Futura capital de Egipto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La conferencia de Sharm el-Sheij durante la cual Abdelfatah Al-Sisi anunció en marzo de 2015 la creación de la futura capital.

La futura capital de Egipto es un proyecto urbanístico impulsado por el gobierno de dicho país africano, cuyo objetivo oficial es trasladar la capitalidad administrativa a un nuevo emplazamiento en el medio del desierto ubicado a unos 45 kilómetros al este de la actual capital, El Cairo.[1][2]

La iniciativa, anunciada por el gobierno de Egipto el 13 de marzo de 2015,[3]​ fue presentada como un intento de desbloquear El Cairo, presa de una expansión demográfica y económica que la infraestructura lucha por seguir. Pero varios observadores señalan que este movimiento hacia el este también es probable que tenga fines políticos, incluida una mayor proximidad al poder con la zona estratégica del Canal de Suez.[4]

El proyecto, planeado desde la década de 1970 y constantemente pospuesto, recibió su lanzamiento real cuando Abdelfatah Al-Sisi llegó al poder tras el Golpe de Estado de 2013. En Egipto generó una cierta cantidad de entusiasmo, y también ha causado numerosas críticas, en particular con respecto a su financiación.[1]

Desarrollo[editar]

Las obras de construcción de la nueva ciudad, que aún no tiene nombre y está localizada a 45 kilómetros al este de El Cairo, justo afuera del segundo anillo de la autopista que circunda a la actual capital, se iniciaron en 2016.[5]​ Su construcción está localizada en un área deshabitada a medio camino de la ciudad de Suez. De acuerdo a los planes, la ciudad se convertirá en la nueva capital administrativa y financiera de Egipto y alojará los departamentos del gobierno principal y los ministerios así como a todas las embajadas. El área total será de 700 kilómetros cuadrados y podría llegar a tener una población de cinco millones de personas, sin embargo esta cifra podría llegar a 7 millones.[1]

Oficialmente, una de las razones para llevar este proyecto a cabo fue aliviar la congestión en El Cairo, una de las ciudades más hacinadas del mundo y considerando que su población se duplicará en las próximas décadas.[6]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Esparza, Pablo (29 de mayo de 2018). «Así será la fastuosa y polémica capital de Egipto que están construyendo en medio del desierto». BBC Mundo. Consultado el 31 de mayo de 2018. 
  2. Márquez, María (9 de mayo de 2018). «Egipto está construyendo una nueva capital en mitad del desierto tan grande como Singapur». El Economista. Consultado el 31 de mayo de 2018. 
  3. «Egypt plans new capital adjacent to Cairo». www.aljazeera.com (en inglés). Consultado el 4 de junio de 2018. 
  4. Carrión, Francisco (30 de noviembre de 2017). «En las obras de la nueva capital de Egipto en pleno desierto». El Mundo (España). Consultado el 31 de mayo de 2018. 
  5. González, Ricard (22 de junio de 2018). «Egipto acelera la construcción de su nueva capital en medio del desierto». El País. Consultado el 22 de noviembre de 2018. 
  6. «La población de El Cairo aumentará medio millón durante 2017». Monitor de Oriente. 13 de marzo de 2017. Consultado el 22 de noviembre de 2018. 

Enlaces externos[editar]