Gonzalo de Salazar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Gonzalo de Salazar

Gobernador de Nueva España
29 de diciembre de 1524-29 de enero de 1526
Junto a Pedro Almíndez Chirino
Predecesor Alonso de Estrada
Sucesor Alonso de Estrada

Información personal
Nacimiento 1492
Granada, España
Fallecimiento 1564 (72 años)
Virreinato de Nueva España
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge Catalina de la Cadena
Información profesional
Ocupación Factor

Gonzalo de Salazar (Granada, España, 1492 - Virreinato de Nueva España, 1564) fue Capitán General de la Nueva España (1524-1526).

Biografía[editar]

España[editar]

Su antepasado Alonso Fernandez de Guadalupe, oriundo de Salamanca, era de linaje de origen judío. Casó con Isabel Rodríguez y fueron padres de Juan Fernández de Guadalupe (nacido en 1464)[1]​ que fue médico del monarca católico y uno de los 24 regidores (administradores) de Granada después de la guerra.[2]​ Casado con Catalina de Salazar, quien provenía de una antigua familia de nobles castellanos y de la que procede el apellido, fueron padres de Gonzalo, el primer niño cristiano bautizado en Granada después de la conquista (1492). En consecuencia, recibió títulos y privilegios especiales, y a una edad temprana, fue nombrado paje de los Reyes Católicos en la corte de Granada. Luchó en la Guerra de las Comunidades de Castilla en el lado del rey Carlos I de España. Por esto, Carlos lo recompensó con el cargo de factor (recaudador de impuestos) de la Real Audiencia de Nueva España. Capitán General de Nueva España desde el 29 de diciembre de 1524 hasta el 29 de enero de 1526. El título "Capitán General" era previo al nombramiento de Virey. Anteriormente Gonzalo había trabajado junto a Pedro Almindez Chirino, Alonso de Estrada (enemigo personal que le precedió y sucedió en el cargo), y otros, enredado en las luchas por el poder.

Nueva España[editar]

Gonzalo, su esposa Catalina, y el hermano de ésta, Antonio De La Cadena Maluenda (tesorero de Nueva España), salieron de España en 1524 y llegaron a la ciudad de México en 1525. Miembro de la clase dominante en el Nuevo Mundo, Gonzalo se convirtió en encomendero (titular de una encomienda) ) de Tajimaroa (Michoacán), y poseedor de tierras y títulos en otros lugares. Su hija, Catalina de Salazar de la Cadena, casó primero con Ruy de Mendoza, de la importante familia Mendoza; en segundas nupcias casó con Cristobal de Onate. Su hijo, Juan de Oñate, fundó en 1598 la población de San Juan de Los Caballeros próxima a la actual Santa Fe, Nuevo Mexico. El hijo de Gonzalo, Juan Velazquez de Salazar, le heredó. Gonzalo tuvo un hermano llamado Juan Salazar Velázquez. La esposa de Gonzalo de Salazar, Catalina de la Cadena y Maluenda, descendía de Mossen Truchas de Calatayud [3]​. Este asumió el nombre de Maluenda por la ciudad donde vivían.[4]​ Fueron prestamistas de los reyes además de comerciante de especias y seda por Europa desde muchos años antes. Entre ellos, Pedro de Maluenda fue comisario de Hernán Cortés y testigo de la destrucción de la nación azteca, pero murió de fiebre 6 meses después de la conquista. En las coloniales españolas de América las familias cristianas, conversas o judías se relacionaban entre si.

Alonso de Estrada, por Decreto Real firmado el 15 de octubre de 1522 fue nombrado Tesorero Real de la Nueva España, para que junto a Gonzalo de Salazar como factor, Rodrigo de Albornoz como contador y Pedro Almíndez Chirino como veedor, asistieran a Hernán Cortés en su gobierno, o más bien, hicieran contrapeso a su poder. En 1524 el Gobernador y el Capitán General Cortés emprendió viaje desde Ciudad de México hacia Honduras y dejó a cargo del gobierno de México a Alonso de Estrada. La transferencia de poder ocurrió el 12 de octubre, 1524.

Cuando Cortés se fue de la ciudad de México, fue acompañado por Gonzalo de Salazar y Pedro Almíndez Chirino hasta Coatzacoalcos. Salazar y Almíndez aprovecharon esta oportunidad para convencer al conquistador de que deberían ser incluidos en el gobierno. Cortés los envió de vuelta con dos decretos. El primer decreto ordenó que se unieran al gobierno ya formado de Estrada, Albornoz y Zuazo como su cuarto y quinto miembros, a condición de que los dos partes reconciliaran sus diferencias. El segundo decreto ordena que Salazar y Almíndez reemplacen a Estrada y Albornoz.

Cuando Salazar y Almíndez retornan a la capital, suprimen el primeo de los decretos, y presentan solo el segundo para así hacerse con el gobierno (29 de diciembre de 1524). No obstante cuentan la verdad a algunos amigos. Esto da lugar a un escándalo. El 17 de febrero de 1525, Estrada y Albornoz fueron admitidos en el gobierno que ahora incluía a a los cinco designados por Cortés. Por importancia, estos eran Salazar (factor), Almíndez (inspector), Estrada (tesorero), Albornoz (contable) y Zuazo (justicia mayor). Zuazo fue el árbitro que aplicó el primer decreto de Cortés. Las dos facciones, no obstante, seguían enfrentadas. Estrada y Albornoz no asumían el acuerdo. El 20 de abril de 1525, Salazar y Almíndez proclamaron que nadie debía reconocer la autoridad de Estrada y Albornoz, bajo pena de 100 latigazos y confiscación de bienes. El escrito fue firmado por Zuazo, Cervantes, de la Torre, Sotomayor, Rodrigo de Paz (regidor del ayuntamiento), y por el cura Pérez. Estrada y Albornoz salieron de Mexico para encontrase con Cortés e informarle.

En el consejo quedaron tres: Salazar, Almindez, y Zuazo (miembro hasta el 20 de abril de 1525). En medio de la noche, Zuazo fue arrestado en su casa, puesto bajo guardia y enviado de vuelta a España. Sin embargo, solo llegó a Santo Domingo donde pasó el resto de su vida, hasta su muerte en 1527. Zuazo era un hombre educado y respetable, amigo de Cortés, y aparentemente insobornable. Su arresto hizo temer a Salazar y Almindez por su autoridad, de modo que optaron por gobernar autoritariamente. Hicieron correr el bulo de que Cortés había sido muerto por los indios. El 19 de agosto de 1525 trataron de hacerse con las propiedades de Cortes; para ello arrestaron a Rodrigo de Paz, mayordomo de Cortés, le torturaron para que revelase los sitios donde Cortés escondía su tesoro, y le colgaron en la plaza. Salazar envió agentes para requisar los tesoros, y apresó a gente refugiada en una Iglesia. Esto motivó que el padre Valencia protestara por la violación del lugar sagrado y excomulgara a la ciudad de México hasta que los prisioneros fueran soltados.

En enero de 1526 un mensajero (Martín de Orantes, alias Dorantes) anunció el regreso de Cortés, quien decretó la sustitución de Salazar y Almíndez por Francisco de las Casas y Pedro de Alvarado. Salazar y Almindez se refugiaron en el convento franciscano. Salazar propuso una asmblea antes de la llegada de Cortés. Esta consistía en clérigos, amigos, sirvientes, familia y algunos seguidores, además de todo aquel que quisiera restablecer a Estrada. Orantes entró en la ciudad secretamente y contactó con miembros de la oposición. Al amanecer del 28 de enero de 1526, doscientos españoles se presentaron en el convento. Los seguidores de Salazar iban a matar a Estrada y a disponerse para la lucha. Salazar, junto con otros nobles, fracasó en su intento de hacer frente a los atacantes. Los seguidores de Cortés habían tomado el ayuntamiento y seguido sus órdenes. Salazar fue arrestado y encerrado en exhibición pública en el Zócalo, ese mismo día. Almindez también fue arrestado en Tlaxcala y llevado a la ciudad. Con De Las Casas y Alvarado ausentes, Estrada y Albornoz gobernaron desde el 29 de enero de 1526 hasta el 24 de junio de ese mismo año, poco menos de seis meses. Después de eso, Cortés regresó brevemente a su puesto el 25 de junio. Salazar fue liberado al cabo de unos meses, con la prohibición de retornar a Nueva España fue devuelto a la península.

Salazar y Almíndez se salvaron de sus enemigos gracias a sus contactos en la corte. Salazar no fue ejecutado por su estatus. En la corte española fue repuesto en sus cargos y regresó a Nueva España en 1540. Allí continuó con trabajo de factor como si nada hubiera pasado antes. Apodado "el gordo", dejó la política y vivió sin problemas hasta su muerte, probablemente en 1564.


Predecesor:
Alonso de Estrada, Alonso de Suazo y Rodrigo de Albornoz
Gobernador de Nueva España
1524-1526
Sucesor:
Alonso de Estrada y Rodrigo de Albornoz

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • García Puron, Manuel, México y sus Gobernantes. Ciudad de México: Joaquín Porrua, 1984.