjó una gran amistad con Christian Powditch, quien le dispuso de una gran variedad de álbumes con sonidos de beats y computadoras, que coincidió en su interés por los sonidos sintéticos y que materializó en Rex Mix y «Pulsar».[339]​ Sobre esta canción, Página/12 recoge que «es también una declaración de principios de Cerati sobre la apropiación de la música electrónica en su propuesta de allí en más».[69]​ Su interés por lo electrónico se venía gestando desde los años 1980, influenciado por el new wave británico de la época, a partir de Nada personal incorporó el sintetizador. En Ruido blanco (1987) los temas fueron reversionados llenos de sonidos sintéticos, baterías electrónicas y secuencias.[340]​ A su vez, en las remezclas de «Sobredosis de TV» y «Nada personal» en 1985, y las incluidas en los EP's Languis y Rex Mix, demostraron su curiosidad en ese género.[341]

Fernando Herrera del diario Tiempo describe que en Colores santos hay un «ambiente que oscilaba con naturalidad entre el pop electrónico y el art rock», una mixtura que desarrollaría Cerati después en su carrera solista.[323]​ La crítica de la época catalogó al álbum como «una de las primeras manifestaciones electrónicas masivas en Argentina». No obstante, Cerati y Melero dijeron que era «un disco de rock contemporáneo, que absorbía otros estilos de lo que sucedía en otros lugares», pero de igual modo contenía máquinas y sintetizadores.[341]​ Fue la primera vez que se distanciaba del «pop guitarrero» y adoptaba más el dream pop.[342][340]​ Cerati recordó que la gente le decía: «¿Qué es esto? ¡Colgate la guitarra, pibe!»;[56]​ también dijo que mucha gente pensaba que él ponía la parte roquera y Melero el techno, pero en realidad sucedía al revés en muchos casos.[343]

Tras pasar una temporada en Santiago, Cerati volvió a Buenos Aires muy entusiasmado por el acid house y ambient, y lo plasmó en Sueño Stereo.[344][45]​ Para el diario en línea El Mostrador Bocanada supuso un presagio de lo que vendría después del rock latino. «Más de una vibración digital y electrónica, y menos del rocanrol tradicional cargado de guitarras».[345]​ De acuerdo con Iván Adaime de AllMusic, «supuso su regreso al pop, y de hecho combinó su devoción por la música electrónica con las canciones pop que lo hicieron famoso. Una canción como “Río Babel” demuestra esa mezcla, y también la cadencia de medio tempo que domina el disco».[99]​ Nicolás Vallejo-Cano de Vice dijo que «Bocanada es un trabajo preciosista, ecléctico y visionario en el que Gus desplegó toda su magia en híbridos de sobradísima altura poética y producción hiper sofisticada, desde la épica sinfónica “Verbo Carne” hasta el trip hopBocanada”».[309]

Es a partir de aquí que adoptó el estilo crooner; en sus palabras, en «Bocanada» tomó «una actitud tipo Scott Walker»,[326]​ mientras que en «Verbo Carne» tiene «un aire de bolero crooner de los años '50 con música sinfónica de los '70».[346]​ El sitio web Silencio dijo que jugó a ser un «crooner neoclásico» y en 11 episodios sinfónicos «se convirtió en este álbum en vivo en un crooner refinado que traducía su propia obra al lenguaje del ensamble de vientos e instrumentos de cuerda».[58]​ Con respecto a ese trabajo, el Clarín señaló que tomó un estilo como Frank Sinatra y Dean Martin, acercándose al de Robbie Williams en su último trabajo de aquel entonces, Swing When You're Winning (2001).[118]​ Cerati en una entrevista de la época para La Nación, comentó que iba por el lado de Tony Bennett, no tomó referencia de ninguna banda de rock, ni quiso hacer una mixtura entre ambos géneros, en su lugar se influenciaron en Tim Burton y la música de sus películas, dando «una mezcla de infantil y gótico» reforzada en la vestimenta que usó en la ocasión.[122]

En Siempre es hoy dejó atrás la estética de crooner,[242]​ y retomó la guitarra como eje principal, en tanto el hip hop tiene constante presencia, aunque no siempre un rol protagónico, siendo mucho más disperso dentro de lo extenso que dura el álbum; para La Nación, su punto «negativo» es que «no tiene una guía conductora. En el largo viaje, uno se puede perder fácilmente».[243]​ Con el álbum de remezclas de Siempre es hoy, el diario argentino lo comparó con Jessico Dancemix (2002), que sirvió como «ejemplo para la comunión roquero-electrónica del año último», mientras que «Reversiones es la mueca discográfica que en 2003 señala el parentesco entre géneros».[347]​ Según Infobae en Ahí vamos: «volvió al rock del que nunca se había ido del todo pero que quizás había quedado más entreverado con otros estilos en sus trabajos previos».[149]​ En «El mareo» Luciano Lahiteau en Indie Hoy menciona que «Cerati se plegó a la hibridación del tango», y afirma que «puede verse como el resumen del recorrido que Cerati había hecho desde Colores santos hasta Siempre es hoy, con 11 episodios sinfónicos incluido. También es la oportunidad para oírlo cantar una letra bastante ajena a su registro poético, tan poco adepto a la nostalgia».[348]

Trabajo de guitarra[editar]

Cuando empecé con la guitarra, tenía un grabador de mi padre para aprender inglés que tenía la mitad de velocidad y podías grabar tres canales. Era una cosa muy rara, podías bajar la velocidad para aprender la pronunciación. Yo grababa solos de guitarra. Ritchie Blackmore era mi favorito, porque yo siempre fui muy rítmico. Disfruto de hacer algunos solos, pero no es lo que más me interesa, me gusta más el groove de la guitarra, la forma en que interactúa con la batería. Y él era un maestro en eso, trabajaba el tempo de una forma muy particular.[349]
—Cerati.

Cerati era zurdo pero aprendió a tocar la guitarra como diestro por «una cuestión de práctica»,[350]​ aunque tampoco pudo encontrar un modelo especial.[351]​ Practicaba con Deep Purple, Black Sabbath, Led Zeppelin, Commodores, Earth Wind & Fire, y Parliament, entre otros.[12]​ El músico Javier Barría destacó que la mano que Cerati tenía más fuerza era la izquierda y eso se notaba en su tratamiento con las cuerdas.[352]​ Analistas y cercanos coinciden que como guitarrista sobresalió por la rítmica de su mano derecha. «Sus dedos largos le permitían tocar las cuerdas con amplios intervalos».[353][354][355]​ Tenía una forma de tocar funky,[243]​ además Cerati dijo que tenía una mano derecha «muy movediza».[356]​ Para el crítico de rock colombiano Eduardo Arias, el impacto musical de Cerati fue como guitarrista, ya que trajo nuevas técnicas para tocar, inspirado en The Specials, The Police o The Cure.[357]​ Buscaba frecuentemente nuevos sonidos al experimentar a través de efectos o formas de tocar la guitarra, ya que tenía un amplio conocimiento del instrumento. Dominaba el delay con el que hacía ecos repetitivos, influenciado por Andy Summers y David Gilmour.[352][353][358][359]​ Sergio Marchi mencionó una ocasión en que vio a Cerati buscar un sonido particular y «sacudía con fuerza la pachera» con el fin de conseguirlo.[360]​ Fernando Cárdenas de Radio Nacional resaltó sus arreglos a los temas de Los 7 Delfines cuando tocó con la banda en vivo, en «Ni una vez más» aportó con su guitarra un «sonido envolvente bastante similar a un sintetizador».[361]

Richard Coleman le reveló a Rolling Stone que el primer impacto que tuvo de Cerati al verlo tocar por primera vez, fue «su estilo de guitarra rítmica tan personal» con «una mezcla de funk con reggae, que marcaba el groove de las canciones», y que utilizara acordes simples con el que «hacía muchos acordes en primera posición tocados con una precisión que hacía que sonaran mucho más grandes».[358]​ En 1985, Cerati trabajó las guitarras con Coleman para Nada personal, de acuerdo al periodista Carlos Iogna Prat de Todo Noticias, en «Estoy Azulado» presentó un resultado «interesante» al usarse dos compresores y una mezcladora «antes de enchufarla al amplificador que dividió el sonido en cuatro señales» y en «Observándonos (Satélites)» se «invirtió una parte de la cinta con la guitarra y tuvo un particular efecto».[362]​ Jalil en Rolling Stone afirma que Signos incluye algunos de sus mejores riffs como «El rito», «Final Caja Negra» y «En camino».[131]​ Cerati siempre componía sus canciones con una guitarra acústica o criolla, «pero el concepto sonoro de los dos primeros discos de Soda no dejaba lugar para esa clase de instrumento», explicó Giordano. «En Signos, en cambio, la acústica adquiere un rol fundamental como consecuencia de querer reformular la propuesta del trío a partir de un criterio sonoro más clásico y orgánico».[42]​ Precisamente en la canción «Signos» la guitarra acústica tiene un gran protagonismo destacando la introducción, con un estilo definido por Cerati como de Pink Floyd.[363]​ En la gira de promoción usó una guitarra con cuerdas nailon para interpretar únicamente ese tema.[46]​ Después hizo temas acústicos como «Té para tres», «Te llevo para que me lleves», «A merced» y gran parte de las piezas de Fuerza natural, en el que tocó además dobros, mandolina y charango.[131][69]

En 1990, Cerati no priorizó los sintetizadores como los últimos trabajos con el grupo, y tomó en Canción animal un estilo más riguroso con guitarras ruidosas «pre-grunge». De acuerdo a Carolina Taffoni en La Capital, Canción animal «podía ir del riff épico de “Un millón de años luz” a la oscuridad distorsionada de “Sueles dejarme solo”, pasando por la spinetteana “Té para tres”».[51]​ Coleman comentó que hasta Canción animal el sonido de la guitarra «evoluciona con una coherencia» y que Cerati hizo experimentación hasta Dynamo, en el cual la distorsión crecía.[358]​ Roque Casciero de Página/12 señaló que Ahí vamos está a alturas similares con Canción animal y Dynamo, y a su vez mencionó a la guitarra como el «arma de destrucción masiva» del álbum. Opinó que «La excepción» tiene esa «magia distorsionada» de Canción animal con dos guitarras tomando la dirección de la banda.[364]

Una de las actuaciones de Cerati más aclamadas como guitarrista fue la interpretación de «Génesis» en el MTV Unplugged, en el que ejecutó un solo ampliamente elogiado por analistas y fanes.[365][366][367][131]​ El músico y periodista Iván Nieblas dijo que fue «un ejecutante limpio y con un gran gusto para elegir las notas y explosiones justas», y que para muchos ese fue su gran momento como guitarrista.[359]​ De igual forma lo destacaron en el cierre de su presentación final en Caracas con el tema «Un lago en el cielo», al finalizar con un solo de guitarra «lisérgico» y extendido que tocó por casi dos minutos, que «coronó» el concierto.[368][369][370]

Guitarras[editar]

Cerati con su PRS Multifoil.

En enero de 1986, Cerati y Bosio compraron una serie de instrumentos en Nueva York, luego de que fueron robados los anteriores de la banda, dos meses atrás; entre las adquisiciones se encontraban dos guitarras: una Jackson Soloist SL 1 acabado azul y una Schecter negra.[371]​ La Jackson se convirtió en la guitarra emblemática de Cerati en la primera etapa de Soda Stereo.[372]​ Después de varios años sin usarla, la quiso recuperar para la gira Me veras volver. Le pidió a su asistente que la buscara, pero este la encontró en mal estado, lo que llevó a restaurarla;[373]​ aunque luego, se desafinaba sola debido a que Cerati apoyaba su mano sobre los microfinadores cuando hacía las rítmicas, por lo que su ayudante tuvo que diseñarle un protector.[374]​ En 2008, la usó por última vez en el concierto de Emmanuel Horvilleur; antes de efectuar el riff de «Nada personal», bromeó: «Esta guitarra solo toca un tema, ¡toca sola!».[361][160]​ En 1987, mientras se encontraba de gira con Soda Stereo, le llegaría de Nueva York una Pensa-Suhr, de sus guitarras favoritas.[375]​ Al año siguiente, se compró una PRS Multifoil Special Model de una edición limitada de cien modelos, desde Canción animal hasta la gira El último concierto era su guitarra principal, en su carrera solista la alternaba con otras marcas.[376]​ En la gira Me veras volver usaría una PRS SE Custom 24 que rompía cuando tocaba «Sueles dejarme solo».[377]​ En el día que Cerati cumpliría 56 años, PRS Guitars lanzó a modo de homenaje una edición limitada de quince unidades del modelo 2015 Multi-foil LTD con la leyenda «gracias totales» en la tapa trasera de la guitarra.[378]

Tenía una Fender Electric XII que se le vio utilizarla en los videoclips de «En la ciudad de la furia» y «De música ligera».[274][378]​ Hacia la última etapa de Soda Stereo, empezó a ocupar una Parker Fly y una Gibson ES-355,[379]​ esta última usada en baladas, sonidos melancólicos y blues como la versión de «Té para tres» en Comfort y música para volar.[380]​ En su etapa solista usó Fender Telecaster, Gibson Les Paul y G&L ASAT Classic y Legacy HB.[380][381]​ En 2010, en medio de la gira Fuerza Natural decidió comprarse una Mosrite double-neck (doble mástil de doce y seis cuerdas), que fue usado para interpretar «Trátame suavemente».[382]​ En su último concierto le reveló al público: «Mandé a hacer esta guitarra solo para tocar este tema».[383]​ Entre las guitarras acústicas que tenía estaba una Guild, una Alvarez Yairi de doce cuerdas, y una Taylor T5.[384][385][386]​ Usó una Yamaha APX 5 de color negro —prestada por Spinetta— para la grabación de Amor amarillo y la presentación en vivo.[232]

Sampler[editar]

Era el momento en que comenzaba la estética y la tecnología del sampler, yo tenía un aparato que se llamaba MPC-60 de Akai [...], pero hasta ese entonces hacía baterías porque parecía haber sido creada para eso. Cuando empecé a agarrar trozos de canciones se nos abrió el mundo, como al hip hop. Entonces fue una fuente inagotable de ideas que terminó en un disco que ni siquiera pensábamos que íbamos a hacer.[56]
—Cerati sobre Colores santos

A principios de los años 1990, Cerati comenzó a hacer uso del sampler, anticipado en el tema «Ves el sol» de Cámara de Daniel Melero y en Rex Mix,[387]​ a base de sus experimentaciones con Melero iniciadas en Canción animal,[223][388]​ tomó fuerza en Colores santos, a través de un Akai MPC60,[389]​ lo que sirvió como precursor para Dynamo.[67]​ A partir de ahí, fue clave en varias composiciones de Cerati usar este instrumento para recoger fragmentos de canciones de una amplia gama de artistas para utilizar sus sonidos con ciertas modificaciones «para que hicieran parte de un todo completamente nuevo».[390][391][Nota 19]​ Esto motivó a que sus detractores lo acusaran directamente de cometer «plagio» o «copia», aunque ninguno de estos casos llegó a aparecer en los tribunales.[395]

Su interés por el sampler crecía a medida que Soda llegaba a su fin, expresado en Plan V y Ocio,[396]​ destacándose en Medida universal que sería la génesis en la concepción de Bocanada;[89]​ experimentaba a través de un MPC3000.[397]​ De acuerdo a Rolling Stone, Bocanada es uno de los pocos álbumes del rock argentino que tiene tantos samples y tan reconocibles, desde Elvis Presley, Claude Debussy, The Spencer Davis Group, Focus, John Barry, Electric Light Orchestra, Gary Glitter, The Verve, hasta Los Jaivas, todos acreditados en el disco.[89]​ Cerati le dijo al diario español Zona de Obras en 2000, que Bocanada contiene mucho de «sampleadelia» y declaró que había señalado las muestras usadas que pudieran generar algún tipo de problema, como Focus, del que usó un fragmento de «Erup­tion» de Mo­ving Wa­ves (1971), resultándole difícil poder contactar a esta banda para los derechos. «El te­rreno de los samples aún no es­tá muy cla­ro. Aho­ra se es­tá deba­tiendo el tema MP3. Mi sen­sación es que, en el ca­so del sample [de «Eruption»] de Focus es una par­te fundamen­tal de la compo­sición [de «Bocanada»]. Sobre el tema ins­trumen­tal hice una nue­va canción». Mencionó también que había encontrado un disco de unos alemanes que usaron el mismo sample utilizado en «Zoom» «en forma de remix como si hubie­sen hecho una ver­sión de “Zoom” en cla­ve minimal techno. ¡Era increíble! Cuando sampleas una co­sa y funciona hay que usarla. Tampoco me impor­ta que lo hagan conmigo.[Nota 20]​ Creo que lo impor­tan­te es transformar el sample en una canción, darle un valor dife­ren­te».[399]

Cerati autosampleaba de su obra también,[399]​ el instrumental «+Bien» lo compuso a base del solo de de «Entre caníbales».[58]​ En la fase primitiva de Ahí vamos, hizo samples para definir ritmos básicos,[400]​ pero para la grabación del disco se desprendería del instrumento para darle prioridad a un sonido orientado hacia las guitarras en canciones «más clásicas».[401]​ «Crimen» por su parte, la secuencia básica de la canción la armó en gran parte con samples de diferentes melodías de piano de otros temas.[402]

Laptop[editar]

Cerati junto a Roken fueron los primeros exponentes latinoamericanos que trajeron «una nueva onda electrónica europea, pero con sabor latino» a través de sonidos digitales con el que hacían grabaciones, ecualizaciones, y efectos añadidos, todos hechos por computadoras en una «Jam Laptop» en directo, con estilos como house, minimal techno, mezclados con sonidos de rock.[403]​ Cerati expresó que componer y tocar en computadoras y samplers ya era tan habitual «como agarrar la guitarra y hacer una canción “tradicional”» y llamó a su laptop su «estudio de grabación móvil».[404]​ Cuando estaba en un hotel y no disponía de una guitarra, tomó una laptop y comenzó a agarrar pedazos de varios temas con distintos tonos, de esta forma creó «Crimen» y «Me quedo aquí».[405]

Voz[editar]

Qué particular que es tu voz, Gustavo. Los franceses dicen trés particulier, cuando es una cosa que no se puede describir.[406]
Mercedes Sosa a Cerati

Cerati disponía de un amplio registro vocal, poseía agudos y dominaba también los graves. Según la cantante Mariela Espinosa en El Comercio, tenía «un timbre de voz bastante propio al igual que sus arreglos musicales», y «como cantante tuvo evolución». En 11 episodios sinfónicos, Cerati no tocaba ningún instrumento, solo cantaba, «[eso] solo lo puede hacer alguien con cierto nivel de virtuosismo vocal». Espinosa señaló que su interpretación tenía elementos atmosféricos al igual que en su voz. «Porque Cerati usaba bastantes efectos, tenía una voz que aprovechaba eso. Con letras, su voz tenía esa función de ser un instrumento más».[407]​ El editor Claudio Vergara de La Tercera dijo que la manera de cantar de Cerati era con muchos giros y cambios de timbres de una manera «súper atractiva» que demostraba su «riqueza vocal».[408]​ Jalil en Rolling Stone recordó que tenía un tono «seguro y cálido», y que por momentos, cambiaba el color de su voz por «un registro más imperativo».[242]

Cerati señaló a Bocanada un disco de interpretación, en donde impregnó la voz como gran parte de su esencia, en comparación a sus discos anteriores que se le dificultaba, tal vez por el apuro que tenía al momento de cantar o por la escasez de sistemas de grabación como Pro Tools. Pero al grabarlo desde su casa, lo tomó con más calma, lo que se reflejó en su voz más expresiva.[399]​ Para la revista Rockaxis, su forma de cantar en Siempre es hoy estaba en una madurez, «este puede ser el disco donde vocalmente se encuentra en su punto», y destacó su interpretación en «Especie», en el que jugaba con el falsete.[409]​ De este álbum Espinosa resaltó su interpretación en «Vivo», «Cerati muestra su rango y su amplio registro. Pero sobre todo su capacidad de cantar en momentos sutiles, bajitos y luego explotar dejando que su voz se vuelva más grande, sabía mostrar su dinámica».[407]

Otros instrumentos[editar]

Cerati en una entrevista para la revista Rolling Stone, en 2006, dijo que le gustaba mucho tocar el bajo, además de tener «como buen feeling para tocarlo».[316]​ Lo tocó en el tema «Camaleón», invirtiendo roles con Zeta Bosio, y que de igual manera tocaron en vivo.[410]​ Anteriormente ya había ejecutado el bajo en el demo de «Hombre al agua»,[69]​ en el álbum Conga (1991) de Daniel Melero, quien dijo: «Siempre me gustó grabarlo a Gustavo tocando el bajo, era muy bueno».[411]​ También lo tocó en gran medida en Colores santos,[412]​ usó el Fender Precision Bass de Bosio.[55]​ Siguió ejecutándolo en sus álbumes en solitario, varias pistas de Fuerza natural las tocó él, en «He visto a Lucy» empleó un Höfner 500/1,[413]​ en otros casos sustituyó el bajo con un teclado porque tenía un sonido profundo en comparación con un bajo tradicional.[414]​ En Colores santos fue donde mayormente tocó teclado durante toda su trayectoria musical.[415]​ También tocaba el sintetizador, aunque no sabía mucho.[81]​ En Soda Stereo hacía las programaciones de las baterías tanto en estudio como en vivo,[416][417]​ mismo que realizó en todas las pistas de Amor amarillo, donde además, tocó el resto de los instrumentos en la mayoría de temas.[69]​ También los ejecutó todos en «Raíz».[418]​ Llegó a utilizar la armónica.[419]

Composiciones[editar]

En Soda Stereo hizo muestra de su humor ácido mediante críticas con letras ambiguas para no confundir la ironía con la queja y el enojo, sería el único trabajo en que empleó este humor.[387]​ A partir de Nada personal, con letras un poco más profundas,[420]​ la figura de Cerati como compositor empezó a notarse más, y fue en Signos que dio un salto evolutivo más evidente;[387]​ abandonó el esquema tradicional en una canción y lo reemplazó por un concepto dinámico, formal y más elaborado. Para Diego Giordano, aquí aparece «la síntesis de heroísmo y melancolía» que Cerati utilizó para componer los mayores éxitos de Soda Stereo —como «En la ciudad de la furia» y «De música ligera»—; para el escritor Eduardo Berti fue el primer disco con temas de «autobiografía».[42]​ En Canción animal, su esquema fue diferente a lo que venía componiendo hasta ese tiempo. «Logró desarticular algunos vicios que lo tenían cómodo para escribir y hacer la música»; varios temas tenían solo tres acordes en gran parte de la canción como «Sueles dejarme solo» o «De música ligera».[421]

Vergara en su análisis a «En la ciudad de la furia» mencionó que tenía «esta capacidad [...] Cerati, desde sus orígenes como publicista, de instalar ciertas palabras, ciertas frases en el inconsciente colectivo. Y “la ciudad de la furia” quedó instalada como uno de los apelativos más conocidos de Buenos Aires y de cualquier ciudad que sea relativamente tumultuosa».[408]​ El escritor ecuatoriano Eduardo Varas cree que la línea «Aún tengo el sol para besar tu sombra» de «Ángel Eléctrico», «es uno de los mejores versos escritos en español».[407]​ Shakira escribió: «Las melodías Ceratianas han sido a menudo el marco donde Gustavo ha creado imágenes que sobreviven a la persistencia del tiempo. El surrealismo citadino y a la vez salvaje de sus letras lo convierten, a mi modo de ver, en uno de los compositores más interesantes de Hispanoamérica».[422]

De acuerdo con el análisis de Carlos Schilling en La Voz del Interior, en los dos primeros álbumes de Soda Stereo, criticó sarcásticamente al consumismo y el capitalismo, como presagios de su país en la siguiente década, pero una vez que se cumplieron las profecías «la poesía de Cerati perdió algo de ese filo inicial y se volvió menos inmediata, ya no orientada a descifrar los signos de la época, sino ensimismada en sus propias imágenes que no obstante seguían siendo insinuantes». Otro rasgo que resaltó en sus letras son «la capacidad de condensar situaciones y sentimientos en fórmulas casi publicitarias, tremendamente eficaces y misteriosas al mismo tiempo» como «Signos» o la relación de amor y odio en «No existes». Con Bocanada empezaría —para Schilling— su «período menos interesante de su lírica», desde 1999 a 2009 «su voz poética sonaba un poco ingenua, como si no terminara de aceptar que el tiempo había pasado y que parte de su público había crecido con él», aunque «esa manera de aferrarse a la juventud tiene momentos conmovedores».[423]​ En 2002, Cerati negó las acusaciones de que no se relacionaba con el entorno social porque sus «canciones están escritas en primera persona», con cosas que tenían que ver con él «o que son demasiado metafóricas».[424]

Colaboraciones[editar]

De izquierda a derecha: Aznar, Páez, Valladares y Cerati, en 1989.

Desde los inicios de Soda Stereo, Cerati colaboró con otros artistas; el álbum debut contó con Richard Coleman y Daniel Melero, con quienes coescribió canciones para proyectos posteriores.[425][426]​ También coescribió con Isabel de Sebastián,[427]​ Jorge Daffunchio,[428]​ Francisco Bochatón,[429]​ Flavio Etcheto,[430]​ su hijo Benito,[431]​ y Adrián Paoletti,[432]​ entre otros.[100]​ Hizo un arreglo de guitarra al tema «Imágenes paganas» (1986) de Virus, en una reunión con la banda.[433]​ Colaboró con Fricción en sus dos álbumes: en Consumación o consumo (1986) aportó guitarra, sintetizadores y coros en algunos temas,[434]​ y produjo Para terminar (1988),[41]​ en el que tocó un solo de guitarra.[435]

Entre 1988 y 1992 efectuó varias colaboraciones; tocó la guitarra rítmica en el tema «La bestia humana» de la banda mexicana Caifanes.[436]​ Colaboró con Daniel Melero previamente en «Música lenta» que inspiraría a Cerati para crear «De música ligera».[271]​ Cantó para Leda Valladares en tres temas del álbum Grito en el cielo vol. 2: «La gota cava la piedra», «De vicio me has de aborrecer», y «En otro poder».[437]​ Participó en «Vietnam» de Nadie sale vivo de aquí de Andrés Calamaro.[438]​ Charly García le propuso grabar un álbum titulado Tango 3 a trío junto con Pedro Aznar, pero nunca se consumó.[Nota 21]​ De esas sesiones quedó el tema «No te mueras en mi casa», incluido en Filosofía barata y zapatos de goma de García. Más tarde, Cerati participó en guitarras y coros en la canción «Vampiro» de Tango 4 de García y Aznar.[440][441]​ Tocó en «Arcos» de Algo mejor de Fabiana Cantilo.[442]​ Contribuyó imperceptiblemente en El amor después del amor de Fito Páez, la única colaboración en estudio entre ambos.[443]

A principios de los años 1990, Cerati tocó para las bandas emergentes Los Brujos y Babasónicos en sus álbumes debut.[444][445][446]​ En 1992, produjo L7D de Los 7 Delfines y tocó en «Terror de mi vida» de Aguirre, con Zeta Bosio como productor.[447][448]​ En su estancia en Chile se asoció con artistas locales: ayudó en la grabación de la canción «Óleo» (1994) de Sien y produjo Sueños en tránsito (1997) de Nicole.[449]​ En 1997, Soda Stereo hizo su última grabación de estudio para Tributo a Queen: Los grandes del rock en español, con una versión de «Some Day One Day» que Cerati adaptó al español, titulada «Algún día», sin ser como la original, motivo por el que recibió crédito como coautor junto a Brian May.[450]​ En 1998, grabó con Andy Summers y Vinnie Colaiuta una versión en español de «Bring On the Night» («Tráeme la noche») para el álbum homenaje a The Police, Outlandos D'Americas, en el que cantó, tocó el bajo y la guitarra acústica.[451][Nota 22]

Colaboró y/o produjo a artistas como Francisco Bochatón,[429]Altocamet,[453]Antonio Birabent,[454]​ y Leo García,[455]​ entre otros.[456]​ En 2001, cantó una reversión de «Rasguña las piedras» en Si - Detrás de las paredes de Sui Generis,[443]​ y en «Parte de las reglas» de la banda Pr3ssion.[457]​ Trabajó para Leandro Fresco en tres canciones de su álbum Luz sin calor (2005) y en «Sol de medianoche» que apareció en El reino invisible (2015).[458][459]​ Colaboró para Shakira como productor y/o compositor en «No» y «Día especial» de Fijación oral vol. 1 (2005), y «Devoción» y «Tu boca» de Sale el sol (2010).[460]​ Participó en tres temas de Easy (2006) del DJ alemán Jörg Follert «Wechsel Garland».[461]​ En 2008, grabó con Roger Waters el tema benéfico «The Child Will Fly», publicado en 2014 con una versión de dos minutos y medio de los trece que duraba en total.[462]​ Tocó el solo de guitarra de «Normal» publicado en Siberia Country Club (2011) de Richard Coleman.[463]

Otras colaboraciones hechas entre 2005 y 2009 fueron añadidas después a su segundo álbum recopilatorio póstumo Satélite Cerati (2018), que incluyó sus participaciones con Leo García, Telefunka, D-mente, 202, Emmanuel Horvilleur y No lo Soporto; las versiones «Eiti Leda» con Fabiana Cantilo, «I'm Losing You» con Los Durabeat, «Los libros de la buena memoria» con Lito Vitale, y «Zona de promesas» con Mercedes Sosa; y «El mareo» con Bajofondo,[464]​ que tuvo una nominación en los Grammy Latino como mejor canción alternativa.[145]

Legado[editar]

Actuación de Leandro Fresco en el homenaje a Cerati realizado por TV Pública, dos meses después de su fallecimiento.

Los historiadores de Encyclopedia of Latino Popular Culture dijeron que Soda Stereo estuvo «entre los pioneros del rock en español moderno», surgieron «con un sonido distinto que los catapultó entre las grandes leyendas» y se le considera una banda innovadora.[465]​ El diario colombiano La República aseguró que Cerati logró con Soda Stereo hacer del rock en español un negocio internacional, si bien a finales de los años 1960 Los Gatos vendía miles de copias, el director de la emisora Radiónica Álvaro González añadió que encontró cómo hacerlo «autosostenible».[297]​ Pedro David del sitio Cultura Colectiva aseguró que la historia del rock argentino «giraría en direcciones distintas si Cerati hubiera perseguido aquellos cánones sociales que representaban pulcritud».[466]​ Belauza en el diario Tiempo Argentino señaló que la etapa solista de Cerati lo consagró «definitivamente como el eslabón perdido entre los dos próceres fundadores del rock argentino: Spinetta y García»; prosiguió: «A diez años de su último disco [Fuerza natural], queda la sensación de que Cerati habría acompañado de manera original la evolución de los gustos juveniles por el hip hop y el trap».[50]​ Hablando de la escena musical argentina, apadrinó bandas de la «movida sónica» como Babasónicos, Juana La Loca, Tía Newton y Martes Menta. Logró darle más notoriedad a músicos como Leandro Fresco, Leo García, Flavio Etcheto, Fernando Nalé, Pedro Moscuzza, Capri, Javier Zuker, Loló Gasparini, e influyó a nuevas generaciones como Lisandro Aristimuño, Paco Amoroso, y Lucy Patané.[467]

Cerati formó parte como uno más en el nacimiento de la escena electrónica en Chile, mientras que en Argentina la logró sacar del anonimato dándole mayor difusión, dado que la prensa de su país iba a sus presentaciones con Plan V y Ocio, lo que masificó a la escena underground. «Puede ser que mucha gente se haya involucrado en la electrónica a partir de Cerati», dijo el autor Gito Minore, aunque no cree que fue el responsable, «colaboró para eso».[341][468]​ La locutora Olivia Luna comentó: «Cerati aportó y cambió muchísimo la escena musical, él dio como una pauta para que también muchos otros músicos, se inspiraran a través de las letras de sus canciones y también Gustavo estaba adelantado a su época, porque después se fue por un lado más electrónico, hacer producciones distintas, que no fueran nada más bajo, guitarra, batería, él empezó a experimentar con otros sonidos y dio pauta para que otros músicos lo vieran a él, como un avanzado de la época que se iba más allá del rock».[469]​ Según Bono, Cerati fue un «genio» y lo destacó por Dynamo «pionero» en el sonido sónico, que utilizó para hacer Zooropa (1993).[469]​ La periodista chilena Paula Molina declaró: «Fue su compromiso con las técnicas y la experimentación de otros géneros, que luego fusionó e incorporó en su música, lo hizo tan popular. Ahora, luego de haber reflexionado sobre lo que fue su legado, lo que se destaca es su habilidad para hacer que la música trasciende los géneros y cruza las fronteras —música para todos los latinoamericanos―».[470]

Premios y reconocimientos[editar]

Antes y después de su fallecimiento, Cerati ya era considerado por parte de la prensa, músicos y críticos como un icono del rock latinoamericano y uno de los precursores de la música electrónica del continente por haber utilizado nuevas tecnologías.[471][399][357][472][473][340][168]​ En Argentina se le consideró uno de los integrantes del quinteto de los más grandes solistas del mundo del rock, junto a Charly García, Luis Alberto Spinetta, Andrés Calamaro y Fito Páez.[474]​ Con Soda Stereo recibió el Premio Especial a la Trayectoria Artística, otorgado en la primera edición de los MTV Awards Latinoamérica en 2002.[475]​ En los Premios Grammy 2015 rindieron tributo en el segmento «In memorian» a artistas fallecidos el año anterior, Cerati salió con una foto suya bajo el título de «Latin Rock Legend» (en español: Leyenda del rock latino).[476]​ A lo largo de su carrera en solitario vendió más de siete millones de discos,[477]​ ganó seis Grammy Latinos,[Nota 23]​ dos Gardel de Oro,[478]​ tres Premios Konex,[479]​ y un MTV Latino.[480]

Recibió diversas distinciones como mejor solista nacional por Rock & Pop Awards (2006), dos antochas y una gaviota en el Festival de Viña del Mar 2007, Personalidad Destacada de la Cultura por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (2007) y Personalidad del año por CAPIF (2008).[481]​ En 2012, la revista Rolling Stone posicionó a Cerati en el séptimo lugar de los cien mejores guitarristas del rock argentino.[482]​ El 5 de diciembre de 2013 fue nombrado ciudadano ilustre por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.[483]​ El 8 de agosto de 2015, el Concejo Deliberante de Paraná (Entre Ríos) bautizó a una calle de la ciudad con el nombre del músico.[484]​ El 11 de agosto, Google por medio de un doodle lo homenajeó con una animación junto con la frase «gracias totales», que apareció en doce países de América Latina más Bulgaria y Corea del Sur.[485]​ En 2018, National Geographic lanzó un documental llamado Bios: Gustavo Cerati, el cual abarca desde su infancia hasta su vida profesional, el comienzo y separación de Soda Stereo, y su etapa solista.[486]​ En 2020, Rolling Stone publicó una guía sobre la trayectoria de Cerati, en el que recorre su vida y obra como músico, e incluye fotos inéditas, entrevistas, testimonios, y una lista de sus mejores canciones.[487]

Discografía[editar]

Solista
Plan V
Ocio (Cerati - Etcheto)
  • 1999: Medida universal
Otros

Filmografía[editar]

Cine
Año Título Rol Notas
2001 +bien Jorge
2019 Gustavo Cerati: Fuerza Natural Tour, en vivo en Monterrey/MX/2009 Él mismo Concierto filmado en 2009
Televisión
Año Título Rol Notas
2000 Todo por dos pesos Él mismo Programa de humor
2018 Bios: Gustavo Cerati Documental de National Geographic

Giras musicales[editar]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Más tarde, Argos le serviría de inspiración para la letra de «En la ciudad de la furia», mientras el riff usado en este tema, lo creó a la edad de 13 o 14 años.[11]
  2. Fue la primera canción que Cerati registró en la Sociedad Argentina de Autores y Compositores (SADAIC). Tras su fallecimiento dicha organización publicó la partitura del tema.[26]
  3. Finalmente, tanto Bosio como Alberti aparecieron como coautores con Cerati en dos temas cada uno, figurando los tres en «Final Caja Negra».[42]
  4. Se conocieron en 1982; Melero participó en el álbum debut de Soda Stereo y les cedió su tema «Trátame suavemente» a pedido de Federico Moura que fue el productor.[55]​ Cerati y Melero se reencontraron a mediados de 1990, y, debido a la estrecha afinidad musical entre ambos, decidieron juntarse a componer canciones que se incluyeron en Canción animal, Rex Mix o el álbum de Melero Cámara. Todo esto se conectó y dio como resultado Colores santos.[56]
  5. No obstante, Cerati incluiría varias canciones de Colores santos en sus conciertos como solista.[62]​ Con Soda Stereo cantó «Vuelta por el Universo» en la gira Comfort y música para volar.[63]
  6. Llegaron a interpretar «Bajan» juntos en vivo en 2007 y 2009, en este último, tras concluir el tema Cerati le dijo a Spinetta: «Si hay un sueño cumplido es este».[71]
  7. Cerati no incluyó muchos temas de Soda Stereo en sus conciertos, enfocándose más en el álbum que promocionaba en el momento, además de cantar sus temas previos en solitario.[108][109]​ Si bien, en los años 1990 había señalado que no le gustaba vivir de la nostalgia,[110]​ en una entrevista al diario La Capital en 2003, aseguró: «Si tuviese algún problema [con que pidan temas de Soda Stereo] no hubiese hecho 11 episodios sinfónicos. Ahora [en la gira Siempre es hoy] estoy versionando más canciones de Soda que en la época de Bocanada, porque no tengo pruritos en reencontrarme con el pasado».[111]​ En un concierto en 2009, ante un público dividido que exigía canciones del grupo y otro que disfrutaba, bromeó: «Se ha producido un enfrentamiento entre la misma persona».[112]
  8. También se encargó de hacer la banda sonora Sólo por hoy para la película homónima ese mismo año. El álbum permanece inédito hasta el día de hoy.[116]​ También aportó una remezcla de «Raíz» para la banda sonora de Condor Crux, en 2000.[117]
  9. Cinco años antes, a Cerati le habían hecho entrega de un CD con sus temas arreglados orquestalmente en vivo por el director canadiense Gilles Ouellet, el demo de «Pasos» fue incluido más tarde en el DVD de 11 episodios sinfónicos.[121]​ A partir de ahí surgió la idea, teniendo después como base «Verbo Carne».[122]
  10. La edición en CD incluyó 20 remezclas, mientras que la edición de vinilo —lanzada en 2004— un total de cuatro, con uno inédito elegido de un concurso que Cerati organizó.[132]
  11. Cerati logró publicar solo dos videoclips —«Dèja Vú» y «Rapto»— de cuatro previstos, aunque, alcanzó a grabar los dos restantes ―«Magia» y «Cactús»― permanecen inéditos.[166]
  12. De acuerdo a La Voz del Interior, varios analistas no dudaron en señalar a Fuerza natural como su mejor obra solista.[171]​ El propio Cerati también lo consideró su mejor obra.[172][173]
  13. Al cumplirse una década de esa actuación, sería conmemorada proyectándose la misma en los cines de América Latina, Estados Unidos y España, y editado en un CD doble + DVD, titulado Fuerza Natural Tour, en vivo en Monterrey, MX, 2009.[174]​ Ganó un Premio Gardel a mejor álbum en vivo de 2020.[175]
  14. El 17 de mayo Cerati iba a ir a España a dar entrevistas para la promoción de Fuerza natural —que se lanzó en el país el día después—,[177]​ y en octubre iba a regresar para seguir la gira.[178]
  15. En abril de 2006, cuando estaba rodando el videoclip de «Crimen», Cerati sufrió una tromboflebitis en las piernas, por motivos médicos dejó de fumar y comenzó a tomar medicamentos y guardar reposo, lo que llevó a aplazar la gira Ahí vamos.[184][185][186]​ En una entrevista ese año, dijo que se pegó tal susto que pasó a ser «un fumador que por ahora no fuma más».[187]​ En 2007, retomó el hábito.[188]
  16. Amenábar apareció en los videoclips de «Te llevo para que me lleves» —en pleno embarazo de su hijo Benito— y de «Pulsar».[235]
  17. Ese sería el registro utilizado en el CD El último concierto B, mientras que el DVD, editado en 2005, tendría la versión interpretada en el Estadio de River.[263]
  18. Más tarde, Soda Stereo versionaría «Génesis» en el MTV Unplugged. En una entrevista, Ricardo Soulé mencionó que le agradeció personalmente a Cerati, y aseguró que se parecía más a la grabación original que realizó Vox Dei, que no fue incluida en La Biblia.[320]
  19. En algunos casos no hizo técnicamente sample en el sentido estricto de la palabra, sino que realizó reinterpretaciones ejecutadas por él mismo. Tocó el riff del tema «Chrome Waves» de Ride en la versión de «Un misil en mi placard» en Comfort y música para volar.[392]​ En una visita de Ride a Chile en 2019, Andy Bell se enteró de esto mientras estaba en una entrevista de radio, suceso que lo asombró de tal manera que en el concierto hecho en el país, Bell le dedicó «Chrome Waves» a Cerati;[393]​ después colocaría los dos temas en su propio programa radial, para relatar el impacto que le produjo.[394]
  20. Un sample de guitarra de Cerati fue oculto con teclados en la canción «Tumbas de la Gloria» de Fito Páez.[398]
  21. Tiempo después, Charly confesó tras fallecer Cerati que habían llegado a tocar, pero no se concretó porque lo internaron a él.[439]
  22. Cerati fue contactado por Miles Copeland —representante de The Police y de Sting— a finales de 1997 para que participara en el proyecto. «Tráeme la noche» se volvió la canción más destacada del álbum, y en general, el disco obtuvo buena acogida, lo que llevó a Summers y al batería original, Stewart Copeland, idear una gira para promocionarlo en los países hispanos, con Cerati reemplazando a Sting. Miles viajó a Buenos Aires directamente a hacerle la propuesta, pero Cerati rechazó la oferta para continuar preparando Bocanada.[452][316][89]
  23. Uno por Fijación oral vol. 1 de Shakira en la categoría mejor álbum del año, del que fue uno de sus productores y compositores.[345]

Referencias[editar]

  1. «Rodaje de "Paseo Inmoral"». noticias.cerati.com. 27 de noviembre de 1999. Consultado el 22 de marzo de 2022. 
  2. Aboitiz, 2012, «Crimen». «Hablábamos de "Beto", Beto es el que habla al principio de este video, transformado en locutor.»
  3. «AltoCamet». Rock.com.ar. Consultado el 23 de abril de 2022. 
  4. «La Ciudad rinde homenaje a Gustavo Cerati». Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 5 de septiembre de 2014. Consultado el 10 de marzo de 2022. 
  5. a b c d Morris, Juan (4 de septiembre de 2019). «Cómo fueron los últimos años de Gustavo Cerati». Escrito en Argentina. La Nación (Rolling Stone, publicado el octubre de 2014). ISSN 0325-0946. Consultado el 22 de enero de 2022. (requiere suscripción). 
  6. «Gustavo Cerati: del icono a la leyenda del pop». Poblanerias. 4 de septiembre de 2014. Consultado el 22 de enero de 2022. 
  7. Verdenelli, Bruno (27 de enero de 2020). «Aquellos veranos felices del pequeño Gustavo Cerati en Mar del Plata». Diario La Capital de Mar del Plata. Consultado el 22 de enero de 2022. 
  8. a b Morris, 2015, p. 27.
  9. a b c d e «Gustavo Cerati». Rolling Stone (La Nación). 1 de julio de 1999. ISSN 0325-0946. Consultado el 11 de febrero de 2022. (requiere suscripción). 
  10. a b «Viaje a la infancia y la adolescencia de Gustavo Cerati». El Tiempo. Casa Editorial El Tiempo. 15 de agosto de 2015. Consultado el 11 de febrero de 2022. 
  11. «La historia de “En la Ciudad de la Furia”, la última canción clásica de Soda Stereo de fines de los 80’». Guioteca. 30 de enero de 2020. Consultado el 11 de febrero de 2022. 
  12. a b c Fabregat, Eduardo (4 de septiembre de 2019). «La entrevista a Gustavo Cerati cuando se separó Soda Stereo». Página/12 (1997). Consultado el 11 de febrero de 2022. 
  13. Morris, 2015, pp. 28-30.
  14. Fernández Bitar, 2017, El inicio. «A los doce años armó un trío con dos amigos que vivían en el barrio Caballito. Ensayaban en un sótano de una gran casa en Avenida Rivadavia y tocaban en fiestas.»
  15. «Capítulo 16». La Historia del Rock Argentino. Consultado el 4 de enero de 2022. 
  16. «Cinco momentos de la vida de Gustavo Cerati». La Nación (Argentina). 18 de agosto de 2015. ISSN 0325-0946. Consultado el 22 de septiembre de 2021. (requiere suscripción). 
  17. Morris, 2015, pp. 37-38.
  18. Ramos y Lejbowicz, 2016, El Arca de Noé. «Era revoltoso de [joven]: me acuerdo que una vez, en la iglesia del colegio, eructé cuando todos estaban comulgando. [...] El cura me echó y casi me excomulga. Entonces me fui a un certamen de la canción navideña que organizaba Canal 9 en el Coliseo y lo gané.»
  19. Fernández Bitar, 2017, El inicio. «En paralelo, Gustavo también estaba en una banda de la parroquia del colegio San Roque, donde compuso sus primeras canciones. Koala generalmente tocaba en fiestas de colegios de Villa Urquiza, Cerati siempre recordaba un show en particular: “Una vez participamos en el concurso de La canción navideña, con León Gieco y Carlos Cutaia entre el jurado. Poco tiempo antes, me habían echado del coro del colegio San Roque, por indisciplina, y uno de los curas me felicitó después de ir con Koala, pero aún así jamás pude reintegrar el coro”».
  20. a b Iogna Prat, Carlos (10 de agosto de 2020). «Gustavo Cerati, el "arquitecto del sonido" que edificó una nueva historia en el rock nacional». Todo Noticias. Consultado el 9 de agosto de 2021. 
  21. a b Fernández Bitar, 2017, El inicio.
  22. Espósito, Sebastián (12 de agosto de 2015). «Cerati por Cerati: 8 momentos en primera primera persona». La Nación (Argentina). ISSN 0325-0946. Consultado el 1 de enero de 2022. (requiere suscripción). 
  23. Fernández Bitar, 2017, El inicio. «Y cuando se disolvió Vozarrón se sumó a Savage, que hacía música soul y disco en fiestas privadas, bar mitzvás y hasta tocaba en el cabaret israelí El Arca de Noé, en Parque Centenario
  24. Ramos y Lejbowicz, 2016, El Arca de Noé. «Por el año '80 Gustavo Cerati tocaba casi todas las noches en El Arca de Noé, [...]. Actuaba con el grupo Savage, en el que cantaban dos chicas inglesas [...]. Hacían covers e improvisaban canciones lentas y bailables. [...] Cuando se desencadenó la guerra de las Malvinas las inglesas se regresaron a su país
  25. Ramos y Lejbowicz, 2016, El Arca de Noé. «En las fiestas del Arca de Noé hacía canciones que inventaba al momento. La gente iba, bailaba y no le daba ninguna importancia. Yo hacía lentos y versiones inventadas.»
  26. Levitt, Mica (6 de septiembre de 2014). «Se dio a conocer la letra de la primera canción que registró Gustavo Cerati: la emoción de su hijo Benito». Ciudad Magazine. Consultado el 5 de enero de 2022. 
  27. Ramos y Lejbowicz, 2016, El Arca de Noé. «Cerati componía y paralalemente integraba el grupo Triciclo. [...] "Ay, nena, ¿cómo vas a hacer?", un tema de Triciclo, se pasaba a menudo en El Tren Fantasma, el programa de Daniel Morano, que iba por radio Rivadavia.»
  28. Fernández Bitar, 2017, El inicio. «Zeta, sin embargo, aún estaba entusiasmado con el proyecto [The Morgan] e intentó armar otra formación. [...] y propuso el ingreso de Gustavo, que venía de formar un trío llamado Triciclo, que grabó un reggae y pasó en el programa de radio El tren fantasma
  29. Fernández Bitar, 2017, El inicio. «En 1980, Zeta decidió retomar sus estudios de Publicidad en la Universidad del Salvador, donde solo había cursado un mes el año anterior, antes de subirse a la fragata. El primer día de clases, por supuesto, llegó tarde. [...] No tardó en darse cuenta de que había un grupo de gente muy interesante en el aula: Gustavo Cerati [...].»
  30. Fernández Bitar, 2017, El inicio. «En ese verano de 1981, en Punta de Este, Zeta conoció a Marcelo Angiolini (luego manager [de Soda Stereo]) [...]. También se encontró con Gustavo, quien —como [la discoteca] que contrató a Sauvage cerró imprevistamente— había quedado [solo] y tuvo que ir a dormir a la habitación de Zeta y Marcelo [...].»
  31. a b «Gustavo Cerati: a cuatro años de una muerte que conmovió a millones». Clarín. 3 de septiembre de 2018. Consultado el 10 de febrero de 2022. 
  32. Fernández Bitar, 2017, El inicio. «Esta versión de The Morgan solo duró un par de semanas, [...] el conjunto se disolvió, no sin intentar una efímera variante que bautizaron Proyecto Erekto. "Igualmente —apuntó Zeta— me seguí juntado con Gustavo los sábados, [...] ¡Hasta aprovechamos que Andrés [Calamaro] no se había llevado sus teclados e iniciamos la trayectoria del efímero grupo Erekto con unas largas obras de música electroacústica". En esas [improvisaciones], donde no faltaban los temas de The Police, condujeron a la formación de Stress, [...]. "Ensayábamos covers en un taller artístico de Belgrano ―confesó Gustavo tentado de la risa al recordarlo― y el único recital que dimos fue en La Caja de Ahorro y Seguros, [...]. Terminaron aplaudiendo de pie, pero igualmente Stress terminó ahí".»
  33. Fernández Bitar, 2017, El inicio. «En paralelo, en primavera comenzó la historia de una insólita agencia de publicidad propia, resultado de la unión de Gustavo, Zeta y Alfredo Lois con Ernesto Savaglio, [...] quien tenía una pequeña agencia llamada Sougasa. La rebautizaron H & H: Hergus & Herlois, por "Hernesto", "Gus-tavo", "Hé-ctor" y "Lois".»
  34. Fernández Bitar, 2017, El inicio. «"Paradójicamente —recordó Lois— el que se dedicaba a la parte de la redacción de textos no era Gustavo, que dibujaba y armaba los originales conmigo, sino Zeta". Con esa tarea, más algunos trabajos ocasionales como un catálogo para una casa de modas, calendarios y hasta bolsas de polietileno, pudieron cubrir los gastos por un par de meses, pero luego no sería suficiente. Es más, al final perdieron dinero. Se separaron justo cuando estaban por presentar una campaña televisiva porque —a diferencia de Ernesto, quien luego se convirtió en publicitario— el único interés de Gustavo, Zeta y Alfredo era la música. "Nos fue bastante mal —admitió Zeta— porque nos pasábamos escuchando música, así que decidimos jugarnos en la nuestra".»
  35. Fernández Bitar, 2017, El inicio. «Fue en marzo de 1982 cuando Gustavo y Zeta combinaron para encontrarse en la casa de Charly para tocar juntos. [...] En poco tiempo se hicieron muy amigos y después del ensayo se iban a comer juntos o a tomar un helado a Vía Flaminia, en Martínez
  36. Ramos Ceballo, Adolfo (29 de marzo de 2021). «El origen de Soda Stereo: Soda nació porque Charly le tenía ganas a la hermana de Cerati». Rock&Pop. Consultado el 10 de febrero de 2022. 
  37. «El día que echaron a Cerati de su trabajo como visitador médico por ir con Soda Stereo a actuar en la televisión». TN. 22 de mayo de 2019. Consultado el 10 de febrero de 2022. 
  38. «Gustavo Cerati: 16 verdaderas curiosidades de la carrera del ídolo argentino». Perú21. 11 de agosto de 2015. Consultado el 15 de marzo de 2022. 
  39. Firpo, Hernán (12 de septiembre de 2017). «Richard Coleman: "No soy un producto de fácil consumo"». Clarín. Consultado el 15 de marzo de 2022. 
  40. Fernández Bitar, 2015, Cara de velocidad. «En el Stud Free Pub se presentó Fricción, una banda de vanguardia y experimentación, que hoy podría verse como un supergrupo, ya que contaba con integrantes de Soda Stereo (Gustavo Cerati), La Nuca (Richard Coleman) y Clap (Fernando Samalea y Cristian Lasso). Si bien solo hicieron un par de fechas, la prensa y el público más conocedor los consagraron en el nivel de bandas underground
  41. a b «Richard Coleman de cara a "Gracias Totales", de Soda Stereo: Siempre hay enojos y controversia». La Voz del Interior. 13 de febrero de 2020. Consultado el 15 de marzo de 2022. (requiere suscripción). 
  42. a b c d e Sarmiento, Gustavo (16 de octubre de 2019). «“Signos”: el comienzo de la grieta que separó a Cerati de Alberti y Bosio». tiempoar. Consultado el 23 de febrero de 2022. 
  43. Martelli, Ernesto (1 de septiembre de 2006). «Gustavo Cerati». Rolling Stone (Argentina: La Nación). ISSN 0325-0946. Consultado el 1 de noviembre de 2021. (requiere suscripción). 
  44. Bosio, 2016, «Signos (de cambio)».
  45. a b c d e Barberis, Juan (1 de mayo de 2017). «Cómo fueron los últimos años de Soda Stereo antes de la separación». Rolling Stone (La Nación). ISSN 0325-0946. Consultado el 12 de marzo de 2022. (requiere suscripción). 
  46. a b c d e f Larocca, Bruno (20 de mayo de 2020). «Cuando Soda hizo temblar el continente». Rolling Stone (Argentina: La Nación). ISSN 0325-0946. Consultado el 23 de febrero de 2022. 
  47. Artigas, Martín (15 de septiembre de 2018). «Doble Vida, el conflictivo disco que marcó el destino de Soda Stereo, cumple 30 años». La Nación. ISSN 0325-0946. Consultado el 23 de febrero de 2022. 
  48. Calvo, Gastón (9 de septiembre de 1988). «"Doble Vida" cumple 30 años: los detalles de la grabación del cuarto disco de estudio de Soda Stereo». Infobae. Consultado el 1 de noviembre de 2021. 
  49. Fabregat, Eduardo (23 de mayo de 2010). «Una noche en Obras». Página/12. Consultado el 2 de enero de 2022. 
  50. a b Belauza (11 de agosto de 2019). «Gustavo Cerati: un legado sin fecha de vencimiento». tiempoar. Consultado el 12 de octubre de 2021. 
  51. a b c d Taffoni, Carolina (9 de agosto de 2020). «A 30 años de "Canción animal", un disco inolvidable al calor de las masas». La Capital. Consultado el 22 de julio de 2021. 
  52. «La influencia de Gustavo Cerati a seis años de su fallecimiento». Infobae. 5 de septiembre de 2020. Consultado el 5 de junio de 2021. 
  53. Aboitiz, 2012, Comfort y música para volar.
  54. Fernández Bitar, 2017, Más viajes e hitos.
  55. a b Jalil, Oscar (24 de marzo de 2022). «‘Colores santos’: Cerati, Melero y el disco que marcó el futuro del rock argentino de los 90». Rolling Stone en Español. Consultado el 2 de mayo de 2022. 
  56. a b c Aboitiz, 2012, Colores santos.
  57. Villaroel, Fernando (6 de septiembre de 2015). «Colores Santos: Un disco de vanguardia». El Bondi. Consultado el 20 de marzo de 2022. 
  58. a b c Vismara, Joaquín (4 de mayo de 2018). «La discografía solista de Gustavo Cerati, rankeada de peor a mejor». Silencio. Consultado el 30 de marzo de 2022. 
  59. Ananías G., Nayive (8 de abril de 2011). «Daniel Melero, músico y amigo de Gustavo Cerati: “Hay mucho dolor alrededor”». La Segunda. Consultado el 30 de enero de 2022. 
  60. Santos, Eduardo (7 de junio de 2017). «Apareció un audio inédito con la presentación oficial de 'Colores Santos'». Vice. Consultado el 25 de octubre de 2021. 
  61. Silva Mery, Gonzalo (4 de septiembre de 2015). «Cerati, recordado por sus amigos». Vice. Consultado el 20 de marzo de 2022. 
  62. «Cerati escapa de la mala suerte». La Nación. Costa Rica: Grupo Nación S.A. 29 de noviembre de 1999. Consultado el 23 de septiembre de 2021. (requiere suscripción). 
  63. Morales, Bruno (12 de mayo de 2020). «Publican concierto completo de Soda Stereo en Teatro Monumental 1996». Radio Concierto. Consultado el 20 de marzo de 2022. 
  64. Cattorni, Ana (11 de agosto de 2021). «Repasamos “Dynamo”, el álbum que convirtió a Gustavo Cerati en un artista de culto». Iberoshow. Consultado el 20 de mayo de 2022. 
  65. «"Dynamo": El disco que quebró todo lo que fue Soda Stereo». Shock.co. 22 de octubre de 2017. Consultado el 20 de mayo de 2022. 
  66. a b Garrido, Mónica (2 de noviembre de 2018). «Ámbar y una vida familiar lejos de la ciudad de la furia: la creación del debut en solitario de Cerati». La Tercera. Consultado el 20 de mayo de 2022. (requiere suscripción). 
  67. a b Jalil, Óscar (1 de octubre de 2017). «La era sónica de un grupo que vivió en la cúpula». Rolling Stone (Argentina: La Nación). ISSN 0325-0946. Consultado el 23 de octubre de 2021. 
  68. Ponce, Erick (11 de agosto de 2020). «Gustavo Cerati: El arte y la historia detrás de tres portadas de sus discos». Sopitas.com. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  69. a b c d e f g Vera Rojas, Yumber (3 de noviembre de 2013). «El año en que Cerati cruzó los Andes». Página/12. Consultado el 20 de mayo de 2022. 
  70. a b c Aboitiz, 2012, «Bajan».
  71. «A 14 años de un show único: Gustavo Cerati, Luis Alberto Spinetta y una multitud en las calles de Palermo». Infobae. 10 de marzo de 2021. Consultado el 20 de mayo de 2022. 
  72. Garrido, Mónica (12 de agosto de 2020). «“Te llevo para que me lleves”, la carta de amor de Cerati a su familia chilena». La Tercera. Copesa. Consultado el 14 de mayo de 2021. (requiere suscripción). 
  73. Santos, Eduardo (2 de noviembre de 2018). «Mira la única presentación oficial de ‘Amor Amarillo’ de Gustavo Cerati». Vice. Consultado el 3 de agosto de 2021. 
  74. «El nuevo disco del músico argentino». El Mercurio (El Mercurio S.A.P.). 30 de octubre de 1993. 
  75. a b c d Calvo, Gastón (4 de septiembre de 2021). «Siete años sin Gustavo Cerati: qué pensaba de cada álbum de estudio que grabó durante su etapa solista». Infobae. Consultado el 23 de septiembre de 2021. 
  76. Piglia, Gustavo (15 de marzo de 2021). «AMOR AMARILLO DE GUSTAVO CERATI». Rock Ar Noticias. Consultado el 6 de agosto de 2021. 
  77. Zamora Orpinel, Edgar (30 de julio de 2020). «Sueño Stereo: una reseña 25 años después.». Escucha Esto. Consultado el 12 de enero de 2022. 
  78. Morris, 2015, pp. 129-130.
  79. Santos, Eduardo (21 de noviembre de 2016). «Aquí tienen música para volar: La historia oral del MTV Unplugged de Soda Stereo». Vice. Consultado el 10 de marzo de 2022. 
  80. Garrido, Mónica (19 de enero de 2021). «Plan V: la aventura electrónica de Cerati en Chile». La Tercera. Copesa. Consultado el 11 de agosto de 2021. 
  81. a b c d Sánchez, Fernando (28 de mayo de 1998). «He dicho muchas boludeces que no tenían ningún sentido, y que sin embargo han servido después como títulos». Página/12. Consultado el 28 de enero de 2022. 
  82. Retamal, Felipe (28 de junio de 2020). «El otro amor de Cerati: la electrónica en los días de Bocanada». La Tercera. Copesa. Consultado el 11 de agosto de 2021. (requiere suscripción). 
  83. «Zeta Bosio, con crudeza sobre la separación de Soda Stereo». Clarín. 14 de septiembre de 2012. Consultado el 9 de marzo de 2021. 
  84. «"Gracias totales": se cumplen 20 años de la separación de Soda Stereo». Infobae. 12 de septiembre de 2019. Consultado el 13 de julio de 2021. 
  85. Bellas, José (4 de septiembre de 2014). «'Gracias totales', el mensaje que inmortalizó a Gustavo Cerati». Clarín. Consultado el 28 de enero de 2022. 
  86. «"Gracias totales": hace 20 años, así se despedía Soda Stereo». La Voz del Interior. 16 de septiembre de 2016. Consultado el 18 de agosto de 2021. (requiere suscripción). 
  87. Fernández Bitar, 2017.
  88. Ramos, Sebastián (6 de octubre de 1998). «La música de los delfines, en stereo». La Nación (Argentina). ISSN 0325-0946. Consultado el 16 de agosto de 2021. (requiere suscripción). 
  89. a b c d e f g h i j Jalil, Óscar (27 de junio de 2019). «20 años de Bocanada: la historia detrás del renacimiento artístico de Cerati». Rolling Stone (Argentina). ISSN 0325-0946. Consultado el 20 de enero de 2022. (requiere suscripción). 
  90. García, Marisol. «¿Qué fue Plan V?». Musicapopular.cl (Chile). Consultado el 20 de enero de 2022. 
  91. Plotkin, Pablo (22 de noviembre de 1998). «Para olvidar las canciones pop». Página/12. Consultado el 3 de junio de 2021. 
  92. Ramos, Sebastián (15 de mayo de 1999). «Cerati ya tiene su ocio». La Nación (Argentina). ISSN 0325-0946. Consultado el 21 de agosto de 2021. (requiere suscripción). 
  93. Vera Rojas, Yumber (28 de junio de 2019). «Cuando Gustavo Cerati se recibió de solista». Página/12. Consultado el 16 de junio de 2021. 
  94. «Bocanada: el vuelo libre de Gustavo Cerati tras Soda Stereo». Revistaladosis. Consultado el 20 de mayo de 2022. 
  95. Martínez, Marisol (28 de junio de 2019). «Pulsaciones eléctricas para el aquí y el ahora: 20 años de ‘Bocanada’ de Gustavo Cerati». LifeBoxSet. Consultado el 20 de mayo de 2022. 
  96. «20 años de ‘Bocanada’, el disco con el que Gustavo Cerati se reinventó». Sopitas. Consultado el 5 de enero de 2022. 
  97. Ballesta, Juan Carlos (29 de junio de 2019). «Bocanada: el vuelo libre de Gustavo Cerati tras Soda Stereo». Revista Ladosis. Consultado el 5 de enero de 2022. 
  98. «la historia de Bocanada de Gustavo Cerati». cucharasonica. Consultado el 5 de enero de 2022. 
  99. a b Adaime, Iván. «Bocanada». Allmusic (en inglés). Consultado el 5 de enero de 2022. 
  100. a b c d Iogna Prat, Carlos (25 de junio de 2019). «A 20 años de "Bocanada": los secretos de un trabajo emblemático de Gustavo Cerati». Todo Noticias. Consultado el 5 de marzo de 2022. 
  101. «A 15 años de ahí vamos – Guitarra, vas a brillar». Opinando San Nicolás. 11 de abril de 2021. Consultado el 15 de marzo de 2022. 
  102. a b Vismara, Joaquín (28 de junio de 2019). «20 años de "Bocanada": la historia oral». Silencio. Consultado el 5 de marzo de 2022. 
  103. Cortés Arce, David; González, Yayo; Galvez, Demián. «'Bocanada' es considerado el mejor disco de Cerati». Excelsior. Consultado el 15 de marzo de 2022. 
  104. «San José lleno de humo». La Nación. Costa Rica: Grupo Nación S.A. 14 de mayo de 2000. Consultado el 15 de marzo de 2022. (requiere suscripción). 
  105. «El sabor del encuentro». Página/12. 23 de diciembre de 1999. Consultado el 15 de marzo de 2022. 
  106. «Los ganadores en cada rubro». La Nación (Argentina). 26 de abril de 2000. ISSN 0325-0946. Consultado el 20 de marzo de 2020. (requiere suscripción). 
  107. «Gustavo Cerati: sus canciones más populares como solista más allá de Soda Stereo». La Prensa. 10 de agosto de 2019. Consultado el 2 de enero de 2022. 
  108. Pintos, Rafael (17 de febrero de 2021). «Los padrinos de la canción más elegante». Página/12. Consultado el 4 de mayo de 2022. 
  109. Macellari, Marcelo (24 de febrero de 2007). «El monstruo despertó con Cerati y Torroja». El Mercurio de Valparaíso. Archivado desde el original el 23 de mayo de 2021. Consultado el 9 de marzo de 2021. 
  110. Lagos, Daniela; Vergara, Claudio (29 de abril de 2007). «La eterna vigencia de CERATI». El Mercurio. Archivado desde el original el 4 de marzo de 2016. Consultado el 4 de mayo de 2022. 
  111. Taffoni, Carolina (11 de abril de 2004). «Siempre me sentí un sapo de otro pozo». La Capital. Consultado el 4 de mayo de 2022. 
  112. Casciero, Roque (22 de diciembre de 2009). «Gustavo Cerati fue el que rió último». Página/12. Consultado el 26 de julio de 2021. 
  113. Casciero, Roque (27 de junio de 2000). «Nuestro afán no es ser los más populares». Página/12. p. 25. Consultado el 30 de junio de 2021. 
  114. «La nueva cara electrónica de Gustavo Cerati». El Mostrador. 16 de agosto de 2000. Consultado el 19 de agosto de 2021. 
  115. Santos, Eduardo (16 de abril de 2016). «Escucha las tres canciones que Cerati tocó solo una vez y nunca grabó». Vice. Consultado el 19 de junio de 2022. 
  116. Sarmiento, Gustavo (22 de octubre de 2021). «Demolerán en CABA un edificio histórico relacionado a un disco inédito de Cerati». Tiempo Argentino. Consultado el 13 de noviembre de 2021. 
  117. C.V. (6 de enero de 2000). «El Che va a la guerra de las galaxias». Página/12. Consultado el 13 de noviembre de 2021. 
  118. a b «Gustavo Cerati adaptó éxitos de Soda Stereo para orquesta sinfónica». Cooperativa.cl. 5 de diciembre de 2001. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  119. «Vuelta por el Universo: +Bien». Rock.com.ar. 2 de julio de 2020. Consultado el 25 de mayo de 2022. 
  120. «Nuevo disco de Cerati está inspirado en su ruptura con Cecilia Amenábar, según Clarín». Cooperativa.cl. 21 de noviembre de 2002. Consultado el 24 de enero de 2022. 
  121. «Cerati, en varias versiones de sí mismo». La Voz del Interior. 6 de noviembre de 2003. Consultado el 19 de mayo de 2021. 
  122. a b c d «La doble vida de Cerati». La Nación. Argentina. 7 de diciembre de 2001. ISSN 0325-0946. Consultado el 23 de mayo de 2022. (requiere suscripción). 
  123. «Gustavo Cerati adelantó que prepara un nuevo disco con ritmos hip-hop». Cooperativa.cl. 20 de junio de 2002. Consultado el 14 de mayo de 2022. 
  124. «Con la sinfónica nacional, Cerati llega esta noche al Colón». Clarín. 22 de abril de 2002. Consultado el 10 de mayo de 2022. 
  125. «"11 Episodios Sinfónicos" de Gustavo Cerati cumple 20 años». Tango Diario. 25 de noviembre de 2021. Consultado el 10 de mayo de 2022. 
  126. «Gustavo Cerati presentó en Chile su tercer disco en solitario». Cooperativa.cl. 18 de noviembre de 2002. Consultado el 6 de enero de 2022. 
  127. «Gustavo Cerati adelantó que prepara un nuevo disco con ritmos hip-hop». Cooperativa.cl. 14 de mayo de 2022. Consultado el 20 de abril de 2022. 
  128. «Siempre es hoy: El disco del nuevo inicio de Cerati». Shock. 28 de noviembre de 2017. Consultado el 20 de abril de 2022. 
  129. «Gustavo Cerati». Grammy (en inglés). Consultado el 20 de abril de 2022. 
  130. a b «Siempre es bueno volver a Cerati, 15 años de Siempre es hoy». Diario Uno. 27 de noviembre de 2017. Consultado el 20 de abril de 2022. 
  131. a b c d e Jalil, Óscar; Bellas, José; Plotkin, Pablo; Orqueda, Gabriel; Kleiman, Claudio (4 de septiembre de 2019). «A cinco años de la muerte de Gustavo Cerati, sus obras completas». Rolling Stone (Argentina: La Nación, publicado el octubre de 2014). ISSN 0325-0946. Consultado el 17 de marzo de 2022. (requiere suscripción). 
  132. «Se relanzó en vinilo “Siempre es hoy - reversiones”, álbum célebre de Gustavo Cerati». CMTV. 17 de marzo de 2021. Consultado el 10 de septiembre de 2021. 
  133. Strozza, Pablo (24 de enero de 2002). «"Reversiones Siempre es hoy", Gustavo Cerati». rock.com.ar. Consultado el 21 de junio de 2022. 
  134. «Cerati debutará como solista en España». Infobae. 16 de octubre de 2004. Consultado el 30 de junio de 2021. 
  135. «Ex integrantes lanzarán DVD para conmemorar los 20 años de Soda Stereo». Cooperativa.cl. 2 de abril de 2004. Consultado el 19 de junio de 2022. 
  136. Santos, Eduardo (16 de abril de 2016). «Escucha las tres canciones que Cerati tocó solo una vez y nunca grabó». Vice. Consultado el 19 de junio de 2022. 
  137. «Hace 11 años salía a la venta Canciones elegidas 93-04». Edición Calificada. 16 de octubre de 2015. Consultado el 3 de julio de 2021. 
  138. «Y los nominados al Martín Fierro son...». La Nación. 5 de abril de 2005. ISSN 0325-0946. Consultado el 18 de mayo de 2021. 
  139. Guzmán, Habacuc; Luna, Gamaliel (18 de abril de 2005). «Vive Latino, cargado de sorpresas». El Universal. Consultado el 13 de julio de 2021. 
  140. a b «Como será el nuevo show de Cerati». Infobae. 11 de mayo de 2006. Consultado el 13 de mayo de 2021. 
  141. «Sus discos: Bocanadas especiales». Emol. El Mercurio Online. Consultado el 4 de abril de 2022. 
  142. Dueñas, Silvia V.; Saez, Germán (12 de febrero de 2021). «A 15 años del 'Ahí Vamos' de Gustavo Cerati». Indie Rocks!. Consultado el 7 de enero de 2022. 
  143. «Gustavo Cerati: vida y obra». Milenio. 11 de agosto de 2018. Consultado el 9 de mayo de 2022. 
  144. a b c «‘Ahí Vamos’, la aventura más rockera de Gustavo Cerati». Rocknvivo. 4 de abril de 2016. Consultado el 7 de enero de 2022. 
  145. a b c «Los premios que marcaron la carrera de Gustavo Cerati». Expansión. 4 de septiembre de 2014. Consultado el 22 de octubre de 2021. 
  146. Carvallo, Cristian (18 de abril de 2007). «Gustavo Cerati arrasó en los premios de la industria musical argentina». Emol. El Mercurio S.A.P. Consultado el 18 de mayo de 2021. 
  147. «Las diez canciones más famosas de Cerati». Siete24. 11 de agosto de 2017. Consultado el 22 de octubre de 2021. 
  148. «Gustavo Cerati: Las 10 MEJORES canciones para recordarlo en su cumpleaños». La Verdad Noticias. 11 de agosto de 2020. Consultado el 13 de mayo de 2021. 
  149. a b c Calvo, Gastón (4 de abril de 2021). «Guitarras en primer plano, letras frontales y hits inolvidables: “Ahí Vamos”, el disco solista más exitoso de Gustavo Cerati, cumple 15 años». Infobae. Consultado el 7 de enero de 2022. 
  150. «'Ahí Vamos', de Gustavo Cerati, cumple 13 años». Quarter Rock Press. Consultado el 7 de enero de 2022. 
  151. Soto, Cristián (24 de febrero de 2007). «Cerati hizo la excepción y rompió las reglas». Emol. Consultado el 8 de marzo de 2021. 
  152. Salton, Ricardo (13 de marzo de 2007). «Cerati cerró "Verano 07" frente a una multitud». Ambito. Consultado el 9 de julio de 2021. 
  153. «Discos recomendados, hoy: “Ahí vamos”, Gustavo Cerati, 2006». Infoensenadanoticias. 4 de septiembre de 2020. Consultado el 13 de mayo de 2021. 
  154. Morris, 2015, pp. 187, 237.
  155. «Soda Stereo cerró su gira "Me verás volver" en Buenos Aires». Emol. El Mercurio S.A.P. 22 de diciembre de 2007. Consultado el 21 de mayo de 2021. 
  156. «Rompe Roger Waters récord en Argentina». Quien. 2 de julio de 2011. Consultado el 20 de agosto de 2021. 
  157. Micheletto, Karina (11 de abril de 2008). «“Ahora cada uno sigue por separado”». Página/12. Consultado el 12 de julio de 2021. 
  158. «Shakira, Cerati, Fito, Sanz y Mercedes Sosa en un festival por los chicos». La Capital. 17 de mayo de 2008. Consultado el 13 de agosto de 2021. 
  159. «Una fiesta multitudinaria por los más chicos de América latina». Clarín. 18 de mayo de 2008. Consultado el 25 de septiembre de 2021. 
  160. a b «Emmanuel Horvilleur: sueños de un seductor». Clarín. 24 de agosto de 2008. Consultado el 14 de agosto de 2021. 
  161. «Creamfields: Bajofondo y Cerati compartirán escenario en la mayor fiesta electrónica del país». Periodismo. 8 de noviembre de 2008. Consultado el 4 de octubre de 2021. 
  162. «Gustavo Cerati estrenó el primer sencillo de Fuerza Natural». El Espectador. 21 de julio de 2019. Consultado el 20 de febrero de 2022. 
  163. «El nuevo vuelo de Gustavo Cerati». La Nación (Argentina). 29 de agosto de 2009. Consultado el 20 de febrero de 2022. 
  164. a b «Se cumplen 10 años de Fuerza Natural, el último disco de Gustavo Cerati». Infobae. 1 de septiembre de 2019. Consultado el 20 de febrero de 2022. 
  165. «Gustavo Cerati dará conciertos en Bogotá y Medellín». Orbitarock. 22 de marzo de 2010. Consultado el 10 de marzo de 2022. 
  166. Ortelli, Juan (4 de noviembre de 2010). «Los vídeos inéditos de Cerati». Rolling Stone (Argentina: La Nación). ISSN 0325-0946. Consultado el 10 de marzo de 2022. (requiere suscripción). 
  167. «Gustavo Cerati estrenó el primer sencillo de Fuerza Natural». Revistaladosis. Consultado el 10 de marzo de 2022. 
  168. a b «Gustavo Cerati». IndyRock. Consultado el 22 de julio de 2021. 
  169. «“Fuerza Natural de Gustavo Cerati arrasa en los Premios Gardel con siete premios, incluyendo el Oro». Cronista. 5 de noviembre de 2010. Consultado el 23 de mayo de 2021. 
  170. «Gustavo Cerati ganó tres premios Grammy Latinos». Clarín. 12 de noviembre de 2010. Consultado el 17 de febrero de 2021. 
  171. «A 10 años del último noviembre de Gustavo Cerati: cronología de un mes intenso». La Voz del Interior. 12 de noviembre de 2019. Consultado el 17 de mayo de 2021. 
  172. Farías, Cristián (29 de julio de 2009). «Gustavo Cerati: "A los 50 años no tiene sentido sufrir tanto"». La Tercera. Consultado el 16 de mayo de 2021. 
  173. Clark et al., 2014, p. el momento ocurre en 49:21.
  174. Fabregat, Eduardo (20 de noviembre de 2019). «En vivo en Monterrey, el reencuentro con Gustavo Cerati | Se exhibe este martes en cines y se lanza el CD+DVD». Pagina12. Consultado el 17 de mayo de 2021. 
  175. Merino, Javier (19 de septiembre de 2020). «Estos son los ganadores de los Premios Gardel 2020». CNN. Consultado el 25 de mayo de 2021. 
  176. «Gustavo Cerati: en tiempo de espera». Clarín. 20 de mayo de 2010. Consultado el 13 de septiembre de 2021. 
  177. «Gustavo Cerati, ingresado tras sufrir un accidente cerebral». El País (Madrid). 18 de mayo de 2010. ISSN 1134-6582. Consultado el 17 de mayo de 2021. 
  178. «Gustavo Cerati suspende su gira española». Europapress. 31 de mayo de 2010. Consultado el 17 de mayo de 2021. 
  179. «Gustavo Cerati sufrió una descompensación tras dar un show en Caracas». Clarín. 16 de mayo de 2010. Consultado el 7 de enero de 2022. 
  180. Valaldares, Javier (16 de mayo de 2019). «16 de mayo: Gustavo Cerati fue internado de urgencia en Caracas». Radio Concierto. Consultado el 7 de febrero de 2022. 
  181. «Comunicado oficial sobre la salud de Gustavo Cerati». OidosSucios.Com. 18 de mayo de 2010. Consultado el 7 de febrero de 2022. 
  182. «Cerati presenta 'leve mejoría' y su vida 'no está en riesgo', dicen los médicos». El Mundo. 21 de mayo de 2010. Consultado el 17 de mayo de 2022. 
  183. «Gustavo Cerati, el estado de coma y el derrame cerebral». Salud Panama. 8 de septiembre de 2019. Consultado el 7 de febrero de 2022. 
  184. Jürgensen, Mauricio (23 de mayo de 2010). «La trombosis de 2006: el peligroso aviso que el cuerpo le dio a Cerati». La Tercera. Consultado el 17 de mayo de 2022. 
  185. Clark et al., 2014, p. el momento ocurre en 46:47.
  186. «Las últimas horas de Gustavo Cerati antes del ACV, a 10 años de una noche que se convirtió en una pesadilla». Infobae. 15 de mayo de 2020. Consultado el 17 de mayo de 2022. 
  187. a b Scherer, Fabiana (2 de julio de 2006). «Gustavo Cerati: el adelantado». La Nación (Argentina). ISSN 0325-0946. Consultado el 17 de mayo de 2022. (requiere suscripción). 
  188. «Cerati y su historia con el cigarrillo». Todo Noticias. 18 de mayo de 2010. Consultado el 17 de mayo de 2022. 
  189. «Cerati llegó a Buenos Aires y quedó internado en la clínica Fleni». Clarín. 7 de junio de 2010. Consultado el 17 de mayo de 2022. 
  190. «Leo García: Cerati movió los labios y la cabeza al escuchar sus canciones». Expansion. 14 de junio de 2010. Consultado el 18 de julio de 2021. 
  191. «Médico de Cerati asegura que murió 'sin ningún tipo de sufrimiento'». Excélsior. 4 de septiembre de 2014. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  192. «Cerati en terapia intensiva tras operación». BBC News Mundo. 18 de mayo de 2010. Consultado el 1 de junio de 2021. 
  193. «Fans de Cerati hicieron vigilia virtual». La Cuarta. 12 de agosto de 2010. Consultado el 1 de junio de 2021. 
  194. «Mensajes de apoyo de artistas y fans por cumpleaños de Cerati». El Telégrafo. 12 de agosto de 2012. Consultado el 19 de enero de 2022. 
  195. «Gustavo Cerati: Los homenajes más emotivos al líder de Soda Stereo». Peru21. 27 de febrero de 2014. Consultado el 19 de enero de 2022. 
  196. «La conmovedora carta que el papa Francisco escribió para Cerati». Clarín. 8 de septiembre de 2013. Consultado el 20 de mayo de 2021. 
  197. «Murió Gustavo Cerati: comunicado oficial y mensajes de sus hijos». La Voz. 4 de septiembre de 2014. Consultado el 19 de enero de 2022. 
  198. Rosas, Daniel (4 de septiembre de 2018). «Las últimas palabras de Gustavo Cerati». Reactor 105.7 FM. Consultado el 19 de enero de 2022. 
  199. «Murió Cerati». TN. 4 de septiembre de 2014. Consultado el 19 de enero de 2022. 
  200. «Fallece el músico Gustavo Cerati, tras permanecer cuatro años en coma». Hola. 4 de septiembre de 2014. Consultado el 19 de julio de 2021. 
  201. «Murió Gustavo Cerati: Impacto en el mundo de la música». Guioteca. 4 de septiembre de 2014. Consultado el 20 de mayo de 2021. 
  202. «Después de 4 años de permanecer en coma, murió Gustavo Cerati». Cronista. 4 de septiembre de 2014. Consultado el 19 de mayo de 2021. 
  203. «La muerte de Cerati conmocionó a la Legislatura porteña». NCN. 4 de septiembre de 2014. Consultado el 19 de mayo de 2021. 
  204. «La Presidente decretó dos días de duelo nacional por la muerte de Gustavo Cerati». Infobae. 4 de septiembre de 2014. Consultado el 14 de mayo de 2021. 
  205. «Gobierno chileno: Cerati deja un legado musical para toda América Latina». Cooperativa. 5 de septiembre de 2014. Consultado el 20 de mayo de 2021. 
  206. «Gustavo Cerati: en el corazón de sus amigos y colegas». La Nación (Argentina). 4 de septiembre de 2014. ISSN 0325-0946. Consultado el 12 de septiembre de 2021. (requiere suscripción). 
  207. «El emotivo mensaje del Indio Solari a Gustavo Cerati». Clarín. 5 de septiembre de 2014. Consultado el 29 de enero de 2022. 
  208. «Shakira, Juanes y Ricky también despiden a Cerati». El Imparcial. 4 de septiembre de 2014. Consultado el 29 de enero de 2022. 
  209. «Premios Gardel 2014: a la memoria de Cerati». Rolling Stone (Argentina: La Nación). 5 de septiembre de 2014. ISSN 0325-0946. Consultado el 29 de enero de 2022. 
  210. «Andrés Calamaro le rinde un emotivo homenaje a Gustavo Cerati». Oxigeno. 5 de septiembre de 2014. Consultado el 24 de marzo de 2022. 
  211. «Diez cosas para recordar a Gustavo Cerati». Chicago Tribune. 5 de septiembre de 2017. Consultado el 24 de marzo de 2022. 
  212. Maccione, Florencia (5 de septiembre de 2014). «Velan a Gustavo Cerati: sus amigos, familiares y fans lo despiden en la Legislatura». Ciudad Magazine. Consultado el 24 de marzo de 2022. 
  213. «Multitudinaria despedida a Gustavo Cerati en Argentina». BBC News Mundo. 5 de septiembre de 2014. Consultado el 24 de marzo de 2022. 
  214. «Último adiós a Gustavo Cerati». BBC News Mundo. 5 de septiembre de 2014. Consultado el 29 de enero de 2022. 
  215. «Cerati infinito: Así es la tumba de Gustavo en Argentina». Sopitas. 6 de septiembre de 2018. Consultado el 29 de enero de 2022. 
  216. Sourigues, Santiago (24 de febrero de 2022). «La historia detrás de la canción que Gustavo Cerati le dedicó a su novia antes de la Sodamanía». La Nación (Argentina). ISSN 0325-0946. Consultado el 26 de febrero de 2022. 
  217. a b c «Ex novia de Cerati: Gustavo tenía miedo que lo tildaran de gay». Cooperativa.cl. 18 de diciembre de 2015. Consultado el 3 de junio de 2021. 
  218. a b c «Anastasia Chomyszyn: la ex novia oculta de Cerati que cambió el rumbo de Soda Stereo». La Tercera. 18 de diciembre de 2015. Consultado el 3 de junio de 2021. 
  219. Jalil, Óscar (29 de septiembre de 2017). «El legado de belleza, lucha y redención de Federico Moura». Rolling Stone (Argentina: La Nación). ISSN 0325-0946. Consultado el 28 de febrero de 2022. 
  220. Chiesa, Nicolás (23 de junio de 2017). «La salvaje historia de Paola Antonucci, la novia de Gustavo Cerati que inspiró Canción animal». Guioteca. Consultado el 23 de mayo de 2021. 
  221. Rodríguez, Cristofer (9 de agosto de 2021). «Soda Stereo: Nada más dulce que el deseo en cadenas». Rockaxis (Chile, publicado el agosto de 2020) (260). Consultado el 8 de diciembre de 2021. 
  222. Morris, Juan (4 de septiembre de 2017). «Soda Stereo, 25 años de Canción Animal: Separarse de la especie». Rolling Stone. Colombia. Archivado desde el original el 8 de junio de 2021. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  223. a b Vismara, Joaquín; Casciero, Roque; Chaves, Sebastián (7 de agosto de 2020). «Soda Stereo y los 30 años de "Canción animal": la historia oral». Silencio. Consultado el 23 de junio de 2021. 
  224. Morris, 2015, pp. 87-90.
  225. Agustín Gallardo (15 de mayo de 2011). «Cecilia Amenábar: "Todo mi amor hacia Gustavo"». Editorial Perfil. Consultado el 18 de julio de 2021. 
  226. Morris, 2015, pp. 115-116.
  227. Morris, 2015, pp. 116-117.
  228. Servicio de Registro Civil e Identificación, Inscripción n.º 969, Año: 1993, Circunscripción Las Condes
  229. Francisca Olivares C.; Isabel Fuenzalida D. «Cerati: La voz de más de una generación». Cosas. Archivado desde el original el 12 de enero de 2012. Consultado el 10 de octubre de 2011. 
  230. a b c «Cerati en Mendoza: la entrevista antes de la gira internacional». Los Andes. 19 de mayo de 2010. Archivado desde el original el 26 de julio de 2010. Consultado el 11 de agosto de 2021. 
  231. «El antes y el ahora de Benito y Lisa, los hijos de Gustavo Cerati que nacieron en Chile». Guioteca. 28 de junio de 2018. Consultado el 12 de octubre de 2021. 
  232. a b Buscalia, Manuel (1 de noviembre de 2018). «25 años de ‘Amor amarillo’: adentro del primer disco solista de Gustavo Cerati». Rolling Stone (Argentina: La Nación). ISSN 0325-0946. Consultado el 22 de junio de 2021. 
  233. «La salvaje placidez de Gustavo Cerati». La Nación (Chile). 17 de diciembre de 1993. 
  234. «Cerati y Amenábar». Emol. 2010. Consultado el 19 de julio de 2021. 
  235. Fuentes, Jorge (4 de septiembre de 2014). «Gustavo Cerati y Cecilia Amenábar, la historia total». Guioteca. Consultado el 10 de marzo de 2022. 
  236. «Ceci Amenábar actuará en película eroticona». La Cuarta. 9 de marzo de 2002. Archivado desde el original el 18 de enero de 2012. Consultado el 24 de abril de 2021. 
  237. «Cecilia Amenábar por primera vez en Temuco». Araucanía Noticias Temuco. 26 de agosto de 2014. Consultado el 25 de enero de 2022. 
  238. Puebla, Diego (30 de mayo de 2021). «Hijo de Gustavo Cerati habló como chileno y versionó a Charly García». Radio Futuro. Consultado el 25 de enero de 2022. 
  239. Rial Ungaro, Santiago (17 de diciembre de 2004). «Soy lo que no soy». Página/12. Consultado el 7 de marzo de 2022. 
  240. a b «Musas de un rockstar». Los Andes. 4 de septiembre de 2014. Consultado el 29 de noviembre de 2021. 
  241. «Cerati, puro sentimiento». La Nación. Panamá: Grupo Nación S.A. 22 de noviembre de 2002. Consultado el 25 de enero de 2022. (requiere suscripción). 
  242. a b c d Jalil, Óscar (11 de agosto de 2021). «“Después del éxito de Soda Stereo destruí mi ego”: qué decía Gustavo Cerati tras al lanzamiento de ‘Siempre es hoy’». Rolling Stone (Argentina: La Nación, publicado el marzo de 2003). ISSN 0325-0946. Consultado el 28 de octubre de 2021. (requiere suscripción). 
  243. a b c «Cerati vuelve a tomárselo con Soda». La Nación (Argentina). 22 de noviembre de 2002. ISSN 0325-0946. Consultado el 13 de junio de 2022. (requiere suscripción). 
  244. «Cuando el Luna Park hizo pop». Clarín. 30 de marzo de 2003. Consultado el 25 de marzo de 2022. 
  245. Márquez, Allan Kelly (1 de agosto de 2018). «"Siempre es hoy", de Gustavo Cerati». ENREMOLINOS. Consultado el 7 de marzo de 2022. 
  246. «Los grandes amores de Gustavo Cerati». Clarín. 4 de septiembre de 2014. Consultado el 25 de abril de 2022. 
  247. Clark et al., 2014, p. el momento ocurre en 41:20.
  248. Arrieta, Isabel (10 de enero de 2019). «Aseguran que Shakira y Cerati tuvieron un “amor secreto”». La Cuarta. Consultado el 19 de enero de 2022. 
  249. a b «Las mujeres de Gustavo Cerati». Diario Popular. 4 de septiembre de 2014. Consultado el 4 de abril de 2022. 
  250. Morris, 2015, p. 189.
  251. Morris, 2015, pp. 111.
  252. «Somos cómplices los dos...». Gente. 22 de enero de 2008. Consultado el 23 de abril de 2022. 
  253. «Sorprenden a Gustavo Cerati con modelo top argentina». La Tercera. 21 de abril de 2010. Consultado el 23 de abril de 2022. 
  254. «La conmovedora historia del perro de Cerati». Clarín. 1 de julio de 2015. Consultado el 23 de abril de 2022. (requiere suscripción). 
  255. Aboitiz, 2012, El último concierto.
  256. «Soda Stereo: Grandes momentos en Chile». EMOL. Consultado el 24 de octubre de 2021. 
  257. Fernández Bitar, 2017. «En total dieron cuatro actuaciones en el [Estadio Chile] [...] y en la segunda función Gustavo insistió con la frase "el régimen se acabó" y la gente se prendió, entendiendo que no hablaba de una dieta.»
  258. Lenore, Víctor (6 de septiembre de 2014). «Pinochet, la cocaína y el corralito». El Confidencial. Consultado el 29 de octubre de 2021. 
  259. a b «El indisoluble lazo de Gustavo Cerati con Chile». Guioteca. 27 de febrero de 2013. Consultado el 30 de mayo de 2021. 
  260. Osses, Julio (Septiembre de 2014). «Gustavo Cerati: El jinete pálido». Paniko.cl (Zona de Contacto: El Mercurio, publicado el 1994). Consultado el 15 de junio de 2021. 
  261. Aguirre A., Francisco (4 de septiembre de 2014). «Chileno por adopción: Gustavo Cerati y las historias que lo unen con Chile». La Tercera. Copesa. Consultado el 13 de mayo de 2021. 
  262. «La aclaración de Gustavo Cerati tras separar Soda Stereo: "Chile no tiene nada que ver"». Oasis FM. 4 de septiembre de 2020. Consultado el 16 de junio de 2021. 
  263. González, Martín (20 de septiembre de 2020). «Soda Stereo y El último concierto: A 23 años del Nada más queda». Sección Ciudad. Consultado el 15 de junio de 2021. 
  264. Maira, Manuel (29 de noviembre de 2009). «Gustavo Cerati: las historias y lugares que lo unen a Chile». La Tercera. Consultado el 16 de agosto de 2021. 
  265. «La historia que definió la íntima relación entre Gustavo Cerati y Chile». T13. 4 de septiembre de 2014. Consultado el 16 de agosto de 2021. 
  266. Cabrera, Gustavo (8 de mayo de 2021). «Gustavo Cerati caminando por el paseo Prat: A 18 años de su único show en Antofagasta». Timeline.cl. Archivado desde el original el 21 de junio de 2021. Consultado el 17 de junio de 2021. 
  267. Contreras, Emilio (4 de septiembre de 2020). «Amores, electrónica y una pichanga en el Chinquihue: la intensa historia de Gustavo Cerati en Chile». BioBioChile. Consultado el 17 de junio de 2021. 
  268. «A 11 años del 27F: Artistas que mostraron apoyo tras la tragedia vivida en Chile». Rock&Pop. 26 de febrero de 2021. Consultado el 17 de marzo de 2022. 
  269. «A 10 años del día que Gustavo Cerati "abrazó" a Chile». Cooperativa.cl. 13 de mayo de 2020. Consultado el 17 de marzo de 2022. 
  270. «Ministro de Cultura premia al músico Gustavo Cerati». Ministerio de Cultura de Chile. 12 de abril de 2011. Consultado el 17 de marzo de 2022. 
  271. a b Garrido, Mónica (6 de agosto de 2020). «Canción Animal: ligeramente primitivo». La Tercera. Copesa. Consultado el 18 de julio de 2021. 
  272. Montes, Rodolfo (23 de diciembre de 2001). «Gustavo Cerati: "Este disco no es cómodo ni fácil"». La Capital (49.339) (Rosario). Consultado el 11 de febrero de 2022. 
  273. «¿De qué cuadro son los cantantes argentinos?». 90min. 13 de marzo de 2017. Consultado el 18 de julio de 2021. 
  274. a b Cárdenas, Fernando (4 de septiembre de 2021). «Cinco cosas que tal vez no sabías sobre Gustavo Cerati». Radio Nacional. Consultado el 19 de septiembre de 2021. 
  275. «El homenaje a Cerati en los festejos de Racing campeón». CNN. Chile. 16 de diciembre de 2012. Consultado el 22 de mayo de 2021. 
  276. Garrido, Diana (4 de septiembre de 2018). «Gustavo Cerati: 10 lecciones que aprendimos en su evolución de estilo». Cultura Colectiva. Consultado el 19 de mayo de 2022. 
  277. «Rockeros Vestidos: La relación de Gustavo Cerati con la moda». Blocdemoda.com. Septiembre de 2020. Consultado el 28 de junio de 2022. 
  278. Pérez, Lorena (8 de noviembre de 2019). «Cerati. Del dark de los 80 a la elegancia rockera, cuáles fueron sus estilos». Brando (Argentina: La Nación). ISSN 0325-0946. Consultado el 19 de mayo de 2022. 
  279. Montesino, Franco (11 de agosto de 2021). «Cerati y la moda a través de los años». Nota Al Pie. Consultado el 19 de mayo de 2022. 
  280. Hartung, Andrea (4 de septiembre de 2014). «Gustavo Cerati: Su estilo inolvidable». Biut. Copesa. Consultado el 27 de mayo de 2022. 
  281. Jeannine Diego (5 de julio de 2016). «Premios Juventud: los hombres del mundo latino que nos marcaron con su estilo». Univision. Consultado el 24 de junio de 2022. 
  282. Bringas, Florencia (14 de septiembre de 2014). «Los percheros detrás del rock». La Gaceta. Consultado el 27 de mayo de 2022. (requiere suscripción). 
  283. a b «Secretos y leyendas en la relación entre la moda y el rock argentino». Clarín. 18 de julio de 2010. Consultado el 25 de junio de 2022. 
  284. «Pablo Ramírez: Un imprescindible de la moda». La Tercera (Revista Paula: Copesa). 26 de abril de 2012. Consultado el 20 de mayo de 2022. 
  285. Rangel, Joselo (7 de septiembre de 2014). «El Principito». Página/12. Consultado el 20 de mayo de 2022. 
  286. García, Vicco (11 de agosto de 2020). «El día que Gustavo Cerati se vistió de príncipe gracias a la magia de Pablo Ramírez». Marie Claire. Argentina: Editorial Perfil. Consultado el 20 de mayo de 2022. 
  287. «La colección de moda de Gustavo Cerati para Basement». Blocdemoda. Consultado el 16 de mayo de 2021. 
  288. Tamayo, Sonia (5 de septiembre de 2014). «Gustavo Cerati también fue diseñador: Su legado en la moda». Guioteca. Consultado el 16 de mayo de 2021. 
  289. Tirado Henríquez, Pablo (21 de agosto de 2009). «Firmas del retail chileno apuestan por celebridades como diseñadores exclusivos». economiaynegocios.cl. Consultado el 20 de mayo de 2022. 
  290. «Valeria Mazza enjuicia el look de los chilenos previo al arribo de su colección». La Tercera. Copesa. 5 de septiembre de 2009. Consultado el 20 de mayo de 2022. 
  291. «Gustavo Cerati: El desconocido círculo familiar que protege al músico». La Tercera. Copesa. 11 de junio de 2010. Consultado el 13 de febrero de 2022. 
  292. «Cerati en el "Corralito"». Los 40. Colombia. 19 de junio de 2002. Consultado el 24 de mayo de 2022. 
  293. «Desmienten que exista demanda contra Gustavo Cerati». El Informador. 6 de noviembre de 2013. Consultado el 13 de febrero de 2022. 
  294. «Hijos de Cerati, heredan propiedades y mucho dinero». La Opinión. 15 de septiembre de 2014. Consultado el 13 de febrero de 2022. 
  295. «Hijos de Gustavo Cerati heredarán el total de su fortuna». Quién. 14 de septiembre de 2014. Consultado el 13 de febrero de 2022. 
  296. «Así funciona el negocio de las colaboraciones en la música». Economiaynegocios.cl. 17 de febrero de 2017. Consultado el 24 de mayo de 2022. 
  297. a b Giraldo Gallo, Camilo (4 de septiembre de 2014). «Adiós al artista que volvió al rock un negocio». Diario La República. Colombia: Editorial La República S.A.S. Consultado el 13 de febrero de 2022. 
  298. Barreiro, Pancho (21 de noviembre de 2016). «Cuánto ganan los artistas desde “el más allá”». Forbes Argentina. Consultado el 13 de febrero de 2022. 
  299. «Redoblan la apuesta al negocio Soda Stereo». Perfil. 7 de octubre de 2019. Consultado el 24 de abril de 2022. 
  300. «El día que Gustavo Cerati fue VJ de MTV». Silencio. 8 de noviembre de 2021. Consultado el 9 de marzo de 2022. 
  301. «"Llamen a Moe que Larry está en cualquiera": El día que Cerati cantó en "Todo x 2 pesos"». LaNoticia1.com. 5 de septiembre de 2014. Consultado el 2 de mayo de 2022. 
  302. «Remasterizan video de spot publicitario de Gustavo Cerati». Radio Concierto. 16 de abril de 2021. Consultado el 24 de enero de 2022. 
  303. Piglia, Gustavo (17 de abril de 2021). «Las campañas publicitarias en las que participo Gustavo Cerati». Rock Ar Noticias. Consultado el 13 de febrero de 2022. 
  304. «2001. Gustavo Cerati en Fútbol de Primera». El Gráfico. 23 de septiembre de 2016. Consultado el 20 de mayo de 2021. 
  305. García, Matías (4 de septiembre de 2019). «Gustavo Cerati y el fútbol: su amor por Racing, el partido en Chile y la despedida de Martín Palermo». Clarín. Consultado el 20 de mayo de 2021. 
  306. Ramos y Lejbowicz, 2016, El trago primavera. «Me quise morir [cuando supe que asesinaron a John Lennon]. Yo vivía con mis padres, ya estaba en la [facultad] y mi [mamá] me lo contó cuando me levanté. Fue espantoso, Lennon era el que más me gustaba de Los Beatles. Lo que sentía era muy fuerte. Lo primero que me acuerdo de la música es con alguna escoba, frente al espejo, tocando "Twist and Shout". Fue muy doloroso.»
  307. «Lennon x Gustavo Cerati». Página/12. 9 de diciembre de 2005. Consultado el 19 de enero de 2022. 
  308. Fuentes, Jorge (1 de abril de 2020). «La historia de “Crimen”, la canción más popular de Gustavo Cerati». Guioteca. Consultado el 28 de mayo de 2021. 
  309. a b Vallejo-Cano, Nicolás (14 de mayo de 2014). «Playlist: El lado B de Cerati». Vice. Consultado el 29 de marzo de 2022. 
  310. Márquez, Allan Kelly (11 de enero de 2016). «El nexo entre Gustavo Cerati y David Bowie». ENREMOLINOS. Consultado el 9 de marzo de 2022. 
  311. a b c d Celnik, Jacobo (2 de octubre de 2014). «Influencias en Cerati». El Tiempo. Casa Editorial El Tiempo. Consultado el 9 de marzo de 2022. 
  312. Cavallo, Mauricio (4 de abril de 2022). «A siete años de que Gustavo Cerati emprendió su “vuelta por el universo”». LARED21. Consultado el 20 de febrero de 2022. 
  313. «De la fuerza natural se nutre Cerati». La Nación. Costa Rica. 6 de septiembre de 2009. Consultado el 4 de abril de 2022. (requiere suscripción). 
  314. «Soda Stereo y su MTV Unplugged de 1996: El homenaje de Gustavo Cerati a ELO y a su líder Jeff Lynne». Guioteca. 28 de agosto de 2019. Consultado el 10 de marzo de 2022. 
  315. a b c Nieblas, Iván (12 de agosto de 2014). «Gustavo Cerati: El Guitarrista». Sopitas. Consultado el 19 de enero de 2022. 
  316. a b c Jalil, Óscar; Martelli, Ernesto (11 de agosto de 2020). «La entrevista inédita a Gustavo Cerati». Rolling Stone (México, publicado el octubre de 2014) (137). Archivado desde el original el 5 de septiembre de 2021. Consultado el 23 de junio de 2021. 
  317. «La música que influyó a Gustavo Cerati». Slang. 4 de noviembre de 2018. Consultado el 23 de enero de 2021. 
  318. Pavez, Felipe (11 de agosto de 2021). «Gustavo Cerati: algunas influencias que marcaron al gigante argentino». Rock&Pop. Consultado el 12 de marzo de 2022. 
  319. Rivas Estrada, Camila (11 de agosto de 2017). «¿Qué música escuchaba Gustavo Cerati?». Radiónica. RTVC. Consultado el 2 de enero de 2022. 
  320. Iogna Prat, Carlos (13 de marzo de 2021). «Vox Dei, a 50 años de la salida de “La Biblia”: la desaparición de la cinta, la palabra de la Iglesia y una versión de Soda Stereo». Todo Noticias. Consultado el 17 de marzo de 2022. 
  321. Jalil, Oscar (4 de septiembre de 2015). «¿Por qué ‘Canción animal’ es una obra maestra?». Rolling Stone (Argentina: La Nación). ISSN 0325-0946. Consultado el 22 de julio de 2021. 
  322. «Los 30 años de Canción animal de Soda Stereo: Retrato de una época dorada del rock argentino». Indie Hoy. 28 de diciembre de 2020. Consultado el 19 de marzo de 2022. 
  323. a b Herrera, Fernando (23 de marzo de 2022). «A 30 años de “Colores santos": Cerati y Melero en estado de gracia». Tiempo Argentino. Consultado el 28 de marzo de 2022. 
  324. a b «El rock latino pierde a su príncipe». Los Andes. 5 de septiembre de 2014. Consultado el 3 de marzo de 2022. 
  325. «Quince años con la sutileza de Bocanada». Señal Memoria. 25 de marzo de 2014. Consultado el 25 de enero de 2022. 
  326. a b c Boido, Juan Ignacio (27 de junio de 1999). «Música para camaleones». Página/12. Consultado el 15 de marzo de 2022. 
  327. Relmucao, Juan José (24 de octubre de 2016). «Un maestro, una causa, un efecto: cinco escritores que inspiraron a Gustavo Cerati». Vice. Consultado el 4 de junio de 2021. 
  328. Aboitiz, 2012, Bocanada. «Hay gente que tiene que ver con el disco y a lo mejor no tocó ningún instrumento y fue muy importante en el desarrollo de la música… mis hijos, también amigos —como Eduardo Capilla—; gente que se ha acercado en el momento de elaboración de Bocanada y que tuvo una influencia importante desde lo conceptual: los adjetivos que usaron para hablar del disco y la forma en que ellos lo vieron me impulsó a seguir o a cambiar el rumbo. No es solo la gente que mecircunda musicalmente, también está la otra. Todos tuvieron bastante que ver con la amistad, con la idea de apuntalar un poco este disco para que no me sintiera muy solo.»
  329. Aboitiz, 2012, Ahí vamos.
  330. Andisco, Pablo (15 de mayo de 2022). «En el vértigo de la eternidad: los momentos destacados y las premoniciones de Fuerza Natural, la gira final de Gustavo Cerati». infobae. Consultado el 16 de mayo de 2022. 
  331. Dueñas, Silvia V. (21 de diciembre de 2009). «Entrevista con Gustavo Cerati». Indie Rocks!. Consultado el 14 de marzo de 2022. 
  332. Altea, Carlos (4 de septiembre de 2014). «Innovador y creativo, Cerati dejó un sello imborrable en la música». El Cronista. Consultado el 3 de marzo de 2022. 
  333. «Sergio Marchi: "Cerati fue el mejor alumno de Spinetta"». Elentrerios. 8 de septiembre de 2018. Consultado el 3 de marzo de 2022. 
  334. «VIDEO: Gustavo Cerati y su opinión sobre la política argentina y CFK». El Ciudadano. 11 de agosto de 2020. Consultado el 3 de marzo de 2022. 
  335. Cerati, Gustavo (Agosto de 1999). Gustavo hablando sobre sus influencias folklóricas. Entrevista con Marcelo Comparini. Santiago de Chile. Plaza Italia. Canal 2 Rock & Pop. 
  336. Calvo, Gastón (18 de marzo de 2022). «La historia de Cuando pase el temblor, una de las canciones más emblemáticas de Soda Stereo». infobae. Consultado el 27 de junio de 2022. 
  337. «Gustavo Cerati estrenó el primer sencillo de Fuerza Natural». Soundpark. 1 de septiembre de 2020. Consultado el 2 de marzo de 2022. 
  338. «Dynamo, la revolución silenciosa de Soda Stereo». Suburbano. 17 de marzo de 2020. Consultado el 17 de abril de 2022. 
  339. Vergara, Claudio (11 de mayo de 2014). «El amigo chileno más leal de Gustavo Cerati». La Tercera. Copesa. Consultado el 11 de julio de 2021. (requiere suscripción). 
  340. a b c Santos, Eduardo (11 de agosto de 2017). «Este fue el legado electrónico que Gustavo Cerati nos dejó». Vice. Consultado el 23 de octubre de 2021. 
  341. a b c Heinz, José (9 de febrero de 2021). «Cerati desde la óptica electrónica». L'Officiel Chile. Consultado el 7 de noviembre de 2021. 
  342. De la Maza, Ignacio (11 de agosto de 2021). «Gustavo Cerati: Sus discos solistas del peor al mejor». Radio Infinita. Consultado el 30 de enero de 2022. 
  343. Aboitiz, 2012, Roken. «Aún hoy, mucha gente piensa que en Colores santos Daniel Melero ponía su parte techno y yo la roquera, cuando en muchos casos era exactamente al revés.»
  344. Jofré, Alejandro (11 de septiembre de 2020). «Espermatozoides de auriculares entrando en parlantes: el último disco de Soda Stereo». La Tercera. Copesa. Consultado el 2 de noviembre de 2021. (requiere suscripción). 
  345. a b González, Claudia (4 de septiembre de 2018). «Cerati: a cuatro años de su partida». El Mostrador. Consultado el 22 de marzo de 2022. 
  346. Calvo, Gastón (28 de junio de 2019). «Se cumplen 20 años de "Bocanada", el primer disco de Gustavo Cerati post Soda Stereo». infobae. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  347. «Reversiones». La Nación. Argentina. 26 de diciembre de 2003. Consultado el 10 de septiembre de 2021. (requiere suscripción). 
  348. Lahiteau, Luciano (13 de enero de 2022). «Gustavo Cerati: Las 10 mejores y menos conocidas colaboraciones». Indie Hoy. Consultado el 29 de abril de 2022. 
  349. Aboitiz, 2012, Bocanada.
  350. Fernández Bitar, 2017, El inicio. «Gustavo Adrián Cerati, que había nacido el 11 de agosto de 1959, aprendió a tocar la guitarra a los nueve años. "A pesar de ser zurdo, por una cuestión de práctica la agarré como diestro", contaba.»
  351. Agis, Valera (4 de febrero de 2018). «La increíble historia del argentino que construye las guitarras de las estrellas». La Nación (Argentina). ISSN 0325-0946. Consultado el 19 de noviembre de 2021. (requiere suscripción). «Para Pensa, quienes se convierten en grandes guitarristas son los zurdos que aprenden a tocar como diestros, como el propio Knopfler, y Cerati. “Son los mejores. Empezaron desde muy chicos, no encontraban instrumentos especiales para ellos y se arreglaron con lo que tenían”.» 
  352. a b Contreras, Marcelo (4 de septiembre de 2019). «Gustavo Cerati: Rock y guitarras». Rockaxis (Chile, publicado el agosto de 2014). Consultado el 26 de octubre de 2021. 
  353. a b «Cerati, un virtuoso en la guitarra». El Heraldo de México. 7 de agosto de 2019. Consultado el 26 de octubre de 2021. 
  354. del Mazo, Mariano (7 de septiembre de 2014). «Poder decir adiós». Página/12. Consultado el 10 de noviembre de 2021. 
  355. Ferri, Leonardo (30 de junio de 2015). «La mano derecha». Página/12. Consultado el 10 de noviembre de 2021. 
  356. «Entrevista histórica: Gustavo Cerati por sus fans». Escrito en Argentina. Selección por Santiago Delucchi y Víctor Pombinho. Medium (Los Inrockuptibles, publicado el junio de 2006) (104). 4 de septiembre de 2017. Consultado el 8 de noviembre de 2021. 
  357. a b «Cómo Soda Stereo marcó al rock latinoamericano». BBC News Mundo. 4 de septiembre de 2014. Consultado el 12 de octubre de 2021. 
  358. a b c «Gustavo Cerati por Richard Coleman». Rolling Stone (Argentina: La Nación, publicado el 28 de septiembre de 2012). 4 de septiembre de 2015. ISSN 0325-0946. Consultado el 26 de octubre de 2021. (requiere suscripción). 
  359. a b Nieblas, Iván (4 de septiembre de 2017). «Gustavo Cerati, el guitarrista». Quarter Rock Press. Consultado el 23 de octubre de 2021. 
  360. Marchi, Sergio (7 de septiembre de 2014). «Amor amarillo». Radar (Página/12). Consultado el 16 de noviembre de 2021. 
  361. a b Cárdenas, Fernando (4 de septiembre de 2020). «Gustavo Cerati, colaboraciones y rarezas». Radio Nacional. Argentina. Consultado el 10 de junio de 2021. 
  362. Iogna Prat, Carlos (21 de noviembre de 2020). «“Nada personal” de Soda Stereo: cómo se compuso y grabó el disco que los consagró». Todo Noticias. Consultado el 24 de octubre de 2021. 
  363. Espejo, Rubén; Ortega, Eduardo (19 de julio de 2017). «Mi parte insegura: Signos, el disco que catapultó a Soda Stereo». La Tercera. Consultado el 2 de enero de 2022. 
  364. Casciero, Roque (5 de abril de 2006). «Lo vital no quita la elegancia (pop)». Página/12. Consultado el 14 de noviembre de 2021. 
  365. Ortega, Rubén (25 de septiembre de 2021). «A 25 años de 'Comfort y Música Para Volar' de Soda Stereo». Indie Rocks!. Consultado el 3 de noviembre de 2021. 
  366. Calabro, Martín (6 de septiembre de 2014). «Hoy rescatamos la versión de “Génesis” por Soda Stereo». Blogs Infobae. Consultado el 3 de noviembre de 2021. 
  367. Cárdenas, Fernando (11 de agosto de 2021). «Cinco grandes solos de guitarra de Gustavo Cerati». Radio Nacional. Consultado el 3 de noviembre de 2021. 
  368. «A 10 años del último noviembre de Gustavo Cerati: cronología de un mes intenso». La Voz del Interior. 12 de noviembre de 2019. Consultado el 23 de octubre de 2021. (requiere suscripción). 
  369. Martínez, Héctor (11 de agosto de 2021). «Gustavo Cerati: ¿Cuáles fueron las últimas palabras que dijo a sus fanáticos?». El Heraldo de México. Consultado el 23 de octubre de 2021. 
  370. Gallardo, Agustín (15 de mayo de 2020). «A diez años del último aliento: cómo fue el show despedida de Gustavo Cerati antes del ACV». Perfil. Consultado el 23 de octubre de 2021. 
  371. «El robo». lahistoriadelrock.com.ar. Consultado el 20 de septiembre de 2021. 
  372. Arias Fuenzalida, Daniel (11 de julio de 2020). «Guitarras famosas: el fetiche del que nació la música». Los Andes. Consultado el 4 de junio de 2021. 
  373. Larocca, Bruno (4 de septiembre de 2018). «La historia detrás de la mítica guitarra que Cerati usó en el regreso de Soda Stereo». Rolling Stone (Argentina). ISSN 0325-0946. Consultado el 4 de julio de 2021. 
  374. Buscalia, Manuel (21 de diciembre de 2017). «10 años después, los protagonistas recuerdan el último show de Soda Stereo». Silencio. Consultado el 8 de julio de 2021. 
  375. Breuer, 2017, Breuer's Specials.
  376. «El homenaje de PRS a Gustavo Cerati». Rolling Stone (Argentina: La Nación). 9 de septiembre de 2014. ISSN 0325-0946. Consultado el 2 de octubre de 2021. 
  377. Mileo, Julián (17 de julio de 2019). «Gustavo Cerati y la explicación del porqué rompía su guitarra en la vuelta de Soda Stereo». Revista Soy Rock. Consultado el 2 de octubre de 2021. 
  378. a b «Un reconocido fabricante de guitarras norteamericano lanzó una edición especial de una guitarra de Cerati.». CMTV. 11 de agosto de 2015. Consultado el 8 de julio de 2021. 
  379. «Gustavo Cerati y su impecable labor guitarrística». Monterrey Rock. Consultado el 2 de enero de 2022. 
  380. a b Peña, Fercho (4 de septiembre de 2014). «El Gustavo Cerati que conocí en Bucaramanga». Vanguardia. Consultado el 2 de enero de 2022. 
  381. «Guitarras de Gustavo Cerati». ibero909. Consultado el 2 de enero de 2022. 
  382. Morris, 2015, p. 10.
  383. «Gustavo Cerati: se cumplen 10 años de su último show». TN. 14 de mayo de 2020. Consultado el 17 de mayo de 2021. 
  384. Paz, Luis (4 de septiembre de 2019). «Un hombre alado, la crónica del día que murió Gustavo Cerati | A cinco años de su muerte». Pagina12. Consultado el 4 de junio de 2021. 
  385. Barbar, Ricardo (4 de septiembre de 2018). «La primera y última vez que vi a Gustavo Cerati». Postdata — Prodavinci. Consultado el 30 de octubre de 2021. 
  386. Portmán, Ricardo (7 de agosto de 2015). «Soda Stereo | Especial 25 Aniversario de Canción Animal». Ecos Del Vinilo. Consultado el 31 de octubre de 2021. 
  387. a b c Strassburger, Juan Manuel (23 de agosto de 2020). «La discografía de Soda Stereo ordenada de peor a mejor». La Nación (Argentina). ISSN 0325-0946. Consultado el 15 de marzo de 2022. (requiere suscripción). 
  388. Fabregat, Eduardo (22 de diciembre de 2020). «Soda Stereo en Vélez, 30 años | La coronación del "Año Animal" del trío». Pagina12. Consultado el 25 de junio de 2021. 
  389. Jalil, Oscar (24 de marzo de 2022). «‘Colores santos’: cuáles son las canciones que Cerati y Melero samplearon en el mítico disco editado hace 30 años». Rolling Stone en Español. Consultado el 28 de marzo de 2022. 
  390. Buscalia, Manuel (1 de septiembre de 2019). «10 años de ‘Fuerza natural’: adentro de la grabación del último disco de Gustavo Cerati». Rolling Stone (Argentina: La Nación). ISSN 0325-0946. Consultado el 21 de junio de 2021. (requiere suscripción). «creó más de 25 tracks con nombres como "Hyatt", "Orbis" y "Diska" usando samples de los temas que venía escuchando. Para "Hyatt", que luego pasaría a ser "Fuerza natural", usó el punteo de guitarra del comienzo de "John Barleycorn Must Die" de Traffic y algunas notas de la guitarra principal de "Same Old Blues" de Captain Beefheart & His Magic Band, que intervino cambiándole el tono.» 
  391. Santos, Eduardo (18 de enero de 2016). «Las canciones de Cerati vistas a través de sus samples originales». Vice. Consultado el 2 de junio de 2021. 
  392. Santos, Eduardo (26 de enero de 2016). «Las canciones de Cerati vistas a través de sus samples originales (Parte 2)». Vice. Consultado el 7 de junio de 2021. 
  393. Retamal N, Felipe (1 de mayo de 2019). «Ride en Chile: la noche en que el shoegaze fue inmortal». La Tercera. Consultado el 18 de septiembre de 2021. 
  394. Radio Zero (23 de mayo de 2019). «Andy Bell comenta sobre "Un misil en mi placard" junto a "Chrome Waves" en su programa radial». Zero 97.7. Archivado desde el original el 16 de julio de 2019. Consultado el 10 de junio de 2021. 
  395. Garrido, Mónica (9 de agosto de 2020). «¿Copia o ingenio musical?: los samples de Cerati». La Tercera. Consultado el 2 de junio de 2021. (requiere suscripción). 
  396. Aguirre, Javier; Casciero, Roque; Vitale, Cristián (24 de junio de 1999). «Fumando espero». Página/12. Consultado el 29 de julio de 2021. 
  397. Daza, Baltasar (2 de julio de 2020). «Paseo inmoral: los préstamos creativos de Cerati en Bocanada». La Tercera. Consultado el 12 de junio de 2021. 
  398. González A., Daniela (1 de junio de 2022). «El Amor Después del Amor: guía para escuchar el disco más vendido de Argentina». La Tercera. Consultado el 2 de junio de 2022. 
  399. a b c d «Entrevista a Gustavo Cerati en 2000». Zona de Obras (2000) (21). 13 de febrero de 2021. Consultado el 17 de abril de 2022. 
  400. «Ahí vamos, el disco nacido del dolor con el que Gustavo Cerati reconquistó la masividad». Clarín. 4 de abril de 2021. Consultado el 17 de abril de 2022. 
  401. Ferreirós, Hernán (28 de mayo de 2006). «Suban el volúmen». Página/12. Consultado el 17 de abril de 2022. 
  402. Aboitiz, 2012, «Crimen». «Vos escuchas el piano de «Crimen» y estás pensando que es alguien tocando el piano. Y bueno sí, alguien en realidad lo tocó. Pero en realidad lo usé como elemento armónico para ir armando la canción. Está sampleado. Hubo unas intervenciones que hicimos Tweety y yo después. Pero la secuencia básica de piano es una cosa que armé con pianos de diferentes discos.»
  403. «CERATI RELOADED». El Tiempo. Casa Editorial El Tiempo. 4 de junio de 2004. Consultado el 6 de marzo de 2022. 
  404. Aboitiz, 2012, Roken.
  405. Aboitiz, 2012, «Crimen». «Por ejemplo, en el caso de "Crimen" y de "Me quedo aquí", los hice en un hotel que no tenía guitarra… En un hotel con una laptop y empecé a agarrar pedacitos de canciones con los tonos, para tener los tonos.»
  406. Garrido, Mónica (4 de octubre de 2018). «Un dueto especial: cuando Mercedes Sosa compartió su talento con Cerati». La Tercera. Copesa. Consultado el 28 de octubre de 2021. 
  407. a b c «Cerati, los pilares de un ídolo». El Comercio. Ecuador. 5 de septiembre de 2014. Consultado el 27 de octubre de 2021. 
  408. a b Vergara, Claudio; Jofré, Alejandro; Jürgense, Mauricio; Contreras, Marcelo; Arratia, Felipe; Ortega, Eduardo; Garrido, Mónica; Morris, Juan (16 de agosto de 2019). «Cerati, nomás: diez canciones esenciales de su periplo». La Tercera. Copesa. Consultado el 12 de abril de 2021. 
  409. García Verástegui, Óscar (30 de noviembre de 2002). «Gustavo Cerati: Siempre es hoy». Rockaxis. Chile. Consultado el 6 de enero de 2022. 
  410. «Hoy cumple 25 años "Dynamo", el disco más arriesgado de Soda Stereo». CRock. 1 de octubre de 2017. Consultado el 21 de junio de 2021. 
  411. Iogna Prat, Carlos (25 de noviembre de 2021). «Daniel Melero, su nuevo proyecto, la amistad con Gustavo Cerati y cómo nació “Trátame suavemente”». Todo Noticias. Consultado el 22 de abril de 2022. 
  412. Aboitiz, 2012, Colores santos. «Aparecía el bajo —yo toqué muchos bajos en el disco— y le daba un sentido armónico en ese momento, pero en realidad los bajos venían a decir: "Bueno, esta es la nota". Grabé mucho el bajo con equipo de guitarra.»
  413. Iogna Prat, Carlos (3 de septiembre de 2018). «"Fuerza Natural", la historia detrás del último disco de Gustavo Cerati». Todo Noticias. Consultado el 23 de junio de 2021. 
  414. Gustavo Cerati. Gustavo Cerati - Fuerza Natural Documental (YouTube). Escena en 0:50. Consultado el 11 de septiembre de 2021. 
  415. Aboitiz, 2012, Colores santos. «Hice las voces, toqué guitarras, toqué baterías, toqué samplers, bajo, toqué teclados: mi intervención más grande de teclados en toda mi historia musical ha sido aquí.»
  416. Pat, Ricardo D. (9 de noviembre de 2018). «Soda Stereo lanzó su álbum “Signos" hace exactamente 32 años». La Verdad Noticias. Consultado el 24 de octubre de 2021. 
  417. Farías, Carlos (3 de octubre de 2019). «Figuras cercanas a Gustavo Cerati critican reunión de Soda Stereo». La Tercera. Consultado el 23 de octubre de 2021. 
  418. Amiano, Daniel (25 de junio de 1999). «BOCANADA de Cerati». La Nación (Argentina). ISSN 0325-0946. Consultado el 23 de junio de 2021. 
  419. Gallardo, Agustín (20 de noviembre de 2019). «Cerati eterno: confort y música para disfrutar». Perfil. Consultado el 11 de septiembre de 2021. 
  420. Calvo, Gastón (4 de septiembre de 2020). «“Un maestro, una causa, un efecto”: las etapas en la carrera de Gustavo Cerati al frente de Soda Stereo». Infobae. Consultado el 23 de febrero de 2022. 
  421. Grazioli, Gustavo (5 de agosto de 2020). «Soda Stereo. A 30 años de Canción animal, ¿por qué fue un disco emblemático?». Brando (Argentina: La Nación). ISSN 0325-0946. Consultado el 23 de junio de 2022. 
  422. Aboitiz, 2012, Prólogo de Shakira.
  423. Schilling, Carlos (5 de septiembre de 2014). «Especial Gustavo Cerati: Poesía de anticipación, un análisis de las letras de Soda». La Voz del Interior. Consultado el 2 de enero de 2022. (requiere suscripción). 
  424. Pintos, Esteban (22 de noviembre de 2002). «“Evité cuidadosamente el chiste de sonar posmoderno y sarcástico, en un país así”». Página/12. Consultado el 19 de junio de 2022. 
  425. «Richard Coleman, nominado al Grammy Latino habla de sus días futuros». El Gráfico. 26 de septiembre de 2018. Consultado el 14 de marzo de 2022. 
  426. Volterri, Sebastián (16 de noviembre de 2019). «Daniel Melero: “Jamás me sentí el cuarto Soda Stereo, siempre quise que fueran tres”». Infobae. Consultado el 14 de marzo de 2022. 
  427. «Isabel de Sebastián sobre "En camino": "Quería tenerlo en el disco y hacerlo dentro de nuestro estilo"». Todo Noticias. 6 de noviembre de 2015. Consultado el 14 de marzo de 2022. 
  428. Bengochea, Constanza (14 de marzo de 2022). «Presentó una canción en un concurso y Gustavo Cerati la convirtió en un “himno” del rock nacional». La Nación. Argentina. ISSN 0325-0946. Consultado el 24 de octubre de 2021. 
  429. a b Rojas, Yumber Vera (17 de junio de 2020). «Francisco Bochatón: "La humanidad logra estar conectada" | Está presentando un ciclo de shows online». Página/12. Consultado el 16 de julio de 2021. 
  430. «Flavio Etcheto». rock.com.ar. Consultado el 15 de octubre de 2021. 
  431. «Hijo de Cerati tuvo anoche su prueba de fuego en la música». La Tercera. 22 de junio de 2011. Consultado el 15 de octubre de 2021. 
  432. Relmucao, Juan (9 de septiembre de 2014). «“Gustavo estará por mucho tiempo en el trono del pop”». AUNO. Consultado el 15 de octubre de 2021. 
  433. Jatib, Gustavo (19 de septiembre de 2017). «Esenciales: "Imágenes paganas"». rock.com.ar. Consultado el 25 de junio de 2021. 
  434. Piglia, Gustavo (13 de abril de 2021). «A 35 AÑOS DEL PRIMER DISCO DE FRICCION CONSUMACION O CONSUMO». Rock Ar Noticias. Consultado el 14 de julio de 2021. 
  435. Breuer, 2017, Breuer's Specials. «Al año siguiente volví a trabajar con Gustavo Cerati, esta vez con él como productor. Fue en el disco Para terminar, en 1988. [...] Lo único que grabó Gustavo en el disco, como músico, fue un solo de guitarra, [...].»
  436. Reyes, Rosario (16 de enero de 2015). «Caifanes se disolvió por dinero». El Financiero. Consultado el 12 de septiembre de 2021. 
  437. Iogna Prat, Carlos (31 de octubre de 2019). «Gustavo Cerati y su costado folclórico». Todo Noticias. Consultado el 4 de junio de 2021. 
  438. «Discos argentinos grosos que cumplen 25 años». Todo Noticias. 22 de junio de 2014. Consultado el 12 de junio de 2021. 
  439. Nazalara R., Andrés (5 de septiembre de 2014). «Charly García despidió a Gustavo Cerati: "Se ha reconocido a un verdadero arquitecto del sonido"». La Segunda. Consultado el 5 de junio de 2021. 
  440. Aguirre, Javier (24 de junio de 1999). «Suplemento joven». Página/12. Consultado el 17 de junio de 2021. 
  441. Balmaceda, Tomás (21 de mayo de 2018). «Tango 3, el super grupo con Charly García, Gustavo Cerati y Pedro Aznar que no fue». La Nación (Argentina). ISSN 0325-0946. Consultado el 14 de junio de 2020. (requiere suscripción). 
  442. Nueva (7 de noviembre de 2005). «Cantilo homenajea al rock, pero...». La Nueva. Consultado el 9 de julio de 2021. 
  443. a b «Seis años sin Gustavo Cerati: las huellas que dejó en las canciones de otros». El Nacional. 4 de septiembre de 2020. Consultado el 28 de mayo de 2021. 
  444. Cioccio, Diego (4 de septiembre de 2019). «Gustavo Cerati, en la mirada de dos Brujos: "Era humilde, quería tocar y no pedía nada"». Infobae. Consultado el 11 de junio de 2021. 
  445. Vera Rojas, Yumber (23 de junio de 2021). «"Fin de semana salvaje", el debut de Los Brujos, cumple 30 años | Fue el disco que marcó el cambio de guardia entre el rock de los '80 y el de los '90». Pagina12. Consultado el 24 de junio de 2021. 
  446. «Cerati, un colaborador generoso: top 10 de canciones con otros artistas, de Babasónicos a Shakira». La Voz del Interior. 11 de agosto de 2015. Consultado el 9 de agosto de 2021. (requiere suscripción). 
  447. Aboitiz, 2012, Soda I/Dynamo. «Zeta produjo en el estudio el disco del grupo de Marcelo Moura, Los Aguirre, hizo un gran trabajo y yo toqué algo allí. Yo hice un disco con Daniel Melero, produje Los 7 delfines, Charly hizo también la suya.»
  448. Vismara, Joaquín (10 de agosto de 2018). «De Shakira a Babasónicos: las otras colaboraciones de Gustavo Cerati». Silencio. Consultado el 15 de junio de 2021. 
  449. «Cerati, la huella sonora en Chile». Musica Popular. Consultado el 10 de junio de 2021. 
  450. Calvo, Gastón (9 de diciembre de 2018). «"Some day one day": la historia de la canción de Queen grabada por Soda Stereo». Infobae. Consultado el 6 de junio de 2021. 
  451. «Gustavo Cerati: de música ligera y colaboraciones». El Financiero. 5 de septiembre de 2017. Consultado el 29 de mayo de 2021. 
  452. Flores, Bobby (27 de febrero de 2021). «El día que Gustavo Cerati le dijo “no” a ser parte de The Police y por qué el tiempo le dio la razón». Infobae. Consultado el 28 de mayo de 2021. 
  453. Mazzeo, Adriano (7 de octubre de 2021). «Altocamet: la banda de culto apadrinada por Cerati que apuesta a la excelencia antes que al hit». Clarín. Consultado el 23 de octubre de 2021. (requiere suscripción). 
  454. Flores, Bobby (26 de febrero de 2022). «A 20 años de “Aminoácido”, la canción de Antonio Birabent que te permitía viajar por el cuerpo de otra persona». infobae. Consultado el 27 de abril de 2022. 
  455. Riera, Daniel (2 de diciembre de 2001). «Leo García». Rolling Stone (Argentina: La Nación). ISSN 0325-0946. Consultado el 4 de septiembre de 2021. (requiere suscripción). 
  456. Aboitiz, 2012, Otras colaboraciones.
  457. Ramos, Sebastián (26 de junio de 2003). «Metal con Soda». La Nación (Argentina). ISSN 0325-0946. Consultado el 16 de julio de 2021. (requiere suscripción). 
  458. Fernández, Juan Luis (1 de abril de 2005). «Luz sin calor». Rolling Stone (Argentina: La Nación). ISSN 0325-0946. Consultado el 15 de julio de 2021. 
  459. Yumber, Veras Rojas (2 de julio de 2015). «“Es la melancolía de un robot”». Página/12. Consultado el 15 de agosto de 2021. 
  460. Soto Hernández, Jairo (4 de septiembre de 2014). «Cerati y Shakira: una relación musical y de hermandad». El Heraldo. Colombia. Consultado el 13 de septiembre de 2021. 
  461. «¿Una canción inédita de Gustavo Cerati?». La Voz del Interior. 29 de octubre de 2011. Consultado el 16 de julio de 2021. (requiere suscripción). 
  462. «Emocionante: La canción que Gustavo Cerati grabó con Roger Waters». sonarfm. 5 de septiembre de 2014. Consultado el 21 de mayo de 2021. 
  463. Jalil, Óscar (12 de septiembre de 2011). «Richard Coleman - Siberia Country Club». Rolling Stone (Argentina: La Nación). ISSN 0325-0946. Consultado el 15 de julio de 2021. 
  464. Garrido, Mónica (10 de agosto de 2018). «Satélite Cerati: el nuevo disco compilatorio del ex Soda Stereo». La Tercera. Copesa. Consultado el 9 de junio de 2021. 
  465. Cordelia Chávez, Candelaria; Aldama, Arturo J.; García, Peter J.; Alvarez-Smith, Alma (2004). Encyclopedia of Latino Popular Culture, Volume II (en inglés). Estados Unidos: Greenwood Press. p. 629. ISBN 0-313-33211-8. 
  466. Pedro David (27 de marzo de 2017). «Canciones de Gustavo Cerati que debes escuchar porque no son las mismas de siempre». Cultura Colectiva. Consultado el 12 de octubre de 2021. 
  467. «Gustavo Cerati, una influencia clave para nuevas generaciones de músicos». Pagina12. 4 de septiembre de 2020. Consultado el 12 de enero de 2021. 
  468. Lahiteau, Luciano (20 de enero de 2021). «El otro yo electrónico de Gustavo Cerati». Revista Ñ (Grupo Clarín). Consultado el 20 de junio de 2021. 
  469. a b «Gustavo Cerati, un genio adelantado a su época». Informador. 11 de agosto de 2019. Consultado el 3 de marzo de 2021. 
  470. «El Trascendente y Vivaz legado de Soda Stereo y Gustavo Cerati». Spotify. 16 de septiembre de 2019. Consultado el 4 de enero de 2021. 
  471. «Gustavo Cerati, una leyenda del rock latinoamericano». Milenio. 4 de septiembre de 2019. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  472. Rohter, Larry (8 de septiembre de 2014). «Gustavo Cerati, a Star of South America’s Pop Scene, Dies at 55». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 24 de junio de 2022. (requiere suscripción). 
  473. «Gustavo Cerati: un gurú electrónico». La Nación. 2 de mayo de 2004. ISSN 0325-0946. Consultado el 2 de junio de 2021. (requiere suscripción). 
  474. Polimeni, 2002, p. 56.
  475. «La Ley brilla en premios MTV». La Estrella de Iquique (13.016). 26 de octubre de 2002. Archivado desde el original el 25 de mayo de 2021. Consultado el 11 de enero de 2015. 
  476. «Gustavo Cerati, recordado como "leyenda del Rock Latino" en los Grammy 2015». Ciudad Magazine. 9 de febrero de 2015. Consultado el 2 de enero de 2022. 
  477. «Aumenta venta y descarga de discos de Gustavo Cerati tras su muerte». El País. Colombia. 10 de septiembre de 2014. Consultado el 15 de mayo de 2021. 
  478. «Gardel de oro». premiosgardel.org.ar. Consultado el 25 de mayo de 2021. 
  479. «Premios Konex - 2015 - Música Popular». Fundación Konex. Consultado el 2 de enero de 2022. 
  480. Guevara, Alejandro (20 de octubre de 2006). «Lista de ganadores de los MTV Latinos». La Voz del Sandinismo. Consultado el 2 de enero de 2022. 
  481. «Cerati y una carrera repleta de premios». Diario Popular. 4 de septiembre de 2014. Consultado el 21 de septiembre de 2021. 
  482. «Los mejores guitarristas argentinos: el top ten». Rolling Stone (Argentina: La Nación). 28 de septiembre de 2012. Consultado el 14 de marzo de 2022. (requiere suscripción). 
  483. «Gustavo Cerati es nombrado "Ciudadano Ilustre" de Buenos Aires». Emol. 24 de junio de 2014. Consultado el 14 de marzo de 2022. 
  484. «Argentina tiene una calle que se llama "Gustavo Cerati"». Todo Noticias. 8 de agosto de 2015. Consultado el 14 de marzo de 2022. 
  485. «Google da las "¡gracias totales!" a Cerati con un ‘doodle’». Quién. 11 de agosto de 2015. Consultado el 14 de marzo de 2022. 
  486. «National Geographic cuenta la historia de Gustavo Cerati». iHeartradio. 24 de noviembre de 2018. Consultado el 16 de abril de 2022. 
  487. Valencia, Jairo (3 de marzo de 2020). «Cerati en la nueva guía de Rolling Stone Argentina». Indie Rocks (Argentina). Consultado el 16 de abril de 2022. 

Bibliografía[editar]

Lectura adicional[editar]

Enlaces externos[editar]