Geografía de Argelia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Imagen de satélite: Tassili n'Ajjer

La geografía de Argelia está constituida de una multitud de relieves. El norte está dividido de oeste a este por una doble barrera montañosa (Atlas). La costa central está cubierta de bosques, en el este hay vastas llanuras y en el sur el Sahara cubre el 84% del territorio argelino. La superficie del país es la más grande de África con 2.381.741 km², cuatro veces la superficie de Francia o 60 de la Suiza.

Información general[editar]

Argelia

Ubicación: África del Norte, junto al Mar Mediterráneo, entre Marruecos y Túnez

Coordenadas geográficas: 28° N, 3° E

Área total: 2,381,740 km²

Fronteras terrestres:

Costas marítimas: 998 km

Reclamos de soberanía marítima:

  • Zona de pesca exclusiva: 32-52 m.n.
  • Mar territorial: 12 m.n.

Tipo de terreno: La mayoría del terreno está ocupado por mesetas elevadas y desierto; algunas montañas; planicie costera angosta y discontinua.

Elevaciones extremas:

  • Punto más bajo: Chott Melrhir -40 m
  • Punto más alto: Monte Tahat 2,918 m

Recursos naturales: petróleo, gas natural, mineral de hierro, fosfatos, uranio, plomo, zinc

Uso de la tierra:

  • Tierras arables: 3,12%
  • Cultivos permanentes: 0.21%
  • Otros: 96.58% (est. 1998)

Tierras irrigadas: 5.600 km² (est. 1998)

Riesgos naturales: Posibilidad de intensos terremotos en las áreas montañosas. Aludes de lodo.

Provincias[editar]

Argelia se divide en 48 provincias o wilayas:

Wilayas

Características físicas[editar]

La mayor parte del país la ocupa el desierto del Sáhara, mientras que la región del Tell, en el norte, configura el resto. El Tell representa sólo el 15% del territorio pero allí se encuentra la gran mayoría de la población y toda la tierra de cultivo. Está atravesado por varias formaciones montañosas. La primera de ellas es el Atlas telliano, una prolongación del Alto Atlas marroquí que recorre todo el norte del país hasta Túnez. No se trata de una cordillera ininterrumpida, sino de varias cadenas diferentes, de manera que no constituye una barrera infranqueable. En esta zona existen fantásticos parajes montañosos, en especial en la Cabilia, región situada al este de Argel.

Al sur del Atlas se hallan las altiplanicies (Hauts Plateaux). Más al sur todavía, el Atlas Sahariano (Atlas Saharien) es la última cadena montañosa antes de llegar al desierto del Sáhara. El Sáhara representa el 85 % restante del territorio argelino, así como gran parte del de otra media docena de países. Su superficie supera los nueve millones de kilómetros cuadrados y abarca desde el océano Atlántico al Mar Rojo. A pesar del concepto erróneo que en general se tiene, el Sáhara no es sólo una gran extensión de arena. Es cierto que tales extensiones existen, pero también hay cordilleras (como la del Hoggar, que culmina a una altura de unos 3.000 m), llanuras sin ningún tipo de vegetación (donde el rasgo más característico en muchos kilómetros es una piedra del tamaño de una pelota de tenis) y numerosos oasis, donde existen pequeños núcleos habitados y en los que se producen los dátiles más sabrosos del mundo.

La vegetación del desierto varía desde el esparto en las llanuras del M'Zab a zonas del tamaño de Inglaterra en las que nada crece. Como es de suponer, los grandes ríos se encuentran en el norte del país, e incluso muchos de ellos son estacionales. Los principales embalses para el riego se hallan en las montañas al oeste de Argel, mientras que los del nordeste producen el 5% de la energía del país, de origen hidroeléctrico.

Con un área de unos 2,4 millones de kilómetros cuadrados (cinco veces el tamaño de California o de Francia), Argelia es el país más grande de África.

Clima[editar]

Macizo de Hoggar

La geografía y la vegetación argelina y por consiguiente, la distribución de su población, están más condicionadas por el clima que por el relieve. El régimen de precipitaciones oscila entre los 1.000 mm anuales en la región de la Cabilia y al prácticamente nulo en algunos lugares del Sáhara; de hecho, algunas ciudades del Sáhara llevan hasta 20 años sin que haya llovido una sola vez.

En el norte, el verano suele ser caluroso (la media ronda los 32 °C) y con un alto índice de humedad en la zona costera. En el Sáhara, la temperatura media es de 45 °C pero con frecuencia asciende a 50° o más. El invierno en el norte es frío y húmedo, con nieve en las cimas de las montañas al sur de Argel (ocasionalmente hay fuertes nevadas hasta en la ciudad de Alger[1] ). En el Sáhara, las temperaturas nunca bajan hasta ese extremo, pero durante el día la media es de 25 °C. Tamanrasset se encuentra en el macizo de Hoggar y disfruta de un verano benigno y un invierno más frío, ya que está situada a más de 1.500 metros de altura. En la cercana Assekrem, por la noche las temperaturas descienden bajo cero.

Hidrografía[editar]

Embalse de Kessir, en la costa mediterránea
PIscina circular del baño romano del Hammam Essalihine, en el Aurés.

Hay cinco cuencas hidrográficas en Argelia, cuatro se encuentran en la costa mediterránea y una en el Sahara.[2] Esta última ocupa más de la mitad del país y es completamente desértica, pero posee dos de los acuíferos de agua dulce más grandes del mundo, el Continental Intercalar (CI) y el Complejo Terminal (CT). Los dos acuíferos están separados por la dorsal del M'Zab, que va de norte a sur y divide la plataforma continental en dos cuencas hidrogeológicas. Al oeste, la Intercalar, de unos 280.000 km2, y al este, la Terminal, de unos 500.000 km2, que ocupa también territorios de Túnez y de Libia.[3] Entre ambos forman el Sistema Acuífero del Sahara Septentrional.

Las otras cuatro cuencas hidrográficas restantes se extienden junto a la costa, de oeste a este: Oranie Chott-Chergui, Cheliff-Zahrez, Algerois-Hodna-Soummam y Constantinois-Seibús-Mellegue, la más rica y húmeda, con el 39% el agua del país.[4]

Al sur de la región montañosa del Tell, los cursos de agua no son permanentes. Hay numerosos lagos temporales, pero la mayoría están secos o son lagos salados como Chott Ech Chergui y Chott el Hodna. Más allá del Atlas Sahariano, la capa freática del Sahara origina numerosos oásis en las zonas bajas, entre ellos Djanet, Gardaya, Ouargla, Oued Righ, Tabelbala, Tamanrasset, Timimoun, Touggourt, Tolga, Filiach y Zaatcha. Se conocen diversas capas freáticas en los lechos de ríos como el Ghir, M’zab y Saoura, además de los dos grandes acuíferos ya mencionados del Sahara septentrional.

En la región de Aurés, en el nordeste, detrás de las montañas del Tell y frente a Túnez, se encuentran numerosas fuentes termales, entre las que destacan la fuente caliente del Hammam Essalihine de Khenchela, el Hammam el Knif, las fuentes de Batna (Kasrou), Biskra, y Guelma (hamam Maskhoutine), y el oued Charef en la provincia de Souk Ahras.

También es importante el río Draa, que transcurre durante 390 km por la frontera de Marruecos al sur de este país. El Draa nace en el Alto Atlas y recorre 1.000 km antes de desembocar en el océano Atlántico.

Las cuencas mediterráneas[editar]

La primera cuenca, entre la frontera marroquí y Orán, contiene pocos ríos importantes, entre ellos los oueds El Mersa, Dahmane, el río Tafna, Mrknaissya, El Hallouf y El Malah (antiguo río Salado).

La segunda cuenca, Cheliff-Zahrez, posee el río más importante de Argelia, el río Cheliff, que nace en el Atlas Sahariano, cerca de Aflou, viaja primero hacia el norte por una árida meseta durante más de la mitad de su recorrido y cuando encuentra las montañas del Tell, gira hacia el oeste y recorre un amplio valle de unos 200 km de longitud al sur de la cordillera hasta desembocar junto a la ciudad de Mostaganem, al norte de Omán, en el mar Mediterráneo. Es un río de curso irregular, que tiene como afluentes principales a los ríos Rhiou, Sly, Fodda, Rouïna y Derder, que lo abordan por la orilla izquierda desde las alturas meridionales, más bajas. En todos ellos se han construido embalses importantes para convertir el valle en una fértil zona agraria.

En la tercera cuenca, el río más importante es el Soumam, que desemboca en Bugia, pero hay muchos ríos pequeños, de corto recorrido, que descienden desde las montañas tellianas hacia el Mediterráneo; de oeste a este: Roumane, Kramis (embalse de Achacha), Boughalem, Baker, Abri, Selkou, Guelta, Boukhalfa, Boularouah, Tarzout, Bouchera, Hamlil, Es Sebt, Messelmoun, Hachem, Mazafran, El Harrach (desemboca en pleno centro de la bahía de Argel), El Hamiz (al este de la ciudad), el lago de Reghaia, Isser, Sebaou (con el embalse de Takssebte en su afluente Aissi), Yousef, Flidoun, Daas, Saket, Agrioun y Kessir (con el embalse de su nombre).

En la cuarta cuenca, al nordeste del país, se aprecian los ríos El Kebir, Zhour, Tamanart, Guergoura, Seibús, Bou Alalah y el lago de Oubeira. Menos el Seibús, la mayoría están secos en verano.[5] Otro río destacable en esta región, pero que hace la mayor parte de su recorrido por Túnez, es el río Medjerda.

Enlaces externos[editar]

Notas[editar]

  1. Nevadas de febrero 2012
  2. «Ressources en eau souterraines au Sahara Algérien». Agence de Bassin Hydrographique Sahara. Consultado el 11 de enero de 2017. 
  3. «Systeme Aquifere du Sahara Septentrional». Observatoire du Sahara et du Sahel. 2003. Consultado el 12 de enero de 2017. 
  4. «El sector del agua en Argelia». Estudios de mercado Icex. Abril 2007. Consultado el 9 de enero de 2017. 
  5. «L'Algérie touristique : chapitre 1 DESCRIPTION». Alger-roi.fr. Consultado el 9 de enero de 2017.