Goliat (personaje bíblico)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Goliat
David gegen goliath2.jpg
Información personal
Nacimiento Siglo XI a. C.juliano Ver y modificar los datos en Wikidata
Gat
Fallecimiento c. 1025 a. C. Ver y modificar los datos en Wikidata
Valle de Ela
Causa de muerte Pedrada
Residencia Gat
Religión Politeísmo
Características físicas
Altura Cuatro o seis codos y un palmo (2-3 metros)

Goliat (hebreo: גָּלְיָת‎ Goləyāṯ) es un personaje bíblico que aparece mencionado en los libros de Samuel y Crónicas.[1]

Según la Biblia, fue un guerrero gigante filisteo derrotado por el joven David en combate individual. La frase "David contra Goliat" ha adquirido un significado muy popular, denotando una situación en desequilibrio, una competencia en la que un oponente más pequeño y más débil se enfrenta a un adversario mucho más grande y más fuerte.

Nombre[editar]

El nombre Goliat es probablemente de origen filisteo.[2]​ La inscripción de Tell es-Safi, un fragmento de cerámica descubierto en el sitio y fechado de manera confiable entre los siglos X y mediados del IX a. C., está inscrito con los dos nombres ʾLWT y WLT. Si bien los nombres no están directamente relacionados con el Goliat bíblico (גלית, GLYT), están relacionados etimológicamente y demuestran que el nombre encaja con el contexto de la cultura filistea de finales del siglo X / principios del IX a. C. El nombre "Goliat" en sí mismo no es semítico y se ha relacionado con el del rey lidio Aliates, que también encaja en el contexto filisteo de la historia bíblica de Goliat.[2]​ Un nombre similar, Uliat, también está atestiguado en inscripciones carias.[3]​ Aren Maeir, director de la excavación, comenta: "Aquí tenemos muy buena evidencia [de que] el nombre Goliat que aparece en la Biblia en el contexto de la historia de David y Goliat... no es una creación literaria posterior".[4]

En la Biblia[editar]

En 1 Samuel 17[editar]

Goliat, de acuerdo con la narración bíblica, fue un gigante de la ciudad de Gat y paladín del ejército filisteo, que durante cuarenta días asedió a los ejércitos de Israel. En dicha historia, fue derrotado y herido por David con una honda y una piedra (1º Samuel 17:4-23; 21:9), y fue decapitado con su propia espada. Era uno de los Refaím, y puede que haya sido un soldado mercenario del ejército filisteo (1Cr 20:5, 8).

No mucho tiempo después de que Samuel ungiera a David, y una vez que el espíritu de Dios había dejado al rey Saúl (1ª Samuel 16:13, 14), los filisteos se reunieron para guerrear contra Israel en Socoh y acamparon en Efes-damim. Cuando las líneas de batalla de los filisteos y el ejército de Saúl se encontraron de frente a cada lado del valle, el gigantesco guerrero Goliat salió del campamento filisteo y en voz alta desafió a Israel para que presentara a un hombre que luchase con él en un combate cuerpo a cuerpo, cuyo resultado determinaría qué ejército llegaría a ser siervo del otro. Durante cuarenta días, Goliat desafió al aterrorizado ejército de Israel cada mañana y cada atardecer. No obstante, ningún soldado israelita tuvo suficiente valor como para aceptar semejante reto (1ª Samuel 17:1-11, 16).

Al desafiar a los ejércitos de Dios, Goliat abre un nuevo capítulo en la historia de Israel. Un pequeño pastor llamado David, de la tribu de Judá, quien era pródigo en talentos y buen semblante, y sobre quien estaba el espíritu de Dios, hizo frente a su reto.

Goliat, precedido por su escudero, avanzó, invocando por sus dioses el mal contra David. A esto, David respondió: «Tú vienes a mí con una espada y con una lanza y con una jabalina, pero yo voy a ti con el nombre de Yahveh de los ejércitos, el Dios de las líneas de batalla de Israel, a quien tú has desafiado con escarnio» (1Sam.17:45). Cuando David le lanzó una piedra con su honda, esta se le hundió en la frente y Goliat cayó a tierra.

Acto seguido, David se plantó sobre Goliat y con la espada del gigante le cortó la cabeza. A esto siguió una notable derrota y una gran matanza de filisteos (1º. Samuel 17:26, 41-53).

"...Entonces David tomó la cabeza del filisteo y la trajo a Jerusalén, y puso las armas de él en su tienda (1º. Samuel 17:54).

Parece ser que más adelante David dejó la espada de Goliat en el santuario, como lo indica el que se la diera el sacerdote Abimelec cuando huía de Saúl (1º. Samuel 21:8, 9).

Estatura de Goliat[editar]

Existe una discrepancia textual con respecto a la estatura de Goliat. Los manuscritos más antiguos, éstos son, los Rollos del Mar Muerto de Samuel de finales del siglo I a. C., el historiador Josefo del siglo I d. C. y los principales manuscritos de la Septuaginta, lo dan como "cuatro codos y un palmo" (6 pies y 9 pulgadas o 2,06 metros), mientras que el Texto Masorético tiene "seis codos y un palmo" (9 pies y 9 pulgadas o 2,97 metros).[5][6]​ Muchos eruditos han sugerido que el número más pequeño creció en el curso de la transmisión (solo unos pocos han sugerido lo contrario, que se redujo un número mayor original), posiblemente cuando el ojo de un escriba se fijó en el número seis en la línea 17:7.[7]

En 2 Samuel 21[editar]

En 2 Samuel 21:19 se cuenta cómo Goliat el geteo fue asesinado por "Elhanán, hijo de Jaare-oregim de Belén". En 1 Crónicas 20:5, un texto del siglo IV a. C., se explica la aparición de este segundo Goliat diciendo que Elhanán "mató a Lahmi, el hermano de Goliat", construyendo el nombre Lahmi a partir de la última parte de la palabra "Betlemita" ("beit-ha'lahmi"). La perspectiva de los eruditos afines al campo de la crítica bíblica considera que el asesino original de Goliat fue Elhanán y que los autores de la historia deuteronomista cambiaron el texto para acreditar la victoria al más significativo personaje de David, mientras que el relato de 1 Crónicas sería simplemente un intento de armonización posterior;[8]​ por su parte, algunos eruditos cristianos han explicado esta contradicción sugiriendo que el texto original de 2 Samuel se habría corrompido por errata de algún copista posterior en este punto.[9][10]

Ver también[editar]

Referencias[editar]

  1. Nelson, William R. (31 de diciembre de 2000). «Goliath». En Freedman, David Noel; Myers, Allen C., ed. Eerdmans Dictionary of the Bible (en inglés). Amsterdam University Press. ISBN 978-90-5356-503-2. Consultado el 8 de junio de 2022. 
  2. a b Maeir, Aren M.; Wimmer, Stefan J.; Zukerman, Alexander; Demsky, Aaron (2008-08). «A Late Iron Age I/Early Iron Age II Old Canaanite Inscription from Tell eṣ-Ṣâfī/Gath, Israel: Palaeography, Dating, and Historical-Cultural Significance». Bulletin of the American Schools of Oriental Research 351: 39-71. ISSN 0003-097X. doi:10.1086/basor25609285. Consultado el 8 de junio de 2022. 
  3. Vernet Pons, M. (2012). "The etymology of Goliath in the light of Carian Wljat/Wliat: a new proposal". Kadmos, 51, 143–164.
  4. «Tall tale of a Philistine: researchers unearth a Goliath cereal bowl». The Sydney Morning Herald (en inglés). 15 de noviembre de 2005. Consultado el 8 de junio de 2022. 
  5. Ehrlich, C. S. (1992). "Goliath (Person)". In D. N. Freedman (ed.), The Anchor Yale Bible Dictionary (Vol. 2, p. 1073). New York: Doubleday
  6. Hays, J. Daniel (Diciembre de 2005). «Reconsidering the Height of Goliath». Journal of the Evangelical Theological Society 48 (4): 701-2. 
  7. Driesbach, Jason (23 de enero de 2017). 4QSamuela and the Text of Samuel (en inglés). BRILL. p. 73. ISBN 978-90-04-32420-6. Consultado el 8 de junio de 2022. 
  8. Halpern, Baruch (12 de noviembre de 2003). David's Secret Demons: Messiah, Murderer, Traitor, King (en inglés). Wm. B. Eerdmans Publishing. pp. 7-10. ISBN 978-0-8028-2797-5. Consultado el 8 de junio de 2022. 
  9. Provan, Iain William; Long, V. Philips; Longman, Tremper (2003). A Biblical History of Israel (en inglés). Westminster John Knox Press. pp. 224-225. ISBN 978-0-664-22090-7. Consultado el 8 de junio de 2022. 
  10. Long, V. Philips; Firth, David G.; Longman, Tremper (2020). 1 and 2 Samuel: An Introduction and Commentary (en inglés). InterVarsity Press. p. 446. ISBN 978-0-8308-4809-6. Consultado el 8 de junio de 2022.