Gobierno político y militar de Moxos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gobierno Político Militar de Moxos Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg
Capital: San Pedro
Superficie: km²
Habitantes: hab
Densidad: hab/km²
Partidos:
  • Baures
  • de la Capital o del Río Mamoré
  • Pampas
Ubicación

El gobierno político militar de Moxos o Mojos, fue un área administrativa integrante del Imperio español dentro del Virreinato del Río de la Plata, coincidente en gran parte con el departamento del Beni dentro de la actual República de Bolivia.

Originalmente, desde 1560, fue una gobernación dentro del gran Virreinato del Perú que abarcaba nominalmente todo el norte y el este de la actual Bolivia pero con la creación de la nueva gobernación de Santa Cruz de la Sierra en 1564, hacia el siglo XVII iría perdiendo territorios quedándole sólo el nombre en la región nominal del norte pero al desarrollarse las misiones jesuíticas desde 1682, comenzaría a prosperar hasta que el total de su jurisdicción en 1771 quedara incorporada en la de Santa Cruz, creándose así su corregimiento y posteriormente, en 1777, dos gobiernos político-militares, el de Moxos y el de Chiquitos.

Subsistió luego durante la guerra de independencia administrado bajo dependencia del Virreinato del Perú o de las Provincias Unidas del Río de la Plata alternativamente, hasta su anexión definitiva a la intendencia de Santa Cruz de la Sierra en 1822.

Antecedentes[editar]

Desde la llegada de los primeros conquistadores españoles, el territorio de Moxos propiamente dicho quedaba incluido dentro del gran Virreinato del Perú que abarcaba casi toda Sudamérica.

En 1557 se organizó la expedición de conquista de Andrés Manso para poblar los territorios más allá de la villa de La Plata, para lo cual el joven militar Juan de Garay se incorporó con el grado de capitán a la misma, y de esta forma asistiría a la fundación de la villa Santo Domingo de la Nueva Rioja cercana a los Bañados del Izozog, sobre la orilla izquierda del río Condorillos o Parapetí.[1] [2] [3]

En febrero de 1558 Ñuflo de Chaves salía de la Asunción para realizar otra expedición contando con destacados oficiales como Antón Cabrera, Hernando de Salazar y Rodrigo de Osuna. De esta forma, Chaves con sus 158 soldados se dirigió a la comarca de los aborígenes chiquitos, para fundar el 1º de agosto de 1559 una nueva ciudad que se llamaría Nueva Asunción o «La Barranca», en la orilla derecha del río Guapay.[4] [5]

En dicha región ambos expedicionarios coincidirían en una de las dos villas, surgiendo así problemas jurisdiccionales entre Manso y Chaves, por lo cual retrasaría la labor de conquista. Luego de dicha confrontación ambos marcharían hacia Lima a finales del mismo año, para reclamar sus derechos respectivos ante el virrey marqués de Cañete Andrés Hurtado de Mendoza.[6]

Gobernación de Moxos[editar]

En el 1560 el virrey marqués nombró como gobernador de las nuevas tierras incorporadas a su hijo García Hurtado de Mendoza, en donde Ñuflo de Chávez había fundado la villa antes citada y la primera Santa Cruz de la Sierra el 26 de febrero de 1561 que se llamaría gobernación de Moxos —que incluía a las futuras de Santa Cruz y de Chiquitos— a la vez que éste nombrara como su lugarteniente a Chaves quien se transformaría en el teniente de gobernador de Moxos y en el gobernador interino ya que aquél estaba residiendo en la gobernación de Chile. Manso quedaría gobernando la provincia de Chiriguanáes en donde había fundado su villa.[7] [8] [6]

Al morir Andrés Manso en 1564, Ñuflo de Chávez quedó como gobernador de ambos territorios reunidos como gobernación de Santa Cruz de la Sierra, si bien ambas tenencias de gobierno seguirían siendo conocidas como de los "Moxos", nombre que a partir de 1570 pasó a designar a los territorios cercanos a Santa Cruz de la Sierra hacia el norte.

En el año 1563, por una Real Cédula del 29 de agosto, la Real Audiencia de Charcas, fundada en 1561 con un distrito de cien leguas de tierra alrededor por cada parte, se aumentó con:

la gobernación de Tucumán y Juríes y Diaguitas y la provincia de los Moxos y Chunchos y las tierras y pueblos que tienen poblados Andrés Manso y Nufrio de Chaves, con lo demás que se poblare en aquellas partes en la tierra que hay donde la dicha ciudad de La Plata hasta la ciudad del Cuzco, la cual queda sujeta a la dicha Audiencia de los Charcas.

El 30 de noviembre de 1592, Lorenzo Suárez de Figueroa sería nombrado «gobernador de la provincia de Moxos y Santa Cruz de la Sierra».[9]

En 1675, los sacerdotes jesuitas Pedro Marbán y Cipriano Barace comenzaron a evangelizar a los pueblos indígenas que se encontraban en las llanuras entre los ríos Mamoré y Guapay, partiendo desde Santa Cruz de la Sierra. En 1682, fundaron la misión de Nuestra Señora de Loreto y poco después la de Santísima Trinidad, a orillas del río Mamoré. Posteriormente se fundaron otras doce reducciones más: San Javier, San Pedro, Santa Ana, Exaltación, San Ignacio, San Borja, Reyes, Magdalena, Concepción, San Simón, San Joaquín y San Nicolás. Los jesuitas fueron expulsados en 1767.[10] Existieron dos pueblos cercanos a Santa Cruz de la Sierra: el de Desposorios (o Buenavista, poblado por chiquitos) y el de Santa Rosa, que eran administrados por los jesuitas de Moxos, pero que se hallaban fuera de su distrito.

No parece que ha sido posible en esta provincia manejarse con un solo idioma. Se necesita saber, á lo menos, ocho, para correrla toda. En los pueblos de Loreto, Trinidad, San Xavier y San Ignacio, se habla la lengua Moxa; en la Concepción, San Joachín, San Martín, y San Nicolás, la Baure; en San Simón, la Mure: en Santa Ana y San Borja, la Mobima; y en este último pueblo algo de la Mure, y Ocorona. En San Pedro, la Caniciana; en la Exaltación, la Cayubaba; en La Magdalena, la Itonama; y en Los Reyes, la Maracani.

Descripción de Cosme Bueno

Incorporación a la gobernación de Santa Cruz de la Sierra[editar]

Un decreto del rey, del 25 de julio de 1771, declaró:

Y que los Gobernadores de Mojos y Chiquitos estén a las órdenes del de Santa Cruz de la Sierra hasta tanto que este Consejo examine la materia y me propóngalo que gradúe más conveniente.[11]

Lo cual fue comunicado por el virrey a los corregidores recién el 3 de julio de 1775.

Cosme Bueno en su obra de 1771 Descripción del Obispado de Santa Cruz de la Sierra definió los límites de Moxos:

A la parte del Norte de Santa Cruz está la provincia de los Moxos, la cual confina: por el Norte, con el río Itenes o Guaporé (...) hacia el Sudeste, interpuestos muchos bosques, con la provincia de Chiquitos, por el Sudoeste corre la cordillera, detrás de la cual está la provincia de Cochabamba; por el Oeste confina con las misiones de Apolobamba, mediando el río Beni (...) Bañan o inundan a esta provincia tres caudalosos ríos, fuera de otros menos considerables. El primero es el Mamoré, que tiene su origen en la cordillera que divide esta provincia de la de Cochabamba. Corre primero al Oriente y revuelve al Norte, en cuya dirección recibe otros muchos ríos, entre ellos el de San Miguel o Apero o Río Grande o Guapai, que dan una gran vuelta por la parte oriental de Santa Cruz, El segundo es el Itenes, que también llaman Guaporé. Nace al Poniente de la laguna de los Xarayos, de las serranías que caen al Norte de la provincia de Chiquitos... Su dirección es Sudeste-Norecste. Recibe en su curso aIgunos otros, entre ellos el río de los Baures. Junta sus aguas al Mamoré al fin de esta provincia, que se aumentan más aI Norte con las del río Beni, desde donde toma el nombre de río de la Madera. El tercero es el río Beni, a la parte oriental de esta provincia. Forman sus primeros raudales las aguas de la Paz y de la provincia de Sicasica; se aumentan con las del río de los Locos, las da Tuichi y otros que le entran de las misiones de Apolobamba. Su dirección es al Nordeste, y dividiendo de estas naciones la provincia de Moxos, pasa inmediato al pueblo de Reyes, y caminando muchas leguas y recibiendo otro gran río por el Poniente, con el nombre de Parabare o río de Castola, entra en el Mamoré o Itenes juntos, tomando el nombre de río de la Madera, como se ha dicho, el cual va a desembocar al Marañón. Estos tres ríos son navegables en canoas y balsas casi desde sus orígenes. Esta provincia se compone de tres partidos que son: el de los Moxos, el de los Baures y el de Pampas. El primero comprende una y otra banda del Mamoré (...) El segundo partido está a la parte oriental del Mamoré (...) El tercer partido, que es el de Pampas, está a la parte occidental de dicho río (...)

Corregimiento de Moxos[editar]

Una real cédula del 15 de septiembre de 1772 dispuso que las Misiones de Moxos quedasen a cargo de un corregidor.

A partir de 1776 el territorio quedó incluido dentro del nuevo Virreinato del Río de la Plata.

El tratado de San Ildefonso entre España y Portugal en 1777, fijó en sus artículos X y XI los límites en la zona de Moxos:

Art. X: Desde la boca del Jaurú, por la parte occidental, seguirá la frontera, en línea recta, hasta la ribera austral del río Guaporé o Itenes, enfrente de la boca del río Sararé, que entra en dicho Guaporé por su ribera septentrional. Pero si los Comisarios encargados del arreglo de los confines y ejecución de estos artículos, hallaren, al tiempo de reconocer el país, entre los ríos Jaurú y Guaporé, otros ríos o términos naturales por donde más cómodamente y con mayor certidumbre pueda señalarse la raya en aquel paraje, salvando siempre la navegación del Jaurú, que debe ser privativa de los portugueses, como el camino que suelen hacer de Cuyabá hasta Matogroso, los dos Altos Contrayentes consienten y aprueban que así se establezca; sin atender a alguna porción más o menos de terreno que pueda quedar a una u otra parte. Desde el lugar que en la margen austral del Guaporé fuere señalado por término de la raya, como queda explicado, bajará la frontera por toda la corriente del río Guaporé hasta más abajo de su unión con el río Mamoré, que nace en la provincia de Santa Cruz de la Sierra y atraviesa la Misión de los Moxos, formando juntos el río que llaman de la Madera, el cual entra en el Marañón o Amazonas por su ribera austral.

Art. XI: Bajará la línea por las aguas de estos dos ríos, Guaporé y Mamoré, ya unidos con el nombre de Madera, hasta el paraje situado en igual distancia del río Marañón o Amazonas, y de la boca del dicho Mamoré; y desde aquel paraje continuará por una línea este oeste hasta encontrar con la ribera oriental del río Jabarí que entra en el Marañón por su ribera austral; y bajando por las aguas del mismo Jabarí hasta donde desemboca en el Marañón o Amazonas, seguirá aguas abajo de este río, que los españoles suelen llamar Orellana y los indios Guiena, hasta la boca más occidental del Japurá, que desagua en él por la margen septentrional.

Gobierno político militar de Moxos[editar]

El 5 de agosto de 1777 se constituyeron las gobernaciones subordinadas de Moxos y de Chiquitos, sustituyendo a los corregidores por gobernadores, las cuales estaban:

(...) sujetos al Presidente y Audiencia de Charcas, para el orden gradual de los recursos y demás asuntos que por su gravedad e importancia piden su conocimiento, y al gobernador de esa Provincia de Santa Cruz de la Sierra en lo militar por ahora.

Ignacio Flores fue nombrado gobernador de Moxos. En lo eclesiástico Moxos formaba parte del Obispado de Santa Cruz de la Sierra y su límite sur era el paralelo 16° S.

La Real Ordenanza de Intendentes de Ejército y Provincia del 28 de enero de 1782 dividió el Virreinato del Río de la Plata en ocho intendencias, entre ellas la Intendencia de Santa Cruz de la Sierra, formada sobre la base de la gobernación de Santa Cruz de la Sierra:

(...) otra en la Ciudad de Santa Cruz de la Sierra, que será comprensiva del territorio de su Obispado.

Por su artículo 7 fueron suprimidos los gobiernos subordinados de Moxos y de Chiquitos, incorporando sus territorios a la intendencia, de la cual ya dependían en asuntos militares.

El 5 de agosto de 1783 el rey hizo, en San Ildefonso, diez y siete modificaciones a la Real Ordenanza de 1782, entre ellas una que restablecía los gobiernos de Moxos y Chiquitos.

II. – La excepción contenida en el artículo 7º de la enunciada Ordenanza de Intendentes con objeto a que subsistan el Gobierno de Montevideo y el de los treinta pueblos de Indios Guaraníes, ha de ser y entenderse comprensiva igualmente de los otros dos gobiernos de Mojos y Chiquitos respecto de serles común la circunstancia que en aquéllos motivó la dicha excepción, y consiguientemente deberán también subsistir.

Otra de las modificaciones separó de la Intendencia de Chuquisaca a la ciudad de Cochabamba y la unió con la Intendencia de Santa Cruz de la Sierra creando la Intendencia de Cochabamba, antes de que se hiciera efectiva la supresión del gobierno de Moxos y la creación de las intendencias.

En 1784 fue nombrado Lázaro de Ribera como primer gobernador político militar, en 1792 lo reemplazó Miguel Zamora. El 26 de septiembre de 1801 el virrey rechazó el pedido del gobernador Zamora para independizarse de la dependencia militar del intendente de Cochabamba. Zamora entró en conflictos con los indígenas y con los sacerdotes y fue expulsado pacíficamente por el cacique canichana Juan Maraza en 1802. Posteriormente la Audiencia de Charcas ratificó la destitución de Zamora y nombró interinamente a Rafael Antonio Álvarez Sotomayor como gobernador, quien gobernó pocos meses y fue reemplazado en 1805 por Pedro Pablo de Urquijo. Luego de insistir ante la Audiencia para que efectuara el nombramiento, Urquijo nombró por sí mismo en 1810 a Maraza como cacique vitalicio de todos los pueblos moxos, consolidando su alianza con el cacique de la capital de Moxos.

Sublevación de Muiba[editar]

Las noticias de los acontecimientos revolucionarios comenzaron a llegar a Moxos, produciéndose algunos alzamientos de los indígenas empleados en la navegación de los ríos, como el ocurrido la noche del 29 de octubre de 1810 cuando el cacique javeriano Casimiro Abarau se sublevó contra al administrador Manuel Delgadillo. El 9 de noviembre de 1810, se produjo un alzamiento indígena en Trinidad rebelándose contra el gobernador Urquijo. El alzamiento que proclamó un gobierno autóctono fue encabezado por Pedro Ignacio Muiba, secundado por el cacique José Bopi de Loreto y duró 66 días hasta que Urquijo con aliados canichanas del cacique Juan Maraza de San Pedro, javieranos del cacique de San Javier Tomás Noe, movimas y baures recuperó el gobierno. Bopi fue capturado el 12 de enero de 1811 y el día 15 las fuerzas leales al gobernador recuperaron Trinidad. Muiba fue capturado y ejecutado a fines de enero de 1811.[12] [13]

Guerra de independencia[editar]

El 26 de octubre de 1810 el gobernador intendente revolucionario de Cochabamba, Francisco del Rivero, comunicó por carta al gobernador Urquijo su instalación en el gobierno de la intendencia y su adhesión a la Primera Junta de Buenos Aires, solicitándole que hiciera lo mismo. Urquijo respondió luego de dominar la sublevación de Muiba, el 8 de febrero de 1811, diciendo:

Me hallo muy deseoso y repito, deseosísimo, en dar a conocer y jurar a la excelentísima junta provisional de Buenos Aires en esta provincia de mi mando (...) espero únicamente orden documental de dicha excelentísima junta provisional o gubernativa, o de otro tribunal o de algún comisionado con autoridad de la ya expresada junta.

En los mismos términos respondió ese día la carta que le envió el 14 de diciembre de 1810 el subdelegado Seone de Santa Cruz de la Sierra. El 10 de abril de 1811 el presidente de la Audiencia de Charcas, Juan Martín de Pueyrredón, ordenó a Urquijo que proceda al juramento público a la Junta de Buenos Aires, hecho que el gobernador había ordenado ya realizar el 20 de marzo dirigiendo a los administradores de los pueblos:

(...) harán ustedes que tanto el cabildo judicial de cada pueblo respectivo con sus naturales, repitan las palabras de viva el rey nuestro señor Fernando VII, viva la excelentísima suprema junta de Buenos Aires (...)

El 4 de abril de 1811 Urquijo envió su renuncia a la audiencia.

En 1812 una rebelión independentista en Reyes expulsó al gobernador, nombrando a Manuel Delgado como nuevo gobernador.

El cacique Juan Maraza de los canichana mantuvo privilegios incluso de autoridad sobre los gobernadores hasta 1822, cuando el nuevo gobernador nombrado por Joaquín de la Pezuela, coronel Francisco Javier de Velasco, lo asesinó. Como represalia los canichanas iniciaron una revuelta y asesinaron al gobernador el 26 de abril de 1822 en San Pedro la capital de Moxos. El gobernador realista de Santa Cruz Francisco Javier Aguilera, logró sofocar la insurrección y trasladó la capital de Moxos a Trinidad.

Moxos desde 1822 dejó de tener un gobernador y fue agregado a Santa Cruz. Durante la guerra de independencia como territorio dependiente de Santa Cruz, Moxos se pronunció a favor de la revolución el 22 de marzo de 1825, liderado por Anselmo Villegas, un ex realista.

Con la creación de Bolivia, Moxos se integró a Santa Cruz como una provincia.

El Departamento del Beni fue creado por Decreto Supremo el 18 de noviembre de 1842, durante el gobierno de José Ballivián.

Partidos y pueblos[editar]

Al momento de la expulsión de los jesuitas en 1767 existían 15 pueblos en Moxos, pero se redujeron a 11, de acuerdo a la relación hecha por el gobernador Rivera el 15 de febrero de 1790 al virrey Arredondo.

  • Partido de la Capital, de Moxos o del Río Mamoré. Integrado por los pueblos ubicados a ambos lados del río Mamoré:
    • Pueblo de San Pedro (capital de Moxos)
    • Pueblo de la Trinidad
    • Pueblo de Loreto
    • Pueblo de Santa Ana
    • Pueblo de la Exaltación
    • Pueblo de San Francisco Javier (ya no existía en 1790)
  • Partido de Pampas. Integrado por los pueblos ubicados al occidente del río Mamoré:
    • Pueblo de San Ignacio
    • Pueblo de San Francisco de Borja
    • Pueblo de Santos Reyes
  • Partido de Baures. Integrado por los pueblos ubicados al oriente del río Mamoré:
    • Pueblo de la Magdalena
    • Pueblo de la Concepción
    • Pueblo de San Joaquín
    • Pueblo de San Martín (ya no existía en 1790)
    • Pueblo de San Simón (ya no existía en 1790)
    • Pueblo de San Nicolás (ya no existía en 1790)

En la relación Ribera expresó:

Como en esta provincia no hay cabeceras de partidos, ni más capital que este pueblo, residencia ordinaria del Governador, ni hay tampoco otros subdelegados que los curas que están administrando los bienes de comunidad de los indios (...) San Pedro de Moxos, 15 de febrero de 1790.

Referencias[editar]

  1. Olalla Mazón, Ricardo; en "El burgalés Juan de Garay. Fundador de Buenos Aires" (p. 61, Ed. Caja de Ahorros Municipal de Burgos, 182 págs., año 1982).
  2. Zapata Gollán, Agustín; en "La expedición de Garay y la fundación de Santa Fe" (p. 33, Ed. Departamento de Estudios Etnográficos y Coloniales, Santa Fe, Argentina, 57 págs., año 1970).
  3. Gandía, Enrique de; en "Historia del Gran Chaco" (p. 119-127, Ed. Roldan y Cía, 209 págs., año 1929).
  4. Livi Bacci, Massimo, y Bernardo Moreno Carrillo; en "El dorado en el pantano. Oro, esclavos y almas entre los Andes y la Amazonia" (p. 71, Ed. Marcial Pons, Madrid, año 2007).
  5. Barragán Vargas, Mario E.; en "Historia temprana de Tarija" (p. 335, Ed. Magyar ISBN Iroda, Orszagos Szechenyi Konyvtar, 336 págs., año 2001).
  6. a b Sanabria Fernández, Hernando; en "Crónica sumaria de los gobernadores de Santa Cruz 1560-1810" (pp. 11-15, Ed. La Hoguera, año 2008). El autor además cita que la villa Nueva Asunción fue fundada el 18 de agosto de 1559. ISBN 978-99954-31-82-2
  7. Gandía, Enrique de; en "Historia del Gran Chaco" (p. 119-127, Ed. Roldan y Cía, 209 págs., año 1929).
  8. Livi Bacci, Massimo, y Bernardo Moreno Carrillo; en "El dorado en el pantano. Oro, esclavos y almas entre los Andes y la Amazonia" (p. 71, Ed. Marcial Pons, Madrid, año 2007).
  9. García Recio, José María; en Análisis de una sociedad de frontera: Santa Cruz de la Sierra en los siglos XVI y XVII (p. 58, ref. 111, Ed. Diputación Provincial de Sevilla, 534 págs., año 1988).
  10. Las misiones jesuitas de Moxos
  11. Enrique de Gandia (1935). «Capítulo II». Historia de Santa Cruz de la Sierra una nueva República en Sud América. Buenos Aires: Talleres Gráficos Argentinos de L. J. Rosso. [1]. 
  12. Servindi » Bolivia: Hoy recordamos la rebelión indígena de Pedro Ignacio Muiba
  13. Ni con Lima ni con Buenos Aires: la formación de un estado nacional en Charcas. pp. 261-287. Volumen 248 de Travaux de l'I.F.E.A Volumen 248 de Travaux de l'Institut français d'études andines. Autor: José Luis Roca. Editor: Plural Editores, 2007. ISBN 99954-1-076-1, 9789995410766