Gori Muñoz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Gori Muñoz
Información personal
Nacimiento 26 de julio de 1906
Bandera de España Benicalap, Valencia, Comunidad Valenciana, España
Fallecimiento 23 de agosto de 1978 edad:72 años
Buenos Aires, Argentina
Nacionalidad Argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación escenógrafo

Gori Muñoz fue un escenógrafo y pintor que nació en Benicalap, Valencia, Comunidad Valenciana, España el 26 de julio de 1906 y falleció en Buenos Aires, Argentina, el 23 de agosto de 1978 luego de una extensa carrera artística durante la cual participó en numerosas películas.

Gori Muñoz era el nombre artístico de Gregorio Muñoz Montoro, escenógrafo y dibujante que realizó la mayor parte de su obra en Buenos Aires, como exiliado republicano. Era hijo del ceramista Gregorio Muñoz Dueñas, uno de los fundadores de la Escuela de Cerámica de Manises. Pasó los primeros años de su vida en Benicalap, que por aquel entonces era un barrio de Valencia. Sobre esta etapa de su vida escribió un relato autobiográfico: Ni en cap mapa, ni en cap historia. Realizó estudios de Bellas Artes y Arquitectura en Madrid, que complementó con estancias en París como pensionado de la Junta de Ampliación de Estudios.

Durante la Segunda República y la guerra civil española fue conocido como dibujante y caricaturista. Estuvo comprometido con la causa republicana y, como consecuencia, al acabar la guerra civil española, después de pasar por el campo de concentración de Argelès-sur-Mer, se exilió a Francia. Después de un breve tiempo en París, al estallar la Segunda Guerra Mundial, se embarcó en el Massilia con destino a Chile, aunque finalmente gracias a la intervención del periodista Natalio Botana se quedó en Buenos Aires. Le acompañaban su mujer Mari Carmen y su hija recién nacida en París. En la capital argentina inició su prolífera carrera como escenógrafo en el teatro español en el exilio y en el cine argentino. Durante este tiempo no abandonó nunca el dibujo y la pintura. Los libros que ilustró para Schapire dan prueba de ello, así como las exposiciones realizadas.


Actividad en Argentina[editar]

Se exilió a la Argentina a raíz de la Guerra Civil Española y trabajó como escenógrafo teatral. El director de cine Luis Saslavsky vio uno de sus trabajos y le recomendó su incorporación a otro director, Gregorio Martínez Sierra, que estaba por filmar Canción de cuna, quien lo contrató comenzando así una larga carrera en el cine.

Gori Muñoz incorporó al cine argentino el concepto de la escenografía como parte integral del relato y elemento decisivo para establecer su ambiente, clima y unidad estética. Siguiendo los pasos que había dado poco antes Ralph Pappier, encadenó los decorados haciendo que uno sirviera de fondo a otro para lograr así la unidad arquitectónica. En la búsqueda de más acercamiento al espectador para que concentrara su atención redujo a tres o tres metros y medio la altura tradicional de los decorados -que solía ser de cinco metros- permitiendo mayor dominio en el uso de la iluminación y en los efectos especiales, ventajas que luego de algunas divergencias fueron comprendidas y aprovechadas por los directores de fotografía.

Otras innovaciones fueron la ruptura de la rigidez lineal de los decorados -hechos generalmente en forma de "U"- que generaban fondos que se veían iguales o muy parecidos, y al darle otra forma no solamente mejoraban la imagen que se transmitía al espectador sino que además hacían lo propio con el sonido pues las paredes paralelas hacían rebotar las ondas sonoras unas contra otras en tanto las oblicuas ayudaban a dispersarlas con el resultado de un sonido más limpio; también construyó sus decorados en forma de permitir el cómodo desplazamiento de la cámara y para evitar la monotonía introducía detalles que lo hicieran más atrayente sin afectar su unidad y carácter. Gori Muñoz impuso también la escala de planos que da profundidad al cuadro: dejando en el decorado zonas oscuras, que no podían iluminarse directamente, marcaban aquellos planos al diferenciarse lumínicamente unos y otros.

Entre sus trabajos iniciales se destacan La dama duende y Rosa de América por las reconstrucciones históricas que involucraban, el ambiente moderno de Sangre negra y el clima creado por la escenografía en La barra de la esquina. El estilo de Gori Muñoz prontamente se impuso en el cine argentino de la época y uno de los que apoyaron firmemente esa tendencia fue Miguel Machinandiarena, el conductor de Estudios San Miguel.

Filmografía[editar]

Escenografía

Efectos especiales

  • Un ángel sin pudor (1953)

Referencias[editar]

  • Manrupe, Raúl; Portela, María Alejandra (2001). Un diccionario de films argentinos (1930-1995). Buenos Aires, Editorial Corregidor. ISBN 950-05-0896-6. 
  • Di Núbila, Domingo (1998). La época de oro. Historia del cine argentino I. Buenos Aires. Ediciones del Jilguero. ISBN 987-95786-5-1. 
  • Peralta Gilabert, Rosa (2002). La escenografía del exilio de Gori Muñoz. Valencia, IVAC La Filmoteca, Generalitat Valenciana. ISBN 84-482-3132-5. 
  • Muñoz, Gori (2007). Ni en cap mapa, ni en cap història. València, Universitat de València. ISBN 978-84-370-67025. 

Enlaces externos[editar]