Guarda mayor del rey

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El guarda mayor del rey o guarda mayor del Cuerpo del Rey era un oficial de la Casa real de Castilla cuya función era proteger al monarca y estar al mando de su guardia personal.[1]

Historia[editar]

Algunos autores, al hablar de este cargo, afirmaron que era más «honorífico que efectivo», pero Jaime de Salazar y Acha señaló que tal vez sería así durante el último periodo de la Baja Edad Media, pero no en sus comienzos, ya que en un primer momento la seguridad del rey estaba en manos de su alférez, pero este a su vez posiblemente delegaría esa responsabilidad en otro oficial de rango inferior que posiblemente con el transcurso de los siglos evolucionaría hasta pasar a ser, en opinión de ese historiador, el oficial conocido como guarda mayor del rey.[1]

Y cuando en el siglo XIII el cargo de alférez del rey fue monopolizado por miembros de la alta nobleza, como los Lara y los Haro, y también por miembros jóvenes de la realeza o incluso por niños de corta edad, la protección del rey quedó en manos de su guarda mayor, que es mencionado por primera vez en el reinado de Sancho IV de Castilla, ya que en la Crónica de este monarca el noble portugués Esteban Pérez Florián es mencionado como «guarda del Rey», y en otro documento de 1290 Diego Gómez de Roa es mencionado como «guarda mayor de nuestro cuerpo».[2]

Hacia el año 1424, el cargo de guarda mayor pasó a ser compartido por dos individuos, aunque se desconoce si fue porque se había convertido en un título más «honorífico que efectivo», o porque se rotaban para ejercerlo. Pero si está comprobado que en 1447, durante el reinado de Juan II de Castilla, y según consta en uno de los libros de asientos de su reinado, varios individuos ocupaban el cargo de guarda mayor del rey, que se había convertido en hereditario para varias familias del reino, y percibían 20.000 maravedís anuales en concepto de salario.[3]

Funciones[editar]

Miniatura medieval que representa al rey Alfonso X y su Corte. Libro de los juegos.

En el reinado de Alfonso X de Castilla, como señaló Manuel González Jiménez, el guarda mayor del rey era el responsable de la seguridad del rey y de su familia en la Corte o en su palacio, y a sus órdenes se hallaba un pequeño grupo de hombres entre los que se contaban veinte ballesteros de infantería y otros diez montados,[4]​ que custodiaban la Corte o el lugar donde se hallara el monarca, aunque por otro lado otros veinte caballeros y un número similar de escuderos de a pie eran los protectores del monarca y de sus familiares.[4]​ Y las otras obligaciones del guarda mayor del rey eran:

  • Comandar la guardia personal que protegía al rey.[5]
  • Coordinar todo lo relativo a la seguridad del monarca y encargarse de su organización.[5]
  • Interactuar también con otros oficiales de la Corte como los Justicias mayores de la Casa del rey o los alguaciles mayores del rey, que tenían encomendadas algunas labores policiales y de orden público dentro de la misma.[5]

Guardas mayores del rey[editar]

Reinado de Sancho IV de Castilla (1284-1295)[editar]

Retrato imaginario del rey Sancho IV de Castilla. José María Rodríguez de Losada. (Ayuntamiento de León).

Reinado de Alfonso XI de Castilla (1312-1350)[editar]

Reinado de Pedro I de Castilla (1350-1369)[editar]

Reinado de Enrique II de Castilla (1369-1379)[editar]

Retrato imaginario de Enrique II de Castilla. José María Rodríguez de Losada. (Ayuntamiento de León).

Reinado de Juan I de Castilla (1379-1390)[editar]

  • (1379-1381) Men Rodríguez de Biedma. Según Jaime de Salazar y Acha este individuo ocupó el cargo de guarda mayor del rey a lo largo de varios reinados y hasta el año 1381,[22]​ pero Francisco de Paula Cañas Gálvez afirmó que lo hizo hasta 1380.[25]
  • (1379-1390) Sancho Fernández de Tovar.[26][25]
  • (1380) Íñigo Ortiz de Zúñiga.[25]​ Fue señor de Alesanco, camarero mayor de la reina Blanca de Borbón y alcalde mayor de Sevilla, y era hijo de Diego López de Zúñiga, señor de Alesanco, y de Teresa Hurtado de Mendoza.[27]​ Y Salazar y Acha, basándose en la Crónica del rey Don Pedro, afirmó que fue guarda mayor del la reina Blanca de Borbón en 1361.[27]
  • (1386) Pedro Rodríguez de Fonseca.[25]​ En Portugal poseía los señoríos de Mora, Casiano y Condacunto, entre otros, y también fue alcaide del castillo de Olivenza, posadero mayor del rey Juan I de Castilla y de su hijo Enrique III,[28]​ guarda mayor del rey Juan I de Castilla,[25]​ y acemilero mayor del mismo monarca.[29]​ Y era hijo del caballero portugués Rui Pires de Fonseca y de Inés de Acuña.[30]

Reinado de Enrique III de Castilla (1390-1406)[editar]

Guardas mayores desde el siglo XV[editar]

Desde este siglo varias familias ocuparon el cargo hereditariamente y de forma simultánea:[31]

Guardas mayores de la reina[editar]

  • (1361) Íñigo Ortiz de Zúñiga, mencionado anteriormente. En 1361 era guarda mayor de la reina Blanca de Borbón, esposa de Pedro I de Castilla.[27]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Díaz Martín, Luis Vicente (1987). Los oficiales de Pedro I de Castilla (2ª edición). Valladolid: Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Valladolid. 
  • Jular Pérez-Alfaro, Cristina (1990). Servicio de Publicaciones de la Universidad de León y Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, ed. Los adelantados y merinos mayores de León (siglos XIII-XV). Biblioteca de Castilla y León: nº 12 de la Serie Historia (1ª edición). León: Gráficas Celarayn S.A. ISBN 84-7719-225-1. 
  • Salazar y Acha, Jaime de (2000). Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, ed. La casa del Rey de Castilla y León en la Edad Media. Colección Historia de la Sociedad Política, dirigida por Bartolomé Clavero Salvador (1ª edición). Madrid: Rumagraf S.A. ISBN 978-84-259-1128-6.