Gamal Abdel Nasser

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gamal Abdel Nasser
Stevan Kragujevic, Gamal Abdel Naser u Beogradu, 1962.jpg

Coat of arms of United Arab Republic (Syria 1958-61, Egypt 1958-1971).svg
Presidente de la República Árabe Unida
1 de febrero de 1958-28 de septiembre de 1970
Predecesor Él mismo (Presidente de la República de Egipto)
Sucesor Anwar el Sadat

Coat of arms of Egypt (1953–1958).svg
Presidente de la República de Egipto
18 de noviembre de 1954-1 de febrero de 1958
Predecesor Muhammad Naguib
Sucesor Él mismo (Presidente de la República Árabe Unida)

Logotipo MPNA.png
Secretario General del Movimiento de Países No Alineados
10 de octubre de 1964-10 de septiembre de 1970
Predecesor Josip Broz Tito
Sucesor Kenneth Kaunda

Información personal
Nacimiento 15 de enero de 1918
Flag of Egypt (1882-1922).svg Alejandría, Sultanato de Egipto
Fallecimiento 28 de septiembre de 1970 (52 años)
Bandera de Siria El Cairo, República Árabe Unida
Causa de muerte Infarto agudo de miocardio Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Egipcia Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Islam Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Partido Unión Árabe Socialista
Familia
Cónyuge Tahia Kazem
Educación
Alma máter Academia Militar de Egipto
Información profesional
Ocupación Militar
Rango
Participó en Guerra Civil de Yemen del Norte Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones
Firma Nasser(PresidentofEgypt).jpg
[editar datos en Wikidata]

Gamal Abdel Nasser, también escrito como Gamal Abd al-Nácer (en árabe, جمال عبد الناصر Ŷamāl ʿAbd an-Nāṣir; Alejandría, 15 de enero de 1918 - El Cairo, 28 de septiembre de 1970) fue un militar y estadista egipcio y el principal líder político árabe de su época, conocido impulsor del panarabismo y del socialismo árabe. Ocupó el cargo de presidente de Egipto desde 1956 hasta su muerte en 1970.

Biografía[editar]

Nasser nació en 1918, según unas fuentes en un pueblo de la provincia de Asiut (Alto Egipto) y según otras, en la ciudad deltaica de Alejandría. Primogénito de un funcionario de correos, estudió en la Academia Militar entre 1938 y 1939, graduándose e ingresando como teniente en las fuerzas armadas, lo cual le permitió acceder a un nivel de vida mejor al de las masas egipcias. Nasser pronto demostró iniciativa personal y ascendió prontamente en las filas del ejército, y en 1948 participó en la guerra contra Israel con el grado de comandante. Al año siguiente, en 1949, fundó junto a otros militares jóvenes la organización de los Oficiales Libres, que en 1952 daría el golpe de Estado que destronó al rey Faruq I y proclamó la República, dirigida por el Consejo de la Revolución, que él mismo comandaría hasta su muerte.

Llegada al poder[editar]

Película sobre Nasser, 1971

En 1952 Egipto estaba afectado por una aguda crisis a todos los niveles: corrupción, inoperancia de la Constitución, control absoluto por parte de los británicos y los franceses, miseria de la población, desprestigio de la figura del rey, etc. El ejército también se encontraba convulso por la derrota frente a Israel en la Guerra árabe-israelí de 1948, y en su seno se había formado una sociedad secreta (creada en el año 1949) llamada Movimiento de Oficiales Libres.

Toda la crisis desembocó en el alzamiento de 1952. La dirección del movimiento corrió a cargo del ejército, liderados por el Comité de Oficiales Libres (donde pronto destacaría la figura de Nasser). Estos militares pronto entraron en contacto con partidos de izquierda y con otros grupos contrarios al régimen. El movimiento revolucionario se desencadenó con el golpe militar del 22 de julio de 1952, que se impuso sin demasiada oposición.

Con la llegada al poder, el Movimiento de los Oficiales Libres, hegemónico en el gobierno, comenzó a aplicar su programa, cada vez más vinculado a las ideas personales de Nasser. El nuevo régimen se debatió entonces entre dos proyectos contradictorios representados por las dos figuras centrales de la revolución. El general Muhammad Naguib, Presidente de la República, que abogaba por la convocatoria de una asamblea constituyente y el restablecimiento de las libertades políticas y Nasser, vicepresidente, que defendía en cambio un régimen de unidad y dignificación a través del socialismo. En noviembre de 1953 Naguib fue destituido de todos sus cargos y sometido a arresto domiciliario por directivas de Nasser. Con esto, Nasser se convertía en cabeza de la revolución y en hombre fuerte de la política egipcia.

Los años 1955 y 1956 sirvieron para la consolidación del liderazgo de Nasser, que se convirtió en una prestigiosa figura a escala internacional. En este contexto se llegaba a la crisis internacional del Canal de Suez.

La nacionalización del Canal de Suez[editar]

El Presidente Gamal Abdel Nasser junto a Nikita Kruschev durante las negociaciones por la represa alta de Asuán (1956).

En septiembre de 1956, el presidente Nasser procedió a nacionalizar el Canal de Suez como medida para financiar la construcción de una enorme represa sobre el Nilo en Asuán, condición requerida por el Banco Mundial para conceder un crédito a Egipto, tomando en cuenta que una represa implicaría irrigar el Delta del Nilo con mayor frecuencia, una mayor productividad de la agricultura nacional, y reducir en gran medida la importación de alimentos (que resultaba gravosa para Egipto). La medida, postura de fuerza antioccidental y de afirmación nacionalista, fue recibida con indignación por Francia y el Reino Unido (accionistas de la compañía propietaria del Canal), acción tras la cual ambos países realizaron una invasión de la zona del canal, desencadenando la denominada Guerra del Sinaí. Al mismo tiempo, Israel aprovechó la difícil situación egipcia y desplegó sus tropas en la península del Sinaí, estallando una guerra el 22 de octubre de 1956.

Los ataques francobritánicos obtuvieron el rechazo de los Estados Unidos y la URSS, culminando con la completa retirada de las tropas de las potencias europeas en los primeros días de noviembre, y de los militares israelíes desplegados en concurso de los anteriores. La guerra consagró el final de los imperios coloniales tradicionales en Oriente Medio e inició de facto la Guerra Fría en dicha región y lo que conllevó ésta: la batalla entre las superpotencias por el control de diversas zonas del mundo. La URSS ganó cierta influencia sobre Egipto, ofreciendo su ayuda financiera y técnica para la construcción de la presa de Asuán.

Auge y declive del nasserismo[editar]

Nasser dando un discurso en Homs, Siria (1961).

La Conferencia de Bandung, celebrada en abril de 1955, convirtió a Nasser en uno de los líderes (junto al yugoslavo Tito y el indio Nehru) de la filosofía del neutralismo positivo o movimiento de los no alineados.

A partir de la nacionalización del Canal, Nasser se convierte en referente principal del nacionalismo árabe o panarabismo, de orientación socialista y populista. Con fundamentos panarabistas, Nasser intentó sin éxito ganarse un lugar en el comercio de petróleo con las grandes potencias, del que Egipto no participaba. En febrero de 1958, a iniciativa del Partido Baaz de Siria, se unificaron los dos Estados en la República Árabe Unida, bajo la presidencia de Nasser, aunque se disolvió en septiembre de 1961.

La política interna de Nasser se caracterizó por un fuerte autoritarismo aunque el propio Nasser evitó dar la apariencia de una dictadura e insistió en mostrar a las fuerzas armadas (y no a él mismo) como «verdadero detentador del poder». Firme creyente en el panarabismo, Nasser pugnó por expandir sus ideas al resto de países árabes y mostró solidaridad con los movimientos anticoloniales en Túnez y Argelia, mientras apoyaba a políticos de Oriente Medio que suprimían la influencia británica o francesa en la región. Nasser se adhirió a las doctrinas del socialismo árabe y en consecuencia redujo drásticamente el poder de la antigua aristocracia egipcia, impulsando la intervención estatal en la economía, estatizando empresas de capitales británicos y franceses, y dictando leyes sociales en favor del laicismo (emancipación de la mujer, primacía de las cortes civiles sobre las religiosas). Si bien Nasser era un sincero musulmán también se mostraba listo a perseguir clérigos islámicos que cuestionaran la «revolución del socialismo árabe», esto le llevó a una pugna con los sectores más radicales del islam como los Hermanos Musulmanes, a los cuales Nasser percibió como «saboteadores retrógrados» que «buscaban retornar al viejo orden», y que fueron perseguidos activamente desde 1953.

En la Guerra de los Seis Días (junio de 1967) el ejército egipcio, coordinado con los de Siria y Jordania (que conformaban la Coalición Arábica), sufrió una estrepitosa derrota en tierra y aire ante Israel, suponiendo el principio del declive del aura de Nasser y, en general, del nacionalismo árabe. La enorme superioridad en táctica y estrategia de los militares israelíes había quedado demostrada en la medida de que dicho país, con fuerzas armadas pequeñas en número pero muy bien entrenadas, pudo causar serias derrotas a los tres ejércitos de la Coalición en solamente seis días, y la crisis árabe se profundizó de esta manera. Tras conocerse en Egipto las noticias del triunfo israelí, Nasser ofreció su renuncia, pero sus asesores (entre ellos Anwar el-Sadat) le requirieron que siguiera en su puesto, mientras manifestaciones callejeras exigían a Nasser continuar en el poder, por lo cual la renuncia fue anulada. El nasserismo inspirará todavía la revolución que tuvo lugar en Libia, dirigida por Muamar el Gadafi en 1969, que preparó también un proyecto de unificación política entre Egipto y Siria en 1970, que no llegaría a cuajar y que fue disuelto tras dos años.

Nasser murió repentinamente de un ataque cardíaco el 28 de septiembre de 1970. Le sucedió Anwar Sadat, quien encabezaría un cambio de rumbo abrupto en la política exterior de Egipto rompiendo la alianza con la URSS y buscando nexos con los EE. UU. Nasser fue, además, nombrado Héroe de la Unión Soviética.[1]

Juventud[editar]

Nasser en 1931.

Gamal Abdel Nasser nació el 15 de enero de 1918 en Bakos, en los suburbios de Alejandría; fue el promogénito de Fahima y de Abdel Nasser Hussein.[2] Su padre era empleado de correos[3] y había nacido en Beni Mur, en el Alto Egipto, pero se había criado en Alejandría,[2] mientras que la familia materna provenía de Mallawi en la actual provincia de Menia.[4] Sus padres se habían casado en 1917[4] y tuvieron otros hijos: Izz al-Arab y al-Leithi.[2] La familia de Nasser se mudaba frecuentemente debido a los cambios de destino del padre; se instaló en Asiut en 1921 y después a Jatatba, donde el padre de Nasser fue el director de una oficina de correos. Nasser acudió a la escuela de los hijos de ferroviarios hasta en 1924, cuando se lo envió a vivir con su tío paterno a El Cairo.[5]

Nasser mantuvo contacto epistolar con su madre, a la que visitaba durante las vacaciones, pero cesó de recibir cartas suyas a finales de abril 1926. A su regreso a Jatatba, se enteró de su fallecimiento en el parto de su tercer hermano, Shawki; la familia le había ocultado la noticia.[6] [7] Nasser declaró más tarde que «perder su madre fue un trauma profundo que el tiempo no ha aliviado».[8] Adoraba a su madre y quedó muy afectado por el nuevo matrimonio de su padre, que se celebró antes de acabar el año.[6] [9] [10]

En 1928, Nasser se instaló en Alejandría, con su abuelo materno.[7] [8] Estudió un tiempo en un internado en Helwan antes de volver a Alejandría en 1933, cuando transfirieron a su padre a los servicios postales de la ciudad.[7] [8] Nasser participó muy pronto en la actividad política.[7] [11] Al presenciar enfrentamientos entre los manifestantes y la policía en la plaza Manshia de Alejandría,[8] se unió a la manifestación, aunque ignoraba sus reivindicaciones.[12] [8] La protesta, organizada por el partido nacionalista Joven Egipto, exigía el final de la influencia extranjera en el país tras la abrogación de la Constitución de 1923 por el primer ministro Ismaïl Sidqi.[8] Nasser fue arrestado y pasó la noche detenido[13] hasta que su padre lo puso en libertad.[7]

Scan d'un document écrit en arabe
Número de noviembre de 1935 del periódico Al-Gihad, en el cual el se ha marcado el nombre de Nasser en rojo.

Cuando destinaron a su padre a El Cairo en 1933, Nasser lo siguió y estudió en al-Nahda al-Masria.[8] [14] Escribió artículos en el periódico de la escuela y participó en obras de teatro escolar, entre ellas una sobre el filósofo francés Voltaire titulada Voltaire, el hombre de la Libertad.[8] [14] El 13 de noviembre de 1935, dirigió una manifestación estudiantil contra la influencia británica, consecuencia de las declaraciones del secretario de Estado británico Samuel Hoare en las que había rechazado restaurar la Constitución de 1923.[8] Dos manifestantes murieron y Nasser fue herido levemente en la frente por una bala.[13] Gracias a este hecho, apareció por primera vez en la prensa; el periódico nacionalista Al Gihad informó que Nasser había sido uno de los dirigentes de la manifestación y que había sido herido.[8] [15] El 12 de diciembre, el nuevo rey Faruq firmó un decreto que restauraba la Constitución.[8] Debido a su intensa actividad política, Nasser no asistió más que cuarenta y cinco días a las clases durante su último año de colegio.[16] [17] Se opuso al Tratado anglo-egipcio de 1936 que prolongaba el mantenimiento de parte de las bases británicas en el país.[8] La cuasi totalidad de las fuerzas políticas egipcias, por el contrario, lo aprobaron y la agitación disminuyó considerablemente. Nasser retomó sus estudios en al-Nahda al-Masria[16] y abandonó la escuela con el equivalente al diploma.[8]

Según el historiador Saïd K. Aburich, a Nasser no le afectaron los frecuentes traslados, que ampliaron su visión y le concienciaron sobre las divisiones de la sociedad egipcia. Consagraba mucho tiempo a la lectura, en particular en 1933, porque residía cerca de la biblioteca nacional. Había leído el Corán, los hadiz de Mahoma, los sahabas de sus compañeros[18] y las biografías de caudillos nacionalistas como Napoleón, Atatürk, Bismarck, Garibaldi, así como la autobiografía de Winston Churchill.[8] [13] [19] [20] Le influyó especialmente el nacionalismo egipcio del político Mustafá Kamil, del poeta Ahmad Sawqi[18] y de su instructor en la academia militar, Aziz Ali al-Misri, al cual Nasser expresó su gratitud en una entrevista en 1961.[21] Indicó además que la novela La conciencia recuperada en la cual Tawfiq Al-Hakim había escrito que el pueblo egipcio no necesitaba más que «un hombre que representase todos sus deseos y sentimientos y que fuese su símbolo» le había servido de inspiración durante la revolución de 1952.[19]

Carrera militar[editar]

La neutralidad de Egipto durante la Guerra Fría causó tensiones con las potencias occidentales, que se negaron a financiar la construcción de la presa de Asuán. En represalia, Nasser nacionalizó la compañía del canal de Suez en 1956. El Reino Unido, Francia e Israel organizaron una ofensiva para retomar el control del canal, pero hubieron de replegarse por la presión conjunta de los Estados Unidos y la Unión soviética. Este hecho incrementó considerablemente el predicamento de Nasser en el mundo árabe; sus discursos en favor de la unión árabe culminaron con la creación de la República árabe unida en la que ingresaron Egipto y Siria en 1958.

Photographie d'un homme portant un costume avec une cravate. Ses cheveux noirs sont coiffés en arrière et il porte une fine moustache.
Nasser en 1937.

En 1937, Nasser solicitó el ingreso en la Academia militar egipcia, reservada hasta entonces a los jóvenes de la aristocracia y de la alta burguesía; el acuerdo concluido en 1936 con los ocupantes británicos permitió al Ejército egipcio ampliar el reclutamiento a la pequeña burguesía, hecho del que se benefició Nasser para hacerse oficial,[22] [23] aunque su pasado de opositor al gobierno bloqueó su admisión[24] . Decepcionado, regresó a la facultad de Derecho de la Universidad Fuad,[24] pero la abandonó al cabo de un semestre para intentar nuevamente ingresar en la academia militar.[25] Consciente que no sería admitido sin recomendación, Nasser obtuvo una entrevista con el subsecretario de Guerra, Ibrahim Jairy Bajá,[22] responsable de las admisiones.[24] Aceptó respaldar la solicitud de Nasser, que fue aceptada a finales de 1937.[22] [24] [26] Nasser consagró entonces todo su tiempo a la carrera militar y mantuvo escaso contacto con la familia. En la academia, conoció a Abdel Hakim Amer y Anwar el-Sadat, que más tarde fueron estrechos colaboradores durante el periodo en el que ejerció la presidencia del país.[27] Después de haberse graduado en julio de 1938,[8] se lo destinó a Manqabad, cerca de la ciudad de Beni Mur como alférez de infantería.[28] En 1941, se trasladó a Nasser y Amer a Jartum, en el Sudán anglo-egipcio.[29] En mayo de 1943, obtuvo una plaza de instructor en la academia militar.[29]

En la noche del 4 al 5 de febrero de 1942, el embajador británico Miles Lampson hizo acordonar el palacio del rey Faruq para exigir la destitución del primer ministro Hussein Sirri Pacha debido a sus simpatías por el Eje, en un momento en el que las fuerzas de este habían penetrado en territorio egipcio. Nasser interpretó este suceso como una infracción flagrante de la soberanía egipcia y escribió «siento vergüenza de ver que nuestro ejército no ha reaccionado ante este ataque».[30] Vuelto a la escuela de oficiales ese mismo año,[30] comenzó a formar un grupo de jóvenes oficiales que abogaban por llevar a cabo una revolución nacionalista.[31] Nasser mantenía el contacto con los miembros del grupo por medio de Amer, que continuaba reclutando oficiales afines en el seno de las diferentes armas de las Fuerzas Armadas egipcias y le enviaba un informe detallado sobre cada uno estos.[32]

Photographie de trois hommes en uniforme militaire. L'homme au centre tient un drapeau tandis que ses voisins portent un fusil.
Nasser, abanderado de su unidad, en 1940.

El bautizo de fuego de Nasser tuvo lugar en Palestina durante la guerra árabe-israelí de 1948.[33] Se había presentado voluntario al Alto Comité árabe presidido por Amin al-Husayni. Este último quedó impresionado por Nasser,[34] pero el Gobierno egipcio rechazó su ingreso en las fuerzas árabes por razones desconocidas.[34] [35] En mayo de 1948, tras la retirada británica, el rey Faruq desplegó el ejército egipcio en Palestina;[36] Nasser se hallaba al frente del 6.º Batallón de Infantería.[37] Durante el conflicto, informó de la falta de adiestramiento del ejército egipcio, cuyos soldados «se estrellaban contra las fortificaciones».[36] El 12 de julio, fue herido leve mientras sus fuerzas estaban rodeadas por el ejército israelí en la bolsa de Faluya. La Legión Árabe jordana soslayó sus peticiones de auxilio, pero aun así su unidad se negó a rendirse. Las negociaciones entre Israel y Egipto condujeron finalmente a la cesión de Faluya al Estado hebreo.[36] Según el periodista Eric Margolis, el aguante de las tropas egipcias en Faluya fue «una de dos únicas acciones árabes honorables durante la guerra israélo-árabe de 1948-1949». Sus defensores, entre ellos el joven oficial Gamal Abdel Nasser, se volvieron héroes.[38]

La cantante egipcia Umm Kalzum organizó festejos para celebrar la vuelta de los oficiales, a pesar de las reservas del Gobierno, que había recibido presiones británicas para anular la recepción. El distanciamiento palmario de la población y de la monarquía en los actos para celebrar el regreso de los oficiales reforzó la determinación de Nasser a acabar con esta.[39] Sentía además que su unidad había sido abandonada durante los combates, pese a la enconada resistencia que había ofrecido al enemigo.[40] Había comenzó la redacción de su libro Filosofía de la revolución durante el cerco de la unidad.[38] Después de la guerra, recuperó su plaza de instructor en la academia militar.[41] Contactó con los Hermanos Musulmanes en octubre de 1948 para intentar formar una alianza con ellos, pero consideró que el programa de estos era incompatible con su nacionalismo y comenzó a oponerse a su influencia.[36] Nasser formó parte de la delegación egipcia que negoció los acuerdos de armisticio con Israel en Rodas; juzgó los términos humillantes, en particular a causa de la operación Uvdá, gracias a la cual los israelíes se apoderaron fácilmente de la región de Eilat.[42]

Movimiento de Oficiales Libres[editar]

Los oficiales libres después del golpe de Estado de 1953. De izquierda a derecha: Jaled Mohieddin, Abdel Latif Boghdadi, Kamal el-Din Hussein (de pie), Gamal Abdel Nasser (sentado), Abdel Hakim Amer, Muhammad Naguib, Yussef Seddik y Ahmad Shawki.

El regreso de Nasser a Egipto coincidió con el golpe de Estado de Husni al-Za'im en Siria.[43] Su éxito y el gran apoyo popular que recibió atizaron las ambiciones revolucionarias de Nasser.[43] Poco después de su vuelta, Nasser fue convocado por el primer ministro Ibrahim Abdel Hadi, que lo interrogó sobre los rumores que corrían acerca de que formaba un grupo secreto de oficiales sediciosos.[43] Según fuentes indirectas, parece ser que Nasser negó la acusación de manera convincente.[43] Abdel Hadi vacilaba en tomar medidas demasiado drásticas contra el Ejército.[43] La entrevista convenció a Nasser de la necesidad de acelerar la formación de su grupo,[43] que tomó el nombre de Movimiento de Oficiales Libres en 1949.[41] Nasser formó el comité fundador del movimiento, compuesto por catorce hombres de diferentes ambientes sociales y políticos: había miembros del grupo Joven Egipto, de la organización de los Hermanos Musulmanes, del partido comunista egipcio y de la aristocracia.[43] Nasser fue elegido presidente de la organización por unanimidad.[43]

Durante las elecciones legislativas de 1950, el partido Wafd logró una amplia victoria, fundamentalmente a causa de la ausencia de los Hermanos Musulmanes, que habían decidido no participar en ellas; el movimiento de los oficiales libres los consideraba una amenaza, porque sus exigencias eran similares a las suyas.[44] Sin embargo, cuando miembros del partido Wafd fueron acusados de corrupción, la tensión política hizo que el movimiento de Nasser ganase relevancia.[45] La organización contaba entonces aproximadamente con noventa miembros; según uno de ellos, Jaled Mohieddin, «nadie que no fuese Nasser conocía su identidad o su lugar en la jerarquía».[45] Este creía que su movimiento no estaba listo todavía para enfrentarse al Gobierno y durante dos años se limitó a reclutar oficiales y a la publicación de periódicos clandestinos[46] .

El 11 de octubre de 1951, el Gobierno, dominado por el partido Wafd, abrogó el tratado anglo-egipcio de 1936, que había concedido el control del canal de Suez al Reino Unido hasta 1956.[46] Esta decisión fue bien vista por la población y las acciones clandestinas contra los británicos, que contaron con la colaboración gubernamental, impelieron a Nasser a actuar.[46] Según Sadat, Nasser decidió desatar «una ola de asesinatos a gran escalera».[47] En enero de 1952, el propio Nasser y varios oficiales más intentaron asesinar al general monárquico Hussein Sirri Amer ametrallando su coche mientras que circulaba por las calles de El Cairo.[47] El general salió indemne del atentado, pero un transeúnte resultó herido.[47] Nasser recordó luego que este hecho «lo obsesionaba» y lo disuadió completamente de repetir este tipo de ataques.[47]

Sirri Amer era cercano al rey Faruq y fue designado por la presidencia para solicitar la jefatura de la asociación de oficiales, un puesto esencialmente ceremonial.[47] Nasser estaba resuelto a separar al Ejército de la monarquía. Con la ayuda de Amer, escogió como candidato al puesto a Muhammad Naguib, un general popular que había presentado su dimisión en 1942 a causa de las presiones británicas y había sido herido tres veces en la guerra contra Israel.[48] Naguib logró una clara victoria en las votaciones y el movimiento, en al-Misri, uno de los principales periódicos egipcios, informó de este éxito al tiempo que alababa el espíritu nacionalista del ejército.[48]

Revolución de 1952[editar]

Los señores de Egipto tras el derrocamiento del rey Faruq en noviembre; de izquierda a derecha: Sulayman Hafez, Mohammed Naguib y Nasser.

El 25 de enero de 1952, durante unos enfrentamientos en Ismailía, las fuerzas británicas estacionadas a lo largo del canal de Suez mataron a cuarenta policías egipcios. Al día siguiente, los disturbios de El Cairo causaron la muerte de setenta y seis personas, nueve de ellas británicas. Poco después, Nasser presentó un programa de seis puntos que pretendía desmantelar el feudalismo y acabar con la influencia británica. En mayo de 1952, se enteró de que Faruq conocía los nombres de los oficiales que pertenecían a su movimiento y que se aprestaba a arrestarlos; encargó entonces a Zakaria Mohieddin que preparase el derrocamiento del rey con tropas leales al movimiento.[49]

El Movimiento de Oficiales Libres no tenía la intención de tomar el poder, sino de establecer una democracia parlamentaria. Nasser consideraba que el pueblo no aceptaría las acciones de un mero teniente coronel y eligió al general Naguib para dirigir el golpe de Estado en su nombre. El alzamiento se realizó el 22 de julio y los «oficiales libres» tomaron rápidamente el control de los edificios oficiales, de las comisarías, de los centros de los Estados Mayores y de las emisoras de radio de la capital. Nasser, vestido de civil para evitar que lo identificasen las fuerzas monárquicas, pasó por los diferentes puntos controlados por los rebeldes para evaluar la situación.[50] Con el fin de evitar una intervención extranjera, Nasser había informado a los Gobiernos británico y estadounidense de sus intenciones dos días antes y ambos habían aceptado no sostener a Faruq.[50] [51] .A cambio, Nasser había accedido a permitir que el rey abandonase Egipto durante una ceremonia oficial.[52]

Naguib, que era en público el director del Gobierno revolucionario, juró como primer presidente de Egipto el 18 de junio de 1953. El mismo día se abolió la monarquía y se proclamó la república.[50] Según Aburish, después de hacerse con el poder, Nasser y los «oficiales libres» querían ser «los defensores de los intereses del pueblo» contra la monarquía y los bajás y dejar la gestión del país en manos de los civiles.[53] Pidieron al antiguo primer ministro Ali Mahir Bajá que volviese a este cargo y formase un Gobierno civil.[53] Los «oficiales libres» gobernaban indirectamente por medio del Consejo Revolucionario Egipcio (RCC), del que Naguib era presidente y Nasser, vicepresidente.[54] Las relaciones con Mahir empeoraron rápidamente, debido a que este opinaba que las ideas de Nasser como la reforma agraria, la abolición de la monarquía y la reorganización de los partidos políticos eran demasiado radicales.[55] Por ello Mahir dimitió el 7 de septiembre y su puesto lo ocupó Naguib, mientras que Nasser devino vice primer ministro.[56] [57] La reforma agraria comenzó en septiembre;[55] para Nasser, esta permitiría legitimar el poder del RCC y transformar el golpe de Estado en revolución.[58]

En agosto de 1952, estallaron disturbios atizados por los comunistas en fábricas textiles de Kafr el-Dawwar; en los choques con las tropas hubo nueve muertos. Una mayoría de las miembros del RCC, entre ellos Naguib, quería ajusticiar a los dos cabecillas de la insurrección para dar ejemplo, a lo que Nasser se opuso firmemente. A pesar de ello, se llevaron a cabo las condenas a muerte. Los Hermanos Musulmanes habían apoyado al RCC durante la toma del poder y exigieron cuatro ministerios en el nuevo Gobierno. Nasser lo rechazó, pero intentó atraerse al movimiento concediéndole dos puestos menores; los dos miembros del movimiento los aceptaron, pero como independientes, no como representantes de la formación.[58]

Presidente[editar]

Oposición a Naguib[editar]

Nasser (derecha) y Muhammad Naguib durante celebraciones del segundo aniversario de la Revolución de 1952.

En enero de 1953, Nasser prohibió todos los partidos políticos[59] y creó un partido único con el nombre de Concentración de la Liberación, del que asumió la secretaría general, para unir a los grupos que respaldaban al RCC.[60] A pesar de esta decisión, Nasser era, según Abdel Latif Boghdadi, el único miembro del RCC que deseaba organizar elecciones legislativas.[59] En marzo de 1953, presidió la delegación egipcia que negoció la retirada británica del canal de Suez.[61]

Cuando Naguib comenzó a mostrar su independencia respecto de Nasser distanciándose de la reforma agraria y acercándose al partido Wafd y a los Hermanos Musulmanes,[62] , Nasser decidió derrocarlo.[61] En junio, destituyó al ministro del Interior Sulayman Hafez, partidario de Naguib,[62] y acució a este último para que proclamase la abolición de la monarquía.[61] El 24 de febrero de 1954, Naguib anunció su dimisión como consecuencia de una reunión del RCC que se había celebrado dos días antes.[63] El 26 de febrero, Nasser la aceptó y lo puso en arresto domiciliario,[63] mientras que el RCC lo nombró a él presidente del comité y primer ministro.[64] Naguib, sin embargo, se había preparado para esta eventualidad e hizo que una unidad de caballería se amotinase, exigiese que se le devolviese su cargo de presidente y se disolviese el RCC.[63] Nasser, que se encontraba en el Estado Mayor exigiendo el fin del motín, tuvo al principio que transigir con los rebeldes.[65] Sin embargo, el 27 de febrero, partidarios de Nasser en el Ejército atacaron el cuartel general del Ejército y pusieron fin a la rebelión.[66] Ese mismo día, centenares de miles de manifestantes, pertenecientes sobre todo a los Hermanos Musulmanes, exigieron el regreso de Naguib y el arresto de Nasser.[67] En respuesta, una parte importante del RCC, encabezada por Jaled Mohieddin, obligó a Nasser a acceder a parte de las reivindicaciones.[61] La vuelta de Naguib, empero, se retrasó hasta el 4 de marzo, lo que permitió a Nasser nombrar a Amer jefe de las Fuerzas Armadas, función que hasta entonces había desempeñado también Naguib.[68]

El 5 de marzo, las fuerzas de seguridad de Nasser arrestaron a millares de participantes en el alzamiento de 1952.[67] Con el fin de recuperar la unidad de la oposición tal como existía antes de la toma del poder, el RCC decretó el final de las restricciones sobre los partidos implantada durante del periodo monárquico y la retirada de los «oficiales libres» de la política.[67] Los que se habían beneficiado de la revolución impulsada por estos (obreros, campesinos y los artesanos) se opusieron a este decreto;[69] un millón de trabajadores se pusieron en huelga y millares de campesinos marcharon a El Cairo para protestar a finales del mes de marzo.[70] Naguib sopesó la posibilidad de reprimir las manifestaciones, pero las fuerzas de seguridad se negaron a hacerlo.[71] El 29 de marzo, Nasser anunció la anulación de los decretos en respuesta a las exigencias de la calle.[71] Entre abril y junio, se arrestó o destituyó a centenares de partidarios de Naguib en el Ejército y Mohieddin tuvo que partir al exilio en Suiza.[71]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Egypt News - Foreign policy of Gamal Abdel Nasser». 
  2. a b c Vatikiotis, 1978, pp. 23-24.
  3. Joesten, 1974, p. 14.
  4. a b Stephens, 1972, p. 23.
  5. Stephens, 1972, p. 26.
  6. a b Stephens, 1972, pp. 28-32.
  7. a b c d e Alexander, 2005, p. 14.
  8. a b c d e f g h i j k l m n ñ http://nasser.bibalex.org/Common/pictures01-%20sira_en.htm#1.  Parámetro desconocido |prénom1= ignorado (se sugiere |nombre=) (ayuda); Parámetro desconocido |éditeur= ignorado (se sugiere |editorial=) (ayuda); Parámetro desconocido |consulté le= ignorado (se sugiere |fechaacceso=) (ayuda); Parámetro desconocido |titre= ignorado (se sugiere |título=) (ayuda); Parámetro desconocido |nom1= ignorado (se sugiere |nombre=) (ayuda); Falta el |título= (ayuda)
  9. Aburish, 2004, pp. 8-9.
  10. Vatikiotis, 1978, p. 24.
  11. Stephens, 1972, pp. 33-34.
  12. Joesten, 1974, p. 19.
  13. a b c Litvin, 2011, p. 39.
  14. a b Alexander, 2005, p. 15.
  15. Joesten, 1974, p. 66.
  16. a b Alexander, 2005, pp. 19-20.
  17. Stephens, 1972, p. 32.
  18. a b Aburish, 2004, pp. 11-12.
  19. a b Alexander, 2005, p. 16.
  20. http://nasser.bibalex.org/Common/pictures01-%20sira4_en.htm#1.  Parámetro desconocido |consulté le= ignorado (se sugiere |fechaacceso=) (ayuda); Parámetro desconocido |titre= ignorado (se sugiere |título=) (ayuda); Parámetro desconocido |éditeur= ignorado (se sugiere |editorial=) (ayuda); Falta el |título= (ayuda)
  21. Talhami, 2007, p. 164.
  22. a b c Aburish, 2004, p. 15.
  23. . 1981.  Parámetro desconocido |éditeur= ignorado (se sugiere |editorial=) (ayuda); Parámetro desconocido |passage= ignorado (se sugiere |páginas=) (ayuda); Parámetro desconocido |titre= ignorado (se sugiere |título=) (ayuda); Parámetro desconocido |auteur= ignorado (se sugiere |autor=) (ayuda); Falta el |título= (ayuda)
  24. a b c d Alexander, 2005, p. 20.
  25. Reid, 1981, p. 158.
  26. Cook, 2011, p. 41.
  27. Aburish, 2004, pp. 15-16.
  28. Alexander, 2005, pp. 26-27.
  29. a b Alexander, 2005, p. 27.
  30. a b Aburish, 2004, p. 18.
  31. Nutting, 1972, p. 20.
  32. Aburish, 2004, p. 22.
  33. Stephens, 1972, p. 63.
  34. a b Aburish, 2004, p. 23.
  35. Aburish, 2004, p. 24.
  36. a b c d Aburish, 2004, pp. 25-26.
  37. Heikal, 1973, p. 103.
  38. a b Brightman, 2004, p. 233.
  39. Dokos, 2007, p. 114.
  40. Pollack, 2002, p. 27.
  41. a b Heikal, 1973, p. 17.
  42. Aburish, 2004, p. 27.
  43. a b c d e f g h Aburish, 2004, pp. 27-28.
  44. Aburish, 2004, p. 30.
  45. a b Aburish, 2004, p. 32.
  46. a b c Aburish, 2004, p. 33.
  47. a b c d e Aburish, 2004, p. 34.
  48. a b Aburish, 2004, pp. 34-35.
  49. Aburish, 2004, pp. 35-39.
  50. a b c Aburish, 2004, p. 39.
  51. Nutting, 1972, pp. 36-37.
  52. Stephens, 1972, p. 108.
  53. a b Aburish, 2004, p. 41.
  54. Nutting, 1972, pp. 38-39.
  55. a b Dekmejian, 1971, p. 24.
  56. Stephens, 1972, p. 114.
  57. Aburish, 2004, p. 46.
  58. a b Aburish, 2004, p. 45.
  59. a b Aburish, 2004, pp. 46-47.
  60. Kandil, 2012, p. 22.
  61. a b c d Aburish, 2004, p. 51.
  62. a b Kandil, 2012, p. 27.
  63. a b c Kandil, 2012, p. 32.
  64. Nutting, 1972, p. 60.
  65. Kandil, 2012, p. 33.
  66. Kandil, 2012, p. 34.
  67. a b c Kandil, 2012, p. 35.
  68. Aburish, 2004, p. 52.
  69. Kandil, 2012, p. 36.
  70. Kandil, 2012, p. 38.
  71. a b c Kandil, 2012, p. 39.

Bibliografía[editar]

  • Anwar, Abdelmalek (1968). Egypt. Military Society (en inglés). Nueva York: Random House. OCLC 314333504. 
  • Said K., Aburish (2004). Nasser, the Last Arab (en inglés). Nueva York: St. Martin's Press. ISBN 978-0-312-28683-5. 
  • Hakim, Adi; Marika, Sherwood (2003). Pan-African History. Political Figures from Africa and the Diaspora since 1787 (en inglés). Routledge. ISBN 0-415-17352-3. 
  • Anne, Alexander (2005). Nasser Life and Times (en inglés). Haus Publishing. ISBN 978-1-904341-83-3. 
  • Haroon, Akram-Lodhi; Saturnino M., Borras; Cristóbal, Kay (2007). Land, Poverty and Livelihoods in an Era of Globalization. Perspectives from Developing and Transition Countries (en inglés). Routledge. ISBN 978-0-415-41449-4. 
  • Hamied, Ansari (1986). Egypt The Stalled Society (en inglés). SUNY Press. ISBN 9780791494998. 
  • Henry D., Asterjian (2007). The Struggle for Kirkuk. The Rise of Hussein, Oil, and the Death of Tolerance in Iraq (en inglés). Greenwood Publishing Group. ISBN 0-275-99589-5. 
  • George Nicholas, Atiyeh; Ibrahim M., Oweis (1988). Arab Civilization. Challenges and Responses (en inglés). SUNY Press. ISBN 9780791495414. 
  • Joel, Beinin (2005). The Dispersion of Egyptian Jewry. Culture, Politics, and the Formation of a Modern Diaspora (en inglés). American University in Cairo Press. ISBN 977-424-890-2. 
  • Nathalie, Bernard-Maugiron (2008). Judges and Political Reform in Egypt (en inglés). American University in Cairo Press. ISBN 978-977-416-201-5. 
  • Robin, Bidwell (1998). Dictionary Of Modern Arab History (en inglés). Routledge. ISBN 0-7103-0505-2. 
  • Kai, Bird (2010). Crossing Mandelbaum Gate. Coming of Age Between the Arabs and Israelis, 1956-1978 (en inglés). Simon and Schuster. ISBN 978-1-4165-4440-1. 
  • Selma, Botman (1988). The Rise of Egyptian Communism, 1939-1970 (en inglés). Syracuse University Press. ISBN 9780815624431. 
  • Carol, Brightman (2004). Total Insecurity. The Myth Of American Omnipotence (en inglés). Verso Books. ISBN 1-84467-010-4. 
  • Risa, Brooks (2008). Shaping Strategy. The Civil-military Politics of Strategic Assessment (en inglés). Princeton University Press. ISBN 978-0-691-12980-8. 
  • Leon Carl, Brown (2000). Religion and State. The Muslim Approach to Politics (en inglés). Columbia University Press. ISBN 0-231-12038-9. 
  • Jason, Brownlee (2007). Authoritarianism in an Age of Democratization (en inglés). Cambridge University Press. ISBN 978-0-521-86951-5. 
  • Yaacov, Brynen; Bahgat, Korany; Paul, Noble (1995). Political Liberalization and Democratization in the Arab World (en inglés) 1. Lynne Rienner Publishers. ISBN 1-55587-559-9. 
  • Daniel, Byman; Matthew, Waxman (2002). The Dynamics of Coercion. American Foreign Policy and the Limits of Military Might (en inglés). Cambridge University Press. ISBN 9780521007801. 
  • Steven A., Cook (2011). The Struggle for Egypt. From Nasser to Tahrir Square (en inglés). Oxford University Press. ISBN 978-0-19-979526-0. 
  • Mark N., Cooper (1982). The Transformation of Egypt (en inglés). Taylor & Francis. ISBN 0-7099-0721-4. 
  • Harold M., Cubert (1997). The PFLP's Changing Role in the Middle East (en inglés). Psychology Press. ISBN 9780714647722. 
  • Craig, Daigle (2012). The Limits of Detente: The United States, the Soviet Union, and the Arab-Israeli Conflict, 1969-1973 (en inglés). Yale University Press. ISBN 978-0-300-16713-9. 
  • Uriel, Dann (1989). King Hussein and the Challenge of Arab Radicalism (en inglés). Oxford University Press. ISBN 9780195361216. 
  • Linda T., Darling (2013). A History of Social Justice and Political Power in the Middle East: The Circle of Justice From Mesopotamia to Globalization (en inglés). Routledge. ISBN 9781136220180. 
  • Adeed, Dawisha (2009). Arab Nationalism in the Twentieth Century. From Triumph to Despair (en inglés). Princeton University Press. ISBN 0-691-10273-2. 
  • Richard Hrair, Dekmejian (1971). Egypt Under Nasir. A Study in Political Dynamics (en inglés). Nueva York: State University of Nueva York Press. ISBN 978-0-87395-080-0. 
  • Thanos P., Dokos (2007). Security Sector Transformation in Southeastern Europe and the Middle East (en inglés). IOS Press. ISBN 978-1-58603-757-4. 
  • Abdel Magid, Farid (1996). Nasser. The Final Years (en inglés). Garnet & Ithaca Press. ISBN 0-86372-211-3. 
  • Rami, Ginat (2010). Syria and the Doctrine of Arab Neutralism. From Independence to Dependence (en inglés). Sussex Academic Press. ISBN 978-1-84519-396-6. 
  • Arthur, Goldschmidt (2008). A Brief History of Egypt (en inglés). Infobase Publishing. ISBN 978-0-8160-6672-8. 
  • Joel, Gordon (2000). «Nasser 56/Cairo 96: Reimaging Egypt's Lost Community». En Walter Armbrust. Mass Mediations. New Approaches to Popular Culture in the Middle East and Beyond (en inglés). University of California Press. ISBN 0-520-21925-2. 
  • Mahmoud, Hamad (2008). When the Gavel Speaks. Judicial Politics in Modern Egypt (en inglés). ProQuest. ISBN 9781243976536. 
  • Mohamed Hassanein, Heikal (1973). The Cairo Documents. The Inside Story of Nasser and His Relationship with World Leaders, Rebels, and Statesmen (en inglés). Nueva York: Doubleday. ISBN 978-0-385-06447-7. 
  • Albert, Hourani (2002). A History of the Arab Peoples (en inglés). Harvard University Press. ISBN 0-674-01017-5. 
  • Laura M., James (2008). «When Did Nasser Expect War? The Suez Nationalization and its Aftermath in Egypt». En Simon C. Smith. Reassessing Suez 1956. New Perspectives on the Crisis and Its Aftermath (en inglés). Ashgate Publishing. ISBN 978-0-7546-6170-2. 
  • James P., Jankowski (2001). Nasser's Egypt, Arab Nationalism, and the United Arab Republic (en inglés). Lynne Rienner Publishers. ISBN 1-58826-034-8. 
  • Joachim, Joesten (1974). Nasser. The Rise to Power (en inglés). Londres: Odhams Press. OCLC 317256563. 
  • Hazem, Kandil (2012). Soldiers, Spies and Statesmen. Egypt's Road to Revolt (en inglés). Verso Books. ISBN 978-1-84467-962-1. 
  • Baruch, Kimmerling; Joel S., Migdal (2003). The Palestinian People: A History (en inglés). Harvard University Press. ISBN 0-674-01129-5. 
  • Keith, Kyle (2001). «Britain's Slow March to Suez». En David Tal. The 1956 War: Collusion and Rivalry in the Middle East (en inglés). Psychology Press. ISBN 0-7146-4840-X. 
  • Keith, Kyle (2011). Suez: Britain's End of Empire in the Middle East (en inglés). I.B. Tauris. ISBN 978-1-84885-533-5. 
  • Margaret, Litvin (2011). Hamlet's Arab Journey Shakespeare's Prince and Nasser's Ghost (en inglés). Princeton University Press. ISBN 978-0-691-13780-3. 
  • Usama, Makdissi (2011). Faith Misplaced. The Broken Promise of U.S.-Arab Relations: 1820-2001 (en inglés). PublicAffairs. ISBN 978-1-58648-680-8. 
  • Alejandra, Marchevsky; Jeanne, Theoharis (2006). Not Working: Latina Immigrants, Low-wage Jobs, And the Failure of Welfare Reform (en inglés). NYU Press. ISBN 978-0-8147-5709-3. 
  • Raja R., Mehrotra (1990). Nehru: Man Among Men (en inglés). Mittal Publications. ISBN 9788170991960. 
  • Cynthia, Nelson (2000). Situating Globalization. Views from Egypt (en inglés). Transcript. ISBN 9783933127617. 
  • Anthony, Nutting (1972). Nasser (en inglés). Nueva York: E. P. Dutton. ISBN 978-0-525-16415-9. 
  • Tarek, Osman (2011). Egypt on the Brink. From Nasser to Mubarak (en inglés). Yale University Press. ISBN 978-0-300-162752. 
  • Richard Bordeaux, Parker (1996). The Six-Day War. A Retrospective (en inglés). University Press of Florida. ISBN 9780813013831. 
  • Don, Peretz (1994). The Middle East Today (en inglés). Greenwood Publishing Group. ISBN 9780275945763. 
  • Elie, Podeh (1999). The Decline of Arab Unity. The Rise and Fall of the United Arabic Republic (en inglés). Sussex Academic Press. ISBN 1-902210-20-4. 
  • Elie, Podeh (2004). Rethinking Nasserism. Revolution and Historical Memory in Modern Egypt (en inglés). University Press of Florida. ISBN 0-8130-2704-7. 
  • Kenneth Michael, Pollack (2002). Arabs at War. Military Effectiveness, 1948-1991 (en inglés). University of Nebraska Press. ISBN 0-8032-3733-2. 
  • Karen, Rasler; William R., Thompson; Sumit, Ganguly (2013). How Rivalries End (en inglés). University of Pennsylvania Press. ISBN 978-0-8122-4498-4. 
  • Donald Malcolm, Reid (1981). Lawyers and Politics in the Arab World: 1880-1960 (en inglés). Bibliotheca Islamica, Inc. ISBN 978-0882970288. 
  • Eugene, Rogan (2011). The Arabs. A History (en inglés). Basic Books. ISBN 9780465028221. 
  • Barry, Rubin (2010). Guide to Islamist Movements (en inglés). M. E. Sharpe. ISBN 978-0-7656-1747-7. 
  • Patrick, Seale (1990). Asad of Syria. The Struggle for the Middle East (en inglés). University of California Press. ISBN 978-0520069763. 
  • Nawaf A., Salam (2004). Options for Lebanon (en inglés). I.B. Tauris. ISBN 1-85043-928-1. 
  • Gilbert, Sinoué (2015). L'aigle égyptien. Nasser. Tallandier. ISBN 979-1021008533. 
  • Robert Henry, Stephens (1972). Nasser: A Political Biography (en inglés). Nueva York: Simon and Schuster. ISBN 978-0-671-21224-7. 
  • Moshe, Shemesh; Selwyn Illan, Troen (1990). The Suez-Sinai Crisis: A Retrospective and Reappraisal (en inglés). Psychology Press. ISBN 0-7146-3356-9. 
  • Earl L., Sullivan (1986). Women in Egyptian Public Life (en inglés). Syracuse University Press. ISBN 978-0-8156-2354-0. 
  • Ghada Hashem, Talhami (2007). Palestine in the Egyptian Press. From al-Ahram to al-Ahali (en inglés). Lexington Books. ISBN 978-0-7391-1784-2. 
  • See Seng, Tan; Amitav, Acharya (2008). Bandung Revisited. The Legacy of the 1955 Asian-African Conference for International Order (en inglés). NUS Press. ISBN 978-9971-69-393-0. 
  • Salim, Yaqub (2004). Containing Arab Nationalism. The Eisenhower Doctrine and the Middle East (en inglés). University of North Carolina Press. ISBN 0-8078-5508-1. 
  • Panayiotis J., Vatikiotis (1978). Nasser and His Generation (en inglés). Croom Helm. ISBN 978-0856644337. 
  • Milton, Viorst (1987). Sands of Sorrow. Israel's Journey from Independence (en inglés). I.B. Tauris. ISBN 9781850430643. 
  • Mark, Weston (2008). Prophets and Princes. Saudi Arabia from Muhammad to the Present (en inglés). Nueva York: John Wiley & Sons. ISBN 978-0-470-18257-4. 
  • Gilbert Sinoué, L'aigle égyptien. Nasser, Tallandier, 2015, 410 pages.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Muhammad Naguib
Escudo de Egipto
Presidente de Egipto

1954 - 1970
Sucesor:
Anwar el-Sadat