Francisco Maroto del Ojo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Francisco Maroto del Ojo
Maroto.png
Información personal
Nacimiento 15 de marzo de 1906
Granada
Fallecimiento 12 de julio de 1940
Alicante
Causa de muerte Herida por arma de fuego Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española
Información profesional
Ocupación Ebanista, sindicalista
Movimiento Anarcosindicalismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Conflictos Guerra Civil Española
Miembro de Confederación Nacional del Trabajo Ver y modificar los datos en Wikidata

Francisco Maroto del Ojo (Granada, 15 de marzo de 1906 — Alicante, 12 de julio de 1940) fue un anarquista, miliciano y militar español, militante destacado de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT).

Biografía[editar]

Nació en el barrio granadino del Albaicín en 1906.[1]​ Desde temprana edad se dedicó la profesión de ebanista, teniendo un papel activo como líder del sindicato de la madera. Tras su ingreso en la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) fue un organizador de la CNT en la provincia de Granada, interviniendo en mítines en lugares como Granada, Madrid o Motril. Fue detenido en varias ocasiones, raíz del incendio del diario Ideal el 10 de agosto de 1932—el cual había apoyado el intento de golpe de Estado de Sanjurjo— , en noviembre de 1932 por agredir a la guardia de asalto, por organizar ataques e intimidar a empresarios.[1][2]​ En 1935 abandonó la capital granadina y se trasladó a Alicante.[1]

Al estallido de la Guerra Civil fundó en Alicante la columna «Maroto»,[3]​ compuesta inicialmente por 270 milicianos de procedencia anarcosindicalista. Al mando de ésta salió hacia Granada con el objetivo de liberar la ciudad. A lo largo del camino se hizo cargo de otras milicias anarquistas y lograría reclutar a más efectivos hasta alcanzar los 1000 efectivos. La propaganda anarcosindicalista llegó a calificarlo como el «Durruti andaluz».[4]​.[n. 1][6]​Tras varios enfrentamientos de los que salieron victoriosos, como en Güejar Sierra, su avance fue frenado a tres kilómetros [7]​de la capital granadina. Maroto se estableció desde entonces entre Guadix y Almería.[8]

El 18 de febrero de 1937 participó en Almería en el comité regional de la CNT en el teatro Cervantes, mostrándose muy crítico con el modo de atender a los refugiados de la desbandá y con el destino de las milicias anarquistas malagueñas acuarteladas en Viator, a las que un bando del gobernador civil había ordenado desarmar.[n. 2][n. 3]​Terminado el comité se dirigió, acompañado de milicianos armados, a la sede del Gobierno Civil y amenazó violentamente a Gabriel Morón en su despacho.[12][13]​Maroto y sus seguidores fueron detenidos por los los marineros del acorazado Jaime I. Maroto fue encerrado en un barco prisión, de lo que la prensa falangista daba testimonio el 9 de marzo de 1937.[14]​ Posteriormente fue trasladado a la cárcel del Cuartel de Ametralladoras de Baza hasta el 1 de mayo de 1937, cuando se celebró la vista oral de su juicio. Maroto fue acusado de sedición consumada por atentar contra la autoridad republicana y en enero de 1938 condenado a muerte por el Tribunal Permanente del Ejército de Andalucía. Además, se le acusaba de ser un espía fascista y del abandono del frente de Barcelona para marchar a Almería. Dentro de los conflictos políticos entre comunistas, socialistas y anarquistas, entre los que se produjeron las jornadas de mayo de 1937, la CNT, la FAI y las Juventudes Libertarias realizaron una fuerte campaña en su favor, calificando las acusaciones contra Maroto de calumnias. Maroto demostró que sus viajes a Barcelona eran para realizar trámites para obtener armas y municiones, y que solo un pequeño grupo se desplazaba a Barcelona, mientras que el grueso de la Columna Maroto permanecía en primera línea de combate y lista para entrar en Granada. El 7 de febrero de 1938 su sentencia fue revocada por el Tribunal Supremo.[15]

Aunque Maroto llegó a oponerse abiertamente a la militarización de las unidades anarquistas desplegadas en Almería y Granada, finalmente aceptó la resolución del Pleno de Columnas Anarquistas y Confederales para la militarización de las milicias anarquistas. La columna Maroto quedó encuadrada en la 147.ª Brigada Mixta y en mayo y junio de 1937 Maroto, incorporado al Ejército, organizó e instruyó los batallones 586 Baza y 587 Ciudad de Alicante en Huéscar que pertenecían a ésta.[16]​Sin embargo, ostentó este puesto durante poco tiempo. Maroto se reunió con Juan García Oliver en Baza para poner a punto el plan Camborio para organizar a los guerrilleros que actuaban en las sierras de Andalucía y Extremadura que operaban de manera independiente y en tierra de nadie, que finalmente no se llevó a cabo. En agosto de 1938 tuvo lugar en Baza el Pleno Regional de la CNT, al cual Maroto acude como delegado local de Baza. Uno de los objetivos era resolver los problemas internos y personalismos de la organización. Su candidato, Manuel Pérez, fue elegido como Secretario de la CNT de Andalucía. También se sumó a las peticiones de investigación de las atrocidades cometidas en el campo de trabajo de Turón. Fue nombrado por el coronel Domingo Moriones como responsable de una comisión para la inspección de las deficiencias en las fortificaciones del frente de Granada del XIII Cuerpo del Ejército.

Se adhirió al golpe de Casado y se trasladó a Madrid para el Pleno del Movimiento Libertario del 28 de marzo de 1939. Con el final de la guerra y victoria de Franco, Maroto marchó a Alicante, herido de un pie, para intentar embarcar al extranjero, pero ante la imposibilidad de hacerlo permaneció oculto allí algunos meses. Fue detenido en enero de 1940,[17]​ condenado a muerte y fusilado el 12 de julio de 1940 en el cementerio de Alicante junto a otras trece personas, entre ellas el gobernador civil de Málaga Luis Arráez Martínez, y enterrado en una fosa común.[18][19]

Notas[editar]

  1. La columna salió de Alicante el 6 de agosto de 1936 y llegó a Guadix, donde estableció su cuartel general.[5]
  2. Algunas fuentes señalan que Maroto del Ojo abandonó el frente sin autorización superior,[9]​ mientras que otras indican que habría ido a Almería por encargo del comandante militar del subsector de Guadix —coronel Arellano— para gestionar la adquisición de armas.[10]
  3. Criticó duramente a los militares republicanos por la reciente caída de Málaga, pero también al gobernador cvil Gabriel Morón por no haber ofrecido suficiente ayuda a los refugiados malgueños y por haber dado orden de desarmar a los milicianos anarquistas que llegaban a la capital almeriense procedentes de Málaga.[11]

Referencias[editar]

  1. a b c Ramírez Navarro, 2018, p. 320.
  2. Andújar, Fran (1 de noviembre de 2010). Quién fue Francisco Maroto del Ojo. Consultado el 30 de agosto de 2022. 
  3. Gil Bracero, 1998, p. 47.
  4. Ramírez Navarro, 2018, p. 177, 179.
  5. Ramos, 1972, p. 114.
  6. Ramírez Navarro, 2018, pp. 320-321.
  7. Gil Bracero, 1998, p. 88.
  8. Sody de Rivas, 2009, p. 206.
  9. Ramírez Navarro, 2018, p. 177.
  10. Gil Bracero, 1998, p. 205.
  11. Ramírez Navarro, 2018, pp. 177, 321.
  12. Ramírez Navarro, 2018, pp. 177-178, 321.
  13. Quirosa-Cheyrouze, 1986, p. 175.
  14. Maroto ha caído en desgracia, en el diario Azul, 9 de marzo de 1937, pág. 10.
  15. «Maroto, el héroe.Una biografía del anarquismo andaluz. Autor: Miquel Amorós. ISBN-13: 978-84-92559-31-2». 
  16. Engel, 2005, p. 183.
  17. Gabarda, 2007, p. 372.
  18. Gabarda, 2007, p. 371.
  19. Ramírez Navarro, 2018, p. 321.

Biografía[editar]

  • Engel, Carlos (2005) [1999]. Historia de las Brigadas Mixtas del Ejército Popular de la República. Madrid: Almena. ISBN 84-922644-7-0. 
  • Gabarda, Vicent (2007). Els afusellaments al País Valencià (1938-1956). Publicaciones de la Universidad de Valencia. 
  • Gil Bracero, Rafael (1998). Revolucionarios sin revolución. Marxistas y anarcosindicalistas en guerra: Granada-Baza, 1936-1939. Universidad de Granada. 
  • Quirosa-Cheyrouze, Rafael (1986). Política y guerra civil en Almería. Cajal. 
  • Ramírez Navarro, Antonio (2018). Aunque nos espere el dolor y la muerte. Historia del movimiento libertario en Almería. Editorial Universitaria de Almería. 
  • Ramos, Vicente (1972). La guerra civil (1936-1939) en la provincia de Alicante. Biblioteca Alicantina. 
  • Sody de Rivas, Ángel (2009). Antonio Rosado y el anarcosindicalismo andaluz. Morón de la Frontera (1868-1978). Ediciones Carena. ISBN 84-88944-80-2. 
Bibliografía adicional