Fuerza Aérea Argentina en la guerra de las Malvinas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La Fuerza Aérea Argentina en la guerra de las Malvinas cumplió un rol destacado luchando contra las Fuerzas Armadas británicas.

El bautismo de fuego de la Fuerza Aérea Argentina[editar]

Se considera oficialmente que el bautismo de fuego de la Fuerza Aérea Argentina ocurrió el 1.º de mayo de 1982, ya que en esa fecha efectuó su primera acción en el conflicto bélico del Atlántico Sur.[1]​ El 16 de junio de 1955, personal de la Fuerza Aérea utilizando aviones de combate, efectuó una acción armada previa cuando abrió fuego en el bombardeo de la Plaza de Mayo,[2]​ y en el posterior golpe de Estado en Argentina de septiembre de 1955.[3]

Medios utilizados en el conflicto[editar]

Argentina[editar]

Argentina contaba con unas 200 aeronaves no civiles al momento de iniciarse el conflicto bélico.[4]

Argentina[5]
Modelo Tipo Observaciones
FMA IA-58 Pucará Avión de ataque a tierra 45 unidades.[4]
BAC Canberra MK-62 Bombardero 9 unidades.[4]
Douglas A-4C Skyhawk Avión de ataque a tierra Operaron desde la Base Aérea Militar San Julián (Santa Cruz).[6]
Douglas A-4P (B) Skyhawk Operaron desde la Base Aérea Militar Río Gallegos.[6]
IAI Dagger Cazabombardero 26 unidades.[4]
Dassault Mirage IIIEA Interceptor 19 unidades.[4]
Learjet 35A Avión de aerofotografía
Learjet 35F
de Havilland Canada DHC-6 Twin Otter Avión ligero STOL Tareas de exploración, rescate y transporte.[7]
Lockheed C-130 Hercules Avión de transporte táctico 2 C-130E y 5 C-130H.[8]
Lockheed KC-130H Hercules Avión cisterna 2 unidades.[8][9]
Fokker F27 Friendship Avión de transporte Transporte de personas y materiales.[10]
Fokker F28 Fellowship Avión de transporte Puente aéreo entre el continente y las islas en las primeras semanas del conflicto.[11]
Boeing 707-320C Avión de transporte estratégico
Bell 212 Helicóptero militar Tareas de rescate, apoyo logístico y observación.[12]
Boeing CH-47C Chinook Helicóptero de transporte 2 unidades.[13]

Reino Unido[editar]

El avión de combate británico Harrier cosechó óptimos resultados como interceptor.[14]​ El misil AIM-9L Sidewinder, que el Reino Unido recibió del arsenal de la OTAN, fue fundamental para el éxito del Harrier en la batalla aérea de Malvinas.[14]

Los buques de guerra británicos tenían modernos misiles superficie-aire Sea Dart, Sea Cat y Sea Wolf, cañones de largo alcance controlados por radar en forma automática, granadas de fragmentación, baterías y fusiles ligeros.[15]

Reino Unido[5]
Fuerza Modelo Tipo Observaciones
Real Fuerza Aérea británica Hawker Siddeley Harrier GR.3 Avión de ataque a tierra V/STOL 14 unidades.[16]
Avro 698 Vulcan B.2 Bombardero estratégico Afectados a la Operación Black Buck.[17]
Handley Page Victor K.2 Avión cisterna Afectados a la Operación Black Buck.[17]
Hawker Siddeley Nimrod MR.1 Avión de patrulla marítima Operaron desde la Isla Ascensión.[18]
Lockheed C1 C1P C3 Hercules Avión de transporte táctico Operaron desde la Isla Ascensión.[18]
Vickers VC10 C.1 Avión de transporte estratégico
Westland Sea King HAR.4 Helicóptero naval
Boeing HC.1 Chinook Helicóptero de transporte Basado en la Isla Ascensión.[18]
Marina Real británica British Aerospace Sea Harrier FRS.1 Cazabombardero embarcado V/STOL 28 unidades que operaron desde el HMS Hermes y el HMS Invincible.[16]
Westland Sea King HAS.5 FRS.1 Helicóptero naval
Westland Wessex HAS.5 Helicóptero militar Operaron desde el destructor HMW Antrim.[16]
Westland Lynx HAS.2 Helicóptero naval Operaron desde la fragata HMS Brilliant.[16]
Westland Wasp HAS.1 Helicóptero Operaron desde el HMS Endurance.[16]
Westland Scout AH.1 Helicóptero 3 unidades transportadas en el mercante Europic Ferry.[19]
Cuerpo de Marines Reales Westland Gazelle AH.1 Helicóptero 9 unidades.[20]
Westland Scout AH.1 Helicóptero 6 unidades.[20]
Ejército Británico Westland Gazelle AH.1 Helicóptero 6 unidades.[21]
Westland Scout AH.1 Helicóptero 3 unidades.[21]

Situación de las fuerzas aéreas argentinas en el conflicto[editar]

Pilotos de la Fuerza Aérea Argentina.

La Fuerza Aérea Argentina, FAA, no estaba preparada para una batalla aeronaval contra las Fuerzas Armadas británicas, pues no tenía ni los aviones ni el adiestramiento del personal adecuado para ese tipo de luchas.[22]​ Realizó una práctica de ataque a un destructor Tipo 42 de la Armada Argentina, ARA, similar a los que tenía la Marina Real británica. Según la ARA las posibilidades de derribo de los aviones de ataque eran de un noventa por ciento. Al finalizar la práctica, el jefe de escuadrilla hizo un pasaje de despedida a baja altura sobre el buque. En el puesto de comando del barco, el jefe del escuadrón de los aviones que participaban en las prácticas notó que el pasaje no fue advertido electrónicamente. De estos hechos se sacaron enseñanzas y conclusiones que permitirían atacar a los buques británicos volando a muy baja altura.[23]

Los aeródromos más cercanos a las islas estaban a 400 millas náuticas (741 km) de las islas. Por esto, los aviones Dagger solo podían permanecer dos o tres minutos en la zona de objetivo. Los Mirage III solo podían llegar a la vertical de las islas sin poder descender. Esto se debió a que ninguno de los dos aviones mencionados poseían capacidad de reabastecimiento en vuelo, REV. En tanto que los aviones A-4 Skyhawk precisaron el REV para tener más posibilidades de llegar al objetivo, atacar y regresar al continente. Sumado a esto solo existían dos aviones cisterna y ante cualquier problema en el reabastecimiento los pilotos podían abortar la misión en el mejor de los casos o o eyectarse en el mar en el peor.[23]

Las unidades de combate de la FAA tenían la ventaja de operar desde bases en tierra. No obstante para ejercer una superioridad aérea fueron importantes las armas que podían usarse contra los objetivos, las cuales serían afectadas en función del tiempo de permanencia en la zona del objetivo. Esto dependía de: cantidad de aviones, autonomía de vuelo, número de salidas que podía realizar cada avión por día y armas que portaban.[23]

Los aviones británicos tenían la ventaja de operar relativamente más cerca que los argentinos, pues disponían de portaaviones estacionados entre noventa y ciento veinte millas náuticas de la zona de objetivos. Por lo tanto, podían realizar más salidas y estar más tiempo en la susodicha zona, entre veinte y tres minutos.[23]

La situación táctica fue más favorable a Argentina pues podía elegir el lugar, momento y procedimiento que más le conviniera para obtener el mayor grado de sorpresa y efectividad. Los británicos debían montar guardia, lo que era muy desgastante y llegó a constituir una deficiencia en la fuerza de tareas británica. Los aviones de alerta temprana británicos no podían ser alojados en los portaaviones.[23]

El armamento era inadecuado para usarlo contra buques. Este problema se intentó solucionar variando los tiempos de armado de las espoletas y retardos. La falta de conocimiento sobre el tema y ensayos hizo que los cambios no dieran el resultado esperado. Finalmente con armas aptas provistas por el fabricante y bien analizados, dieron resultados satisfactorios pero con un gran porcentaje de fallas.[24]

Los únicos aviones de la Fuerza Aérea que por sus características —robusto tren de aterrizaje que le permite aterrizar y despegar desde pistas de tierra— operaron desde las islas fueron los FMA IA-58 Pucará, que resultaron diezmados en las primeras etapas del conflicto a causa del bombardeo naval y del sabotaje por parte de los comandos británicos. Tuvieron una limitada participación en apoyo de las fuerzas terrestres propias y lograron el derribo de helicópteros enemigos en combate aire-aire.[25]

El teniente Mayor dijo en una conferencia:[26]

Antes de la guerra pensé que a un piloto de combate se le debía enseñar a formarle a otro avión, a tirar, a hacer navegaciones tácticas; luego comprendí que lo más importante era enseñarle a llegar a su objetivo, a llegar pese al miedo, a la pérdida de la propia vida, a llegar pese a todo…

La conducción[editar]

La Fuerza Aérea Argentina concibió la Fuerza Aérea Sur (FAS), con asiento en la ciudad de Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut. El brigadier Ernesto Crespo asumió la comandancia. El 31 de marzo de 1982 Crespo recibió una comunicación respecto a la decisión del Comité Militar de ejecutar la Operación Rosario el 1 o 2 de abril. Recibió además la orden de desplazarse a Comodoro Rivadavia para conducir a la FAS desde allí. Durante el mes de abril la FAS se organizó y preparó para el conflicto. Así fue que el 1.º de mayo de 1982 el Estado Mayor de la FAS estaba constituido para las necesidades. Sus unidades dependientes estaban organizadas y casi todas las tripulaciones estaban adiestradas y en conocimiento del teatro de operaciones.[27]

Simultáneamente con la creación de la FAS, fue creado el Comando Aéreo de Transporte (CAT) y el Comando Aéreo de Defensa (CAD).[27]

Desarrollo de las operaciones[editar]

1.º de mayo[editar]

Avro 698 Vulcan B.2

El 1.º de mayo de 1982 empezaron las acciones cuando la Real Fuerza Aérea británica (RAF) inició la Operación Black Buck.[28]​ Dos bombarderos Vulcan B.2 salieron desde la Base Aérea de la Isla Ascensión para atacar a la Base Aérea Militar Malvinas.[28]​ Sólo uno de ellos alcanzó el objetivo debido a inconvenientes.[28]​ A las 4:40 a. m. el Vulcan, piloteado por el capitán Martin Whiters, llegó y atacó a la BAM con 21 bombas de 1000 libras (454 kg).[28]​ Sólo una de las bombas impactó en la pista de aterrizaje sin neutralizar al aeródromo.[28]​ No obstante, el ataque demostró la capacidad de la RAF de atacar en el Atlántico Sur y en el continente sudamericano.[28][29]

Producido el ataque del Vulcan, a las 4:43 a. m., la Fuerza Aérea Sur, FAS, en el continente, puso en alerta máxima a sus unidades de combate desplegadas.[30]​ La FAS apreció que la Fuerza de Tareas británica ejecutaría ataques aéreos contra objetivos terrestres en las Malvinas; pero sería desde una distancia suficientemente al este como para que los buques no entraran en el radio de acción de los cazabombarderos argentinos.[30]​ Por ello, la FAS decidió preparar a los interceptores, Mirage IIIEA e IAI Dagger, que darían cobertura a los objetivos terrestres en las islas mediante el combate con las aeronaves incursoras.[30]​ Fue así que en las Bases Aéreas Militares de Río Gallegos, Río Grande y San Julián, las secciones interceptoras esperaban la orden para salir a la batalla.[30]

El portaaviones HMS Invincible, cuya ubicación era de 100 millas náuticas (185 km) al noreste de Puerto Argentino, empezó a lanzar aviones Sea Harrier en patrulla aérea de combate, desde las 6:00 a. m.[31]

La Sección «Fiera» compuesta por dos Mirage III del Grupo 8 de Caza armados con misiles Magic y al mando del mayor José Sánchez llevaron a cabo la primera salida, para brindar cobertura aérea a Puerto Argentino. Partieron desde la BAM Río Gallegos a las 6:40 a. m. Pasadas las 7:30 a. m. sobrevolaban a Puerto Argentino, pero no encontraron aeronaves enemigas aunque habían dos aviones del portaaviones Invincible en el este y noreste de Puerto Argentino.[32]

A las 7:45 a. m. salieron desde la BAM Río Grande dos IAI Dagger del Grupo 6 de Caza armados con misiles Shafrir. Tuvieron contacto con dos Sea Harrier del Invincible. Los aviones evolucionaron buscándose unos a otros, los Dagger a 22 000 pies (7 km), y los Sea Harrier a 18 000 pies (5 km). Tras quedarse cortos de combustible, emprendieron el regreso a la base.[33]

El portaaviones HMS Hermes, cuya posición aproximada era de 95 millas náuticas (176 km) al noreste de Puerto Argentino, lanzó doce cazas Sea Harrier pertenecientes al Escuadrón Aéreo Naval 800. La primera formación, de cuatro aviones, atacó posiciones de artillería antiaérea en la BAM Malvinas con tres bombas de 1000 lb a las 8:30 a. m. Otros cuatro aviones, divididos en dos parejas, atacaron al aeródromo y la pista con bombas Beluga y bombas retardas por paracaídas de 1000 lb. La artillería antiaérea derribó a un Sea Harrier y averió a otro. En la BAM Cóndor (Pradera del Ganso), a las 8:31 a. m., los otros tres aviones atacaron a la pista y aviones en tierra con bombas Beluga y de 1000 lb. A raíz de este ataque, un IA-58 Pucará del Grupo 3 de Ataque resultó destruido, muriendo su piloto y siete suboficiales que estaban con el avión. El piloto fue el teniente Daniel Jukic; y los suboficiales fueron los cabos principales Juan Rodríguez, Mario Duarte, cabos primeros José Maldonado, Agustín Montaño, Andrés Brashich, Miguel Carrizo y José Luis Peralta.[34]

El ataque de los Sea Harrier produjo tensión y apresuramiento en la Fuerza Aérea Sur, lo que originó el lanzamiento prematuro de algunas escuadrillas sin objetivos clarificados. En esas condiciones salió la Escuadrilla «Topo» compuesta por cuatro A-4B Skyhawk del Grupo 5 de Caza y al mando del capitán Hugo Palaver. El CIC[Nota 1]​ Malvinas confundió a esta escuadrilla de ataque con interceptores propios, dirigiéndola a interceptar a una PAC[Nota 2]​ enemiga. Al notar el error, escaparon a la base perseguidos por los Harrier. La Sección «Tablón», conformada por dos Mirage III del Grupo 8 y al mando del capitán Gustavo García Cuerva, se interpuso entre los Harrier y los A-4B, obligando a los británicos a abortar la persecución y salvando la vida de los «Topo».[36]

Se destacó una flotilla compuesta por el destructor HMS Glamorgan y las fragatas HMS Alacrity y HMS Arrow ejecutar el primer bombardeo contra la zona de Puerto Argentino.[29]​ Los tres buques se posicionaron a 10 millas náuticas (19 km) o 20 millas náuticas (37 km) al sureste de la capital de las islas y comenzaron el bombardeo a las 1:00 p. m.[31]​ A la tarde, la Escuadrilla «Torno» compuesta por tres Dagger del Grupo 6 y al mando del capitán Norberto Dimeglio atacaron a los buques. A raíz del ataque produjeron daños ligeros con balazos de 30 mm y bombas. Algunos testimonios cuentan que en realidad se había atacado a un destructor Tipo 42 en lugar del Glamorgan.[37]​ La Sección «Fortín» compuesta por dos Dagger y al mando del capitán Guillermo Donadille brindó cobertura a los «Torno». Éstos escaparon divididos, los «Torno» 1 y 3 juntos y el «Torno» 2 sólo. Éste último empezó a tener problemas de recepción de comunicaciones, por lo que no sabía que dos Harrier iban a por el. Mientras sus compañeros ponían vuelo rasante, el «Torno» 2 proseguía volando a 25 000 pies (7620 m). Así fue que los «Fortín» se interpusieron entre la Escuadrilla «Torno» y los Harrier acelerando a 1,4 Mach y eyectando los tanques externos. La Sección del capitán Donadille volaba de frente al Sol, por lo que los misiles Shafrir se «engancharon» en éste, sumado a que los cañones no funcionaban. Sin embargo, los aviones británicos abandonaron la persecución advertidos de la presencia de interceptores argentinos.[38]

En la BAM Río Gallegos salieron dos Secciones, «Dardo» y «Buitre», de Mirage III del Grupo 8, a las 3:45 p. m. y 3:50 p. m., y al mando de los capitanes Gustavo García Cuerva y Raúl Gambandé, respectivamente. Dos Harrier, piloteados por el teniente de vuelo de la RAF Paul Barton y el teniente de la RN Steve Thomas, interceptaron a la Sección «Dardo» sobre la isla Borbón. El teniente de vuelo Barton derribó al Mirage del 1er teniente Carlos Perona. Quedaba el capitán García Cuerva, quien, tras combatir contra el teniente Thomas, decidió aterrizar en la BAM Malvinas porque no le quedaba combustible suficiente para llegar al continente.[39]​ La artillería argentina derribó al Mirage de García Cuerva, matando al oficial argentino, arguyendo que se trataba de un avión británico ya que el Mirage lanzó sus cargas externas para aterrizar mejor.[39]

Siendo las 3:54 p. m. despegó la Sección «Rubio» de dos Dagger. El jefe, capitán Carlos Rohde, se vio obligado a regresar por inconvenientes técnicos. El numeral, 1er teniente José Ardiles, continuó sólo hacia Malvinas. Atacó a una fragata británica presta a atacar a puerto Darwin, desbaratando la misión. Posteriormente, estableció contacto con el Centro de Información y Combate Malvinas, quien lo dirigió para interceptar a un eco. Este eco se resultó ser una patrulla aérea de combate británica integrada por dos Harrier. El 1er teniente Ardiles disparó un misil Shafrir contra uno de los Harrier. Éste evadio al proyectil maniobrando y lanzando chaff aunque el misil había fallado por poco. En ese momento el otro Harrier estaba detrás del Dagger, y disparó un AIM-9L Sidewinder. El misil impactó en el avión haciéndolo explotar. El 1er teniente Ardiles murió sin eyección. Posteriormente se encontraron restos del avión argentino en la isla Bougainville.[40]

La FAS había clarificado su carta de situación aproximadamente a las 3:00 p. m. Apreciaba que el enemigo tenía unidades dentro del radio de acción y sus intensiones de hacer desembarco y fuego de ablande contra las fuerzas terrestres argentinas.[41]​ Lanzó entonces todas sus fuerzas disponibles, incluso los bombarderos Canberra del Grupo 2 de Bombardeo en la Base Aeronaval Almirante Zar.[41][42]​ Dos escuadrillas de tres Canberra cada una, llamadas «Ruta» y «Rifle» y al mando de los capitanes Juan Nogueira y Alberto Baigorri, despegaron a las 4:05 p. m. y 4:20 p. m., respectivamente.[41]​ El objetivo eran buques enemigos en la bahía de la Anunciación. Dos Sea Harrier del Invincible interceptaron a la Escuadrilla «Ruta».[41]​ Estos escaparon y llegaron, uno con averías a Puerto Deseado, y los otros dos ilesos, a Trelew. La Escuadrilla «Rifle», que iba inmediatamente detrás de la «Ruta», fue interceptada también por la pareja de Sea Harrier. Uno de éstos derribó a un Canberra con un misil Sidewinder.[41]​ Sus dos tripulantes se eyectaron, pero no pudieron ser rescatados, 1er teniente Mario Hipólito González y el teniente Eduardo Jorge Raúl de Ibáñez.[41]​ A las 3:30 p. m. dos A-4 Skyhawk del ARA Veinticinco de Mayo salió a interceptar a un contacto del radar, que resultó ser los dos «Rifle».[42][43]​ Éstos se identificaron y comunicó el derribo del «Rifle» 2.[42][43]​ Se envió al aviso ARA Alférez Sobral al rescate de los dos tripulantes del bombardero caído.[42][43]​ En esta empresa el Alférez Sobral sufrió un grave ataque de helicópteros enemigos con misiles, perdiendo a su comandante y siete tripulantes.[44]

En la BAM Río Gallegos a las 4:00 p. m. salió la Escuadrilla «Trueno» compuesta por cuatro aviones A-4 Skyhawk del Grupo 5 de Caza y al mando del capitán Pablo Carballo. Iban armados con tres bombas BRP para atacar unidades navales. En Puerto Enriqueta atacaron al buque argentino ELMA Formosa sin saberlo. La bomba alojada en la embarcación no explotó.[45]

Ataque aéreo del 12 de mayo[editar]

A-4 Skyhawk atacando al Glasgow y a la Brilliant el 12 de mayo.

A las 11:42 a. m. del 12 de mayo el Comando de la FAS recibió información según la cual dos buques británicos habían empezado a ejecutar un cañoneo contra las posiciones argentinas de Puerto Argentino/Stanley.[46]​ El Escuadrón Fénix había realizado misiones de exploración y reconocimiento que brindaron información al Comando de la FAS.[47]​ El Comando de la FAS decidió enviar ocho A-4 Skyhawk de Río Gallegos y seis IAI Dagger de la Río Grande. Por inconvenientes en tres Mirage, el jefe de la BAM Río Grande decidió suspender la misión. Fue así que los Mirage V Dagger no participaron de la operación. La realizaron solamente dos escuadrillas[Nota 3]​ de A-4B, dos cisternas KC-130 y el OCAT.[Nota 4][49]​ Las escuadrillas de A-4B, «Cuña» y «Oro», despegaron a las 12:20 p. m. y 12:30 p. m., respectivamente.[50]​ Ambas escuadrillas realizaron reabastecimiento en vuelo.[50]​ Cerca del asentamiento Fitz Roy y con la ayuda del OCAT, la Escuadrilla «Cuña» encontró a los buques enemigos: destructor Tipo 42 HMS Glasgow y fragata Tipo 21 HMS Brilliant.[49]​ Los Skyhawk argentinos atacaron desde el este. Un misil Sea Wolf eliminó al A-4B del primer teniente Mario Victor Nivoli.[49]​ Otro eliminó al del teniente Jorge Rubén Ibarlucea cuando ya había lanzado su bomba.[49]​ El primer teniente Manuel Oscar Bustos se estrelló en el mar al intentar evadir un misil.[49]​ El único sobreviviente, alférez Alfredo Jorge Alberto Vázquez, logró lanzar su bomba y escapar. Arribó a Río Gallegos a las 15:20 p. m.[50]

La Escuadrilla «Oro» al mando del capitán Antonio Zelaya despegó a las 12:30 p. m. Iniciaron el ataque desde la isla Soledad hacia el mar abierto. En esta ocasión el Sea Wolf de la Brilliant falló. Así fue que los buques tiraron con armas de tubo intensamente, pero no pudieron derribar a los A-4B. El primer teniente Fausto Gavazzi acertó con su bomba en el medio del HMS Glasgow. La bomba atravesó la nave de lado a lado. Aunque la bomba atravesó el cuarto de máquinas no destruyó estructura ni equipos vitales, aunque causó una gran perforación en la línea de flotación. La bomba tirada por el alférez Guillermo Dellepiane rebotó en el agua, barrió la cubierta de la Brilliant y cayó al mar.[51]

El HMS Glasgow quedó gravemente dañado y se vio obligado a abandonar la Fuerza de Tareas en la primera oportunidad.[52]

Luego del ataque, y ya en el regreso, Fausto Gavazzi pasó muy cerca de puerto Darwin,[Nota 3]​ que estaba en alerta roja, y fue derribado por una pieza del Grupo de Artillería de Defensa Aérea 601 del Ejército. Así murió Fausto Gavazzi, que no pudo eyectarse debido a la escasa altura a la que volaba.[53]

Batalla de San Carlos[editar]

El 21 de mayo de 1982 empezaron los desembarcos británicos en la bahía San Carlos. El Grupo de Desembarco se componía por el trasatlántico Canberra; los buques de asalto Fearless y Intrepid; los de desembarco Sir Percivale, Sir Tristram, Sir Geraint, Sir Galahad y Sir Lancelot; y los buques de apoyo logístico Europic Ferry, Norland, Front Austin y Stronmes.[54][55]​ Todos estos buques contaban con la escolta del destructor Antrim y las fragatas Ardent, Argonaut, Brilliant, Broadsword, Yarmouth y Antelope.[55]​ Para el amanecer habían armado una cabeza de playa en puerto San Carlos, Bahía Ajax y San Carlos.[55]

Tres IAI Dagger atacaron a la fragata Broadsword a las 10:32 a. m.[56]​ La Broadsword derribó a un Mirage con un misil Sea Wolf. El piloto, teniente Pedro Bean, perdió la vida aunque se eyectó.[56]​ Y la Broadsword recibió más de 40 balazos de cañón.[56]

Tres Mirage atacaron al destructor Antrim a las 10:31 a. m. Y otros dos repitieron el ataque a las 10:40.[57]​ Alcanzaron al destructor con dos bombas que no explotaron e impactos de cañón.[58]​ Así pusieron fuera de combate al Antrim.[58]

El 23 de mayo una escuadrilla de cuatro aviones A-4B Skyhawk a cargo del capitán Pablo Carballo atacó a la fragata HMS Antelope en la entrada de Puerto San Carlos.[59]​ Un misilazo obligó a Carballo a abortar su ataque. Los n.º 2 y 3, 1er teniente Luciano Guadagnini y alférez Hugo Gómez, acertaron con sus bombas en la fragata.[60]​ La artillería británica alcanzó a Guadagnini, chocando éste contra el mástil de la fragata.[60]​ Las bombas sin explotar de Guadagini y Gómez explotaron el día siguiente mientras los británicos intentaban desactivarla.[60]​ En esta forma la fragata Antelope fue hundida.[61]

El 24 de mayo cinco A-4B, cinco A-4C y siete Dagger incursionaron en la bahía San Carlos.[62]​ Los aviones atacaron con bombas MK-17 a algunos barcos logísticos. Una PAC de Sea Harrier interceptó a una escuadrilla de tres Dagger, derribandolos. Uno de los pilotos de Dagger, teniente Carlos Castillo, murió al estrellarse.[63]

Durante el desarrollo de la batalla aérea de San Carlos, el Escuadrón de bombarderos Canberra inició las planificación de una misión de bombardeo sobre la cabeza de playa británica.[64]​ Se trataba de una misión de ocho Canberra con ocho bombas de 1000 libras (454 kg), con una escolta de Mirage III.[64]​ El bombardeo habría sido desde 15 000 metros (49 213 pies) de altura con 64 000 libras (29 030 kg) de bombas para destruir a la cabeza de playa.[65]​ El sistema de puntería habría sido visual, con la ayuda del radar de Puerto Argentino.[65]​ Habiendo despegado tres aviones, la conducción canceló la misión.[65]

25 de mayo[editar]

HMS Coventry.

A las 8:00 a. m. y desde la BAM Río Gallegos, la Escuadrilla «Marte» salió compuesta por cuatro A-4B del Grupo 5 y a cargo del capitán Hugo Palaver. Los numerales 3 y 4 regresaron por falla del n.º 3, y el n.º 4 lo siguió pues no tenía a la vista a sus compañeros. El cap. Palaver y el tte. Daniel Gálvez continuaron juntos hacia el archipiélago con muy poca visibilidad.[66]

El HMS Coventry y la HMS Broadsword estaban a unos 30 km al norte de la isla Borbón como piquete de radar para dar alerta temprana y ser la primera barrera de defensa de la aviación argentina.[67][68]​ El Coventry eliminó al avión del cap. Palaver con un misil Sea Dart. El tte. Gálvez regresó a la base.[66]

La Escuadrilla «Toro» compuesta por cuatro A-4C y al mando del capitán Jorge Osvaldo García salió de la BAM San Julián a las 11:03 a. m. Atacaron a los buques en el estrecho de San Carlos recibiendo un fuerte fuego antiaéreo por parte del enemigo. Un misil Rapier derribó al A-4C del teniente Ricardo «Tom» Lucero, quien se eyectó, siendo rescatado posteriormente por el HMS Fearless.[69]​ El capitán García empezó a ganar altura y un misil Sea Dart lanzado por el Coventry lo derribó matándolo.[70]

Siendo las 2:00 p. m., en la BAM Río Gallegos, salieron dos Escuadrillas, «Vulcano» y «Zeus», compuestas por tres A-4B del Grupo 5, y al mando del cap. Pablo Carballo y 1er tte. Mariano Velasco, respectivamente. En ambas escuadrillas falló el numeral 3, quedando dos secciones. Arribaron al norte de la isla Borbón y atacaron, los «Vulcano» a la fragata Broadsword, y los «Zeus» al destructor Coventry. Los buques británicos repelieron el ataque con misiles, granadas de fragmentación y cañones de 4,5 pulgadas (114 mm). Los aviones argentinos dispararon sus bombas de 1000 lb, sin apreciar los resultados. Una PAC de Harrier perseguía a la Sección «Zeus», pero recibió la orden de abortar para no entrar en el alcance de los misiles de la Broadsword. Mientras ocurría esto, el sistema de misiles Sea Wolf de la fragata se descalabró. Los «Vulcano» arrojaron cuatro bombas, una de ellas atravesó a la Broadsword y cayó al mar sin explotar dañando a un helicóptero Lynx.[71]

La Sección «Zeus» atacó al destructor Coventry con bombas y fuego de cañones.[71]​ La PAC británica renovó la interceptación contra los «Zeus», pero otra vez recibió la orden de retirarse porque la Broadsword había resuelto el descalabro de los misiles.[71]​ El Coventry disparó un misil Sea Dart pero falló.[71]​ La Broadsword intentó tirar un Sea Wolf pero el Coventry se interpuso maniobrando para recibir el ataque y así escudando a los aviones argentinos.[71]​ Tres bombas entraron profundamente en el Coventry y explotaron, causando una inmediata inundación, incendio y pérdida total del poder y comunicaciones.[71]​ Así se produjo el hundimiento del Coventry. 19 tripulantes perdieron la vida.[71]

Bombardeos contra blancos terrestres[editar]

Los bombarderos Canberra[editar]

Los bombarderos Canberra MK-62 del Grupo 2 de Bombardeo realizaron misiones de bombardeo contra objetivos terrestres.[65]

El 27 de mayo dos bombarderos Canberra realizaron su primera operación nocturna. Salieron desde Río Gallegos a las 3:20 a. m. (UTC-3). Los aviadores tuvieron dificultad para la observación. Ambos lanzaron dos bombas MK-17 de 1000 libras (454 kg) cada una sobre la margen este del estrecho de San Carlos a las 4:27 a. m. El lanzamiento fue efectuado desde una altura de 800 pies (244 m) o 1000 pies (305 m). Los bombazos fueron confirmados sonido e iluminación.[72]

El 29 de mayo dos Canberra despegaron desde Río Gallegos a las 1:00 a. m. Estaban armados con cuatro bombas MK-17 de 1000 lb. Alcanzaron el objetivo a las 2:08 a. m. Una gruesa capa de niebla impedía visualizar el objetivo. Así fue que el lanzamiento fue realizado por radar doppler, a 700 pies (213 m) u 800 pies (244 m) de altura.[73]

A-4P (B) Skyhawk[editar]

Dos parejas de A-4B Skyhawk al mando del capitán Pablo Carballo y del primer teniente Mariano Velasco bombardearon al establecimiento San Carlos y al Bahía Ajax. Las fuerzas británicas respondieron con un fuerte fuego antiaéreo. Los Skyhawk recibieron impactos. Dos Skyhawk lanzaron ocho bombas contra el establecimiento San Carlos. Y los otros dos tiraron ocho bombas contra Bahía Ajax. La aeronave de Mariano Velasco recibió balazos de Bofors 40 mm del HMS Fearless y HMS Intrepid. El piloto argentino se vio obligado a eyectarse. El primer teniente Velasco cayó entre puerto Fox y puerto Mitre (Port Howard). Otros dos Skyhawk recibieron también impactos pero de armas livianas. Y llegaron a su base.[74]

Dos Mirage III cubrieron el escape de la Escuadrilla «Truco».[74]

Batalla de Darwin y Pradera del Ganso[editar]

Durante la batalla de Pradera del Ganso, el día 28 de mayo, dos aviones IA-58 Pucará derribaron a tres helicópteros británicos con cohetes.[75]​ Los derribos fueron llevados a cabo por los tenientes Miguel Ángel Giménez y Címbaro.[75]

Ataque al portaaviones HMS Invincible[editar]

Gráfico del ataque al portaaviones HMS Invincible.

La Fuerza Aérea y la Armada Argentina realizaron un ataque contra el portaaviones HMS Invincible el 30 de mayo de 1982. Intervinieron dos Super Étendard de la 2.ª Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque, cuatro A-4C Skyhawk —más uno de reserva— del Grupo 4 de Caza y dos KC-130H Hercules del Grupo 1 de Transporte Aéreo.[76]

El 28 de mayo de 1982 la Armada Argentina había tomado la decisión de atacar al portaaviones enemigo HMS Invincible con el sistema Super Étendard-Exocet AM 39. La Fuerza Aérea Sur solicitó intervenir en la operación, dada las circunstancias terminales del conflicto. La Armada aceptó a pesar de argüir la indiscreción de los aviones de la Fuerza Aérea. La Fuerza Aérea decidió emplear a los A-4C Skyhawk por poseer capacidad de reabastecimiento en vuelo y mayor autonomía de oxígeno.[77]

En la Operación Invincible participaron:

  • Sección «Ala». Dos cazabombarderos Super Étendard, piloteados por el capitán de corbeta Alejandro Francisco —comandante de la misión— y el teniente de navío Luis Collavino. El primero de ellos cargó el último Exocet AM 39 en posesión de Argentina.[78]
  • Escuadrilla «Zonda». Cuatro aviones de ataque A-4C Skyhawk, piloteados por el 1er teniente José Daniel Vázquez, el 1er teniente Ernesto Ureta, el 1er teniente Omar Jesús Castillo y el alférez Gerardo Guillermo Isaac, respectivamente. Cada uno iba armado con tres Bombas Retardadas por Paracaídas (BRP) de 500 libras (227 kg) de peso. Se mantuvo además un quinto A-4C como reserva, piloteado por el teniente Daniel Paredi.[79]
  • Dos aviones cisterna KC-130H Hercules, «Cacho» y «Gallo» respectivamente, al mando de los vicecomodoros Luis Litrenta y Roberto Noé.[79]

A las 11:25 a. m. despegaron los KC-130 Hercules desde la BAM Río Gallegos hacia el punto de reabastecimiento. A las 12:30 p. m. despegaron sendos Super Étendard y la escuadrilla de A-4C.[80]​ En la posición 55°50′S 58°0′O / -55.833, -58.000 se reunieron los aviones de ataque con los reabastecedores. Cada avión reabasteció dos veces para cargar la máxima cantidad de combustible posible.[80]

A partir del punto de reabastecimiento, adoptaron una altura de vuelo de 100 pies (30 m) cuando se encontraban a 140 millas náuticas (259 km) de distancia al objetivo.[80]​ Los Super Étendard procedieron buscando al objetivo con su radar.[80]​ A las 2:30 p. m. y a 20 millas náuticas (37 km) de distancia lanzaron el último Exocet AM 39.[80][81]​ Una vez lanzado el proyectil, los Super Étendard emprendieron el regreso a su base. Simultáneamente los A-4C acelerando al máximo siguieron a la trayectoria del Exocet.[80]

El destructor HMS Exeter derribó a dos A-4C Skyhawk antes de que éstos llegaran al objetivo.[82]​ Los 1ros tte. José Vázquez y Omar Castillo cayeron al mar.[83]​ El por entonces alf. Isaac relata que el Invincible había recibido el impacto del Exocet; y que el buque desprendía humo negro.[84]​ Relata también que lanzó las tres bombas en un tiro longitudinal al portaaviones y que pasó por la derecha de la torre del mismo.[84]​ Por su parte, el por entonces 1er tte. Ureta relata que atacó al buque 30° de la popa y pasó por la parte trasera del mismo.[85]

El alf. Isaac y el 1er tte. Ureta se reunieron después del ataque y regresaron a la BAM Río Grande.[83]

Luego del arribo y recordando todo lo sucedido determiné que el barco citado era el portaaviones Invincible, ya que la superestructura del mismo era alargada y sobre el borde derecho. Pude ver la parte plana de la pista y que la superestructura ocupaba gran parte del largo total del portaaviones.
En la aproximación final vi que desde la parte media de la superestructura salía humo negro bastante concentrado. Luego de la salida busqué al blanco y sólo vi en ese lugar una masa de humo que lo tapaba totalmente.[85]

Brigadier (R) Ernesto Ureta

Derribo del C-130[editar]

El 1.º de junio de 1982 una patrulla aérea de combate británica de Sea Harrier FRS.1 derribó a un C-130H Hercules argentino.[86]​ El incidente ocurrió en una zona al norte del estrecho de San Carlos. El Hercules argentino iba al mando del cap. Rubén Héctor Martel. Lo tripulaban además seis militares más. Su misión era hallar a flota británica para ayudar a los aviones de ataque.[86]​ La fragata HMS Minerva lo detectó e inmediatamente vectoreó al tte. cte. Nigel Ward y al tte. Steve Thomas del 801 NAS.[86]​ Ward disparó dos misiles AIM-9L. Uno acertó entre los dos motores de la izquierda. A continuación vació sus cañones en el avión argentino. El Hercules se estrelló en el mar. Murieron los siete militares argentinos a bordo.[86]

Ataque aéreo de bahía Agradable[editar]

El ataque aéreo de bahía Agradable ocurrió el 8 de junio de 1982. La Fuerza de Tareas británica intentó completar su operación de cerrojo torno a Puerto Argentino. Para ello, la Brigada de Infantería 5 necesitaba desembarcar unidades en Fitz Roy. A las 10:26 a.m. del 8 de junio el Comando de la FAS recibió información sobre barcos de desembarco británicos en esta zona. Entonces la FAS inició una exitosa operación. Por la gran cantidad de bajas sufridas, los británicos llamaron a la ocasión «el día más negro de la flota».[87]

Salieron dos escuadrillas de aviones A-4 Skyhawk y dos de IAI Dagger para ataque naval. También, salieron dos más de Mirage para diversión.[87]

Los aviones bombardearon a los barcos de la Real Flota Auxiliar RFA Sir Galahad y RFA Sir Tristram. Ambos quedaron destruidos.[87]

La Fuerza Aérea Sur redobló su operación. El enemigo había reaccionado y los estaba esperando. Mandó dos cuatro A-4 a las 3:00 p.m. Estos hundieron al lanchón de desembarco Foxtrot 4 del HMS Fearless.[88]​ Dos Harrier interceptaron a la escuadrilla. Fueron derribados tres A-4, falleciendo los pilotos, 1er tte. Danilo Bolzán, tte. Juan Arrarás y alf. Alfredo Vázquez. El 1er tte. Héctor Hugo Sánchez logró escapar.[89]

Otra formación de cuatro A-4 salió a las 3:36 p.m. desde Puerto San Julián. Esta fue destacada para ataque a tierra. Solamente dos aviones pudieron lanzar armamento. Y regresaron a su base.[90]

El Escuadrón Fénix realizó sus últimas operaciones el 8 de junio.[91]

13 de junio[editar]

Bombardero Canberra argentino en su última misión, en la que resultó derribado por un misil británico.

Las Escuadrillas «Nene» y «Chispa», formadas por cuatro A-4B cada una, y al mando de los capitanes Antonio Zelaya y Carlos Varela, despegaron a las 10:35 a. m. y 10:41 a. m., respectivamente.[92]​ En el reabastecimiento en vuelo el cap. Zelaya regresó por absorción de combustible en la turbina, lo que producía sobretemperatura.[93]​ La Escuadrilla «Nene» iba navegando inmediatamente detrás de la «Chispa». Su objetivo era atacar tropas enemigas en el monte Dos Hermanas. Allí se encontraba un despliegue de tropas, módulos y helicópteros del enemigo.[92]​ Los A-4 iban armados con tres bombas BRP. Llegaron al objetivo y arrojaron sus bombas a los módulos, en los cuales estaban los generales británicos Jeremy Moore y Julian Thompson y su Estado Mayor. Los A-4 atacaron también a los helicópteros, con los cañones. En el regreso el Nene 4, alf. Guillermo Dellepiane, se quedaba sin combustible para llegar a la posición del avión cisterna. El KC-130 al mando del vicecomodoro Luis Litrenta se desplazó hacia las Malvinas para buscarlo. Se encontraron, el alf. Dellepiane reabasteció y todos llegaron a la BAM San Julián.[92]

Una Escuadrilla de tres Dagger al mando del cap. Carlos Maffeis partió desde la BAM Río Gallegos a las 11:00 a. m. Iban armados con dos BRP para un ataque contra una ladera del monte Longdon. Tras el despegue retornó el numeral 3 por fallas del tren de aterrizaje. Los dos restantes abortaron la misión en la isla Jorge al divisar una PAC enemiga, y apreciar que si continuaban quedarían delante de ella.[94]

Dos Dagger de indicativo «Guacho» y cargo del cap. Norberto Dimeglio decolaron a las 11:00 a. m. desde la BAM Río Gallegos, mientras un tercer avión falló por problemas de frenos. La lluvia obligó a los argentinos a desviarse, lo que los desorientó. Cerca de las islas observaron a un helicóptero Sea Lynx británico, al que intentaron atacar con los cañones, sin éxito, debido a maniobras evasivas del helicóptero.[95]

Se conformaron dos Escuadrillas formadas por tres Dagger cada una, pero al fallar un avión en cada una, se constituyó una sola de cuatro. Ya en el aire, falló el motor de otro Dagger, retirándose individualmente. Los tres remanentes continuaron hacia las islas. El radar Malvinas ordenó cambiar de rumbo para evitar a una PAC británica presta a interceptarlos, consumiendo mayor cantidad de combustible. No pudieron identificar al blanco por las condiciones meteorológicas desfavorables a los pilotos. Así fue que regresaron a la BAM Río Grande sin lanzar las cargas.[96]

La Sección Baco formada por dos bombarderos Canberra del Grupo 2 al mando del cap. Roberto Pastrán ejecutó el último ataque de la Fuerza Aérea Sur en la Guerra del Atlántico Sur. Su objetivo fue bombardear Port Harriet House. Para ello fueron cargados con cinco bombas MK-17 de 1000 lb cada uno. Mientras efectuaban el lanzamiento, un misil Sea Dart disparado por el HMS Exeter impactó en el Canberra guía. El piloto, cap. Pastrán, se eyectó sobreviviendo. El navegador, cap. Fernando Juan Casado, murió sin eyección.[97]​ Dos Mirage III, «Plutón», al mando del my. José Sánchez, brindaron cobertura aérea a los «Baco».[98]

Estadísticas[editar]

La Fuerza Aérea ejerció la plena responsabilidad del control del espacio aéreo y además desarrolló las siguientes operaciones:[99]

  • Ataques a objetivos navales
  • Ataques a objetivos terrestres
  • Transporte aéreo
  • Reabastecimiento en vuelo a unidades de la Fuerza Aérea y de la Armada
  • Exploración y reconocimiento
  • Búsqueda y salvamento.
  • Guiado y control de los medios de la Fuerza Aérea, la Armada y el Ejército

Se planearon 505 salidas de combate, de las cuales se cumplieron 445 (88 %). De esa cifra, 272 salidas (64 %) llegaron a su objetivo material y se perdieron treinta y cuatro aeronaves propias, un 12 % de las que estuvieron desplegadas en el continente.[99]

Durante las operaciones se volaron 12 454 horas, de las que correspondieron a las unidades de combate 2782 horas, a las de transporte 7719 horas y a otras aeronaves civiles y militares de apoyo 1953 horas.[99]

La aviación de transporte trasladó durante el conflicto 9000 toneladas de carga militar, el 51 % fue destinada al Ejército, el 45 % a la Fuerza Aérea y el 4 % de la Armada. En ese período, también se llevaron 9729 pasajeros sobre la misma ruta, 84 % del Ejército, el 11 % de la Fuerza Aérea y el 5 % de la Armada. Con esa finalidad, se registraron 420 aterrizajes en Puerto Argentino.[99]

En el período en que se efectivizó el bloqueo aeronaval inglés, se completaron hacia las islas treinta y tres vuelos con aterrizajes y lanzamiento aéreo, 62 % para el Ejército, 30 % para la Fuerza Aérea y 8 % para la Armada. Se movilizaron 450 toneladas de carga y se evacuaron 264 heridos.[99]

Bajas humanas[editar]

La Fuerza Aérea Argentina sufrió 55 muertos y 47 heridos, en total 101 bajas.[100]

Oficiales Suboficiales Soldados Total
36[101] 14[101] 5[101] 55[101]

Bajas materiales[editar]

Bajas[editar]

Argentina perdió 100 aeronaves en el conflicto, incluyendo aquellas capturadas luego del final de las acciones bélicas.[82]

Argentina
Fuerza Modelo Destruidos Capturados Accidentados Total general
Fuerza Aérea Argentina[102] Dassault Mirage IIIEA 2 0 0 2
IAI Dagger 11 0 0 11
Douglas A-4B Skyhawk 10 0 0 10
Douglas A-4C Skyhawk 9 0 0 9
FMA IA-58 Pucará 11 0 13 24
Canberra MK-62 2 0 0 2
Lockheed C-130H Hercules 1 0 0 1
Learjet 35A 1 0 0 1
Bell 212 0 0 2 2
Subtotales Fuerza Aérea Argentina 47 0 15 62
Armada Argentina[103] Douglas A-4Q Skyhawk 3 0 0 3
Aermacchi MB-339A 2 3[Nota A 1] 0 5
Beechcraft T-34C-1 Turbo Mentor 4 0 0 4
Aérospatiale SA-316B Alouette III 0 1[Nota A 2] 0 1
Westland Sea Lynx HAS.23[82] 0 1 0 1
Subtotales Armada Argentina 9 5 0 14
Ejército Argentino[104] Boeing CH-47C Chinook 1 0 1 2
Aérospatiale SA-330L Puma 6 1[Nota A 3] 0 7
Bell UH-1H Iroquois 2 0 7 9
Agusta A-109A Hirundo 1 0 2 3
Subtotales Ejército Argentino 10 1 10 21
Prefectura Naval Argentina[82] Short SC.7-3M400 Skyvan 2 0 0 2
Aérospatiale SA-330 Puma 0 0 1 1
Subtotales Prefectura Naval Argentina 2 0 1 3
Total de aeronaves perdidas en el conflicto 100
  1. Dos de ellos fueron inutilizados para evitar su captura el día de la rendición.[103]
  2. Se encontraba en el ARA General Belgrano al momento del hundimiento de éste.[103]
  3. Accidente embarcado en el ARA Almirante Irízar durante la Operación Rosario. Luego fue recuperado.[105]

Daños a unidades británicas[editar]

Reino Unido
Fuerza Nombre Tipo Clase Situación
Marina Real británica[106][107] HMS Sheffield (D80) Destructor Tipo 42 Hundido o destruido
HMS Coventry (D118) Destructor Tipo 42 Hundido o destruido
HMS Ardent (F184) Fragata Tipo 21 Hundido o destruido
HMS Antelope (F170) Fragata Tipo 21 Hundido o destruido
Foxtrot 4 del HMS Fearless (L10) Landing Craft Utility LCU Mk.9 Hundido o destruido
HMS Invincible (R05) (según versiones)[108] Portaaviones ligero Clase Invincible Averiado
HMS Glasgow (D88)[Nota B 1] Destructor Tipo 42 Averiado
HMS Antrim (D18) Destructor Clase County Averiado
HMS Glamorgan (D19) Destructor[Nota B 2] Clase County Averiado
HMS Alacrity (F174) Fragata Tipo 21 Averiado
HMS Arrow (F173) Fragata Tipo 21 Averiado
HMS Broadsword (F88) Fragata Tipo 22 Averiado
HMS Brilliant (F90) Fragata Tipo 22 Averiado
HMS Argonaut (F56) Fragata Clase Leander Averiado
HMS Plymouth (F126) Fragata Clase Rothesay Averiado
Real Flota Auxiliar[106] RFA Sir Galahad (L3005) Landing Ship Logistics Clase Round Table Hundido o destruido
RFA Sir Lancelot (L3029) Landing Ship Logistics Clase Round Table Averiado
RFA Sir Bedivere (L3004) Landing Ship Logistics Clase Round Table Averiado
Marina Mercante británica[106] British Wye Petrolero n/a Averiado
  1. Recibió reparaciones y regresó al Reino Unido.[106]
  2. Es nombrado también como crucero y no como destructor.[109]

Reconocimientos[editar]

Rindo homenaje a los Pilotos Argentinos, porque la gente de coraje merece siempre todos los homenajes. Profesionalmente, sus pilotos fueron los más exactos, no sólo de la Fuerza Aérea Argentina, sino de la aviación integral. No sólo demostraron que eran buenos, sino que mejores que los mejores. Para mí que soy latino, fue un orgullo…
La Fuerza Aérea Argentina ganó su batalla aeronaval contra la flota inglesa.[110]

La FAA peleó extremadamente bien, y siento una gran admiración por lo que hicieron.[cita requerida]

John «Sandy» Woodward, almirante, comandante de la Fuerza de Tareas 317 británica.

Los pilotos argentinos están mostrando un gran coraje, ninguno puede negarlo.[110]

John Nott, ministro de Defensa británico durante el conflicto.

El Cuerpo de Oficiales y muchos de sus técnicos fueron sumamente capaces y esto fue particularmente notorio, en el caso de la valerosa Fuerza Aérea Argentina.[111]

Jeremy Moore, general, comandante de las fuerzas terrestres británicas en el conflicto.

El heroísmo de los pilotos argentinos logró equilibrar un poco la enorme diferencia de fuerzas.[111]

Air Progress, revista estadounidense[111]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Centro de Información y Control[35]
  2. Patrulla aérea de combate[35]
  3. a b En la Fuerza Aérea Argentina una sección se constituye por dos aviones, una escuadrilla por cuatro aviones, un escuadrón por varias escuadrillas y un grupo aéreo por dos o más escuadrones.[48]
  4. Oficial de control aéreo táctico.[35]

Referencias[editar]

  1. «1º de Mayo – Bautismo de fuego de la Fuerza Aérea Argentina». Centro Regional Universitario Córdoba IUA - Universidad de la Defensa Nacional. 26 de abril de 2018. 
  2. Andrés Bufali (2016). «Bronce y barro». Penguin Random House Grupo Editorial Argentina. 
  3. Verbitsky, Horacio (2 de mayo de 2017). «Bautismo de mentira». Página/12. Consultado el 5 de mayo de 2019. 
  4. a b c d e Alexandre Galante (4 de octubre de 2016). «El poder aéreo argentino en la Guerra de Malvinas». Zona Militar. 
  5. a b «Aeronaves Protagonistas». Fuerza Aérea Argentina. Archivado desde el original el 6 de noviembre de 2006. Consultado el 4 de mayo de 2019. 
  6. a b V. Cettolo; A. Marino; J. Mosquera; J. Núñez Padin (Abril de 1997). «McDonneIlDotiglas A-4P/C Skyhawk». Colección Fuerza Aérea Argentina N° 2. p. 11. 
  7. «de Havilland Canada DHC-6 Twin Otter». AMILARG - Aviación Militar Argentina. Archivado desde el original el 9 de septiembre de 2017. 
  8. a b «Lockheed C-130 Hercules». AMILARG - Aviación Militar Argentina. Archivado desde el original el 12 de agosto de 2017. Consultado el 12 de mayo de 2019. 
  9. Roberto Mario Cerrut (Julio de 2016). «El Hercules bombardero en el conflicto Malvinas - Indicativo Tigre». Boletín de la Dirección de Estudios Históricos. Fuerza Aérea Argentina. p. 9. Archivado desde el original el 22 de octubre de 2016. 
  10. «Fokker F-27 Troopship y Friendship». AMILARG - Aviación Militar Argentina. Archivado desde el original el 29 de septiembre de 2018. 
  11. «FOKKER F-28». FUERZA AÉREA ARGENTINA MALVINAS. 
  12. Esteban Brea (9 de febrero de 2009). «Bell 212 en la Fuerza Aérea Argentina: Treinta años y contando…». Gaceta Aeronáutica. 
  13. «Boeing-Vertol CH-47C Chinook in Fuerza Aerea Argentina». Helicopter History Site (en inglés). 
  14. a b Carballo, 2017, p. 33.
  15. Carballo, 2017, p. 72.
  16. a b c d e Robert W. Duffner (Marzo-Abril de 1984). «Conflict In The South Atlantic: The Impact of Air Power.». Air University Review 35 (3). pp. 80 y 84. 
  17. a b «The Longest Bombing Run in History – Operation Black Buck in the 1982 Falklands War». History is Now Magazine (en inglés). 16 de octubre de 2018. 
  18. a b c Smith, 1989, Parte 15.
  19. Smith, 1989, Parte 21.
  20. a b Smith, 1989, Parte 13.
  21. a b Smith, 1989, Parte 14.
  22. Gustavo Córdoba (22 de abril de 2019). «Fuerza Aérea: Una carrera contrarreloj». La Prensa. 
  23. a b c d e Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 106-107.
  24. Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 122.
  25. Vicente Schechtel (26 de marzo de 2019). «Homenaje a los Caídos de Malvinas: el “Pucará” llega a Sierras Chicas». El Milenio. Córdoba. 
  26. Carballo, 2017, p. 36.
  27. a b Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 110-110.
  28. a b c d e f Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 175-176.
  29. a b Smith, 1989, Parte 24.
  30. a b c d Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 176.
  31. a b Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 178.
  32. Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 177.
  33. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 179-180.
  34. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 177-178.
  35. a b c Fuerza Aérea Argentina, 1998, índice.
  36. Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 182.
  37. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 186-187.
  38. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 188-189.
  39. a b Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 189.
  40. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 190-191.
  41. a b c d e f Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 191-192.
  42. a b c d Armada Argentina, 1992, p. 370.
  43. a b c Carballo, 2017, pp. 61-62.
  44. Armada Argentina, 1992, pp. 370-371.
  45. Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 192.
  46. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 272-273.
  47. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 271-272.
  48. Carballo, 2017, p. 28.
  49. a b c d e Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 273.
  50. a b c Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 273-274.
  51. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 274-275-276.
  52. Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 276.
  53. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 275-276.
  54. Smith, 1989, Parte 33.
  55. a b c Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 325.
  56. a b c Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 329.
  57. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 329-330.
  58. a b Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 330.
  59. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 360-361.
  60. a b c Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 361.
  61. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 361-362.
  62. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 374-375.
  63. Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 375.
  64. a b Carballo, 2017, pp. 62-63.
  65. a b c d Carballo, 2017, p. 63.
  66. a b Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 386-387.
  67. Carballo, 2017, p. 190.
  68. «25th May 1982». HMS Coventry D118 (en inglés). Consultado el 14 de febrero de 2019. 
  69. «Un héroe de Malvinas murió en un accidente en Córdoba». Clarín. 5 de marzo de 2010. Consultado el 18 de mayo de 2019. 
  70. Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 388.
  71. a b c d e f g Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 389-390.
  72. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 406-407.
  73. Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 437.
  74. a b Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 408-409-410.
  75. a b Carballo, 2017, pp. 222-223.
  76. Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 450.
  77. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 449-450.
  78. Martini, 1992, pp. 355-356.
  79. a b Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 449.
  80. a b c d e f Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 451.
  81. Armada Argentina, 1992, p. 357.
  82. a b c d Smith, 1989, Parte 54.
  83. a b Carballo, 2017, p. 251.
  84. a b Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 455.
  85. a b Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 456.
  86. a b c d Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 470-471.
  87. a b c Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 509-510-511-512-513.
  88. Smith, 1989, Parte 43.
  89. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 516-517.
  90. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 521-522.
  91. Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 524.
  92. a b c Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 561-562.
  93. Carballo, 2017, p. 357.
  94. Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 563.
  95. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 563-564.
  96. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 565-566.
  97. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 566-567-568.
  98. Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 567.
  99. a b c d e «Las Cifras». Fuerza Aérea Argentina. Archivado desde el original el 6 de noviembre de 2006. Consultado el 4 de mayo de 2019. 
  100. Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 797.
  101. a b c d Carballo, 2017, pp. 395-396.
  102. Fuerza Aérea Argentina, 1998, pp. 797-798.
  103. a b c Armada Argentina, 1992, p. 613.
  104. «Aeronaves destacadas en las islas Malvinas». Ejército Argentino. Archivado desde el original el 22 de febrero de 2006. Consultado el 4 de mayo de 2019. 
  105. Informe Oficial del Ejército Argentino. Conflicto Malvinas. Tomo I. Desarrollo de los Acontecimientos. 1983. p. 27. 
  106. a b c d Smith, 1989, Parte 52.
  107. «Objetivos Navales». Fuerza Aérea Argentina. Archivado desde el original el 6 de noviembre de 2016. Consultado el 15 de mayo de 2019. 
  108. Carballo, 2017, pp. 250-251-252.
  109. Fuerza Aérea Argentina, 1998, p. 799.
  110. a b c Carballo, 2017, p. 23.
  111. a b c Carballo, 2017, p. 24.

Fuentes[editar]

Libros[editar]

  • Carballo, Pablo Marcos Rafael (2017). Juan Francisco de Sousa, ed. Halcones de Malvinas (4.ª edición). Buenos Aires: Ediciones Argentinidad. ISBN 978-987-1942-87-9. 
  • Martini, Héctor (1992). Historia de la Aviación Naval Argentina. Tomo III. Departamento de Estudios Históricos Navales. 
  • Fuerza Aérea Argentina (1998) [1983]. Historia de la Fuerza Aérea Argentina. Tomo VI: La Fuerza Aérea en Malvinas. Volumen 1. Dirección de Estudios Históricos. ISBN 987-96654-4-9. 
  • Fuerza Aérea Argentina (1998) [1983]. Historia de la Fuerza Aérea Argentina. Tomo VI: La Fuerza Aérea en Malvinas. Volumen 2. Dirección de Estudios Históricos. ISBN 987-96654-3-0. 
  • Díaz Cabo, David (2015). Cañones y misiles en la Guerra de Las Malvinas (1.ª edición). 

En línea[editar]