Guillermo Sundheim

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Guillermo Sundheim de la Cueva
Guillermo Sundhein.jpg
Guillermo Sundheim
Información personal
Nacimiento 12 de octubre 1840
Giessen Flagge Großherzogtum Hessen ohne Wappen.svg Hesse-Darmstadt
Fallecimiento 1903
Huelva Bandera de España España
Nacionalidad Alemana
Familia
Cónyuge Justa de la Cueva y Camporredondo
Información profesional
Ocupación Empresario

Wilhelm Sundheim - Giesse, también conocido como Guillermo Sundheim de la Cueva (Giessen, 1840 - Huelva, 1903), fue un empresario alemán afincado en la ciudad española de Huelva. A él se debe parte del desarrollo y crecimiento económico de la provincia a finales del siglo XIX. Desempeñó durante varios años el cargo de cónsul de Alemania.

Biografía[editar]

Consciente de las grandes posibilidades industriales de la zona de Huelva, llegó a la provincia instalándose en 1864 en la capital y casándose con la onubense Justa de la Cueva y Camporredondo, con la que tuvo cuatro hijos. Es en la capital donde pronto dejó patentes sus ambiciones económicas pero también culturales. En 1879 fue nombrado “Hijo adoptivo” de la ciudad, y la avenida donde se sitúa su mansión recibió honoríficamente su nombre en 1892: Alameda Sundheim.

Falleció en su mansión de Huelva víctima de unas fiebres tifoideas en 1903. Se le considera el máximo representante de la burguesía extranjera instalada en la ciudad durante los años de expansión industrial.

Contribuciones al desarrollo de Huelva y su provincia[editar]

Sundheim es conocido por ser el empresario que posibilitó la creación de la inmensa empresa Rio Tinto Company Limited, al poner en contacto diversos empresarios extranjeros, como Enrique Doetsch o Hugh Matheson, con las minas de la Cuenca Minera onubense. Su relación con dicha empresa, como representante de ésta en España y Portugal, fue fructífera hasta 1876, cuando perdió la confianza de la gerencia. Además ayudó a enlazar mediante ferrocarril la Cuenca Minera con el entonces pequeño Puerto de Huelva, que además modernizó considerablemente para dar salida a la ingente cantidad proveniente de las minas.

También posibilitó la construcción de las vías y estaciones de tren que ponían en contacto la ciudad con las ciudades de Zafra (Estación de Zafra) y de Sevilla (Estación Huelva término, que todavía sigue siendo utilizada como estación de pasajeros). Así, en 1875 compra los derechos de construcción de la línea hacia Sevilla, que a su vez los vende a MZA. Un año después compró (a nombre de "Sundheim - Doetsch" la concesión de la línea a Zafra.

En el plano cultural su contribución fue si cabe más destacable teniendo en cuenta la desidia de las autoridades de entonces. Fue uno de los organizadores en la ciudad del IV Centenario del Descubrimiento de América, por lo que promovió la construcción del Hotel Colón, fomentó el conocimiento del entonces semiabandonado entorno del Monasterio de La Rábida o las playas de Punta Umbría, cuyas bondades “vendió” hábilmente a los dirigentes de las minas. De su impronta quedó también la ayuda en la fundación de instituciones tan importantes para la ciudad como la Real Sociedad Colombina Onubense (1880), el Huelva Recreation Club (1889) o diversos ateneos culturales, como la "Sociedad Onubense de Amigos del País".

Bibliografía[editar]

  • DÍAZ ZAMORANO, María Asunción, Huelva. La construcción de una ciudad. Excelentísimo Ayuntamiento de Huelva, Huelva, 1999. (ISBN 84-88267-10-X).