Ganglio parasimpático

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En anatomía y neurología, los ganglios parasimpáticos son ganglios autonómicos del sistema nervioso parasimpático. La mayoría son ganglios terminales o intramurales, llamados así por que yacen cerca o junto a los órganos que inervan. Las excepciones son los cuatro pares de ganglios parasimpáticos de la cabeza y cuello.

Ganglios parasimpáticos de la cabeza y cuello[editar]

Estos son ganglios nerviosos pares que suplen toda la inervación parasimpática de la cabeza y del cuello.

Raíces[editar]

Cada uno de los ganglios parasimpáticos tiene tres raíces que entran al ganglio y un número variable de ramas que salen de él.

  • La raíz motora lleva fibras nerviosas parasimpáticas presinápticas que terminan en el ganglio haciendo sinapsis con las fibras postsinápticas que llegan a los órganos diana.
  • La raíz simpática, que lleva fibras simpáticas postsinápticas que atraviesan el ganglio sin hacer sinapsis alguna.
  • La raíz sensorial lleva fibras sensoriales generales (fibras aferentes somáticas generales) que tampoco hacen sinapsis dentro del ganglio.

Algunos ganglios llevan también fibras sensoriales para la sensación del gusto, llamadas fibras aferentes viscerales especiales.

Nervios que tienen fibras parasimpáticas[editar]

  • Nervio oculomotor (del ganglio ciliar)
  • Nervio facial (del ganglio pterigopalatino y submandibular)
  • Nervio glosofaríngeo (del ganglio ótico)
  • Nervio vago (se localiza dentro o cerca de los órganos)
  • Nervios esplácnicos pélvicos ( provienen de eferencias presinápticas sacras por nervios pelvianos y otros del nervio vago, terminando ganglios terminales dentro o cerca del organo otras en células del mismo órgano con características neuroendocrinas o simple contracción por despolarización de su membrana )