Geografía de Asturias

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Relieve de Asturias.

El Principado de Asturias (Principáu d'Asturies en asturiano) está ubicado al norte de la Península Ibérica, en Europa occidental. Tiene una extensión total de 10.604 km².

Geografía política[editar]

División municipal de Asturias.

Asturias está dividida administrativamente en 78 concejos o municipios. Por debajo del concejo está la figura de la parroquia, que no tiene que coincidir necesariamente con la eclesiástica. Esta figura no ha sido desarrollada legalmente en todos los concejos aún, aunque oficiosamente se emplea en todos. Por encima de los concejos el Estatuto de Autonomía contempla la posibilidad de crear comarcas, aunque todavía no se ha formado ninguna. En cambio, si hay mancomunidades, que consisten en la agrupación de un número de concejos con un fin común. Los principales núcleos de población serían aquellos que conforman la famosa "ciudad astur" (Oviedo-Gijón-Avilés), también para este caso, existen otras denominaciones como el "triángulo astur". Existe otra aglomeración de municipios en el centro de la región conocida como el "ocho astur" serían las ciudades de Oviedo, Gijón, Avilés, Langreo y Mieres. Estos cinco concejos si hacemos un contorno uniéndolos se formaría un ocho de ahí la denominación. Oviedo, Gijón, Avilés y Siero serían los únicos municipios que superarían los 50.000 habitantes y muy cerca de ese umbral estarían Langreo y Mieres. No hay que olvidar otros núcleos (ya en las alas de la región) que han tenido y tienen un papel muy importante como centralizadoras de servicios de su área en especial Cangas del Narcea, Luarca, Navia y Arriondas todas ellas, en especial la primera, actúan como pequeñas ciudades dominantes de un amplio territorio.

Vegetación[editar]

Asturias se encuentra en la denominada España verde. Se encuentran principalmente dos tipos de vegetación: Por un lado, son frecuentes los robles, hayas, tejos... Por otro, en zonas de montaña, se pueden encontrar encinas, castaños...

Relieve[editar]

Asturias es una región montañosa caracterizada por la situación, al sur, de la cordillera Cantábrica. La Cordillera, que separa la región de la Meseta, recorre la región de Este a Oeste en un tramo de cerca de 200 km en línea recta, con altitudes que van desde algo más de los 1000 m en el este, hasta los 2600 m de los Picos de Europa. Desde el punto de vista del relieve se pueden distinguir las siguientes unidades:

  • A. La divisoria de aguas Duero-Cantábrico, la propia cordillera Cantábrica —con dos macizos aislados de importancia, Picos de Europa y macizo de Ubiña—, que de oeste a este está constituida por las siguientes secciones:
  • B. Las sierras interiores, estribaciones de la cordillera Cantábrica que se adentran en la región.
  • en el Occidente, en dirección casi perpendicular S-N, limitando valles por los que corren los principales ríos:
  • en la parte central, limitando los principales valles de la región:
  • en la parte oriental, en dirección más inclinada:
  • C. Las sierras prelitorales y litorales :

Clima[editar]

El clima general en Asturias es oceánico, con precipitaciones abundantes repartidas a lo largo del año y temperaturas suaves tanto en invierno como en verano. Debido a lo abrupto de la geografía asturiana hay infinidad de microclimas, aunque podríamos distinguir tres microclimas principales en el Principado: oceánico lluvioso, oceánico interior y de montaña. Las zonas climáticas distinguibles son:

La franja climática del litoral, muy influida por el mar; Otra franja climática en el suroeste del Principado, con un clima más continentalizado; La franja central que, aunque oceánico, no está tan influenciada por el mar como la litoral y el clima de montaña en todas las regiones de la Cordillera Cantábrica, con importantes nevadas, que en cotas no muy altas, pueden comenzar en octubre y prorrogarse hasta mayo, aunque no es raro ver algún copo en cotas superiores a los 2000 metros en los meses de verano.

Hidrografía[editar]

Los ríos asturianos son cortos y muy caudalosos. Están encajados en profundos valles que se abren paso hacia el mar Cantábrico de sur a norte. Esta peculiaridad permite que muchos sean aprovechados para la generación de energía hidroeléctrica. Los ríos principales son: Sella, Nalón, Narcea y Navia.