Gunderico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Gunderico (Germania, 379 - Hispalis, Hispania, 428), rey de los vándalos (407428) y de los alanos (419-428). Hijo de Godegisilio, rey de los vándalos asdingos, y de su esposa Flora.

Biografía[editar]

Sucedió a su padre, muerto en el último día del año 406 combatiendo contra los francos ripuarios, que defendían, como foederati del Imperio romano, la frontera del río Rin en los límites de Germania y la Galia.

Junto a sus aliados suevos y la caballería pesada proporcionada por varios clanes alanos, Gunderico derrotó a una fuerza de 3000 francos y así logró forzar el paso a la Galia, que recorrió saqueando, entre otras, ciudades como Mogontiacum (Maguncia) o Amiens. No obstante, ante la presión conjunta de los francos y de las tropas britano-romanas del usurpador Constantino III, se vio empujado hacia el sur y cruzó los Pirineos en octubre del año 409.

En Hispania, los vándalos dejaron una estela de violencia, destrucción y crueldad tales, que su nombre ha quedado en el castellano asociado al término vandalismo. Según Hidacio, las matanzas tras los saqueos de aldeas y ciudades incluían a todas las mujeres y niños que capturaban y provocaron la aparición de pestes y enfermedades infecciosas asociadas a los miles de cadáveres insepultos que dejaban por doquier. Habla incluso de que las fieras se acostumbraron tanto a la carne humana que luego atacaban también a los vivos.

Dos años después, en 411, un tratado con Roma establecerá a los vándalos asdingos en la Gallaecia Asturiacensis, a los suevos en Lugo y Braga, a los alanos en Lusitania y la Cartaginense, y a los vándalos silingos en la Bética. Esta situación, sin embargo, durará poco, debido a la intervención de los visigodos que, dirigidos por Walia y en calidad de foederati de Roma, intervienen militarmente en Hispania.

El año 417 Walia penetró en la Cartaginense y derrotó a los vándalos silingos en la Bética, capturando a su rey Fredebaldo. El 418 llega el turno para los alanos, cuyo rey Atax muere a manos de los visigodos. Como consecuencia de todo ello, Gunderico acabará asumiendo en 419 el título de Rex Wandalorum Et Alanorum («Rey de vándalos y alanos») e instalando a su pueblo en la Bética como foederati.[1][2]

En 422, Gunderico derrota a un ejército romano que, al mando de Flavio Castino, pretendía recuperar la Bética. Cartagena es devastada y numerosos puertos del Mediterráneo caen en poder de los vándalos, que desarrollan una flota con la que realizan incursiones en Baleares y el norte de África. En 426 logran tomar Hispalis (Sevilla), donde Gunderico morirá dos años después en oscuras circunstancias, siendo sucedido por su hermano ilegítimo Genserico.

Bibliografía[editar]

Referencias[editar]

  1. Heather, p. 297 e pp. 324-325.
  2. Hidacio Crónica


Predecesor:
Godegisilio
 ? - 407
Gunderico
Reyes vándalos

407 - 428
Sucesor:
Genserico
428 - 477