Francisco Rivas Jordán de Urríes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Francisco de Paula Rivas Jordán de Urríes
Conde de la Salceda
Francisco Rivas y Jordán de Urríes, conde de la Salceda.jpg

Subgobernador del Banco de Crédito Local
10 de noviembre de 1942-4 de agosto de 1955

Gobernador Civil de Sevilla
11 de junio de 1941-20 de octubre de 1942
Predecesor José Elola Olaso
Sucesor Manuel Ricardo Lechuga

Gobernador Civil de Navarra
13 de noviembre de 1939-19 de mayo 1941
Predecesor Antonio F. de Correa Veglison

Gobernador Civil de San Sebastián
27 de Agosto de 1938-1939

Gobernador Civil de Logroño
1937-27 de agosto de 1938
Predecesor Emilio Bellod Gómez

Información personal
Nacimiento 20 de enero de 1892
Zaragoza, España
Fallecimiento 4 de agosto de 1955 (63 años)
Grazalema, Cádiz, España
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Adolfo Rivas Peciña y Pilar Jordán de Urríes Azara
Cónyuge Amidea Jiménez Laiglesia Rodríguez
Hijos María Pilar Rivas Jiménez Laiglesia y Adolfo Rivas Jiménez Laiglesia
Información profesional
Ocupación Abogado y político
Miembro de Real Maestranza de Caballería de Zaragoza
Distinciones
[editar datos en Wikidata]


Francisco Rivas Jordán de Urríes (Zaragoza, 20 de enero de 1892 - Grazalema (Cádiz), 4 de agosto de 1955), conde de la Salceda, fue un político monárquico, gobernador civil de Logroño, Guipúzcoa[1]​, Navarra[2]​ y Sevilla[3]​.

Biografía[editar]

Dibujo de Francisco Rivas Jordán de Urríes con uniforme de maestrante de Zaragoza -retratado por Rafael Barradas (1890–1929)- para ilustrar unas coplillas humorísticas escritas por su amigo José María Sánchez Ventura[4]

Hijo de Adolfo Rivas Peciña y María del Pilar Jordán de Urríes Azara, nació en Zaragoza el 20 de enero de 1892 en la Casa de Miguel Donlope, casa palaciega propiedad de sus padres -actualmente sede de la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza-. Estudió Derecho, dedicándose al ejercicio de la Abogacía -se afilió al Colegio de Abogados de Zaragoza en 1920, donde ocupó el cargo de tesorero dentro de su junta de gobierno entre 1932 y 1936[5]​.

También destacó como cronista, escribiendo artículos sobre Aragón para la Revista Nacional de Economía entre 1925 y 1929 y en el Noticiero.[6]

Fue miembro de la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza desde los 16 años[7]​. "Gozó de cierto prestigio entre la élite financiera al haber desempeñado la secretaría del Banco Aragonés de Crédito y ser uno de los pocos que pudieron permitirse el lujo de tener vehículo propio a motor en aquellos años"[5]​.

Aunque los Rivas, oriundos de Villabuena (Álava), eran una familia de raíces profundamente carlistas, él nunca se preocupó de los pleitos dinásticos; su carrera política se inició a la sombra de Maura -en abril de 1915 representó a Zaragoza en la Asamblea Costituyente de las Juventudes Mauristas-. En 1922, secundó a José Calvo Sotelo -su mentor político y con el que siempre mantuvo una gran amistad-, en la escisión del maurismo que dio lugar al Partido Social Popular de inspiración socialcristiana.[7]

Unido a la Unión Patriótica[7]​, fue secretario de su comité en Zaragoza[8]​ y desempeñó el cargo de Teniente de Alcalde de la capital aragonesa durante la Dictadura de Primo de Rivera[5]​. En esa época, al ser nombrado Francisco Franco director de la recién creada Academia Militar de Zaragoza, trabó amistad con él y lo introdujo en la alta sociedad zaragozana.[9][10]

En la II República, militó en un principio en Acción Popular[11]​. Amigo de Serrano Súñer, fue uno de los que le apoyó en Zaragoza para la improvisada candidatura de la Unión de Derechas de 1931[5]​ y de convencerlo para que se integrara en la CEDA en 1933.[12][13]​ En 1934, Fue de los prohombres de la Renovación Española de Calvo Sotelo[7][14]​.

Tras el alzamiento, ejerció los gobiernos civiles de Logroño (1937-1938) -su política cambió el signo de la represión: acabó con los fusilamientos y llevó a una liberación masiva de presos, [15][16]​ era consciente de que habían vencido pero todavía no habían convencido-,[17]​ Guipúzcoa (1938-1939), Navarra (1939-1941) y Sevilla (1941-1942)[18]​. Se retiró de la política tras ese cargo y, abandonando su principal vocación, ocupó el cargo de Subgobernador del Banco de Crédito Local, cargo que desempeñó hasta su muerte.[19][5]

Contrajo matrimonio en Madrid en la parroquia de la Concepción el 29 de abril de 1921 con Amidea Jiménez LaIglesia,[20][21]​ hija del grazalemeño José María Jiménez Rodríguez. [19][22]

Siendo Gobernador Civil de Sevilla, comenzó a frecuentar Grazalema para pasar las vacaciones en compañía de su familia[23]​, estableciendo una relación especial con esta población gaditana que el día 14 de noviembre de 1944 lo adoptó, declarándolo hijo predilecto, en agradecimiento a todos los favores y servicios que le prestó durante los años de la posguerra -entre éstas, la conclusión de la llamada "carretera alta".[19]

"Hombre sencillo, educado y bondadoso, en opinión de quienes lo conocieron", falleció en Grazalema de un ataque al corazón el 4 de agosto de 1955. Está enterrado junto a su mujer en la ermita de Virgen de los Ángeles de la villa de Grazalema.[19]

Su nieto Quico Rivas, en "Rafael Barradas y mi abuelo", artículo publicado en ABC el 11 de agosto de 2001 y recogido en "Cómo escribir de pintura sin que se note" (Madrid, 2011), recuerda con humor su herencia de "niño bien": "De mi abuelo paterno Francisco Rivas y Jordán de Urríes heredé el nombre, el apellido y una mandíbula cuadrada, prominente, que la familia considera el principal atributo de los Rivas".[24]

Distinciones honoríficas[25][editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Luengo Teixidor, Félix (1990). «La formación del Poder Local Franquista en Guipúzcoa: 1937-1945». GERONIMO DE UZTARIZ: 83-95. 
  2. «Gran Enciclopedia de Navarra | GOBERNADOR CIVIL». www.enciclopedianavarra.com. Consultado el 2018-04-12. 
  3. Alfonso., Braojos Garrido, ([1990]). Sevilla en el siglo XX. Editorial Universidad de Sevilla. ISBN 8474055857. OCLC 26274811. 
  4. Rivas Romero Valdespino, Quico (11-8-2001). «El retrato de mi abuelo». ABC Cultural. «Forma parte de una serie de retratos de "chicos bien" que sirvieron para ilustrar unas coplillas homorísticas de un vate aficionado local, José María Sánchez Ventura. Las dedicadas a mi abuelo decían: "Maestrante de Zaragoza / nata y flor de gente moza / es su trato campechano / con el noble y el villano. / En el cuartel al momento / de quinto pasa a sargento. / Temperamento nervioso / que resulta peligroso / por su costumbre muy fea / de herir la región glútea. / Si bebe mucho champán / al vino le llama pan. / Por su andar jacarandoso / se hará este chico famoso. / Germanófilo, maurista, / algo glotón, joselista. / Cesante está de Cupido. / ¡Niñas, que es un buen partido! / Con su carácter sincero / llegará siempre el primero. / No en balde su apellido es / Rivas y Jordán de Urríes".» 
  5. a b c d e Sáez Aznar, Guillermo (2016). «Aquellos abogados de provincias». Aquellos abogados de provincias. La red aragonesa de Serrano Suñer durante la Segunda República (Universidad de Zaragoza). 
  6. Eloy., Fernández Clemente, ([1995?-1997]). Gente de orden : Aragón durante la dictadura de Primo de Rivera, 1923-1930. IberCaja. ISBN 9788488793607. OCLC 36878064. 
  7. a b c d Rivas Romero Valdespino, Quico (11-8-2001). «El retrato de mi abuelo». ABC Cultural. 
  8. Fernández Clemente, Eloy (1997). IberCaja, ed. Gente de Orden... Vol. I. Varios de sus mítines, en compañía de Miguel Allué Salvador, se presentan en esta obra. p. 253 y 276. ISBN 9788488793607. 
  9. Ramon., Garriga Boixader, (1979). La señora de El Pardo (6. ed edición). Planeta. ISBN 8432006181. OCLC 6250904. 
  10. Sáez Aznar, Guillermo (2016). Aquellos abogados de provincias. La red aragonesa de Serrano Suñer durante la Segunda República. (Universidad de Zaragoza). «Desde su llegada (Franco) se había convertido en uno de los focos más importantes de la vida social zaragozana, donde compartía cafés y tertulias tanto con militares como con miembros de la aristocracia. Según relata Eloy Fernández Clemente, el general asistía con frecuencia a reuniones y fiestas de la alta sociedad, destacando por encima del resto la amistad mantenida con Francisco Rivas y Jordán de Urríes con quien solía cenar en un conocido restaurante, acudía al teatro, al Pilar y organizaba cacerías en las comarcas de Monegros y Cinco Villas.» 
  11. Marín Corbera, Martí ((21/11/2013)). ««LOS GOBERNADORES CIVILES DEL FRANQUISMO, 1936-1963: SEIS PERSONAJES EN BUSCA DE AUTOR».». Centre d’Estudis sobre les Èpoques Franquista i Democràtica Universidad Autónoma de Barcelona.: 269-299. 
  12. 1901-2003., Serrano Suñer, Ramón, (1977). Entre el silencio y la propaganda, la historia como fue : memorias (1. ed edición). Editorial Planeta. ISBN 9788432056352. OCLC 3728788. 
  13. Fernando., García Lahiguera, (1983). Ramón Serrano Suñer : un documento para la historia (1a ed edición). Editorial Argos Vergara. ISBN 9788471786791. OCLC 12665786. «Opuesto a la disolución de la Unión de Derechas -recordará Serrano Suñer tuve el propósito de renunciar a mi acta de diputado, por deferencia a mis electores, y consulté para ello con quienes en cierto modo habían promovido mi candidatura en Zaragoza: Marcelino de Ulibarri -carlista-, José Maria Sánchez Ventura y Julián Escudero -Acción Católica-, Francisco Rivas Jordán de Urríes - monárquico- y algún otro. Todos, con ponderadas razones, me disuadieron de hacerlo. Así, pues, es como entré en el Parlamento, donde no fui precisamente un miembro incondicional y sumiso de la bien nutrida minoría de Gil-Robles». 
  14. SL, DiCom Medios. «Gran Enciclopedia Aragonesa Online». www.enciclopedia-aragonesa.com. Consultado el 2018-04-17. «El 4-III-1934 se constituyó la comisión organizadora de Derecha Aragonesa, nombre que ostentaría la sección aragonesa del partido. Entre los miembros más destacados se encuentran Ricardo Horno Alcorta y Francisco Rivas Jordán de Urríes.» 
  15. Rivero Noval, María Cristina. Política y sociedad en La Rioja durante el primer franquismo: (1936-1945). Instituto de Estudios Riojanos, 2001. ISBN 9788495747013. 
  16. Cristina), Rivero Noval, Ma. Cristina (María (1992). La ruptura de la paz civil : represión en La Rioja, 1936-1939. Gobierno de La Rioja, Instituto de Estudios Riojanos. ISBN 8487252044. OCLC 31361000. 
  17. Rivas Jordán de Urríes, Francisco (1938). «Memoria. Estado y situación general de la provincia de Logroño en los diferentes ramos de la Administración». Archivo Histórico Provincial de La Rioja (AHPLR), Gobierno Civil, paquete 295, legajo «Memorias 1938-1942». «Aunque en los pueblos una parte del vecindario ha reaccionado y reconoce las ventajas que la Nueva España les ha proporcionado, en su mayor parte y sobre todo el elemento trabajador, está vencido pero no convencido». 
  18. Marín Corbera, Martí (21/11/2013). «LOS GOBERNADORES CIVILES DEL FRANQUISMO, 1936-1963: SEIS PERSONAJES EN BUSCA DE AUTOR». Centre d’Estudis sobre les Èpoques Franquista i Democràtica Universidad Autónoma de Barcelona: 269-299. «Para el periodo 1936-57 he podido constatar la presencia de trece gobernadores civiles con militancia previa en la CEDA... que acumularon 22 de los 374 nombramientos que tuvieron lugar entre esas fechas... Lo que más destaca en este grupo es la sobrerrepresentación aragonesa. Cinco de los trece individuos son aragoneses, todos ellos nombrados gobernadores por Serrano Suñer. Los cinco fueron militantes de la Acción Popular Agraria Aragonesa, el partido del que fue diputado su ministro: Francisco Rivas y Jordán de Urriés, José María Sánchez Ventura, Antonio Mola Fuertes, Javier Ramírez Sinués y Juan Antonio Cremades Royo, tres de ellos diputados electos, además, en 1933 (Ramírez Sinués) o 1936 (Sánchez Ventura y Cremades Royo). Resulta una prueba evidente de cuál fue su mecanismo de acceso al cargo de gobernador y de por qué es preciso eliminar la idea de que pudieran formar parte de grupo conservador o católico alguno dentro del ministerio. Porque dado que fue 1938-42 el momento álgido de presencia cedista con ocho gobernadores, su líder sería... ¡el propio Serrano Suñer! Cabe interpretar, más bien, que nos encontramos ante un proceso de cooptación clientelar y que todos ellos se incorporaron con armas y bagajes al proyecto de Serrano, hasta que este fue defenestrado. Esta fue la razón del acceso tardío de falangistas auténticos a muchos cargos de la administración franquista aragonesa... Más que probablemente, el secretario general del Movimiento José Luis de Arrese... les pasó factura a todos ellos: en julio de 1943 cesaba en su cargo el último de los cinco cedistas aragoneses, Ramírez Sinués.» 
  19. a b c d «IN MEMORIAM. UN RECUERDO VISUAL DE QUIENES YA NO ESTÁN.». Raíces de Grazalema. 2015-05-17. Consultado el 2018-04-11. 
  20. «Capítulo de Bodas». ABC. 29 de abril de 1921. p. 12. 
  21. «Carlos Jiménez Rodríguez. Retrato de la Grazalema de principios del S. XX». Raíces de Grazalema. 2015-01-18. Consultado el 2018-04-17. 
  22. «JOSÉ MARÍA JIMÉNEZ RODRÍGUEZ». 2015-05-17. Consultado el 2018-04-11. «Nacido en Grazalema en 1859, estudió Derecho en la Universidad de Sevilla titulándose posteriormente como Perito Mercantil, e ingresando en 1875 en el Banco de España, donde llegó a ser Directo General de Sucursales. Publicó numerosos artículos en varias revistas especializadas, llegando a ganar en 1905, el prestigioso premio de economía “Conde de Toreno”. Benefició en todo lo que pudo a su pueblo que agradecido le dedico la antigua calle Hospital.» 
  23. «Ecos de Sociedad». ABC. 9 de agosto de 1941. p. 6. «A Grazalema ha marchado para pasar unos días en aquella serranía rondeña la distinguida señora doña Amidea Jiménez Laiglesia, esposa del gobernador civil de esta provincia. La acompañaba su bella hija María Pilar.» 
  24. Francisco., Rivas, (2011). Cómo escribir de pintura sin que se note. Ardora. ISBN 9788488020482. OCLC 761844321. 
  25. «Esquela de Francisco Rivas Jordán de Urríes». ABC. 27 de septiembre de 1955. p. 54. 
  26. Jefatura del Estado: «DECRETO concediendo la Encomienda con Placa de la Gran Orden Imperial de las Flechas Rojas a los señores Armando Boaventura, Agustinho Lourenzo, Ernesto Marchiandi, Hans Frhr von Funck, D. Bernardo de Granda y Calleja, D. Pascual Díez de Rivera, D. Manuel Halcón Villalón-Daoiz, D. José María Alfaro Polanco, don Manuel Valdés Larrañaga, D. José María Oriol Urquijo, D. José Antonio Giménez Arnau, D. Máximo Cuervo Radigales, D. José María Pemartín, D. José María Taboada Lago, D. Eduardo González Gallarza, D. Luis Carrero Blanco, D. Luis Peral Sáez, D. Jesús Pabón Suárez de Urbina, D. Pedro Muguruza Otaño, D. Francisco Rivas Jordán de Urríes, don Eugenio Pereiro Courtier, don Julio Salvador Díaz y D. José Casado García». Boletín Oficial del Estado núm. 199, de 18 de julio de 1939: 3901-3904. ISSN 0212-033X.