George Darwin

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
George Howard Darwin
Sir George Howard Darwin by Mark Gertler 1912.jpg
Nacimiento 9 de julio de 1845
Down House, Downe, Kent, Inglaterra
Fallecimiento 7 de diciembre de 1912
Cambridge, Inglaterra
Nacionalidad Británico
Campo Astronomía y Matemáticas
Alma máter Universidad de Cambridge
Supervisor doctoral Edward John Routh
Premios
destacados
Smith's Prize (1868)
Medalla Real (1884)
Medalla de oro de la Real Sociedad Astronómica (1892)
Medalla Copley (1911)

Signature of Sir George Darwin.jpg
Firma de George Darwin

[editar datos en Wikidata]

George Howard Darwin (Down House, 9 de julio de 1845-Cambridge, 7 de diciembre de 1912) fue un astrónomo, abogado y matemático británico del siglo XIX, hijo del célebre naturalista Charles Darwin. Hizo estudios sobre la fuente de energía del Sol, las formas de esferas de fluido en rotación, el problema restringido de tres cuerpos y el origen de la Luna. En 1892, ganó la medalla de oro de la Real Sociedad Astronómica de Londres, organización de la que fue más tarde presidente.

Biografía[editar]

George Darwin nacio en Down House, Kent, hijo de Charles y Emma Darwin. A partir de los 11 años estudió con Charles Pritchard en Clapham la escuela secundaria, y entró universidad de San Juan, Cambridge , en 1863, aunque pronto se trasladó a Trinity College, donde su tutor era Edward John Routh [1] . Se graduó en 1868, cuando también se colocó en segundo lugar para el Premio Smith y fue designado para una beca de la universidad. Estudió después Derecho en Londres, admitido en 1879 como miembro de la Royal Society. Fue catedrático de Astronomía y Filosofía experimental en la Universidad de Cambridge hasta 1884 . Fue profesor de Física experimental y en 1885 miembro de la dirección Meteorológica. Estudió los efectos de la marea en los planetas. Usando métodos introducidos por Laplace y Thomson aplicó un modelo de origen del sistema solar hoy en día considerado incorrecto. Realizó un estudio mayor del problema de tres cuerpos en el caso de las óbitas del sistema Sol–Tierra–Luna. También estudió la estabilidad de rotación de fluidos motivado por su interés en la Luna formada por un fluido fundido de la Tierra. [2] Además, fue Presidente de la Real Sociedad Astronómica en 1899– 1900 y ganó la Medalla del Oro de esa sociedad en 1892.[3]

Teoría del origen de la luna[editar]

En 1878, George Darwin, explica su teoría de la fisión nuclear para explicar el origen de la Luna.[4] Se lanzó al ruedo diciendo que tiempo atrás –unos 50 millones de años– la Tierra giraba sobre sí misma cada 5 horas, y la Luna estaba a sólo 10.000 kilómetros (actualmente, está a casi 400.000). Más allá de lo erróneo de las estimaciones de Darwin hijo, lo verdaderamente interesante eran sus conclusiones: como el satélite giraba a toda velocidad, razonaba, la fuerza centrífuga habría abultado nuestro planeta en el ecuador, hasta que, tironeado también por la gravedad solar, parte de ese material protuberante se desgarró, se separó y se enfrió, formando un cuerpo independiente. Esta Teoría de la fisión, justificaba la liviandad de la Luna, dado que su materia prima habría sido, fundamentalmente, el manto externo de la Tierra, rocoso y menos denso que su corazón metálico.[5]

Descubrimientos a favor de la teoría de Darwin[editar]

Gracias a varias misiones espaciales estadounidenses (Apolo 11, 14 y 15) y soviéticas (Luna 17 y 21) que dejaron en la Luna estos espejos, hoy en día podemos medir la distancia de la Tierra a la Luna. Si enviamos una señal láser hacia cualquiera de los reflectores, el haz de luz rebota y vuelve a la Tierra. Midiendo el tiempo que tarda la luz en ir a la Luna y volver (y sabiendo que la velocidad de la luz es de 299 792 km/s en el vacío) podemos saber a qué distancia está nuestro satélite. Gracias a estas medidas hemos descubierto, por ejemplo, que la Luna se aleja de nosotros 3,78 centímetros cada año.[6] Esto comprueba la teoría del alejamiento de la luna.

Descubrimientos en contra de la teoría de Darwin[editar]

Científicos alemanes que utilizaron una nueva técnica dijeron que detectaron una pequeña diferencia química entre rocas de la Tierra y material de la Luna. Los expertos dijeron que se necesitan más estudios para confirmar la esquiva evidencia de que material de otro cuerpo celeste además de la Tierra contribuyó a la formación de la Luna hace unos 4.500 millones de años. Debido a esto, muchos en la comunidad científica creen que la Luna se formó a raíz de una nube de restos lanzados al espacio después de que una Tierra joven chocara con un planeta del tamaño de Marte llamado Theia y no mediante un desprendimiento de masa terrestre como lo había anunciado Darwin.[7]

Familia[editar]

George Darwin se casó en 1884 con Martha (Maud) du Puy, hija de Charles du Puy de Filadelfia, con quien tuvo cinco hijos:

Rama Genealógica[editar]

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
16. Robert Darwin
 
 
 
 
 
 
 
8. Erasmus Darwin
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
17. Elizabeth Hill
 
 
 
 
 
 
 
4. Robert Darwin
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
18. Charles Howard
 
 
 
 
 
 
 
9. Mary Howard
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
19. Penelope Foley
 
 
 
 
 
 
 
2. Charles Darwin
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
20. Thomas Wedgwood III
 
 
 
 
 
 
 
10. Josiah Wedgwood
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
21. Mary Stringer
 
 
 
 
 
 
 
5. Susannah Wedgwood
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
22. Richard Wedgwood
 
 
 
 
 
 
 
11. Sarah Wedgwood
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
23. Susannah Irlam
 
 
 
 
 
 
 
1. George Darwin
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
24. Thomas Wedgwood III
 
 
 
 
 
 
 
12. Josiah Wedgwood
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
25. Mary Stringer
 
 
 
 
 
 
 
6. Josiah Wedgwood II
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
26. Richard Wedgwood
 
 
 
 
 
 
 
13. Sarah Wedgwood
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
27. Susannah Irlam
 
 
 
 
 
 
 
3. Emma Wedgwood
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
28. John Allen
 
 
 
 
 
 
 
14. John Bartlett Allen
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
29. Joan Bartlett
 
 
 
 
 
 
 
7. Elizabeth Allen
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
30. John Hensleigh
 
 
 
 
 
 
 
15. Elizabeth Hensleigh
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
31. Catherine Philipps
 
 
 
 
 
 

Véase también[editar]

Referencia[editar]

  • An Introduction to Celestial Mechanics, F. R. Moulton