Golfeado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Golfeado
Golfeado.jpg
Nombre completo Golfeado
Tipo Dulce
Procedencia VenezuelaBandera de Venezuela Venezuela (Altos Mirandinos)
Ingredientes Levadura, leche tibia, sal, azúcar, harina, huevos, mantequilla, papelón, queso blanco, anís


El golfeado es un pan dulce típico de la gastronomía de Venezuela, originario de la región Capital del país, especialmente de la zona de los Altos Mirandinos, en particular de Carrizal.

La masa se enrolla con una forma similar a la de un caracol por lo que se asemeja a los rollos de canela, y en sus pliegues está relleno con una mezcla de papelón rallado y queso blanco, aromatizados con anís en especie y horneados. Suelen acompañarse con una tajada de queso de mano, un tipo de queso fresco salado y suave también típico del país.

Etimología[editar]

Por otro lado, aunque la etimología no está del todo clara, al parecer deriva del nombre de un caracol que nacía en las plantas de café o de las semillas del café con forma de caracol que los campesinos llamaban «golfiao».[1][2]

Historia[editar]

Para muchos venezolanos, la subida a Los Teques o a la Colonia Tovar, inclusive un paseo a Macuto, era sinónimo de comer golfeados, pues en cada uno de estos caminos sobresalía una parada obligada por su fama gracias a estos dulces. En lo que coinciden todas estas rutas, es en que son vías de paso para salir de Caracas. De allí a que no parezca muy descabellado que el origen de los golfeados se remonte a Petare, que, para la primera mitad del siglo pasado, era un pueblo alejado de otros caseríos y en el que paraban muchos viajeros para proveerse de alimentos antes de continuar el viaje.[3]

En las crónicas de Petare se señala como autores de esta receta a los hermanos Genaro y María Duarte, quienes, asentados en la calle Libertad, sacaban humeantes bandejas, de sus hornos de leña, de esta «harina leudada, horneada en su justo punto, delgada cinta con cinco vueltas, sazonada con melaza de papelón y queso». El platillo fue copiado inmediatamente tras la popularidad que tomó y que aumentó el número de visitantes de estos hermanos.[3]

Según Jonathan Gutiérrez, el golfeado se originó específicamente en la Panadería Central, propiedad de los hermanos Duarte, que se ubicaba cercana a la actual redoma de Petare.[2]

De igual manera, según Fran Suárez, a principios del siglo XX se asentaron en Petare diversas familias canarias quienes introdujeron a Venezuela las hornerías de su país y se mezclaron con los ingredientes venezolanos dando como origen al «golfiao», escritura original de este dulce. Asimismo, de acuerdo con Suárez, las principales familias que promovieron este dulce fueron los Duarte y los Figuera. Posteriormente, por los años 1950, Petare presentó una transformación urbana que incentivó a que estos canarios migraran, lo que mermó la producción de dicho pan. Sin embargo, más adelante diversos migrantes portugueses recuperaron el este dulce en sus panaderías rebautizándolo como «golfeado» y agregándole como acompañante un queso de mano.[1]

Referencias[editar]

  1. a b Ramírez, Bárbara (25 de agosto de 2018). «El "golfiao" es como el venezolano: dulce, auténtico y con personalidad». El Estímulo. Consultado el 29 de agosto de 2021. 
  2. a b «La historia del golfeado: ¿Cuál es el origen del Golfeado?». Cuando era Chamo. 8 de mayo de 2016. Consultado el 29 de agosto de 2021. 
  3. a b Ortiz, Paula (29 de julio de 2012). «La ruta del golfeado». Dominical. Archivado desde el original el 28 de octubre de 2016. Consultado el 29 de agosto de 2021. 

Enlaces externos[editar]