Fringillidae

De Wikipedia, la enciclopedia libre
 
Fringílidos

Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Passeriformes
Familia: Fringillidae
Vigors, 1825
Subfamilias y géneros
Véase el texto.

Los fringílidos (Fringillidae)[1]​ son una familia de aves paseriformes (Orden Passeriformes) abundantes en el hemisferio norte y África.

Suelen poseer un fuerte pico, generalmente cónico, que en algunas especies puede ser de considerable longitud. Tienen un modo de volar característico, basado en ondulaciones. Suelen anidar en árboles, por lo que son más comunes en bosques. Pertenecen a esta familia los canarios, los jilgueros o los pinzones, entre muchos otros.

Muchas aves de otras familias también se denominan comúnmente "pinzones". Entre estos grupos se incluyen los pinzones estrildidoses (Estrildidae) de los trópicos del Viejo Mundo y Australia; algunos miembros de la familia cacareo del Viejo Mundo (Emberizidae) y de la familia gorrión del Nuevo Mundo (Passerellidae); y los pinzones de Darwin de las Galápagos, ahora considerados miembros de la familia de las tangaras (Thraupidae). [2]

Los pinzones y los canarios se utilizaron en el Reino Unido, Estados Unidos y Canadá en la minería del carbón para detectar monóxido de carbono desde el siglo XVIII hasta el XX. Esta práctica cesó en el Reino Unido en 1986.[3]

Descripción[editar]

Los pinzones verdaderos "clásicos" más pequeños son el lúgano andino (Spinus spinescens) de tan sólo 9,5 cm (3,8 pulg) y el jilguero menor ('Spinus psaltria) de tan sólo 8 g (0,3 oz). La especie más grande es probablemente el picogordo de collar (Mycerobas affinis ) con hasta 24 cm (9,4 plg) y 83 g (2,9 oz), aunque las longitudes son mayores, hasta 25,5 cm (10,0 plg) en el picogordo de los pinos (Pinicola enucleator), y los pesos, hasta 86,1 g (3 oz) en el pico picapinos (Hesperiphona vespertina), se han registrado en especies que son ligeramente más pequeñas en promedio.[4][5]​ Suelen tener picos fuertes y rechonchos, que en algunas especies pueden ser bastante grandes; sin embargo, los trepadores hawaianos son famosos por la amplia gama de formas y tamaños de pico provocada por la radiación adaptativa. Todos los pinzones verdaderos tienen 9 plumas rémiges primarias y 12 réctrices. El color básico del plumaje es parduzco, a veces verdoso; muchos tienen cantidades considerables de negro, mientras que el plumaje blanco está generalmente ausente excepto como barras alares u otras marcas de señalización. Los pigmentos carotenoides amarillos y rojos son brillantes. Los pigmentos amarillos y rojos brillantes son comunes en esta familia, por lo que los colores estructurales azules son bastante raros, ya que los pigmentos amarillos convierten el color azul en verde. Muchos, aunuqe no todos, los pinzones verdaderos tienen un fuerte dicromatismo sexual, las hembras típicamente carecen de las marcas carotenoides brillantes de los machos.[2]

Distribución geográfica y hábitat[editar]

Jilguero americano (Spinus tristis) macho (izquierda) y hembra (derecha) en el condado de Johnston, Carolina del Norte, EE. UU.

Los pinzones tienen una distribución casi mundial, encontrándose en toda América, Eurasia y África, así como en algunos grupos de islas, como las hawaianas. Están ausentes de Australasia, la Antártida, el Pacífico Sur y las islas del océano Índico, aunque algunas especies europeas han sido ampliamente introducidas en Australia y Nueva Zelanda.

Los pinzones son típicos habitantes de zonas bien arboladas, pero algunos pueden encontrarse en montañas o incluso en desiertos.

Comportamiento[editar]

Las especies adscritas a este grupo son en su mayoría aves alegres y vivaces, que se mueven durante el día en parejas o incluso en grupos bastante grandes, emitiendo casi constantemente cantos y llamadas melodiosos. La mayoría son buenas cantoras y muchas de ellas se han convertido en aves de jaula comunes domesticadas; la más destacado es el canario domesticado (Serinus canaria domestica).

Los pinzones son principalmente granívoros, pero euphoniines incluyen cantidades considerables de artrópodos y bayas en su dieta, anque algunos han evolucionado como los meleros hawaianos para utilizar una amplia gama de fuentes de alimento como insectos y frutas, incluyendo néctar. A pesar de ser granívoros mayoritariamente, la dieta de los polluelos (nidícolas, ciegos y sin plumas cuando nacen) de Fringillidae incluye una cantidad variable de pequeños artrópodos.

Los pinzones verdaderos tienen un vuelo de rebote como la mayoría de los paseriformes pequeños, alternando episodios de aleteo rápido con el planeo con las alas cerradas. Los nidos tienen forma de cesta y suelen construirse en árboles, más raramente en arbustos, entre rocas o en sustratos similares.[2][6]​ A pesar del dimorfismo sexual muy marcado, los pinzones son aves monógamas, los machos conquistan a las hembras con cantos y participan con ellas en la construcción del nido y el cuidado de las crías.

Taxonomía y sistemática[editar]

Machos de piquituerto (Loxia curvirostra).
Jilguero común (Carduelis carduelis).
Palmeria dolei.
Pinzón azul de Tenerife (Fringilla teydea).

El nombre Fringillidae para la familia de los pinzones fue introducido en 1819 por el zoólogo inglés William Elford Leach en una guía de los contenidos del Museo Británico. [7][8]​ La taxonomía de la familia, en particular de los pinzones carduelinos, tiene una larga y complicada historia. El estudio de la relación entre los taxones se ha visto confundido por la recurrencia de morfologías similares debido a la convergencia de especies que ocupan nichos similares.[9]​En 1968 el ornitólogo estadounidense Raymond Andrew Paynter, Jr. escribió:

Los límites de los géneros y las relaciones entre las especies se comprenden menos -y están sujetos a más controversia- en los carduelinos que en cualquier otra especie de paseriformes, con la posible excepción de los estrildinos [waxbills].[10]

A partir de 1990, una serie de estudios filogenéticos basados en secuencias de ADN mitocondrial y nuclear dieron lugar a revisiones sustanciales de la taxonomía. Se descubrió que varios grupos de aves que anteriormente se habían asignado a otras familias estaban emparentados con los pinzones. Las aves neotropicales Euphonia y la Chlorophonia se incluían antes en la familia de las tangaras Thraupidae debido a su aspecto similar, pero el análisis de las secuencias de ADN mitocondrial reveló que ambos géneros estaban más emparentados con los pinzones. Ahora se colocan en una subfamilia separada Euphoniinae dentro de los Fringillidae.[11][12]​ Los trepamieleros hawaianoss se incluyeron en su día en su propia familia, Drepanididae, pero se descubrió que estaban estrechamente emparentados con los Carpodacus escaramujos y ahora se incluyen en la subfamilia Carduelinae. [9]​ Los tres géneros más grandes, Carpodacus, Carduelis y Serinus resultaron ser polifiléticos.[9][13][14]​ Cada uno de ellos se dividió en géneros monofiléticos. Los escaramujos americanos se trasladaron de Carpodacus a Haemorhous. Carduelis se dividió trasladando los verderones a Chloris y un gran clado a Spinus] dejando sólo tres especies en el género original. Treinta y siete especies fueron trasladadas de 'Serinus a Crithagra dejando ocho especies en el género original. [12]​ Hoy en día la familia Fringillidae se divide en tres subfamilias, la Fringillinae que contiene un único género con los pinzones, la Carduelinae que contiene 183 especies divididas en 49 géneros, y la Euphoniinae que contiene la Euphonia y la Chlorophonia.[9]

La sistemática de esta familia es complicada y hay múltiples divergencias entre las diferentes clasificaciones propuestas por los expertos.[15][16]​ Tiene 51 géneros, 225 especies y 407 subespecies.

  • Familia Fringillidae

Filogenia[editar]

La filogenia de este grupo se ha estudiado en artículos como Zuccon et al. de 2012[9]​ Lerner et al. de 2011[18]​ y Pratt de 2014.[19]

El género Carpodacus se expande para incluir el pinzón de Przhevalsky Urocynchramus pylzowi, como sugiere Tietze et al[20]​ y fue adoptado por la Unión Ornitológica Internacional (en inglés International Ornithological Committee).[12]

Registro fósil[editar]

Los restos fósiles de pinzones verdaderos son raros, y los que se conocen pueden asignarse en su mayoría al menos a géneros existentes. Al igual que las otras familias de Passeroidea, los verdaderos pinzones parecen tener un origen aproximadamente del Mioceno Medio, hace unos 20 a 10 millones de años (Ma). En Polgárdi, Hungría, se ha encontrado un fósil de pinzón no identificable de la era Messiniense, hace entre 12 y 7,3 millones de años (Ma) durante la subépoca del Mioceno tardío.[21][15][16]

Galería de imágenes[editar]

Referencias[editar]

  1. ITIS. «Taxonomía de Fringillidae» (en inglés). Consultado el 16 de marzo de 2013. 
  2. a b c Newton (1973), Clement |et al. (1993) Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; el nombre «nc7393» está definido varias veces con contenidos diferentes
  3. Eschener, Kat (30 de diciembre de 2016). «La historia del verdadero canario en la mina de carbón». Smithsonian. Consultado el 11 de junio de 2018. 
  4. Pinzones y Gorriones por Peter Clement. Princeton University Press (1999). ISBN 978-0691048789.
  5. CRC Handbook of Avian Body Masses por John B. Dunning Jr. (Editor). CRC Press (1992), ISBN 978-0-8493-4258-5.
  6. P. Clement, Finches and Sparrows, Princeton University Press, 1999, ISBN 978-0-691-04878-9. (en inglés)
  7. Leach, William Elford (1819). «Eleventh Room». Synopsis of the Contents of the British Museum (15th edición). London: British Museum. pp. 63-68 [65].  Aunque en el documento no se especifica el nombre del autor, Leach era el Guardián de Zoología en aquella época.
  8. Bock, Walter J. (1994). amnh.org/handle/2246/830 Historia y nomenclatura de los nombres de grupos familiares de aves. Boletín del Museo Americano de Historia Natural 222. Nueva York: Museo Americano de Historia Natural. pp. 156, 245. hdl:2246/830. 
  9. a b c d e Zuccon, Dario; Prŷs-Jones, Robert; Rasmussen, Pamela C.; Ericson, Per G.P. (Febrero 2012). pdf «Las relaciones filogenéticas y los límites genéricos de los pinzones (Fringillidae)». Filogenética molecular y evolución 62 (2): 581-596. PMID 22023825. doi:10.1016/j.ympev.2011 .10.002 |doi= incorrecto (ayuda). Archivado desde el original el 10 de junio de 2015.  Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; el nombre «Zuccon2012» está definido varias veces con contenidos diferentes
  10. Paynter, Raymond A. Jnr., ed. (1968). Check-list of birds of the world, Volume 14 14. Cambridge, Massachusetts: Museum of Comparative Zoology. p. 207. Archivado desde el original el 15 de julio de 2015. 
  11. Banks, Richard C.; Cicero, Carla; Dunn, Jon L.; Kratter, Andrew W.; Rasmussen, Pamela C.; Remsen, J.V. Jr.; Rising, James D.; Stotz, Douglas F. (2003). org/record/1236353 «Cuadragésimo cuarto suplemento de la Lista de aves norteamericanas de la Unión Americana de Ornitólogos». The Auk 120 (3): 923-931. S2CID 86031929. doi:10.1642/0004-8038(2003)120[0923:FSTTAO]2.0.CO;2. 
  12. a b c Gill, Frank; Donsker, David (eds.). archive.org/web/20150626163458/http://www.worldbirdnames.org/bow/finches/ «Pinzones, eufonias». Lista Mundial de Aves Versión 5.II. 3. Unión Internacional de Ornitólogos. Archivado desde el original el 26 June 2015. Consultado el 23 de julio de 2015.  Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; el nombre «ioc» está definido varias veces con contenidos diferentes
  13. Arnaiz-Villena, A.; Guillén, J.; Ruiz-del-Valle, V.; Lowy first4=E.; Zamora first5=J.; Varela first6=P.; Stefani first7=D.; Allende, L.M. (Julio 2001). «Filogeografía de piquituertos, camachuelos, picogordo y rosales». Cellular and Molecular Life Sciences 58 (8): 1159-1166. PMID 11529508. S2CID 6241573. doi:10. 1007/PL00000930 |doi= incorrecto (ayuda). 
  14. Nguembock, B.; Fjeldså, J.; Couloux, A.; Pasquet, E. (Mayo 2009). «Filogenia molecular de Carduelinae (Aves, Passeriformes, Fringillidae) demuestra el origen polifilético de los géneros Serinus y Carduelis y sugiere la redefinición de los límites genéricos». Molecular Phylogenetics and Evolution 51 (2): 169-181. PMID 19027082. 
  15. a b Zamora, Jorge; Lowy E, Ruiz-del-Valle V, Moscoso J, Serrano-Vela JI, Rivero-de-Aguilar J, Arnaiz-Villena A (2006). «Rhodopechys obsoleta (desert finch): a pale ancestor of greenfinches according to molecular phylogeny». J Ornithol 147: 448-56. 
  16. a b Arnaiz-Villena, A; Gómez-Prieto P, Ruiz-de-Valle V (2009). «Phylogeography of finches and sparrows». Nova Science Publishers. ISBN 978-1-60741-844--3. Archivado desde el original el 2 de septiembre de 2012. Consultado el 1 de diciembre de 2014. 
  17. George Sangster et Al. (Marzo de 2016). Journal of Avian Biology. 
  18. Lerner, Heather R.L.; Meyer, Matthias; James, Helen F.; Hofreiter, Michael; Fleischer, Robert C. (8 de noviembre de 2011). «Multilocus Resolution of Phylogeny and Timescale in the Extant Adaptive Radiation of Hawaiian Honeycreepers». Current Biology (en inglés) 21 (21): 1838-1844. ISSN 0960-9822. PMID 22018543. doi:10.1016/j.cub.2011.09.039. 
  19. «A consensus taxonomy for the Hawaiian honeycreepers » Malama Mauna Kea Library Catalog». lsu.edu (en inglés). Archivado desde el original el 19 de septiembre de 2015. Consultado el 28 de junio de 2022. 
  20. Tietze, D.T.; Päckert, M.; Martens, J.; Lehmann, H.; Sun, Y.-H. (September 2013). «Complete phylogeny and historical biogeography of true rosefinches (Aves: Carpodacus)». Zoological Journal of the Linnean Society (en inglés) 169: 215-234. doi:10.1111/zoj.12057. 
  21. Hír et al. (2001), Mlíkovský (2002)

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]