Guerras de Veyes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las Guerras de Veyes fueron varios conflictos que tuvieron lugar entre la República Romana y la vecina ciudad etrusca de Veyes, durante los siglos V a. C. y IV a. C.. Estas guerras entran en el capítulo de luchas entre ciudades, propias de la edad arcaica.

En principio, la causa fue la pugna por el dominio de las rutas comerciales, que tenían como eje el río Tíber, pero luego se fue complicando con nuevos elementos, como la presión sabina sobre Roma, las necesidades de expansión de esta ciudad, o sus nuevas necesidades de abastecimiento.

Aunque los enfrentamientos entre ambas ciudades se prolongaron durante más de 300 años, las Guerras de Veyes fueron las siguientes:


Primera Guerra de Veyes (485 a. C.-474 a. C.)[editar]

Comienza con incidentes fronterizos provocados por Roma, que aspira a los bosques de la desembocadura del Tíber, y al control de la Vía Salaria. El principal hecho es la Batalla de Crémera, en el año 477 a. C., con victoria de Veyes sobre la familia patricia de los Fabio, los cuales sucumbieron a la nueva táctica de guerra como fue la falange hoplítica, un avance táctico hasta ese momento desconocido en la Península Itálica, en un tiempo donde hasta ese momento, los combates se realizaban de forma singular y que culminó con la masacre de toda la familia de los Fabio a excepción de uno de sus miembros, Quinto Fabio Vibulano (Primer consulando en el 467 a.C.)el cual según algunas fuentes, permaneció en Roma debido a su juventud.

Termina con una tregua que otorga ventaja a los veyanos, pues deja en su poder la ciudad de Fidenas, que impide el comercio romano con Etruria.

Segunda Guerra de Veyes (438 a. C.-425 a. C.)[editar]

Surge a consecuencia del asesinato del legado romano por el tirano de Veyes, Lars Tolumnio. El resultado es la reconquista de Fidenas por Roma, que constitutía una avanzada etrusca en la margen romana del Tíber, y una ciudad estratégica para el comercio.

Tercera Guerra de Veyes (406 a. C.-396 a. C.)[editar]

Se inicia con el asedio romano de Veyes, que se prolonga durante 10 años. Veyes sólo obtiene el apoyo de las ciudades etruscas de Capua, Falerii y Tarquinia, mientras que la también etrusca Caere, apoya a los romanos. Finalmente, la ciudad cae ante el dictador romano Marco Furio Camilo, y pasa a formar parte de la República de Roma.

El momento es importante para ambas ciudades, pues marca el principio de la decadencia final de Etruria,amenazada por el norte por los celtas, y al sur por Roma, así como el inicio de la expansión romana, que la llevará a la conquista de toda Italia.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]