Guillermo FitzOsbern

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Guillermo FitzOsbern (m. 1071), llamado «Espíritu Orgulloso»,[1]​ fue señor de Breteuil en Normandía y conde de Hereford en Inglaterra, uno de los vasallos en jefe más importantes y confiables de Guillermo el Conquistador y quien desempeñó virtualmente el oficio de Gran Justicia de Inglaterra entre 1067 y 1071.[2]

Su padre fue el senescal Osbern de Crépon (m. 1040), uno de los custodios de Guillermo de Normandía durante su minoridad, asesinado en Vaudreuil mientras cumplía su servicio.[3]

La conquista de Inglaterra[editar]

A comienzos de 1066, Guillermo II de Normandía —con el pretexto de que Eduardo el Confesor le había adoptado como heredero— comenzó a planificar la invasión y conquista normanda de Inglaterra a fin de hacer valer su reclamo por las armas. FitzOsbern se mostró el más decidido en apoyar la empresa y prestó una ayuda decisiva, no sólo proveyendo sesenta barcos, sino también arengando a los nobles normandos menos convencidos, haciéndoles ver los grandes beneficios que podían obtener de la campaña.[4]

También era uno de los asesores clave de Guillermo en materia militar[5]​ y tuvo a su mando uno de los tres cuerpos en que formó la caballería normanda en la batalla de Hastings.[4]

Una vez que Guillermo —conocido a partir de entonces como «el Conquistador» (Willelmus Conquestor)— fue coronado rey (25 de diciembre de 1066), se ocupó de recompensar a sus partidarios. FitzOsbern fue uno de los primeros en recibir el título de conde, y recibió vastas propiedades en el oeste (Herefordshire, Gloucestershire y Worcestershire), región por demás de estratégica que todavía no estaba bajo pleno control normando.[6]

Regente de Inglaterra[editar]

Entre 1067 y 1071, toda vez que el rey estuvo fuera de Inglaterra, encargó la regencia de ese país a FitzOsbern y el obispo Odo de Bayeux.[6]​ En la primavera boreal de 1067, Guillermo regresó a Normandía, llevó consigo a los ingleses más prominentes y dejó por primera vez el reino a cargo de Odo y FitzOsbern.[4][7]​ Según Guillermo de Malmesbury, FitzOsbern precedía al otro como regente designado.[6]​ El Domesday Book prueba que recibió la autoridad para distribuir propiedades en Hampshire. Confirmó actos que normalmente hubieran necesitado una carta real, responsabilidad que en Inglaterra sólo compartió con Odo, y que únicamente la reina Matilde tuvo en Normandía[6]

Resistencia de los ingleses[editar]

Los ingleses aprovecharon la primera ausencia del nuevo soberano para iniciar la Resistencia inglesa, insurreccionándose en varias ciudades. Si bien el cronista Guillermo de Poitiers echó toda la culpa a la «disposición voluble y rebelde de los ingleses»,[8]David Hume sostiene que fue la injusticia del gobierno normando lo que provocó la rebelión de los nativos. Como sea, los ingleses se levantaron en Kent, el Severna y en Exeter (1067-68). Para mantenerlos a raya, la regencia conjunta inició un programa de construcción de castillos. FitzOsbern erigió varias fortalezas (entre ellas las de Monmouth y Wigmore), desde donde incursionó en el país de Gales.

Los levantamientos fueron sofocados no bien regresó el rey.[8]​ Pero se desató una segunda ola de insurrecciones (1069-70), más amplia y peligrosa que la primera: los hijos del difunto Harold arribaron desde Irlanda e invadieron el Devonshire; los daneses desembarcaron en el norte; desde Escocia Edgar Atheling y Gospatric invadieron Northumberland y tomaron la ciudad de York; Hereward el Proscrito se hizo fuerte en la isla de Ely; Edric el Salvaje puso sitio a Shrewsbury, y también hubo levantamientos en Somerset, Dorset, Cornualles y Devon.[8]

Fue el momento más crítico de la dominación normanda de Inglaterra, y provocó que muchos seguidores de Guillermo decidieran volver al continente, como Hugo de Grandmesnil.[4]​ Guillermo distribuyó las tareas entre sus principales vasallos para hacer frente a la insurrección en el sur y el oeste, y emprendió en persona la Masacre del Norte.[4][8][9]​ Por su parte, FitzOsbern se encargó de lidiar con Edric el Salvaje en Shrewsbury.[8]

Muerte[editar]

En 1071, luego que la resistencia inglesa fuera aplastada, FitzOsbern fue enviado para asistir a la reina Matilde en el norte de Francia.[6]​ El hermano menor de ésta, Roberto el Frisón, había invadido Flandes para destronar a su sobrino Arnulfo III. Matilde y el rey Felipe I de Francia unieron fuerzas, y la reina envió a FitzOsbern al mando de un contingente anglonormando. Incluso llegó a pactarse un matrimonio entre el noble normando y Riquilda de Henao, la madre de Arnulfo.[10]​ Sin embargo, Arnulfo y FitzOsbern fueron vencidos y perdieron la vida en la batalla de Cassel (22 de febrero de 1071).[11][12]

Matrimonio y descendencia[editar]

Guillermo FitzOsbern desposó (c. 1049) a Adeliza, hija de Roger de Tosny, uno de los barones que en principio se había negado a obedecer al duque Guillermo. De esta unión nacieron:

  • Guillermo (m. 1103), que heredó el señorío de Breteuil.
  • Roger, que heredó el condado de Hereford.
  • Emma, que se casó con Ralph de Gael, primer conde de Norfolk.

Roger y su cuñado Ralph, en ocasión del matrimonio de éste con Emma, se rebelaron sin éxito (1075) contra Guillermo el Conquistador.[8][4]

Referencias[editar]

  1. Agnes Strickland. Lives of the Queens of England from the Norman Conquest vol. I. Filadelfia: Blanchard & Lea, 1852, pp.17-78.
  2. David Bates. «The origins of the justiciarship». En R. Allen Brown (ed.). Anglo-Norman Studies IV: Proceedings of the Battle Conference 1981. Boydell & Brewer, 1982, pp. 1-12. ISBN 0851151612.
  3. Lisa Hilton. «Chapter 1: Matilda of Flanders». En Queens Consort: England's Medieval Queens, Reino Unido: Hachette, 2010. ISBN 0297857495.
  4. a b c d e f Strickland, op. cit.
  5. Gillingham, J. «William the Bastard at War». En Matthew Strickland (ed.). Anglo-Norman Warfare: Studies in Late Anglo-Saxon and Anglo-Norman Military Organization and Warfare. Boydel & Brewer, 1992, pp. 143-160. ISBN 0851153283.
  6. a b c d e Bates, op. cit.
  7. David Hume. Historia de Inglaterra, desde la invasión de Julio César hasta el fin del reinado de Jacobo II, trad. de Eugenio Ochoa. Barcelona: Imprenta de Francisco Oliva, 1842, pp. 169-208.
  8. a b c d e f Hume, op. cit.
  9. Gillingham, op. cit.
  10. Renée Nip. «The Political Relations between England and Flanders (1066-1128)». En Christopher Harper-Bill (ed.). Anglo-Norman Studies XXI: Proceedings of the Battle Conference 1998. Boydell & Brewer, 1999, pp. 145-168. ISBN 0851157459.
  11. Hilton, op. cit.
  12. Nip, op. cit.