Gobernadores de los Estados de Australia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Gobernador de Estado de un estado de Australia es el representante de la Reina Isabel II en cada uno de los seis estados de Australia, El gobernador ejerce en el estado las mismas funciones constitucionales que el Gobernador General de Australia en la Mancomunidad. Los gobernadores de estado no están sujetos a la autoridad del Gobernador General, sino que responden de sus actos directamente ante la reina.

Cada uno de los seis estados fue originalmente una colonia británica y el gobernador ejercía la autoridad ejecutiva sobre ella.

En 1901, al crearse la Mancomunidad de Australia, los estados insistieron en mantener su lazo con la corona. Durante la Gran depresión de la década de 1930 se cuestionó su existencia, debido sobre todo al costo para los estados de mantener esta figura, pero ningún estado intentó abolirlo. Desde la década de 1940 los gobernadores son casi todos australianos. El último gobernador británico fue Sir Rohan Delacombe, quien estuvo en el cargo hasta el 3 de junio de 1974. Desde la década de 1960 la corona británica consulta con el premier del estado para nombrar al gobernador.

Actualmente el Gobernador tiene un papel ceremonial, aunque sigue siendo la cabeza del sistema constitucional. Tiene poder para disolver el parlamento estatal, solicitar a un miembro del parlamento (generalmente a quien preside la mayoría) que forme un gobierno y se convierta en Premier del estado, etc.

A la ocasión del referendo de 1999 para decidir si Australia se convertiría en República, se discute el nuevo rol del Gobernador. Probablemente esa figura sería remplazada por un Presidente de estado con responsabilidades similares a las actuales, probablemente electo por las cámaras legislativas estatales en pleno.