Grupo de presión (fontanería)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Un grupo de presión o grupo sobreelevador es un dispositivo que sirve para dar presión a los fluidos y, más frecuentemente al agua de las instalaciones de agua en edificios; también se emplea un grupo semejante para alimentar de gasóleo las calderas de calefacción, por ejemplo.

Componentes[editar]

Básicamente consiste en un depósito cerrado (que antiguamente se conocía como autoclave) dividido en dos partes por una membrana o globo lleno de aire u otro gas inerte. En el depósito se introduce agua a presión comprimiendo el aire. Para introducir el agua se emplean bombas (suele haber dos, pero también más, dependiendo del caudal instantáneo demandado por la instalación), las cuales toman el agua de la red o, mejor, de un depósito auxiliar, depósito partidor, que evita que las bombas tomen al agua de la red, lo que puede producir un desabastecimiento en las casas vecinas si el caudal de la red no es adecuado.

Las bombas arrancan cuando la presión dentro del depósito es la mínima necesaria para alimentar el punto más desfavorable de la red, y paran cuando la presión llega a 2 o 3 bar (200 o 300 kPa) por encima de la anterior.[1]​ El depósito a presión alimenta la red de distribución de agua y, una vez está a la presión máxima, con las bombas paradas, cuando se abre un punto de consumo (grifo o válvula) la presión del depósito es suficiente para alimentarlo, hasta que la presión desciende hasta la mínima, momento en que las bombas arrancan de nuevo. Con ello se evita que las bombas arranquen y paren con frecuencia, lo que causaría un envejecimiento prematuro.

Notas y referencias[editar]

  1. El valor, fijo, de esta sobrepresión se define en el proyecto, de acuerdo con las características de la instalación servida.

Referencias[editar]