Gas lacrimógeno

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Gas lacrimogeno»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bomba lacrimógena rebotando recién explotada, lanzada contra estudiantes de Grecia.

Un gas lacrimógeno es un tipo de arma química. Fueron utilizados en la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y en la actualidad son armas antidisturbios y pueden llegar a ser disparados para provocar lagrimeo, irritación y ceguera temporal. Los compuestos químicos utilizados más habitualmente son el bromuro de bencilo o el gas CS (o-clorobenzilideno malononitrilo).[1]

Función[editar]

Cualquier compuesto químico que produzca estos efectos se puede llamar lacrimógeno, pero “agente de control antidisturbios” o “gas lacrimógeno” implica un producto químico lacrimógeno escogido por su baja toxicidad, pero de todas maneras sigue siendo letal.

Estos productos químicos se utilizan para dispersar un disturbio, ya que pueden producir rápidamente irritación o incapacitación sensorial, que desaparecen tras cesar la exposición. También se pueden utilizar en la guerra química, aunque su uso en guerra es una violación de la Convención sobre Armas Químicas (Convenios de Ginebra).

El gas lacrimógeno es un término general para cualquier compuesto químico que se utilice para incapacitar temporalmente mediante la irritación de los ojos o del aparato respiratorio. El gas lacrimógeno se utiliza como aerosol de mano o en forma de granada. Es ampliamente utilizado por las fuerzas de policía para dominar a la gente durante un arresto o una situación de disturbio. Para combatir sus efectos se puede beber leche o mascar limón para contrarrestar el ardor en boca y garganta, a su vez para amainar el ardor en los ojos se puede aplicar agua mezclada con bicarbonato en los mismos.

Los gases lacrimógenos populares son los irritantes oculares, y el irritante respiratorio aerosol de pimienta. Estos gases se suelen disparar en botes que emiten gas a un ritmo fijo.

Usos[editar]

Guerra[editar]

Durante la Primera Guerra Mundial, se utilizaron varias formas de gas lacrimógeno en combate y el gas lacrimógeno fue la forma más común de arma química utilizada. Ninguno de los beligerantes creía que el uso de gases irritantes violaba la Convención de La Haya de 1899 que prohibía el uso de "veneno o armas envenenadas" en la guerra. El uso de armas químicas escaló durante la guerra a gases letales, después de 1914 (durante el cual solo se usaron gases lacrimógenos).

El Servicio de Guerra Química de los Estados Unidos desarrolló granadas de gas lacrimógeno para su uso en el control de disturbios en 1919.[2]

El uso de gases lacrimógenos en la guerra, como con todas las demás armas químicas, estaba prohibido por el Protocolo de Ginebra de 1925: prohibía el uso de "gas asfixiante o cualquier otro tipo de gas, líquidos, sustancias o materiales similares", un tratado que la mayoría de los estados lo han firmado. El uso policial y de autodefensa civil no está prohibido de la misma manera.[3]

El gas lacrimógeno fue utilizado en combate por Italia en la Segunda Guerra Italo-Etíope, por Japón en la Segunda Guerra Sino-Japonesa, por España en la Guerra del Rif y por los Estados Unidos en la Guerra de Vietnam, y el conflicto Israel-Palestina.[4][5]

La exposición a los gases lacrimógenos es un elemento de los programas de entrenamiento militar, generalmente como un medio para mejorar la tolerancia de los alumnos a los gases lacrimógenos y fomentar la confianza en la capacidad de su equipo de protección para prevenir la exposición a las armas químicas.[6][7][8]

Control de disturbios[editar]

La policía suele utilizar ciertos agentes lacrimógenos, sobre todo gases lacrimógenos, para controlar disturbios. [6] En algunos países (por ejemplo, Finlandia, Australia y Estados Unidos), otra sustancia común es la maza. La forma de arma de autodefensa de la maza se basa en spray de pimienta que viene en pequeñas latas de spray. Las versiones que incluyen CS están fabricadas para uso policial.[9]​ El bromuro de xililo, CN y CS son los más antiguos de estos agentes. CS es el más utilizado. El CN tiene la toxicidad más registrada.[10]

Las advertencias típicas del fabricante en los cartuchos de gas lacrimógeno indican "Peligro: no disparar directamente a la(s) persona(s). Pueden producirse lesiones graves o la muerte".[11]​ Las pistolas de gas lacrimógeno no tienen un ajuste manual para ajustar el alcance de disparo. La única forma de ajustar el alcance del proyectil es apuntar hacia el suelo en el ángulo correcto. Una puntería incorrecta alejará las cápsulas de los objetivos, lo que provocará un riesgo para los que no son objetivos.[12]

Contramedidas[editar]

Se puede usar una variedad de equipos de protección, incluidas máscaras de gas y respiradores. En situaciones de control de disturbios, los manifestantes a veces usan equipo (además de simples trapos o ropa para cubrir la boca) como gafas de natación y botellas de agua adaptadas.[13]

Activistas en Estados Unidos, República Checa, Venezuela y Turquía han informado que usan soluciones antiácidas como Maalox diluido con agua para repeler los efectos de los ataques con gas lacrimógeno,[14][15][16]​ y la química venezolana Mónica Kräuter recomienda el uso de antiácidos y bicarbonato de sodio.[17]​ También ha habido informes de que estos antiácidos son útiles para los gases lacrimógenos, y para el dolor cutáneo inducido por la capsaicina.[18]

Durante las protestas de Hong Kong de 2019, los manifestantes de primera línea se volvieron expertos en extinguir el gas lacrimógeno: formaron equipos especiales que entran en acción tan pronto como se dispara. Estas personas generalmente usan ropa protectora, incluidos guantes a prueba de calor, o se cubren los brazos y las piernas con una película adhesiva para evitar la irritación dolorosa de la piel. A veces, los botes se recogen y se arrojan a la policía o se apagan inmediatamente con agua, o se neutralizan con objetos como conos de tráfico. Comparten información sobre modelos de filtros de respirador 3M que han demostrado ser más efectivos contra los gases lacrimógenos y dónde se pueden comprar esos modelos. Otros voluntarios llevan soluciones salinas para enjuagar los ojos de los afectados.[19]​ De manera similar, manifestantes chilenos de Primera Línea cuentan con personal especializado en la recolección y extinción de las granadas de gas lacrimógeno. Otros actúan como médicos de gases lacrimógenos, mientras que otro grupo, los llamados portadores de escudos, protegen a los manifestantes del impacto físico directo de las granadas.[20]

Riesgos[editar]

Al igual que con todas las armas no letales o menos letales, existe el riesgo de lesiones permanentes graves o la muerte cuando se utilizan gases lacrimógenos.[21][22][23][24]​ Esto incluye los riesgos de ser golpeado por cartuchos de gas lacrimógeno que pueden causar hematomas severos, pérdida de la vista o fractura de cráneo, lo que resulta en la muerte inmediata.[25]​ También se ha informado de un caso de lesión vascular grave por proyectiles de gas lacrimógeno en Irán, con altas tasas de lesión nerviosa asociada (44%) y amputación (17%),[26]​ así como casos de lesiones en la cabeza de jóvenes.[27]​ Los nuevos hallazgos sugieren que los cambios menstruales son uno de los problemas de salud más comúnmente reportados en las mujeres.[21]

Si bien las consecuencias médicas de los gases en sí se limitan típicamente a una inflamación leve de la piel, también son posibles complicaciones tardías. Las personas con afecciones respiratorias preexistentes, como el asma, corren un riesgo especial. Es probable que necesiten atención médica[10]​ y, en ocasiones, pueden requerir hospitalización o incluso asistencia respiratoria.[28]​ La exposición de la piel al CS puede causar quemaduras químicas[29][21]​ o inducir dermatitis alérgica por contacto.[10][30]​ Cuando las personas son golpeadas a quemarropa o están gravemente expuestas, las lesiones oculares que implican cicatrices en la córnea pueden provocar una pérdida permanente de la agudeza visual.[31]​ Los niveles altos o frecuentes de exposición conllevan un mayor riesgo de enfermedad respiratoria.[24]

En las protestas chilenas 2019-2020 varias personas han sufrido pérdida total y permanente de la visión en uno o ambos ojos como resultado del impacto de granadas de gas lacrimógeno.[32][33][34]

La mayoría (2116; 93,8%) de los manifestantes que informaron haber estado expuestos a gases lacrimógenos durante las protestas de 2020 en Portland, Oregón (EE.UU.) informaron problemas de salud físicos (2114; 93,7%) o psicológicos (1635; 72,4%) que experimentaron inmediatamente después (2105 ; 93,3%) o días después (1944; 86,1%) de la exposición. La mayoría (1233; 54,6%) de los encuestados que informaron haber estado expuestos a gases lacrimógenos durante las protestas de 2020 en Portland, Oregón (EE.UU.) también informaron que recibieron o planearon buscar atención médica o mental para sus problemas de salud relacionados con los gases lacrimógenos.[21]​ Se ha demostrado que los problemas de salud asociados con la exposición al gas lacrimógeno a menudo requieren atención médica.[21]

Referencias[editar]

  1. Feigenbaum A (2016). Tear Gas: From the Battlefields of WWI to the Streets of Today. New York and London: Verso. ISBN 978-1-784-78026-5.
  2. Jones DP (April 1978). «From Military to Civilian Technology: The Introduction of Tear Gas for Civil Riot Control». Technology and Culture 19 (2): 151-168. JSTOR 3103718. doi:10.2307/3103718. 
  3. «Practice Relating to Rule 75. Riot Control Agent». ihl-databases.icrc.org/. IHL Database. Consultado el 7 July 2020. 
  4. 100 Years of Tear Gas, The Atlantic, August 16, 2014
  5. [1]
  6. «Co. G recruits use new gas mask in confidence chamber». tecom.marines.mil. Marine Corps Websites. Consultado el 25 October 2019. 
  7. «Recruits feel effects of Confidence Chamber». mcrdsd.marines.mil. Marine Corps Websites. Consultado el 25 October 2019. 
  8. «MoD confirms army CS gas investigation». Politics.co.uk. 13 de mayo de 2006. Archivado desde el original el 9 October 2013. Consultado el 6 January 2013. 
  9. «Mace pepper spray». Mace (manufacturer). Archivado desde el original el August 5, 2013. Consultado el 21 February 2014. 
  10. a b c Schep LJ, Slaughter RJ, McBride DI (June 2015). "Riot control agents: the tear gases CN, CS and OC-a medical review". Journal of the Royal Army Medical Corps. 161 (2): 94–9.
  11. Smith E (28 January 2011). «Controversial tear gas canisters made in the USA». Africa. CNN. 
  12. Turkish Doctors' Association, 16 June 2013, TÜRK TABİPLERİ BİRLİĞİ’NDEN ACİL ÇAĞRI!
  13. «Gezi park protesters bring handmade masks to counter police tear-gas rampage». Hürriyet Daily News. 
  14. Ferguson, David (28 September 2011). «'Maalox'-and-water solution used as anti-tear gas remedy by protesters». Raw Story. Archivado desde el original el 23 de agosto de 2014. Consultado el 24 de noviembre de 2021. 
  15. «Medical information from Prague 2000». Archivado desde el original el 18 October 2014. 
  16. Ece Temelkuran (3 June 2013). «Istanbul is burning». Occupy Wall Street. 
  17. «Prof USB Mónica Kräuter, Cómo reaccionar ante las bombas lacrimógenas». Tururutururu. 26 de mayo de 2017. Archivado desde el original el November 7, 2017. Consultado el 1 November 2017. 
  18. Kim-Katz SY, Anderson IB, Kearney TE, MacDougall C, Hudmon KS, Blanc PD (June 2010). «Topical antacid therapy for capsaicin-induced dermal pain: a poison center telephone-directed study». The American Journal of Emergency Medicine 28 (5): 596-602. PMID 20579556. doi:10.1016/j.ajem.2009.02.007. 
  19. «Hong Kongers get creative with traffic cones and kitchenware to fight tear gas». Japan Times. 9 August 2019. Archivado desde el original el 7 November 2019. Consultado el 27 October 2019. 
  20. Claude, Magdalena (January 6, 2020). «Retrato de un clan de la Primera Línea». CIPER Chile. Consultado el March 6, 2020. 
  21. a b c d e «Health issues and healthcare utilization among adults who reported exposure to tear gas during 2020 Portland (OR) protests: a cross-sectional survey». BMC Public Health 21 (1): 803. April 2021. PMC 8074355. PMID 33902512. doi:10.1186/s12889-021-10859-w.  Parámetro desconocido |vauthors= ignorado (ayuda)
  22. Heinrich U (September 2000). «Possible lethal effects of CS tear gas on Branch Davidians during the FBI raid on the Mount Carmel compound near Waco, Texas». Prepared for The Office of Special Counsel John C. Danforth. 
  23. «Tear gas--harassing agent or toxic chemical weapon?». JAMA 262 (5): 660-3. August 1989. PMID 2501523. doi:10.1001/jama.1989.03430050076030. Archivado desde el original el 29 October 2013.  Parámetro desconocido |vauthors= ignorado (ayuda)
  24. a b Rothenberg C, Achanta S, Svendsen ER, Jordt SE (August 2016). "Tear gas: an epidemiological and mechanistic reassessment". Annals of the New York Academy of Sciences. 1378 (1): 96–107
  25. «Lethal head injury due to tear-gas cartridge gunshots». Forensic Science International 137 (1): 45-51. October 2003. PMID 14550613. doi:10.1016/S0379-0738(03)00282-2.  Parámetro desconocido |vauthors= ignorado (ayuda)
  26. Wani ML, Ahangar AG, Lone GN, Singh S, Dar AM, Bhat MA, Ashraf HZ, Irshad I (March 2011). «Vascular injuries caused by tear gas shells: surgical challenge and outcome». Iranian Journal of Medical Sciences 36 (1): 14-7. PMC 3559117. PMID 23365472. 
  27. «Head injury caused by tear gas cartridge in teenage population». Pediatric Neurosurgery 46 (1): 25-8. 2010. PMID 20453560. S2CID 27737407. doi:10.1159/000314054.  Parámetro desconocido |vauthors= ignorado (ayuda)
  28. Carron PN, Yersin B (June 2009). «Management of the effects of exposure to tear gas». BMJ 338: b2283. PMID 19542106. S2CID 7870564. doi:10.1136/bmj.b2283. 
  29. Worthington E, Nee PA (May 1999). «CS exposure—clinical effects and management». Journal of Accident & Emergency Medicine 16 (3): 168-70. PMC 1343325. PMID 10353039. doi:10.1136/emj.16.3.168. 
  30. Smith J, Greaves I (March 2002). «The use of chemical incapacitant pepper spray laws and restrictions by State.». The Journal of Trauma 52 (3): 595-600. PMID 11901348. doi:10.1097/00005373-200203000-00036. 
  31. Oksala A, Salminen L (December 1975). «Eye injuries caused by tear-gas hand weapons». Acta Ophthalmologica 53 (6): 908-13. PMID 1108587. S2CID 46409336. doi:10.1111/j.1755-3768.1975.tb00410.x. 
  32. «INDH se querella por homicidio frustrado contra Carabineros en favor de trabajadora que habría perdido visión de ambos ojos». Instituto Nacional de Derechos Humanos. November 27, 2020. Consultado el June 29, 2020. 
  33. «INDH presenta querella por joven que perdió un ojo por lacrimógena en año nuevo en Plaza Italia». Instituto Nacional de Derechos Humanos. January 8, 2020. Consultado el June 29, 2020. 
  34. «INDH se querella por lesión a profesor que perdió un ojo en Valparaíso». Instituto Nacional de Derechos Humanos. January 4, 2020. Consultado el June 29, 2020. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]