Tortera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Fusayola»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Una fusayola encajada en el huso con hilo bobinado.
Fusayolas del poblado íbero de la Bastida de les Alcusses (siglo IV a. C.). En este mismo yacimiento se encontraron pesas de telar de piedra, de un tamaño mucho mayor y formas distintas.[1]

Una tortera, malacate,[2]volante o fusayola es una pieza de cerámica, metal, piedra o hueso, entre otros posibles materiales, que se utiliza como contrapeso, colocado en el huso de tipo vertical, para hilar, que además sirve de tope cuando se sitúa en la parte inferior del huso.[3][4][nota 1]

No se debe confundir con las pesas de telar, que tensan los hilos en ese instrumento, ni aun cuando la tortera es mencionada como pesa de hilar o como contrapeso de huso,[6][7]​ aunque en la literatura arqueológica se encuentra, en ocasiones, el uso de los términos fuyasola y pesa de telar como sinónimos,[nota 2]​ e incluso se utiliza «fusayola de telar»,[14]​ que mezcla ambas.

Funcionamiento[editar]

La tortera es una parte presente en algunos husos de hilar, que permite un hilado más uniforme y rápido que cuando se utiliza el huso solo, al mantener la inercia del giro, como lo hace, por ejemplo, una peonza. Esto es debido a que prolonga el tiempo de giro al huso cuando se da el impulso con las manos, aunque este, a su vez, ofrece más resistencia. Los diferentes tamaños, y por tanto los distintos pesos, permiten crear distintos grosores del hilo, a igual material o permiten el hilado de distintos, que pueden necesitar más o menos tensión. Para que los resultados sean óptimos se debe asegurar un giro uniforme y, por tanto, una fusayola equilibrada (simétrica) respecto al eje que forma el huso.

Cuando el contrapeso se pone en la parte inferior del huso funciona como tope para evitar que el hilo se bobine más allá de este.

Una vez completado el devanado del hilo sobre el huso, a partir del extremo del hilo se ovilla a mano o se lleva a una devanadera para formar una madeja, que se guarda suelta o en un aspa. En ocasiones, una vez extraída la tortera, el hilo se puede conservar en bobinas sobre el propio huso, en este caso, probablemente, para utilizar el hilo en labores de costura y no de telar.[6][15]

Historia[editar]

Fusayolas griegas de terracota decorada con una forma compleja (siglo X a. C.).

Se desconoce el origen del hilado con huso o de la tortera, si bien hay vestigios de su utilización acreditados desde el Neolítico, ya en el V milenio a. C., desde el Cercano Oriente hasta la península ibérica, hasta nuestros días.[16][17][18]

Cercano oriente[editar]

En la zona del Creciente fertil, y en general en Oriente Próximo, aparecen fusayolas de piedra en época del Neolítico precerámico. El yacimiento de Çatalhöyük recoge vestigios de objetos relacionados con la industria textil, fusayolas y pesas de telar, desde 6500 a. C.. En la zona del Nilo, actual Egipto, en los yacimientos neolíticos de Merimde y El Fayum conservan restos de fusayolas del V milenio a. C., junto a otros utensilios de producción de tejido, ya en época de mayor difusión.[19][20]

Europa[editar]

Los vestigios de husos y torteras más antiguos de la península ibérica se han encontrado en el poblamiento neolítico de La Draga, del V milenio a. C.. Excepcional por haber conservado elementos de madera en buen estado y ser el único de tipo lacustre de la península.[18]

El yacimiento, de la Edad del Bronce, de El Argar ofrece muestras de este elemento, cuya antigüedad se remonta entre la segunda mitad del III milenio a. C. hasta mediados del II milenio a. C., en el sur de la península ibérica.[4]

Desde esas épocas prehistóricas y protohistóricas se encuentran restos de este elemento en yacimientos de diversas momentos de la historia de forma continua: iberos, romanos, tardoantiguos, medievales y posteriores.

América[editar]

En América se utilizó el malacate desde época precolombina. En la zona mesoamericana hay fusayolas de la cultura maya desde, al menos, el periodo Preclásico Medio,[21]​ entre el 1000 a. C. y el 400 a. C., siendo habitual su uso todavía en el siglo XXI.

Tipos, formas y materiales[editar]

Fusayolas prehistóricas de múltiples formas.

La principal forma de clasificación de las torteras es según la posición que ocupan en el huso: arriba, en el centro o abajo.[22]

Las torteras también cambian de forma y material. Se han encontrado torteras de cerámica, piedra, hueso, concha, vidrio, semillas, madera, etc.[23]

Las formas: cilíndricas, tronco cónicas, sección de esfera, cónicas, etc. El cambio de forma y peso podría responder al tipo de material que se quiera hilar.[23]

Se han encontrado fusayolas de todos los tiempos decoradas con inscripciones, decoración geométrica, punteados, etc.

Por su forma, material de hallazgo (por ejemplo, tumbas) se supone que algunas fusayolas de ciertas culturas eran de uso ritual.[24]

Notas y referencias[editar]

Notas[editar]

  1. El nombre de volante es debido a que actúa como tal, imprimiendo un giro con mayor momento durante más tiempo.[5]
  2. Publicaciones editadas, por ejemplo, por el Museo Arqueológico de Cartagena,[8]​ el Diario de Atapuerca,[9]​ o la Universidad de Cádiz,[10]​ utilizan fusayola y pesa de telar como sinónimos, si bien no son ediciones cuyo objeto específico sea este, sino que simplemente se mencionan. En publicaciones consultadas cuyo objeto directo es la industria textil, desde el punto de vista arqueológico, no suele presentarse esta ambigüedad, y el uso que se hace la palabra fusayola esta claramente diferenciado de la pesa de telar. Por ejemplo: Heras y Martínez (1992: 23 y 33) describe, en su glosario, la fusayola o volante de huso o tortero (sic) sin incluir la pesa de telar como sinónimo; el tesauros del patrimonio cultural español, del Ministerio de Educación y Cultura, describe los dos términos, fusayola y pesa de telar, en dos entradas distintas y definiendo en el primero una tortera;[11][12]Caro Bellido (2008: 43y 49) menciona la fusayola como sinónimo de pesa de hilar y pesa de telar como un término distinto; en un trabajo monográfico sobre las pesas de telar en un yacimiento de la Edad del Bronce, cuando se mencionan las fusayolas quedan claramente distinguidas de estas;[13]​ y Gutiérrez y Hierro (2010) en un trabajo sobre la industrial textil tardoantigua y medieval describen de forma separada pesas de telar y fusayolas, incluso cuando tienen formas parecidas.

Referencias[editar]

  1. Bonet Rosado, Soria Combadiera y Vives-Fernández Sánchez, 2011, pp. 167-171.
  2. Hernández Álvarez y Peniche May, 2008.
  3. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «tortera». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. 
  4. a b «Pesas de telar y fusayolas». El Argar. Consultado el 26 de febrero de 2017. 
  5. Esparza Lara, 2002, p. 17.
  6. a b Jover Maestre y López Padilla, 2013, p. 158.
  7. Museo Arqueológico Nacional, 1997, pp. 2 y 4.
  8. Martínez Garcerán, sf, p. 6.
  9. Redacción, 2010, p. 7.
  10. Castañeda Fernández, 1997, p. 127.
  11. Ministerio de Educación y Cultura. «fusayola». Tesauros del patrimonio cultural español. Consultado el 6 de marzo de 2017. 
  12. Ministerio de Educación y Cultura. «pesa de telar». Tesauros del patrimonio cultural español. Consultado el 6 de marzo de 2017. 
  13. Bernal Pascual, Gallego Gallardo y Llinares Beneyto, 1984, p. 168.
  14. Almagro y Lamboglia, 1959, p. 20.
  15. Ruiz Zapatero, 2014, p. 33.
  16. Museo Arqueológico Nacional, 1997, p. 2.
  17. Castro Curel, 1980, p. 127.
  18. a b Bosch et al., 2005, p. 291.
  19. UNED, sf, p. 8.
  20. Navajas Jiménez, 2011, pp. 41-43.
  21. Hernández Álvarez y Peniche May, 2008, pp. 198-199 200 y 203-204.
  22. Glosario de Términos Arqueológicos
  23. a b Hernández Álvarez y Peniche May, 2008, p. 198.
  24. Bonet Rosado, Soria Combadiera y Vives-Fernández Sánchez, 2011, p. 170.

Bibliografía[editar]

  • Esparza Lara, Silvia (2002). Teoría de los Hilados. Colección textos politécnicos. Serie textiles. Limusa. ISBN 9789681855635. Consultado el 28 de febrero de 2017.  La versión en línea muestra un número reducido de páginas.
  • Martínez Garcerán, Mª Paz (sf). Cuaderno didactico nº9 (PDF). Cuadernos Didácticos del Museo Arqueológico Municipal. Museo Arqueológico Municipal de Cartagena Enrique Escudero de Castro. Consultado el 3 de marzo de 2017. 
  • Ruiz Zapatero, Gonzalo (2014). Gentes de la Edad del Hierro. Madrid, una historia para todos (4). Madrid: Comunidad de Madrid. ISBN 978-84-451-3501-3. 

Enlaces externos[editar]