Gasto público

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El gasto público es el total de gastos realizados por el sector público, tanto en la adquisición de bienes y servicios como en la prestación de subsidios y transferencias. En una economía de mercado, el destino primordial del gasto público es la satisfacción de las necesidades colectivas, mientras que los gastos públicos destinados a satisfacer el consumo público solo se producen para remediar las deficiencias del mercado. También tiene una importancia reseñable los gastos públicos de transferencia tendientes a lograr una redistribución de la renta y la riqueza.[1]

Autorización del gasto[editar]

La autorización de gasto público, es la operación contable que refleja el acto, en virtud del cual, la autoridad competente para gestionar un gasto con cargo a un crédito acuerda realizarlo, determinando su cuantía en forma cierta o de la forma más aproximada posible, cuando no puede hacerse de forma cierta, reservando, a tal fin la totalidad o una parte del crédito presupuestado. Este acto no implica aún relación sin interesado ajenos a la entidad, pero supone la puesta en marcha del proceso administrativo Gasto público: recoge aquellos bienes y servicios adquiridos por la Administración Pública, bien para su consumo (material de oficina, servicios de seguridad y limpieza...), bien como elemento de inversión (ordenadores, construcción de carreteras, hospitales...). También incluye el pago de salarios a los funcionarios.

No incluye, sin embargo, el gasto de pensiones: cuando paga el salario a un funcionario compra un servicio, su trabajo (hay una transacción económica), mientras que cuando paga una pensión se trata simplemente de una transferencia de rentas (no recibe nada a cambio), por lo que no se contabiliza en el PIB.

Incidencia del gasto[editar]

Los gastos realizados por el gobierno son de naturaleza diversa. Van desde cumplir con sus obligaciones inmediatas como la compra de un bien o servicio hasta cubrir con las obligaciones incurridas en años fiscales anteriores. Sin embargo, muchos de ellos están dirigidos a cierta parte de la población para reducir el margen de desigualdad en la distribución del ingreso.

Por lo tanto, saber en qué se gasta el dinero del presupuesto público resulta indispensable y sano, pues a través de este gasto se conoce a quienes se ayuda en forma directa e indirecta. En esta sección encontrará diversos documentos que dan luz sobre cómo se gasta el dinero público. Además según el modelo keynesiano existe un mecanismo conocido como "multiplicador del gasto" por el cual los rendimientos económicos de una cierta cantidad de gasto superan a la cantidad gastada...

Clasificación económica del gasto público[editar]

Desde un punto de vista económico se distinguen tres tipos de gasto público:

  • Desarrollo Social
  • Económico
  • Gobierno.

Clasificación del gasto desde el punto de vista macroeconómico[editar]

  • Gasto corrientes o de consumo: Gasto para proporcionar servicios públicos, salarios de funcionarios y compra de bienes y servicios.
  • Gasto de capital: Gasto para mantener o mejorar la capacidad productiva del país, sobre todo infraestructuras.
  • Gasto de transferencia: Capital que el estado cede a empresas y familias que lo necesitan. Se destina a los diversos programas y ayudas sociales como puede ser el seguro contra desempleo, seguro social, financiamientos, becas, subsidios, etc.
  • Seguridad Social

Gasto público y ciclos económicos[editar]

Para gestionar adecuadamente la política fiscal a lo largo del ciclo económico, la teoría económica sugiere evitar sesgos procíclicos del gasto público en general, y sobre todo proteger el gasto en capital durante las recesiones. Usando datos de gasto público para una muestra de más de 100 países emergentes y en desarrollo (incluyendo 30 países en América Latina y el Caribe) cubriendo un período de casi 35 años, un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo comparó el crecimiento del gasto en inversión pública y el gasto corriente en dos estados de la economía: buenos y malos tiempos. El principal resultado de la investigación es que los gastos corrientes y de capital reaccionan al ciclo económico de manera diferente. Los gastos corrientes aumentan en los buenos tiempos, pero no disminuyen en los malos. Por el contrario, el gasto de inversión pública se reduce en los malos tiempos, pero no se recupera en la fase alta del ciclo.Estudio: Gasto público y ciclos económicos

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Fuentes Quintana, Enrique. Hacienda Pública. ISBN 8440406258.