Glándulas de Skene

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Glándulas de Skene.

Las glándulas de Skene, también llamadas glándulas uretrales, glándulas parauretrales, glándulas menores y próstata femenina, son dos glándulas ramificadas, a ambos lados de la vagina, que desembocan en el vestíbulo.[2]

Ubicación[editar]

Se localizan alrededor de la uretra. Desembocan al interior de la vulva, a ambos lados y un poco más abajo del orificio externo de la uretra. Se encuentran, en relación a ésta, a muy parecida distancia y situación que las glándulas de Bartolino respecto de la abertura vaginal.

Fisiología y funciones[editar]

Las glándulas de Skene son homólogas, en su origen embrionario y sus funciones, a la próstata del varón. [1,2]

Su secreción contiene creatinina, la enzima fosfatasa ácida prostática, la proteína antígeno prostático específico, glucosa y fructosa. Esta composición sugiere que ayuda a la nutrición de los espermatozoides y, por tanto, a facilitar la fecundación.

Descubridor[editar]

En el siglo IV a. C., el médico griego Hipócrates describió una sustancia llamada el «semen femenino».

En 1672, Regnier de Graaf propuso su existencia como el equivalente a una próstata femenina.

Fue el ginecólogo escocés Alexander Skene quien las describió por primera vez en el siglo XIX.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

1. http://www.ginecologicamurciana.es/files/XXVI/Presentaciones/ARRIXACA%20glandula%20Skene.pdf

2. https://we.riseup.net/assets/249587/ejaculation.pdf