Fuegos artificiales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Fuegos artificiales
Fuegos artificiales en el Puerto Jackson (Sídney) durante la Víspera de Año Nuevo en Sídney (2006–2007)
Fuegos artificiales en París (2003) durante el Día Nacional de Francia, tradicionalmente acompañados con un espectáculo musical que empieza con “La Marsellesa
Exhibición de fuegos artificiales en Taipei 101, Taiwán, la cual fue la primera realizada sobre un rascacielos
Fuegos artificiales en la celebración de año nuevo lunar en Nueva York (2003)
Fuegos artificiales en Doha durante el Día Nacional de Catar (2018)

Los fuegos artificiales son un tipo de dispositivos pirotécnicos usados normalmente con fines estéticos, de entretenimiento o de celebración. Son usados en distintas partes del mundo y son el atractivo principal de muchas celebraciones culturales y religiosas.

Existen diferentes tipos de fuegos artificiales, cuyos efectos se pueden agrupar en cuatro categorías: ruido, luces, humo y materiales flotantes (en la mayoría de los casos se usa confeti para generar este efecto).

Los fuegos artificiales fueron inventados en China. Eventos culturales como el Año nuevo chino y el Festival de Medio Otoño fueron y siguen siendo celebraciones en las que se puede ver grandes exhibiciones de fuegos artificiales. Actualmente, China es el mayor productor y exportador de fuegos artificiales del mundo.

Los fuegos artificiales modernos fueron inventados en Europa en la década de 1830.[1]

Historia[editar]

Durante la dinastía Han (206 a.C. – 220 d.C.), la gente arrojaba tallos de bambú al fuego para producir explosiones con sonidos de gran intensidad.[2]​ Más adelante en el tiempo, contenedores pequeños rellenos con pólvora eran utilizados para imitar los sonidos que antes se lograban quemando bambú.[2]​ Estos explosivos fabricados con tallos de bambú y pólvora eran indistintamente conocidos como “baozhu” (爆竹) o “baogan” (爆竿).[2]

Los primeros fuegos artificiales fueron inventados en China durante la dinastía Song (960 – 1279).[3]​ Estos eran usados en diferentes festividades.[4]​ El arte y ciencia de la creación de fuegos artificiales se convirtió en una profesión. En China, los pirotécnicos eran respetados por sus conocimientos sobre técnicas complejas de montaje de exhibiciones de fuegos artificiales.[5]​ Durante la dinastía Song, gran parte de la población podía comprar varios tipos de fuegos artificiales a los vendedores de los mercados.[6]

Los fuegos artificiales de colores, a su vez, fueron desarrollados a partir de aplicaciones anteriores de sustancias químicas utilizadas para crear humo de colores.[7]​ En “Huoxilüe” (1753) de Zhao Xuemin, se describen varias recetas para teñir llamas y humo. Estas incluían, por ejemplo, sulfuro de arsénico para lograr el color amarillo, acetato de cobre para el verde y cloruro de mercurio para el blanco.[7]​ Los avances en la pirotecnia realizados en China fueron descritos por el autor francés Antoine Caillot (1818) de la siguiente manera: “La variedad de colores que los chinos le dan al fuego es el mayor misterio de sus fuegos artificiales”.[7]

Los fuegos artificiales fueron producidos por primera vez en Europa en el siglo XIV y se volvieron populares en el siglo XVII.[1][8]​ Los fuegos artificiales modernos fueron inventados en Europa en la década de 1830.[1]

Seguridad[editar]

El uso inapropiado de los fuegos artificiales puede ser peligroso para la persona que los manipula y para quienes lo rodean. Cuando se utilizan fuegos artificiales se debe tener cuidados especiales para evitar quemaduras o heridas. Los fuegos artificiales también pueden ser un problema para animales domésticos y salvajes.[9][10][11][12]

Contaminación[editar]

Los fuegos artificiales producen humo y polvo que puede contener residuos de metales pesados y algunos productos químicos tóxicos de baja concentración. Estos subproductos de los fuegos artificiales varían dependiendo de la mezcla de ingredientes de cada fuego artificial.

Para la mayoría de las personas, los efectos de la exposición prolongada a niveles bajos de toxinas provenientes de diversas fuentes son desconocidos. Para personas con asma o sensibilidad química múltiple, el humo de los fuegos artificiales puede agravar los problemas de salud existentes.[13]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c "The Evolution of Fireworks", Smithsonian Science Education Center. ssec.si.edu.
  2. a b c Needham, Joseph (1986). Science and Civilisation in China, Volume 5: Chemistry and Chemical Technology, Part 7: Military Technology: The Gunpowder Epic. Cambridge University Press. pp. 128-31. ISBN 0-521-30358-3. 
  3. Gernet, Jacques (1962). Daily Life in China on the Eve of the Mongol Invasion, 1250–1276. Translated by H.M. Wright. Stanford: Stanford University Press. Page 186. ISBN 0-8047-0720-0.
  4. Temple, Robert K.G. (2007). The Genius of China: 3,000 Years of Science, Discovery, and Invention (3rd edition). London: André Deutsch, pp. 256–66. ISBN 978-0-233-00202-6
  5. Hutchins, Paul (2009). The secret doorway: Beyond imagination. Imagination Publishing. p. 27. ISBN 978-0-9817123-3-8. 
  6. Gernet, Jacques (1962). Daily Life in China on the Eve of the Mongol Invasion, 1250–1276. Translated by H.M. Wright. Stanford: Stanford University Press, pp. 186. ISBN 0-8047-0720-0.
  7. a b c Needham, Joseph (1986). Science and Civilisation in China, Volume 5: Chemistry and Chemical Technology, Part 7: Military Technology: The Gunpowder Epic. Cambridge University Press. pp. 144-46. ISBN 0-521-30358-3. 
  8. Werrett, Simon (2010). Fireworks: Pyrotechnic arts and sciences in European history. Chicago: The University of Chicago Press. p. 181. ISBN 978-0-226-89377-8. 
  9. «Fireworks Frighten Animals». Animal Aid. Archivado desde el original el 17 de septiembre de 2010. Consultado el 11 de noviembre de 2021. 
  10. «Fireworks Thunder and Pets – Safety considerations for noise phobias». 
  11. «How should I care for my pets during fireworks displays?». 
  12. Smith, Andrea, Why this Italian town is switching to silent fireworks, Lonely Planet
  13. New Scientist – Great fireworks, shame about the toxic fallout

Enlaces externos[editar]