Guerra de Eregion

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Guerra de Eregion ó
Guerra de los Elfos contra Sauron
Flag of Mordor.svg
Bandera de Mordor
Fecha Forja de los Anillos: 1500 S. E.[1]
Guerra: 1693 S. E. – 1701 S. E.[2]
Lugar Principalmente Eriador: Eregion, Lindon y Tharbad
Casus belli Los Anillos de Poder
Resultado Victoria de los pueblos libres y expulsión de Sauron de Eriador.
Cambios territoriales Desaparición de Ost-in-Edhil, fundación de Rivendel y fundación de numerosos puertos marítimos númenóreanos en la Tierra Media.
Beligerantes
Lindon.jpg Lindon
Lothlorien.jpg Lórinand
Emblema Durin.svg Khazad-dûm
Rivendel (estado creado durante el conflicto)
Númenor
Flag of Mordor.svg Mordor
Flag of Harad.svg Harad
Comandantes
Lindon:
Gil-galad y Elrond

Lórinand:
Galadriel y Celeborn

Númenor:
Tar-Minastir y Ciryatur

Eregion:
Celebrimbor 
Sauron
Bajas
Altas Totales

La Guerra de Eregion o " Guerra entre los elfos y Sauron " fue un conflicto ficticio narrado en la novela El Silmarillion, del escritor británico J. R. R. Tolkien, donde se cuenta el enfrentamiento entre los ejércitos de Lindon, Eregion, Númenor y Lórinand contra las fuerzas de Sauron.

Antecedentes[editar]

A comienzos de la Segunda Edad, después de la caída y hundimiento de Beleriand, la dama Galadriel y Celeborn salieron de Lindon, donde permanecían desde la Guerra de la Cólera; yendo hacia el sur de Eriador. Con ellos fue un noldo llamado Celebrimbor, hijo de Curufin, quinto hijo de Fëanor, por lo tanto sobrino de Galadriel. Ellos se dirigieron a Eregion, frente a Khazad-dûm y fundaron un reino.

Por su parte, Sauron en su deseo de engañar a los Elfos, adoptó la forma más hermosa que pudo y se hizo llamar Annatar, Señor de los Dones. No obstante fue echado de Lindon, porque Gil-galad, Elrond y Círdan desconfiaban de él. Pero tuvo mejor suerte en Eregion, dado que Celebrimbor, deseando superar a Fëanor en la forja de joyas y armas, aceptó la ayuda de Sauron y formó los Gwaith-i-Mírdain, una hermandad de herreros muy poderosa en Eregion, y bajo la guía de Sauron, forjaron los anillos de poder.

No obstante, Sauron no pudo engañar a Galadriel, que tenía sospechas de su identidad. Entonces, decidió expulsarla del reino y amotinó a los Mírdain en su contra. Esto forzó a Galadriel a irse de Eregion por el cruce de las minas de Khazad-dûm, pero Celeborn se quedó por un tiempo con Celebrimbor, que desaprobaba la rebelión.

Pero Celebrimbor, entrando en sospechas y en la cúspide de su poder, forjó los tres anillos élficos, Narya, Nenya y Vilya, en Eregion, y lo hizo en secreto y sin la ayuda de Sauron, de modo que él nunca los tocó ni los dañó.

Sauron, por su parte, regresó a Mordor y forjó el Anillo Único en el Orodruin, para someter a los demás anillos y atar sus poderes a éste. No obstante necesitó transferirle gran parte de su poder, y de ese modo pasó a depender del anillo, porque si éste era destruido, él lo perdería.

Celebrimbor, sospechando, lo espió mientras lo tenía y se reveló contra él y fue a Lothlórien, donde Celeborn había ido hace poco, a través de las Khazad-dûm. Ahí Celebrimbor le cedió a Nenya, el anillo blanco, pero a los demás los envió a Gil-galad, el sobrino de ella, que era el Rey Supremo de los Noldor, y vivía en Lindon.

Desarrollo de la batalla[editar]

La caída de Eregion[editar]

La marcha de Sauron sobre Calenardhon[editar]

Sauron, al enterarse de la rebeldía de Celebrimbor, se mostró tal cual era, y luego de pronunciar la frase escrita en el Anillo Único, avanzó con grandes ejércitos sobre Calenardhon, el territorio que formaría parte del reino de Gondor y luego del territorio que posteriormente sería otorgado por el senescal Cirion a Eorl y se transformaría en el reino de Rohan. Al enterarse de esto, Gil-galad envió un ejército al mando de Elrond.

Al acercarse a Lórinand, Celeborn ordenó la salida de los batallones de Elfos Sindar y Elfos Silvanos. Se dio una batalla posiblemente entre las futuras fortalezas de El Sagrario y el Abismo de Helm, rechazando al enemigo temporalmente. No obstante, pese a que sus fuerzas, incluso se unieron a las de Elrond no pudo salvar a Eregion, porque las fuerzas enemigas eran muy numerosas, yendo rápidamente a Eregion a través del paso de Rohan.

La toma de Ost-in-Edhil[editar]

Luego de haber rodeado y sitiado a Eregion por el sur, las fuerzas de Sauron fueron avanzando hacia el norte, pero se alejaron de Khazad-dûm, ya que podrían ser atacados por los enanos. Las fuerzas de Celebrimbor no podían derrotarlos, porque el enemigo era muy numeroso y gran parte de la población huyó y se unió al ejército de Elrond en el norte. Pero Celebrimbor, desesperado, no podía parar el avance de las fuerzas de Mordor. Cuando Sauron llegó a Ost-in-Edhil, la capital de Eregion, se enfrentó a una gran resistencia, pero no fue suficiente y logró atacar la gran casa de los Mírdain, donde se habían atrincherado Celebrimbor y los sobrevivientes.

Celebrimbor trató de expulsar a Sauron, pero no lo logró y, finalmente, quedó solo en la casa. Sauron lo torturó para que le confesara donde estaban los Tres Anillos de los Elfos. Pero Celebrimbor se mantuvo firme. Pero al final le dio la ubicación de los Siete Anillos de los Enanos, pero no de los Tres Anillos de los Elfos, que eran los anillos más poderosos después del Único, además de haber sido forjados por Celebrimbor sin la ayuda de Sauron. Sauron, enfurecido, lo mató y usó su cadáver como estandarte. Pero supuso que los Tres habían sido confiados a los señores elfos, que entonces eran Galadriel y Gil-galad.

Ataques a Eriador[editar]

Fundación y sitio de Rivendel[editar]

Luego de haber vencido a los elfos de Eregion, Sauron decidió hacer frente a Elrond, y avanzó por el cruce de Tharbad, y envió fuerzas para atacar a Lindon, donde el creía, que conseguiría uno o más anillos de poder. Para hacerlo, avanzó hacia el norte, empujando a Elrond hacia las montañas y destruyendo todo a su paso, incluyendo a las tribus nativas de hombres o elfos.

Entonces Elrond, decidió enfrentarse a Sauron al norte de Eregion, pero hubiera perdido si el ejército de Sauron no hubiera sido atacado por la retaguardia, por los enanos de Khazad-dûm y los elfos de Lórinand, que dieron tiempo a Elrond para que se retirase.

En la retirada, Elrond descubrió el Valle de Imladris, donde construyó una fortaleza, esperando resistir a Sauron. Inicialmente pudieron defenderse, dado que Sauron no la conocía, pero, al darse cuenta de que no podían tomarla militarmente, decidió sitiarla por todos lados, esperando que se murieran de hambre, pero se sorprendió, ya que no tenía conocimientos de las grandes reservas de comida de Elrond.

Preparación para la invasión de las Ered Luin[editar]

Sauron, al saber que Elrond estaba debilitado, decidió reunir a todos sus ejércitos para un ataque final a los puertos, y convocó a más de sus fuerzas desde Mordor, que debían unirse a él en Tharbad. No obstante, con esto solo pudo compensar todas las fuerzas que sitiaban Rivendel e impedir que las fuerzas de Elrond cayeran en su retaguardia, como lo hicieron anteriormente los elfos y enanos.

Ataque conjunto Lindon-Numenor-Rivendel[editar]

Gil-galad, al enterarse de la caída de Eregion, que Elrond no pudo volver y que se encontraba sitiado, y no podía ayudarlo, decidió enviar mensajeros a Tar-Minastir, rey de Numenor. Mientras tanto, reunió a todos los elfos y númenóreanos de Lindon y en los puertos grises se formó un ejército.

Al recibir el mensaje, Tar-Minastir fue con una flota a socorrer a Gil-galad y envió a su hijo Ciryatur con una parte de la flota al sur para que desembarcara en Lon Daer.

Batalla del río Gwathló[editar]

Cuando Sauron estaba a punto de atacar los puertos, Tar-Minastir llegó y junto con Gil-galad empujó a Sauron hacia Tharbad, mientras Elrond hizo salidas y rompió el sitio de Rivendel.

Sauron, al darse cuenta del poder del ejército de Númenor, cruzando el Brandivino en el Vado de Sarn, fue a Tharbad, donde se reunió con las fuerzas que llegaban para atacar a Lindon. Pero fue atacado por la flota de Ciryatur, que al desembarcar y parar un rato en Lon Daer, fue hacia el norte con la flota a través del río Gwathló, mientras parte de sus fuerzas iban por tierra.

Pero las fuerzas de Sauron eran menores, porque fue atacado por el sur por Ciryatur y por el norte por Gil-galad y Tar-Minastir.

Entonces las fuerzas de Sauron fueron derrotadas y vencidas. Tan humillante fue su derrota que Sauron casi no pudo escapar. Furioso, se dirijio a Dagorlad y juro venganza contra Númenor.

Consecuencias[editar]

  1. Expulsión de Sauron de Eriador.
  2. Creación del Concilio de los Sabios (Concilio Blanco).
  3. Fundación de Rivendel.
  4. Nombramiento de Elrond como Vicerregente de Eriador por Gil-galad.
  5. Establecimiento de colonias númenóreanas permanentes en la Tierra Media.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]