Grilled

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
«Grilled»
Episodio de ''Breaking Bad''
Título «A la parrilla»
Episodio n.º 2 (temporada)
9 (general)
Temporada 2
Guionista George Mastras
Director Charles Haid
Banda sonora Dave Porter
Reparto regular
Actores invitados Raymond Cruz como Tuco Salamanca
Steven Michael Quezada como Steven Gómez
Tess Harper como la Sra. Pinkman
Mark Margolis como El tío
Nigel Gibbs como el detective Tim Roberts
Dana Cortez como reportera de televisión
Duración 48 min
Emisión 15 de marzo de 2009
Cronología de episodios
Seven Thirty-Seven Grilled Bit by a Dead Bee

«Grilled»[1]​ (en español: «A la parrilla») es el segundo episodio de la segunda temporada y noveno en general de la serie de televisión drama Breaking Bad. Se estrenó originalmente el 15 de marzo de 2009 por AMC.

En el episodio, Walt y Jesse son secuestrados por Tuco, él tiene planes para ambos. Mientras que la familia White comienza la búsqueda de Walt.

Introducción[editar]

En el desierto, se puede ver un lowrider saltando con un sistema de suspensión hidráulico, cubierto con agujeros de bala. Alrededor se encuentran cristales, y casquillos de bala. Las placas del carro son "THECAPN" siendo el automóvil de Jesse. Al lado del automóvil se puede ver un cadáver con un fusil, mientras una sombra de acerca.

Argumento[editar]

Hank informa al equipo de la DEA acerca de la readada en el local de Tuco, informa sobre todas las pistas que ha encontrado y anima a encontrarlo ya que se encuentra "desaparecido". Hank le dice a Gómez que se tomará un tiempo, pues tienen un problema familiar a tratar, la desaparición de su cuñado, Walt. Hank se dirige a la casa de los White, donde el detective Tim Roberts se encuentra recopilando información útil que ayuden para la búsqueda de Walt. Skyler da toda la información de los últimos momentos que Walt pasó en la casa antes de su desaparición. Skyler le pregunta a Hank acerca de la llamada que recibió Walt antes de salir, él asegura que se encuentra investigando eso. Hank se marcha junto con el detective, mientras le confirma que Walt no tuvo ni una sola llamada a esa hora, él y el detective deducen que Walt tiene un segundo teléfono celular. Mientras tanto en el desierto, Tuco destruye tres celulares y saca a Walt y Jesse de la cajuela y los lleva a una pequeña casa. Skyler y Marie reparten volantes por toda la ciudad, Skyler agradece a Marie, ella trata de explicar la situación de la tiara, sin embargo, Skyler evade el tema.

Adentro de la casa, Walt y Jesse esperan sentados en un sillón mientras que un anciano conectado a un taque de oxígeno en una silla de ruedas, incapáz de hablar, observa una película. Tuco les pide sus pertenencias, después de revisarlas, le pregunta a Walt si puede confiar en él, Walt contesta positivamente. Tuco les comenta a ambos que la DEA se llevó a todo su equipo. Habla acerca de sus sospechas de que Gonzo lo haya traicionado y lo haya delatado a la DEA, debido a que no puede localizarlo. Tuco comenta que se marchará a México junto con Walt para que él cocine en un super laboratorio, Walt expresa su desagrado a la idea, ya que su familia está en Albuquerque. Entre las pertenencias de Walt, se encuentra la metanfetamina con la ricina en una pequeña bolsa, Tuco expresa sus deseos de drogarse, al ver la bolsa decide probarlo, pero, un comentario de Jesse diciendo que tiene un ingrediente secreto el cual es chile picante, provoca que Tuco dedida no ingerirlo. Tuco ingiere metanfetamina que él traía consigo, después saca su pistola con la idea de matar a Jesse, pero Walt logra detenerlo diciendo que si Jesse no va, él tampoco. Tuco menciona que sus primos se están dirigiendo hacia ahí. En casa de los White, Marie menciona el segundo celular, Hank se enoja por decirlo. Skyler pide explicaciones. Hank le cuenta acerca de que Walt no recibió una llamada a la hora de su desaparación, así que da la idea de ser un segundo teléfono. Marie cree que usa el segundo teléfono para contactar con su traficante de marihuana, Jesse, y pide a Hank que lo busque para hacerle preguntas. Hank visita a la madre de Jesse, él comienza a preguntar sobre el paradero de su hijo, pues cree que él puede saber la localización de Walt. La Sra. Pinkman es incapáz de ayudarlo, pues no lo ha visto en más de un mes. Mientras Tuco cocina carne para desayunar, Walt y Jesse ven por la televisión una noticia donde dan a conocer que tanto No-Doze, el compañero asesinado por Tuco, como Gonzo fueron encontrados muertos, Walt cambia rápidamente de canal. Al tener lista la comida, lleva a Jesse y a Walt a sentarse a comer, Tuco se acerca al anciano, siendo este el tío de él. Comienza a hablarle a su tío y le dice que la comida está lista. Tuco se distrae, Walt aprovecha añadiendo la ricina a sus tacos, el tío se percata de lo que hizo Walt. Cuando Tuco está a punto de comer, el tío toca una campanilla en su silla de ruedas, mediante la cual se comunica. Tuco trata de adivinar que es lo que él quiere, luego deduce que él desea su plato de comida, por lo que lo cambia. El tío se acerca y tira el plato, Tuco se pone furioso.


Mientras Tuco dispara con su rifle, su tío está constantemente tocando la campanilla, tratando de advertir que Walt y Jesse quieren matarlo. Al ver que mira a Walt, Tuco deduce que a él no le agrada la presencia de Walt y Jesse. Tuco comienza interrogar a su tío, tomando en cuenta que una sola vez que toque su campanilla es un "Si". Él le pregunta si ellos lo están timando, recibiendo una respuesta positiva. Tuco lleva a Jesse afuera de la casa, donde comienza a golpearlo. Amenazando con matar a Jesse, Tuco le exige la verdad a Walt, él le confiesa que trataron de matarlo. Jesse aprovecha un momento de distracción y golpea a Tuco con una roca, Walt logra adquirir el rifle. Jesse mientras lucha con Tuco, logra quitarle un revólver y le dispara. Jesse intenta dispararle para matarlo definitivamente, pero no se atreve. Walt y Jesse se marchan y se suben al automóvil,pero descubren que Tuco tiene las llaves. Jesse logra ver que un automóvil se acerca, Walt deduce que son los primos de Tuco. Ambos se marchan y se esconden. El automóvil que se acercaba resulta ser Hank, quien está en busca de Jesse para obtener pistas sobre Walt. Hank logra ver a Tuco. Tuco, quien estaba cerca del auto de Jesse, mira que el rifle se encuentra ahí,lo toma provocando sin querer que se iniciara el sistema hidráulico y sin decirse una sola palabra comienzan un tiroteo, Hank dispara a la cabeza de Tuco, matándolo. Walt al ver que Hank estaba ahí comienza a alejarse, Jesse lo sigue. Hank se acerca para comprobar si Tuco está en realidad muerto.

Continuidad[editar]

  • Es el cuarto episodio en utilizar un flash forward en la serie, siendo Pilot, Crazy Handful of Nothin' y Seven Thirty-Seven los tres primeros.
  • Marie y Skyler tienen una reconciliación cuando ambas trabajan en conjunto para repartir volantes en la ciudad sobre el desaparecimiento de Walt.
  • Tuco se da cuenta de que Heisenberg en realidad se llama Walter Hartwell White.
  • Aparece por primera vez Héctor Salamanca, "el tío", personaje recurrente de la serie.
  • Hank comienza a investigar el desaparecimiento de Walt.
  • Hank le confiesa a Skyler que Walt tiene un segundo teléfono.
  • Walt usa la ricina en la comida de Tuco, sin tener éxito.
  • Tuco menciona la llegada de sus primos a la ciudad.
  • Tuco es el primer asesinato de Hank en la serie.

Significado del título[editar]

Walt echa el polvo de ricina sobre la carne que Tuco preparó a la parrilla.

Referencias culturales[editar]

Recepción Crítica[editar]

Seth Amitin de IGN dio al episodio un 8.9 sobre 10 comentando: "¡Hombre!, Cada personaje en Breaking Bad da un poco de algo nuevo, un nuevo punto de vista que no habíamos visto antes, o tal vez otra de las cosas que se pega en nuestras mentes".[3]​ Donna Bowman de The AV Club dio al episodio una "B+" comentando: ""Grilled" está repleto de Walterismos inimitables y suspenso, hasta el punto de que podría haber clasificado entre el espectáculo de lo mejor para mí si no hubiera sido por el estreno de la temporada más matizada y diversificada".[4]​ Alan Sepinwall comentó: ""Grilled" es, por diseño, un episodio muy claustrofóbico de "Breaking Bad". Walt y Jesse pasan la mayor parte del episodio como prisioneros de un Tuco errático y violento, y en las raras ocasiones cuando tenemos un descanso de sus circunstancias peligrosas, es para mostrar como Skyler se ha convertido en un prisionera de sus propias circunstancias".[5]​ El sitio The TV Critic cometó: "Es difícil comparar Breaking Bad para mostrar de que se meten en la ciencia ficción y así pueden crear una tensión enormemente dramática de maneras que no serían plausibles en el mundo "real". Es difícil pensar en otro show, grabado en circunstancias normales que generaran la clase de intensidad y compromiso emocional que esto lo hizo durante doce minutos impresionantes. Un logro de primera clase".[6]

Referencia[editar]