Gastronomía del Líbano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Imagen típica de comida libanesa.

La gastronomía libanesa (en árabe: المطبخ اللبناني) es la tradición y las prácticas culinarias originarias del Líbano. Incluye una abundancia de granos integrales, frutas, verduras, almidones, pescado y mariscos frescos; las grasas animales se consumen con moderación. Las aves de corral se consumen más a menudo que la carne roja, y cuando se come carne roja, suele ser cordero en las regiones costeras, y carne de cabra en las regiones montañosas. También incluye copiosas cantidades de ajo y aceite de oliva, a menudo condimentado con jugo de limón. Los garbanzos y el perejil también son básicos en la dieta libanesa.[1]

La famosa ensalada libanesa tabbule, normalmente se come en un meze y se sirve con lechuga.

Entre los platos salados más conocidos se encuentran el baba ganush, una salsa hecha de berenjena asada al carbón; el faláfel, pequeñas hamburguesas fritas hechas de garbanzos molidos muy condimentados, habas o una combinación de ambos; y el shawarma, un sándwich con carne marinada ensartada y cocinada en grandes barras. Un componente importante de muchas comidas libanesas es el hummus, una salsa o untadura hecha de garbanzos mezclados, tahini de sésamo, jugo de limón y ajo, que se come típicamente con pan de pita.[2]​ Un postre muy conocido es el baklava, que se hace con capas de pasta filo rellenas de nueces y empapadas en jarabe de dátiles o miel. Algunos postres se preparan específicamente en ocasiones especiales: el meghli, por ejemplo, se sirve para celebrar un recién nacido en la familia.[3][4]

El arak, un licor con sabor a anís, es la bebida nacional libanesa y se suele servir con una comida libanesa tradicional y amistosa. Otra bebida histórica y tradicional es el vino libanés.[5][6]

Historia[editar]

La gastronomía libanesa es antigua y forma parte de la gastronomía levantina. Muchos platos de la cocina libanesa se remontan a miles de años atrás, a épocas de dominio romano, del antiguo Egipto, de Babilonia, de Asiria, de Hitita y de Fenicia.[7]​ Más recientemente, la cocina libanesa fue influenciada por las diferentes civilizaciones extranjeras que tenían el poder. De 1516 a 1918, los turcos otomanos controlaron el Líbano e introdujeron una variedad de alimentos que se han convertido en básicos en la dieta libanesa, como cocinar con cordero. Tras la derrota de los otomanos en la Primera Guerra Mundial (1914-1918), Francia se hizo con el control del Líbano hasta 1943, cuando el país logró su independencia. Los franceses introdujeron alimentos como el flan (pastel), un flan que data del siglo XVI d.C., eclairs, papas fritas y croissants.[8]

La diáspora libanesa que vive en todo el mundo ha introducido nuevos alimentos, especias y prácticas culinarias en la cocina libanesa, manteniendo la cocina innovadora y renombrada tanto más allá como dentro de sus fronteras.[9]

Descripción general[editar]

La mayoría de las veces los alimentos se asan a la parrilla, se hornean o se saltean en aceite de oliva; la mantequilla o la crema rara vez se utilizan, salvo en algunos postres. Las verduras suelen comerse crudas, en escabeche o cocinadas. Como la mayoría de los países mediterráneos, gran parte de lo que comen los libaneses está dictado por las estaciones y lo que hay disponible. La cocina libanesa también varía según la región. El sur del Líbano es famoso por su Kibbe, el valle de la Becá por sus pasteles de carne (como la sfiha), y el norte del Líbano y Saida (Sidón) por sus dulces.

En el Líbano, muy raramente se sirven bebidas sin que vayan acompañadas de comida. Similar a las tapas de España, mezeluri de Rumania y aperitivo de Italia, el meze es un conjunto de pequeños platos que se colocan ante los comensales creando una gama de colores, sabores, texturas y aromas.[10][11]​ Este estilo de servir la comida es menos parte de la vida familiar que de los entretenimientos y los cafés. La mezcla puede ser tan simple como verduras encurtidas o crudas, hummus, baba ganush y pan, o puede convertirse en una comida completa que consiste en mariscos marinados a la parrilla, brochetas de carne, una variedad de ensaladas cocinadas y crudas y un arreglo de postres. Los surtidos de platos que forman el mezze se consumen generalmente en pequeños bocados utilizando un trozo de pan libanés (jubz, pita) o un tenedor.[11]​ En familia, se compone de tres o cuatro platos, pero en el restaurante, el mezze puede variar entre veinte y sesenta platos, ya que las combinaciones de variantes y los platos involucrados son abundantes.[12]

Un meze típico consistirá en una elaborada variedad de treinta platos calientes y fríos y puede incluir:

La cocina familiar ofrece también una gama de platos, como los guisos (o yakhneh), que pueden cocinarse de muchas formas dependiendo de los ingredientes utilizados y se suelen servir con carne y fideos de arroz. Aunque a menudo se sirven simples frutas frescas al final de una comida libanesa, también hay postres, como el baklava y el café. Aunque el baklava es el postre más conocido internacionalmente, hay una gran variedad de postres libaneses.[14]

Lista de platos e ingredientes[editar]

Nota: Algunos de estos platos se atribuyen a ciertas regiones del Líbano, aunque la mayoría de ellos se sirven ahora en la mayoría de los hogares libaneses de todo el país, aunque con variaciones locales.

Aperitivos[editar]

Kibbe cocinado y Hummus.
Labneh en aceite de oliva.
Imagen de baclava en distintas variedades.

Postres[editar]

Los postres de la cocina libanesa suelen ser bastante dulces y estar compuestos de uno o varios siropes empleados artísticamente para que sean deliciosas. Entre los postres más populares destacan: el baklava, la halva (se trata de una pasta de sésamo dulce cubierta con frutas y nueces), los sabrosos kunafi (una pasta dulce en forma de lazo rellena con queso blanco dulce, nueces y sirope) y las ma'amul que se tratan de unas galletas hechas de dátiles a las que se les da forma con un molde de madera...

Bebidas[editar]

El café arábigo es una bebida muy apreciada generalmente por los habitantes del Líbano. Si describimos como bebidas a los refrescos podemos destacar el jallab, una deliciosa bebida preparada con uvas pasas y que se sirve con piñones; y el ayran, una bebida a base de yogur (Origen Turco). La gastronomía libanesa posee también la elaboración propia de vinos: especialmente los Châteaux Kefraya, Ksara y Musar. Entre las bebidas alcohólicas la más popular, el arak, que se mezcla con agua y hielo.

Algunas de las bebidas más famosas son:

Referencias[editar]

  1. Sheehan, Sean (1996-09). Lebanon (en inglés). Marshall Cavendish. ISBN 978-0-7614-0283-1. Consultado el 18 de abril de 2020. 
  2. Kayyali, Randa A. (2006). The Arab Americans (en inglés). Greenwood Publishing Group. ISBN 978-0-313-33219-7. Consultado el 18 de abril de 2020. 
  3. Gall, Timothy L.; Hobby, Jeneen (2009). Worldmark Encyclopedia of Cultures and Daily Life (en inglés). Gale. ISBN 978-1-4144-4892-3. Consultado el 18 de abril de 2020. 
  4. Mouzawak, Kamal (15 de septiembre de 2015). Lebanese Home Cooking: Simple, Delicious, Mostly Vegetarian Recipes from the Founder of Beirut's Souk El Tayeb Market (en inglés). Quarry Books. ISBN 978-1-63159-037-5. Consultado el 18 de abril de 2020. 
  5. Zurayk, Rami; Rahman, Sami Abdul (2008). From ʻAkkār to ʻAmel: Lebanon's slow food trail : places, products and producers from Lebanon (en inglés). Slow Food Beirut. Consultado el 18 de abril de 2020. 
  6. Kuntz, Blair (2000). Lebanon: an insider's guide (en inglés). Prana Publishers. Consultado el 18 de abril de 2020. 
  7. Lebanon a country study (en inglés). 1989. Consultado el 19 de abril de 2020. 
  8. Choueiri, Ramzi N. (2002). The Culinary Heritage of Lebanon (en inglés). Ramzi Choueiri. ISBN 978-9953-0-0753-3. Consultado el 19 de abril de 2020. 
  9. Hannam, Kevin; Mostafanezhad, Mary; Rickly, Jillian (17 de marzo de 2016). Event Mobilities: Politics, place and performance (en inglés). Routledge. ISBN 978-1-317-45047-4. Consultado el 19 de abril de 2020. 
  10. Walker, Harlan (2002). The Meal: Proceedings of the Oxford Symposium on Food and Cookery, 2001 (en inglés). Oxford Symposium. ISBN 978-1-903018-24-8. Consultado el 20 de abril de 2020. 
  11. a b c Cavendish, Marshall (2006-09). World and Its Peoples (en inglés). Marshall Cavendish. ISBN 978-0-7614-7571-2. Consultado el 20 de abril de 2020. 
  12. Jousiffe, Ann (1998). Lebanon (en inglés). Lonely Planet. ISBN 978-0-86442-350-4. Consultado el 20 de abril de 2020. 
  13. Rombauer, Irma S.; Becker, Marion Rombauer; Becker, Ethan; Becker, John; Scott, Megan (12 de noviembre de 2019). Joy of Cooking: 2019 Edition Fully Revised and Updated (en inglés). Simon and Schuster. ISBN 978-1-5011-6971-7. Consultado el 20 de abril de 2020. 
  14. Hamadeh, Mona (6 de agosto de 2015). A Lebanese Feast of Vegetables, Pulses, Herbs and Spices (en inglés). Little, Brown Book Group. ISBN 978-1-84528-580-7. Consultado el 20 de abril de 2020. 
  15. Kehler, Mateo (2016). The Oxford Companion to Cheese (en inglés). Oxford University Press. ISBN 978-0-19-933088-1. Consultado el 20 de abril de 2020. 
  16. Wood, B. J. (6 de diciembre de 2012). Microbiology of Fermented Foods (en inglés). Springer Science & Business Media. ISBN 978-1-4613-0309-1. Consultado el 20 de abril de 2020. 

Véase también[editar]