Gramófono

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gramófono.
Gramófono portátil.
Enrico Caruso con un gramófono.

El gramófono (del griego: gramma escritura; fono sonido) fue el primer sistema de grabación y reproducción de sonido que utilizó un disco plano, a diferencia del fonógrafo que grababa sobre un cilindro. Asimismo fue el dispositivo más común para reproducir sonido grabado desde la década de 1890 hasta mediados de la década de 1950 cuando apareció el disco de vinilo a 33 RPM. El gramófono fue patentado por Emile Berliner en 1888.

Principio de funcionamiento[editar]

El gramófono utiliza un sistema de grabación mecánica analógica en el cual las ondas sonoras son transformadas en vibraciones mecánicas, que hacen mover una púa que traza surcos que conforman una espiral, sobre la superficie de un disco metálico o de cera, que recibe un baño metálico que luego se desprende formando un molde positivo de la grabación, el cual será puesto en una prensa que lo presionará contra un material termoplástico,(como el caso de los discos de vinilo, aunque en los discos normales para gramófono se utilizaba una pasta a base de goma laca) que al enfriarse forma un disco sólido con la grabación. En forma inversa, al recorrer el surco del disco que gira en el plato del dispositivo por parte de la púa, se generan vibraciones mecánicas que hacen vibrar un diafragma ubicado en el cabezal reproductor del brazo,en donde las vibraciones se transforman en sonido que es emitido y amplificado a través de la bocina.

El gramófono acabó imponiéndose sobre el fonógrafo por el menor coste de producción de las grabaciones destinadas a este dispositivo, dado que a partir de un único molde original podían realizarse miles de copias. El fonógrafo sólo podía realizar una única toma de sonido por cada representación original. Por ello, cuando se iba a realizar una grabación, se disponían múltiples fonógrafos.

Sin embargo el fonógrafo, tenía una ventaja con respecto al gramófono: los usuarios podían grabar sus propios cilindros, con música o voces. Esta posibilidad tenía múltiples aplicaciones que ni el gramófono ni el disco de vinilo posterior permitieron, y que se encontraron disponibles nuevamente con la aparición de los magnetófonos de carrete abierto, los grabadores de alambre metálico, grabadores de cintas de cassette y dispositivos digitales, tales como computadoras equipadas con tarjetas de audio y grabadores digitales portátiles.

En varios países de habla hispana el gramófono también es conocido como Vitrola, palabra derivada de la marca "victrola", de la compañía Victor.

Gramófonos a aire caliente: paillard "Maestrophone"[editar]

El "Maestrophone" fabricado por la empresa Paillard, en lugar de usar un motor de cuerda de reloj, venía equipado con un motor de aire caliente. Cuando se comercializaron estas máquinas, por 1910, los motores de aire caliente llevaban casi un siglo funcionando, ya que habían sido patentados por Robert Stirling. Su efectividad se había demostrado particularmente en máquinas de pequeña potencia, como esta, que requerían asimismo fuentes de calor pequeñas. Los gramófonos operados por este sistema se demostraron útiles, en especial para las salas de baile, ya que con una sola carga de alcohol se obtenían hasta doce horas ininterrumpidas de funcionamiento. A pesar de que la caja de este gramófono tenía tres caras de cristal para poder vigilar el funcionamiento del aparato, fueron muchos los gramófonos de este tipo que se quemaron por fallos en el sistema o por el mal uso del usuario, por lo que en la actualidad se conservan poco más de una docena en todo el mundo. En España se comercializaron estas máquinas con el nombre de "motofón".[1]

Gramófonos con amplificación mecánica: Víctor "Auxetophone"[editar]

El Auxetophone fue un gramófono presentado en Agosto de 1906 por la compañía Victor, que además de poseer un motor a cuerda, estaba equipado con un amplificador de aire comprimido y un compresor de aire accionado por un motor eléctrico, con el fin de producir un sonido de mayor volumen. Sin embargo era un equipo costoso (500 dólares en su época), por lo que se usó principalmente en hoteles y lugares grandes. Fue eliminado de los catálogos de Victor en 1915 y solo se reportaron 850 envíos desde la sede de la empresa en Camden.[2] Para lograr la primitiva amplificación de este dispositivo, la aguja de reproducción accionaba una válvula ubicada en el brazo fonocaptor, regulando la cantidad de aire que pasaba por esta hacia la bocina de modo análogo a las vibraciones de la aguja, creando un sonido de mayor volumen que un reproductor de diafragma convencional.

Gramófono "Le Violon qui chante"[editar]

En 1903 el fabricante de instrumentos musicales de cuerda Reginald Herbert Payne y el ingeniero Thomas Broadvent, patentaron un gramófono cuyo brazo reproductor y altavoz amplificador, son un violín, por lo que se le denominó comercialmente "Le Violon qui chante" (de la expresión francesa, "El violín que canta"). Según los inventores la de este instrumento era la mejor caja de amplificación que había sido creada, por lo tanto su capacidad para reproducir música sería superior a la de una bocina cónica. La aguja de lectura iba montada sobre el puente del violín.

Algunas marcas que los produjeron[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos sobre el tema[editar]