Francisco Domínguez Mosquera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Francisco Domínguez Mosquera
FranciscoCelsayPaquito (1).jpg
Francisco Domínguez Mosquera con su esposa, Celsa Fernández, e hijo.
Información personal
Nacimiento 2 de abril de 1889
Carballedo, Galicia, España.
Fallecimiento 3 de octubre de 1937 (49 años)
La Habana, Cuba
Nacionalidad español
Información profesional
Ocupación Filántropo Ver y modificar los datos en Wikidata

Biografía[editar]

Francisco Domínguez Mosquera nació el dos de abril de 1889 en Carballedo, Lugo (Galicia) y emigró a Cuba en 1904 a la edad de catorce años. Gracias a su habilidad como comerciante, pronto se hizo dueño de una de las firmas de importación importantes de la isla y que lo convertiría en una de las personas más ricas de la clase comercial. Fue agasajado en numerosos banquetes tanto en Cuba como en Galicia y Madrid. Notable, sin embargo, fue también el extremado galleguismo que formaba la otra vertiente de su carácter[1]​.

Emigración y cultura: el galleguismo cubano y la instrucción escolar[editar]

Entre 1899 y 1960, unos 378,000 gallegos habían emigrado a Cuba. Su mayoría se había establecido en La Habana. Esta concurrencia de españoles a la isla nos parece ilógica dado que un año antes había alcanzado su independencia, pero lo nuevos inmigrantes se hacían necesarios para satisfacer el crecimiento de la economía cubana. Pronto dominaron la clase comercial, como en el caso presente.

Al poco tiempo de llegar a Cuba, Domínguez Mosquera no solo se hizo socio del Centro Gallego, sino que el once de agosto de 1912 participó en la fundación de la Sociedad Chantada, Carballedo, y sus Comarcas como "suplente"[2]​, y después pasó a ser "vocal", "vicepresidente", y finalmente "presidente"[3]​. En si, esto no es muy notable si no fuera que el lucense Antón Villar Ponte había empezado a promover de manera más intensa la idea de que la comunidad gallego-cubana debía preocuparse por el nivel de educación de sus compatriotas en España. Otros emigrantes cómo Ramón Cabanillas, quién trabajaba como administrador del Teatro Nacional en el Centro Gallego y como contable de comercio, y visitantes cómo Basilio Álvarez, quién representaba a los agrarios y publicó Abriendo el surco: Manual de lucha campesina (La Habana, 1913), eran miembros del Centro y abogaban por los mismos ideales.

Después de su retorno a Galicia, Villar Ponte fundó las Irmandades de Amigos da fala (1916) con el objetivo de fomentar el resurgimiento de una identidad nacional gallega basada en la lengua, historia, y folclore de la región con el apoyo de los emigrantes cubanos y río-platenses. Al poco tiempo se estableció el Seminario de Estudos Galegos (1923). Esta institución, también fomentada en parte con fondos cubanos, estaba dedicada a entrenar investigadores de Galicia y publicar sus estudios.

Francisco Domínguez Mosquera y su esposa Celsa Fernández celebran su elección como presidente de la Sociedad Chantada, Carballedo y sus comarcas en los Jardines de La Tropical, La Habana.

La participación de Domínguez Mosquera en la Sociedad Chantada, Carballedo y sus comarcas revela su galleguismo desde temprano. La Sociedad, en particular, concordaba con los ideales promulgados por Villar Ponte y tenía como objetivo mejorar el nivel de educación de los gallegos de la región, al "clasificar los pueblos de dichos ayuntamientos, con arreglo a su población escolar y determinar así los edificios que se necesiten para las escuelas que funcionan y solicitar las escuelas que faltan para luego construir los edificios que le correspondan" (Chantada...Memoria 36).

Durante la presidencia de Domínguez Mosquera se negoció el financiamiento de las escuelas en Chantada, Villaquinte, Merlán, Carballedo, etc. (Chantada...Memoria 18-19), y Xavier Castro lo menciona como uno de los gallegos indianos que iban aún más allá de lo normal al respaldar con su propia fortuna un patrón escolar que seguía el modelo de la Irmandades (1985, O galeguismo na encrucillada republicana, I: 3.7.4-3, "Programa e obxectivos educativos"):

o filántropo galeguista, Francisco Dominguez Mosquera, financiaba a escola de Santiago de Lousada, no Concello de Carballedo (Lugo); as Mocedades Galeguistas de Celanova e Vigo, o Grupo Galeguista de Santiago e algúns outros andaban na endeita de organizaren escolas galegas a imitanza da que precursoramente fundara a Irmandade da Fala da Coruña.

Las escuelas que se construyeron para servir a los niños de La Barrela, Sampayo, Carballedo y otros lugares, además de compartir los ideales lingüísticos y culturales de Villar Ponte, fueron respaldadas por la ideología pedagógica de Risco y Castelao, auspiciada también por la Federación de Mocedades Galeguistas [FMG], la cual tenía divisiones encargadas de "Excursións e Deportes, Música e Declamación."

Excursión escolar de 1934.

Además de financiar directamente la escuela de la parroquia de Losada, construir carreteras y electrificar su lugar de nacimiento, sabemos que en 1934, "gracias a la filantropía, puesta una vez más en práctica, el gran amigo del niño y de la escuela y de todo lo que representa evolución y cultura, don Francisco Domínguez Mosquera" organizó dos excursiones escolares para los chicos de Carballedo. La primera fue extensamente descrita por los periódicos. La Zarpa (7 de junio de 1934), revela que "el ilustre catedrático del Instituto de Orense, doctor Otero Pedrayo", "el ex diputado y muy amigo de Galicia, Ramón Suárez Picallo" y "el gran galeguista don Alejandro Bóveda" hablaron y participaron en un banquete dado por Domínguez Mosquera que la precedió. Un artículo similar apareció en El pueblo gallego (8 de junio de 1934). Sabemos que la excursión concluyó el 19 de junio por una nota en El Progreso y El Tea ( 4 de octubre, 1935) revela que costó la elevada suma de 10,000 pesetas (El Tea, 4 de octubre, 1935; aproximadamente € 20,100).

Vida política[editar]

De esta época son también las actividades políticas de Domínguez Mosquera. Durante numerosos viajes a Galicia, había profundizado amistad con los principales galeguistas del día, quienes buscaban la creación de un estado español compuesto de una federación de entidades autónomas parecida a la de los Estados Unidos y habían fundado el Partido galeguista en Pontevedra a finales de 1931.

En 1932, Domínguez Mosquera, quien había vuelto a Galicia con su hijo con intención de quedarse, participa en la campaña electoral de 1933 y habla en Corujo y en Pereiras (11 de noviembre, El pueblo gallego). El 17 de octubre de 1935, preside en un mitin convocado por las Mocedades Galeguistas en Celanova en antelación al referendum de autonomía, y en el que coincide con Meijede (Secretario General de la F.M.G. de Orense), Celso Ferreiro (periodista, poeta, y editor de Guieiro), José Nogueiras (poeta y fundador de las Mocedade de Celanova junto a Ferreiro), Vicente Bóveda (hermano de Alexandre Bóveda), José Velo (Presidente de la "Mocedade galeguista" de Celanova), Jaime Isla Couto (autor de varios libros sobre la cultura gallega y promotor de la casa editorial Galaxia), y Fernández del Riego (después Director de Galaxia y de la revista Grial, ensayista y autor de varios libros sobre la literatura y cultura gallega) [4]​:

Acción de la F.M.G -- MAS DE 4.000 JOVENES GALLEGISTAS CONCENTRADOS ANTE EL MONASTERIO DE SAN ROSENDO DE CELANOVA, AFIRMAN SU FE EN LOS DESTINOS DE GALICIA. A las 4 de la tarde del domingo, dia 13, llegaron a Celanova, excursiones de los distintos puntos de Galicia (Orense, Barrela, Allariz, Xubín, Grou, Mourillós, etcétera), para asistir al grandioso mitin organizado for la F.M.G. Acudieron también, representaciones de Santiago, Vigo y Monforte. Comienza el acto, a las 5 de la tarde, en el Teatro Curros Enriquez, ante una concurrencia imponente. Figuran en la presidencia señoritas de los grupos femeninos de Orense y Allariz, el coro "Aires de Montaña" y el filántropo galleguista don Francisco Domínguez.

Meijede, secretario general del grupo de Orense de la F.M.G., lee las adhesiones recibidas de Rianxo, Coruña, Redondela, Pontevedra, etc., y, seguidamente presenta a los oradores.

Ferreiro, secretario de Organización de la F.M.G, dice que la juventud nacionalista gallega no debe estar ausente de los graves problemas que plantea la hora actual. Arenga a la juventud gallega para que trabaje por conseguir sus aspiraciones the liberación de una patria oprimida.

Los demás secretarios de la F.M.G. José Nogueiras, Vicente Bóveda y José Velo, en hermosas y poéticas oraciones, que el público rubrica con estruendosos aplausos, tratan con profundo conocimiento de los aspectos económicos, cultural, y social de Galicia y señalan las soluciones que la F.M.G. propone.

Jaime Isla Couto, que habla en nombre del grupo de Vigo, glosa la palabra separatismo aplicada por algunas gentes a los galleguistas y demuestra que el verdadero separatismo tiene su sede en Madrid.

Del Riego, representando a los universitarios gallegos, pronuncia un cálido discurso, interrumpido con frecuencia por los aplausos del público, que puede sintetizarse en tres puntos: nacionalismo económico, cultural y universal.

Termina el acto, cantando todos puesto en pie, el Himno Nacional Gallego. Antes de empezar y en el transcurso de mitin los jovenes galleguistas entonaron himnos y aires populares, que fueron coreados con verdadero fervor por la muchedumbre.

Seguidamente se organiza una formidable procesión cívica que se dirige a la casa del inmortal Curros Enríquez, colocando dos hermosas coronas como homenaje de admiración y eterna gratitud de las juventudes nacionalistas.

Cerraron este último y simpático acto breves palabras del señor Velo y del brillante orador señor Del Riego.

Reuniéronse a continuación los directivos de las distintas Mocedades de Galicia, tomando importantes acuerdos.

Al acto del domingo seguirán otros muchos, de análogas características, a realizar en las poblaciones importantes de nuestra tierra.

En La Barrela, Domínguez Mosquera celebra sus propios mítines. Había sido elegido Presidente do sindicato agrario de Carballedo en 1935[5]​ y en esa capacidad habla a los concurrentes desde el balcón del sindicato junto a Fernández Oxea y Álvarez Gallego (El pueblo gallego, 16 de febrero de 1936).

Foto de El pueblo gallego, 2 de febrero de 1936.
Mitin de propaganda en La Barrela.

Un segundo mitin en La Barrela tuvo lugar el 21 de junio de 1936 con la asistencia de Vicente Bóveda, Anxel Fole, Xosé Díaz Villamil, y Domínguez Mosquera, quién había visto la influencia del Sindicato extendida a Terras de Chantada (Dossier Ben-Cho-Sey 113-114; El pueblo gallego, 26 de junio, 1936).

El Partido galeguista celebra más mítines en Lugo y Orense en apoyo del Estatuto de Autonomía y el 25 de enero de 1936 tiene lugar la 2nda Asamblea Extraordinaria del Partido galeguista para elegir los candidatos a diputados en las siguientes elecciones. Los postulantes eran Picallo, Bóveda, Otero Pedrayo, y Francisco Domínguez. El 24 de abril de 1936, El pueblo gallego confirma que Francisco Domínguez Mosquera sería uno de los "compromisarios" que se suponía participaran en la elección del presidente de la República española, pero no fue así.

Ante la oposición de la derecha, el Partido galeguista se unió a otros grupos y juntos formaron el Frente Popular. La acomodación de intereses diferentes, sin embargo, significó una mayor influencia izquierdista en la alianza. Un extenso artículo en El Progreso (12 de junio de 1936), revela que finalmente los elegidos fueron Castelao, Bóveda, Xerardo Álvarez Gallego, Ramón Suárez Picallo and Villar Ponte. Dicha unión con la Izquierda Republicana significó una pérdida de posiciones para Partido galeguista según una nota del 29 de abril en El Progreso, la cual lee:

Una rectificación -- El Partido Galleguista a la opinión -- En algunos periódicos ha aparecido la noticia que los señores Fernández Ojea y Pilá, supuestos candidatos a compromisarios, representantes del Partido Galleguista, habían sido derrotados. El Partido galleguista entera a la opinión de que su único candidato, don Francisco Domínguez, se ha retirado de la lucha electoral obedeciendo órdenes del partido, ya que el puesto que en la candidatura del Frente Popular le correspondía ha sido ocupado por Izquierda Republicana. La votación con que puedan aparecer favorecidos los mencionados señores es absolutamente espontánea.

No sabemos las razones detrás de dicha dimisión, pero entre los candidatos el sur de Lugo representaba un número inferior de posibles votos y la más fuerte tendencia izquierdista del Frente no hubiera sido de su agrado. En todo caso, Domínguez Mosquera no dejó de hacer propaganda en favor del Estatuto. Según El progreso (10 de junio de 1936) habló en Taboada como "presidente do sindicatos da Barrela (Carballedo)" en favor del Estatuto con Ramón Piñeiro (Presidente de las Mocedades Galegas de Lugo), Servando G. Aller (Secretario del Partido galeguista), and Xosé F. Oxea (Presidente del Partido por la Provincia). También contribuyó dinero a causas Republicanas (El progreso, 15 y 30 de agosto, y 4 de octubre de 1936).

Pocas más noticias se tienen de Domínguez Mosquera porque la represión de personas involucradas en el movimiento agrario y en el Partido galeguista comenzó casi inmediatamente. Una noche fue avisado de que la Guardia Civil tenía órdenes de arrestarlo. Dejó Carballedo para La Habana precipitadamente en noviembre del 36 en compañía de su hijo. Aunque manifestó su preocupación sobre los comienzos de la Guerra Civil en su correspondencia, el Diario de la marina reporta que el 30 de marzo entró en el hospital La Benéfica y murió el 3 de octubre de 1937 a la edad de 49 años.

  1. Domínguez Mosquera aparece en la prensa por primera vez en El Eco de Galicia el 10 de febrero de 1918 en el contexto de un agasajo celebrado por la Sociedad y en un noticiero filmado de una recepción al Presidente de Cuba, Tomás Estrada Palma, en el Centro Gallego en 1920. Existe además una extensa entrevista con él publicada en El Diario Español el 22 de mayo de de 1922. Ésta perfila su carácter y revela que estaba a punto de partir en el primero de muchos de viajes a Galicia. Desde este momento, las referencias a él en la prensa son demasiado numerosas para mencionar en este artículo.
  2. «Chantada, Carballedo y sus comarcas: Memoria de los trabajos efectuados por esta sociedad hasta la fecha 1912-1926.». Habana: La Aida. 1927, 16. 
  3. «De la isla de Cuba,». La Emigración Española 10 (1919): 78. 
  4. Hermida García, Modesto (2015). «Tres notables exiliados no congreso da emigración galega». Madrygal 18, Núm. Especial 49-56. 
  5. «Los agrarios de Carballedo (Lugo) También en el municipio de Carballedo, del Partido judicial de Chantada, (Lugo), los agrarios, bajo los auspicios de la federación Provincial agraria de esta provincia, se disponen a llevar a cabo su erguimiento para resolver por sí aquellos problemas que allí, como aquí y como en todas partes de Galicia afectan hondamente a las gentes del agro. En Carballedo, un hombre todo dinamismo, —aquel que tuvo el gesto noble de efectuar a cargo de su peculio particular la excursión escolar más importante celebrada en Galicia que le costó unas 10 mil pesetas—ha puesto todos sus afanes y todos sus entusiasmos en pro de la causa agraria. Con la modelación de Sindicatos formulada por la provincial de Pontevedra, el señor don Francisco Domínguez,—que es la persona a que aludimos y a quien contrariamos, seguramente, el mencionarle, tal es su modestia,—fundó un Sindicato, en su parroquia natal, Sampayo, con proyecciones a las parroquias restantes de aquel ayuntamiento. El Sindicato, de reciente fundación, cuenta ya con 250 afiliados y tiene su documentación en el Ministerio pendiente de aprobación para inaugurarlo con los honores que se merece tan importante núcleo de civilidad. Simultáneamente, el señor Domínguez y con él los demás asociados de aquella comarca lucense, han sentado ya las primeras piedras de cimentación de la casa social en que tendrá su sede el Sindicato que, desde su iniciación, será un afiliado más a la organización de esta provincia mientras no haya en aquélla núcleo federativo en que convergerse. Este Sindicato, como todos los que se vienen fundando y están en la Federación Provincial, está desprovisto de partidismos políticos y de compromisos partidistas. Surge a la vida ciudadana con el único y exclusivo objeto de hacer la política del agro encarnada en los postulados de la Federación de Pontevedra, esto es llegar a poner de pie a los ciudadanos campesinos para que no pasen sobre ellos los eternos conculcadores de los derechos del pueblo. Es laudable bajo todos los aspectos la labor del señor Domínguez presidente fundador del Sindicato Agrícola de Carballedo y de todos los que con él laboran por el bien común sin más miras que el sacrificio por la comunidad.». El Tea: semanario independiente (10 de abril de1935).