Furnarius rufus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Hornero común
Flickr - Dario Sanches - JOÃO-DE-BARRO (Furnarius rufus) (3).jpg
Hornero común al borde del río Ribeira de Iguape, estado de São Paulo, Brasil.
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN 3.1)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Passeriformes
Familia: Furnariidae
Género: Furnarius
Vieillot, 1816[2]
Especie: F. rufus
(Gmelin, 1788)[2]
Distribución
     Área aproximada de residencia estable.[3]

     Área aproximada de residencia estable.[3]
Subespecies
5, véase texto
Sinonimia

Merops rufus[4]

[editar datos en Wikidata]

El hornero común (Furnarius rufus),[5] [6] también conocido como alonsito (en Argentina y Paraguay),[7] casero (en Argentina),[8] tiluchi (en Bolivia), simplemente hornero (en Uruguay y Argentina) o joão-de-barro (en portugués, en Brasil),[7] es una especie de ave paseriforme perteneciente a la familia de los furnáridos (Furnariidae), y que a su vez compone junto con otras cinco especies el género Furnarius. Es un pájaro pequeño que mide entre 16-23 cm de longitud y no presenta dimorfismo sexual aparente. Es endémico de América del Sur y está presente en una amplia variedad de hábitats.

El hornero común es un ave insectívora que consigue su alimento mientras camina por el suelo. Su dieta consiste principalmente en pequeños invertebrados como coleópteros, grillos, mariposas y otros insectos. Se trata de una especie monógina que construye un característico nido de barro en árboles, construcciones y otras estructuras. La hembra deposita de tres a cuatro huevos, que ambos sexos ayudan a incubar. Al ser un ave de hábitos no migratorios, vive y se reproduce en su área de residencia. Debido a su amplia área de distribución y su abundancia en incremento, el hornero común es clasificado como de preocupación menor por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.[1]

El hornero común se favoreció con la presencia del ser humano, convirtiéndose en el centro de muchas leyendas y canciones pertenecientes al folclore de las personas de América del Sur. Además, los agricultores admiten al hornero común ya que éste protege el sembrado de insectos dañinos. Es el ave nacional de la Argentina desde 1928.[9] Apareció en la moneda austral argentina de medio centavo acuñada en 1985.

Taxonomía[editar]

El hornero común fue descrito por primera vez en 1788 por Johann Friedrich Gmelin en el primer tomo de su obra Systema Naturae, bajo el nombre científico de Merops rufus,[4] [10] aunque Philibert Commerson realizó algunas notas sobre la especie en 1767, de un espécimen que obtuvo en la Ensenada de Barragán, durante la expedición de Louis Antoine de Bougainville. Commerson llamó al hornero común como Turdus fulvus y sus notas fueron publicadas en 1779 por Georges Buffon en su obra Histoire Naturelle.[11] [12] Su nombre científico actual se utilizó por primera vez en la ornitología en el libro Zoology of the Voyage of H.M.S. Beagle, publicado por el ornitólogo inglés John Gould en 1841.[11] [13]

Actualmente, el hornero común compone junto con otras cinco especies el género Furnarius, que a su vez pertenece a la familia de los furnáridos,[14] que comprende a aves passeriformes oriundas de América Central y América del Sur.[15] El pariente más cercano del hornero común es el hornero copetón (Furnarius cristatus), que presenta un plumaje y costumbres similares al Furnarius rufus,[16] aunque el hornero copetón es más pequeño y posee su característico copete.[10]

La palabra Furnarius de su nombre binomial deriva del latín furnus, que hace referencia al horno de barro, cuya forma es similar a la del nido del hornero. Por otro lado, el epíteto rufus, también en latín, denota el tono rufo que posee el plumaje del hornero.[11] En el 2003, la Sociedad Española de Ornitología recomendó el nombre de hornero común para nombrar a la especie Furnarius rufus.[5]

Subespecies[editar]

Se reconocen cinco subespecies del hornero común,[17] las cuales se diferencian mayoritariamente por cambios en el color del plumaje:[18]

  • F. r. commersoni, descrito por Pelzeln en 1868. Habita el oeste de Brasil, el estado de Mato Grosso y la frontera de éste con Bolivia.[7]
  • F. r. schuhmacheri, descrito por Laubmann en 1933. Habita al norte y al este de Bolivia, desde los departamentos de La Paz y Beni hasta el departamento de Tarija.[7]

Anteriormente, la subespecie albogularis se denominó bajo el nombre de badius y fue clasificada erróneamente dentro del género Turdus. Algunos autores aún no consideran la subespecie Furnarius rufus schuhmacheri como tal, ya que aseguran que las descripciones hechas están basadas en especímenes deteriorados.[16]

Descripción[editar]

Detalles del rostro y del cráneo de un hornero común.

El hornero común es un ave paseriforme pequeña y es la especie de mayor tamaño correspondiente al género Furnarius. El hornero común no presenta dimorfismo sexual aparente,[20] aunque el macho posee un mayor peso y las alas de mayor longitud que la hembra.[21] El ave mide desde 16 a 23 cm de longitud con un peso de 31 a 65 g.[16] [18] [22] En mediciones estándar, el ala mide aproximadamente 10.2 cm de longitud, la cola 7.1 cm y el pico 2.5 cm.[23] Las poblaciones de horneros comunes que habitan a mayor distancia del ecuador poseen un mayor tamaño debido a la regla de Bergmann.[24] Los ejemplares inmaduros poseen el plumaje del vientre de color más pálido que los adultos.[18]

El hornero común posee las alas mayoritariamente de color marrón rojizo, excepto las plumas secundarias que son marrones pálidas y las plumas de vuelo, que son negruzcas. Las plumas cobertoras debajo de las alas son de color marrón claro.[23] La espalda del ave es parda rojiza, la garganta es blancuzca, el pecho es marrón pálido, en el vientre el marrón se vuelve más pálido y brillante y la cola es rufa. La frente del hornero común es parda rojiza, con un lorum más pálido, una coronilla marrón grisácea y una parte superciliar indefinida de color marrón pálido brillante.[25] El pico y las patas son de color gris oscuro.[23]

En contadas ocasiones se registran especímenes de horneros comunes que presentan leucismo.[26] Por otra parte, también se encontraron al menos dos ejemplares de horneros comunes con albinismo. En dichos casos, el ave presenta el plumaje mayoritariamente de color blanco.[27] [28]

Vocalizaciones[editar]

Canto y llamada de una pareja de horneros comunes grabado en Artur Nogueira, Brasil.

El hornero común realiza un coordinado canto a dúo descrito como una repentina e intensa serie de notas, que poseen un sonido «ki-ki-ki» metálico. El macho empieza el canto con trino constante. La hembra se suma al canto produciendo una serie de notas más definidas y al mismo tiempo el trino realizado por el macho se transforma en tresillos.[11] La hembra termina el canto con 3-4 notas punzantes. Si bien los hornero comunes desarrollan este canto durante todo el año, lo realizan con mayor frecuencia durante la etapa previa a la postura, posiblemente porque el canto sirve para mantener el vínculo entre las parejas.[29] Al encontrarse, la pareja de horneros realiza el canto a dúo con el cuello estirado, la cola extendida y agitando levemente las alas.[23]

El canto del macho es diferente al de la hembra. Mientras que el canto del macho está exclusivamente compuesto por un tipo de nota que se repite a un ritmo cada vez mayor, el canto de la hembra está formado por dos tipos de notas y se desarrolla en una frecuencia más alta que el canto del macho.[30] Por otra parte, los llamados del hornero común son detallados como un insistente y constante «krip» metálico, que también es usado como voz de alarma ante la presencia de posibles amenazas y depredadores.[18] [23]

Ecología y comportamiento[editar]

Hornero común sobre un arbusto en el Parque da Independência, Brasil.

El hornero común es endémico de América del Sur y es generalmente encontrado en hábitats de escasa vegetación como pastizales y matorrales. También se lo observa en parques urbanos, tierras agrícolas, jardines y otras áreas urbanas. El hábitat de ésta ave debe contener barro para la construcción del nido. El hornero común vive usualmente en tierras bajas, cerca de cuerpos de agua, aunque su área de residencia también incluye hábitats en Bolivia a 3500 m de altura.[22] El hornero común se distribuye desde el norte de Bolivia y el centro de Brasil hasta Uruguay y el centro de Argentina.[25]

El hornero común es un ave sedentaria, de vuelo corto y bastante territorial. El territorio de una pareja de horneros varía entre 0.25-1 hectáreas y es defendido por ambos individuos durante todo el año. A pesar de que la longevidad de esta especie no fue muy estudiada, se registró que al menos el 71,4 % de horneros comunes adultos sobreviven anualmente en su hábitat natural, con una esperanza de vida promedio que varía entre tres y cuatro años,[31] aunque también se demostró que son capaces de vivir hasta los ocho años.[32] Los principales depredadores del hornero común son las aves de presa, serpientes, lagartos, comadrejas, zorros y otros félidos.[33]

Hornero común en el parque nacional Iguazú realizando su característica caminata al cazar.

Alimentación[editar]

El hornero común se alimenta principalmente de insectos como grillos, cucarachas, mariposas, escarabajos, langostas, hormigas y chinches.[34] [35] También forman parte de su dieta otros pequeños invertebrados como lombrices, caracoles, gusanos y arañas.[33] [36] Ocasionalmente se nutre de semillas, vegetales, frutas y pan.[35] [37] [38] Además, se registró que el hornero común es capaz de capturar pequeños peces y renacuajos para su consumo.[39] Éste pájaro recolecta su alimento mayoritariamente mientras camina o realiza pequeños trotes. Es común verlo en el suelo buscando su comida entre las hojas secas y la vegetación escasa. También registra el fango y la corteza de los árboles en buscan de posibles presas.[22] [34] Si captura un invertebrado o insecto demasiado grande lo descuartiza.[35]

El hornero común generalmente busca su comida solo o con su pareja, aunque también puede integrarse eventualmente a un grupo de calandrias (Mimus saturninus).[40] Durante la época de reproducción, los polluelos son alimentados con libélulas, orugas, moscas y otros pequeños insectos e invertebrados.[41]

Reproducción[editar]

Pareja de horneros comunes construyendo un nido sobre un árbol.

El hornero común se reproduce durante la primavera y el verano austral.[16] Es un ave monógama y generalmente las parejas de horneros comunes permanecen juntas por un tiempo indefinido, incluso de por vida. En algunas ocasiones, la hembra realiza dos posturas al año. Usualmente, el tordo renegrido (Molothrus bonariensis) y el tordo de pico corto (Molothrus rufoaxillaris) intentan parasitar el nido de los horneros comunes, aunque la mayoría de las veces los horneros expulsan los huevos de éstas aves.[31]

Entre tres y cuatro huevos (generalmente cuatro) son depositados durante las primeras horas de la mañana en un intervalo de dos a tres días.[41] El tamaño promedio del huevo es de 28 mm x 22 mm, con un peso de 4.6 a 7.1 g.[21] Los huevos son de color blanco opaco y poseen una forma ovalada.[42] La incubación dura entre 16-17 días y durante el día ambos padres se turnan la tarea de incubar los huevos, mientras que por la noche es la hembra quién permanece en el nido. La eclosión no es simultánea y tarda entre 5-8 horas hasta tres días.[41] Los polluelos nacen altriciales, permaneciendo en el nido alrededor de 25 días. Los polluelos comienzan a abrir sus ojos a los 4-5 días, consiguen la mayor parte del plumaje en 16–17 días y en la última semana que permanecen en el nido los jóvenes horneros ya pueden realizar las vocalizaciones de un adulto.[31]

Ambos padres alimentan a las crías desde que nacen hasta los 4-5 días después de que los pequeños abandonan el nido. Durante primeras tres semanas luego de abandonar el nido, los polluelos lentamente se independizan de sus padres, aunque permanecen en el territorio de sus padres por aproximadamente nueve meses e incluso pueden ayudar a sus padres a construir el nido para la próxima temporada de reproducción.[31]

Nido[editar]

El hornero común construye su nido principalmente entre los meses de abril y junio, comenzando la construcción entre 3-4 meses antes de la postura de los huevos.[31] El nido es construido tanto por el macho como por la hembra en un período de tiempo que varía entre los cuatro días hasta alrededor de un mes dependiendo de la disponibilidad de los materiales. Durante dicho período, las glándulas salivales del hornero común se hipertrofian, hecho que le proporciona una mayor cantidad de saliva. El nido tiene la forma de un horno de barro y es construido con lodo combinado con fibras vegetales, crines, estiércol y piedras pequeñas.

Hornero sobre un nido terminado.

En el interior, un tabique divide la entrada de la cámara de incubación, que usualmente es recubierta con plumas y paja. La entrada del nido puede estar ubicada del lado derecho o del lado izquierdo,[43] mientras que la orientación de la misma aun es un misterio. Estos nidos son ubicados en árboles u otras estructuras que permitan al hornero común tener una buena visibilidad de los alrededores. En ocasiones, los horneros comunes abandonan el nido incompleto debido a la falta de materiales. Una vez terminado, el peso promedio del nido es de 5 kilogramos. Una pareja de horneros construye cada año un nido nuevo, aunque se registraron casos en donde reutilizan los nidos. A pesar de la seguridad que provee el nido, los horneros prefieren dormir en la vegetación densa.[41]

Los nidos abandonados de ésta especie son utilizados por una amplia variedad de aves, tales como bandurritas chaqueñas, benteveos rayados, burlistos pico pardo, caburés chicos, estorninos pintos, golondrinas cejiblanca, golondrinas pardas, gorriones comunes, jilgueros dorados, monjitas blancas, picabueyes, ratonas comunes, coluditos copetones y tordos músicos.[44] [45]

Relación con el hombre[editar]

El hornero común es un ave sinantrópica que resultó mayormente beneficiado por la existencia del ser humano. Las construcciones y estructuras hechas por el hombre son muchas veces utilizadas por estas aves para la ubicación de sus nidos,[46] como así también los sistemas de riego facilita la obtención del fango para sus nidos. Además, el removimiento de la tierra en los campos agrícolas y el segado de las distintas hierbas le facilita la tarea de encontrar su alimento.[47] Sin embargo, el hornero común suele ser vulnerable a los choques y accidentes contra los automóviles.[48] Por otra parte, las personas también se beneficiaron con la existencia del hornero, que se alimenta de muchos insectos e invertebrados que son perjudiciales para la siembra, aunque en ocasiones al construir su nido sobre los postes telefónicos o de tensión pueden causar cortocircuitos, entre otros problemas.[49]

El hornero común es el ave nacional de la Argentina desde 1928.[9] También apareció en la moneda austral de medio centavo de dicho país acuñada en 1985. Además está presente en diversas estampillas tanto argentinas, brasileras como uruguayas. En el Partido de Roque Pérez, provincia de Buenos Aires se encuentra el monumento al hornero.

Debido a su popularidad, el hornero común se convirtió en el centro de muchas leyendas y canciones pertenecientes al folclore de las personas de América del Sur.[50] [51] Su canto, junto con el de otras aves, fue una inspiración para el compositor clásico Olivier Messiaen. El poeta argentino Leopoldo Lugones compuso una poesía sobre el hornero.

Referencias[editar]

  1. a b «Furnarius rufus». The IUCN Red List of Threatened Species (en inglés). Consultado el 08 de marzo de 2014.
  2. a b «Furnarius Vieillot, 1816». Integrated Taxonomic Information System (en inglés). Consultado el 08 de marzo de 2014.
  3. «Furnarius rufus.» The IUCN Red List of Threatened Species (en inglés). Consultado el 8 de marzo de 2014.
  4. a b «Systema Naturae per Regna Tria Naturae, Secundum Classes, Ordines, Genera, Species, cum characteribus, differentiis, synonymis, locis». Gmelin, Johann Friedrich (en latín). Consultado el 10 de enero de 2015.
  5. a b «Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la SEO.» Sociedad Española de Ornitología. Consultado el 13 de enero de 2015.
  6. «Nature Worldwide: WICE.» Aves de Argentina. Consultado el 7 de marzo de 2015.
  7. a b c d e f «Hornero Común (Furnarius rufus) (Gmelin, 1788).» Avibase (en inglés). Consultado el 22 de abril de 2015.
  8. «Nombres vulgares de algunas aves de Entre Ríos.» El Hornero. Consultado el 22 de enero de 2015.
  9. a b «Del hornero y otros pájaros.» La Nación. Consultado el 22 de enero de 2015.
  10. a b «Contribución al estudio de las aves de San Luis.» El Hornero. Consultado el 10 de enero de 2015.
  11. a b c d «El Hornero, Ave Nacional.» Narosky, Tito; Carman, Raúl. Consultado el 10 de enero de 2015.
  12. Histoire Naturelle des Oiseaux Volume XXI, página 476. Buffon, Georges (en francés). Consultado el 29 de marzo de 2015.
  13. Zoology of the Voyage of H.M.S. Beagle, página 64. Gould, John (en inglés). Consultado el 10 de enero de 2015.
  14. «Furnarius rufus (Gmelin, 1788).» Integrated Taxonomic Information System (en inglés). Consultado el 11 de enero de 2015.
  15. «Furnariidae ovenbirds.» Animal Diversity Web (en inglés). Consultado el 8 de marzo de 2014.
  16. a b c d «Rufous Hornero (Furnarius rufus).» Handbook of the Birds of the World Alive (en inglés). Consultado el 10 de enero de 2015.
  17. «Ovenbirds & woodcreepers.» IOC World Bird List Version 5.1 (en inglés). Consultado el 12 de marzo de 2015.
  18. a b c d Rufous Hornero – Furnarius rufus. Oiseaux-Birds (en inglés). Consultado el 12 de marzo de 2014.
  19. «Rufous Hornero (paraguayae) (Furnarius rufus paraguayae) Cherrie & Reichenberger, 1921.» Avibase (en inglés). Consultado el 13 de diciembre de 2014.
  20. «Hornero». Aves Americanas. Consultado el 14 de enero de 2015.
  21. a b «Biología reproductiva y análisis de la morfología de huevos en función de la secuencia de puesta en el Hornero Común Furnarius rufus.» Aves Argentinas. Consultado el 15 de febrero de 2015.
  22. a b c Ovenbirds: Furnariidae - Rufous Hornero (furnarius Rufus): Species Accounts. Animal Life Resource (en inglés). Consultado el 12 de marzo de 2014.
  23. a b c d e Argentine Ornithology: A Descriptive Catalogue of the Birds of the Argentine Republic. Volume 1. Hudson, W. H. & Sclater, P. L. (en inglés). Consultado el 14 de enero de 2015.
  24. «Rufous Hornero (Furnarius rufus).» The Internet Bird Collection (en inglés). Consultado el 14 de enero de 2015.
  25. a b The Birds of South America: Vol. II, The Suboscine Passerines. Robert S. Ridgely; Guy Tudor (en inglés). Consultado el 12 de febrero de 2015.
  26. «Apareció en la ciudad un raro ejemplar de Hornero blanco». Riel FM. Consultado el 12 de febrero de 2015.
  27. «Albinismo parcial en un ejemplar de Furnarius rufus rufus.» El Hornero. Consultado el 12 de febrero de 2015.
  28. «Aparece en Capiatá un Alonsito blanco y seria el primer caso en Sudamérica.» Capiatá Digital. Consultado el 12 de febrero de 2015.
  29. «El canto a dúo del Hornero (Furnarius rufus).» El Hornero. Consultado el 17 de enero de 2015.
  30. «Simple neural substrate predicts complex rhythmic structure in duetting birds.» Dynamical Systems Lab (en inglés). Consultado el 17 de enero de 2015.
  31. a b c d e «The Breeding of Rufous horneros (Furnarius rufus).» The Cooper Ornithological Society (en inglés). Consultado el 15 de febrero de 2015.
  32. «Longevity of Wild Birds Obtained During a Banding Program in Sao Paolo, Brasil.» Journal of Field Ornithology (en inglés). Consultado el 15 de febrero de 2015.
  33. a b «Un pájaro albañil: el hornero.» Diario Norte Corrientes. Consultado el 29 de enero de 2015.
  34. a b «Alimentación de algunas aves de La Pampa.» El Hornero. Consultado el 29 de enero de 2015.
  35. a b c «Observaciones de campo en la alimentación de las aves.» Biológica. Consultado el 27 de enero de 2015.
  36. «Alimentación de aves insectívoras en un bosque de coníferas en Río de los Sauces.» Natura Neotropicalis. Consultado el 14 de febrero de 2015.
  37. «Feeding associations between capybaras Hydrochoerus hydrochaeris (Linnaeus) (Mammalia, Hydrochaeridae) and birds in the Lami Biological Reserve.» Revista Brasileira de Ornitologia (en inglés). Consultado el 30 de enero de 2015.
  38. «Lista sobre el contenido estomacal de las aves argentinas.» El Hornero. Consultado el 15 de febrero de 2015.
  39. «Cuatro Furnariidae 'pescando'.» Nuestras Aves. Consultado el 27 de enero de 2015.
  40. «Raptors and "Campo-cerrado" Bird Mixed Flock Led by Cypsnagra hirundinacea (Emberizidae: Thraupinae).». Ragusa-Netto, José (en inglés). Consultado el 18 de febrero de 2015.
  41. a b c d «A reprodução do joão-de-barro, Furnarius rufus (Gmelin, 1788): uma revisão.» Centro de Estudos Ornitológicos Bol. CEO Nº 11 (en portugués). Consultado el 15 de febrero de 2015.
  42. «Descripción de una colección de huevos de aves argentinas.» El Hornero. Consultado el 18 de febrero de 2015.
  43. «Horneros.» El Hornero. Consultado el 20 de febrero de 2015.
  44. «Reutilización de nidos por aves en el área central de Córdoba, Argentina.» Nuestras Aves. Consultado el 18 de febrero de 2015.
  45. «Utilización de nidos de hornero (Furnarius rufus) por el estornino pinto (Sturnus vulgaris).» Nótulas Faunísticas. Consultado el 18 de febrero de 2015.
  46. «Preferência ocupacional de ninhos de Joâo-de-Barro (Furnarius rufus, Gmelin) entre área urbanizada e natural.» Biodiversidade Pampeana (en portugués). Consultado el 19 de febrero de 2015.
  47. «Mechanical cattle: lawn mower attracts the Smooth‑billed Ani (Crotophaga ani) and an assemblage of bird opportunists in southeastern Brazil.» Revista Brasileira de Ornitologia (en inglés). Consultado el 19 de febrero de 2015.
  48. «Seasonality and habitat types affect roadkill of neotropical birds.» Journal of Environmental Management (en inglés). Consultado el 19 de febrero de 2015.
  49. «Los nidos de aves en los postes telefónicos.» El Hornero. Consultado el 19 de febrero de 2015.
  50. «El hornero, ese paciente constructor de ranchos de adobe.» La Nación. Consultado el 19 de febrero de 2015.
  51. «Las misteriosas leyendas que rodean al hornero.» La Nación. Consultado el 23 de febrero de 2015.

Bibliografía[editar]

  • Narosky, Tito; Carman, Raúl (2008). El Hornero, Ave Nacional. Buenos Aires: Albatros. ISBN 978-950-24-1245-0.
  • del Hoyo, Josep; Elliott, Andrew; Christie, David (2003). Handbook of the Birds of the World. Volume 8: Broadbills to Tapaculos (en inglés). Barcelona: Lynx Edicions. ISBN 84-87334-50-4.
  • Hudson, William Henry; Sclater, Philip Lutley (2010). Argentine Ornithology: A Descriptive Catalogue of the Birds of the Argentine Republic. Volume 1 (en inglés). Charleston: Nabu Press. ISBN 978-114-48-2099-0.
  • Ridgely, Robert Sterling; Tudor, Guy (1994). The Birds of South America: Vol. II, The Suboscine Passerines (en inglés). Austin: University of Texas Press. ISBN 0-292-77063-4.

Enlaces externos[editar]