Francesc de Verntallat

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Francesc de Verntallat (Vall de Bas (1426 o 1428) - San Feliu de Pallarols (1498 o 1499)) fue un militar catalán que participó en la Guerra de los Remensas.

Miembro de la baja nobleza, era el encargado de la masía Noguer de Batet, dónde se ahorraba el labrar y el cavar, y formaba parte del Brazo Real de los caballeros, generosos y hombres de paraje del Principado de Cataluña. Más tarde conocidos como hidalgos de Cataluña.

Primera guerra remensa[editar]

Cuando estalló la Guerra civil catalana, entre la Generalidad y Juan II de Aragón el Grande, la baja nobleza se puso del lado del rey, quien aprovechó el contacto que había entre el campesinado remensa y los hidalgos para acercar a su causa el conjunto de los labradores.

Francesc de Verntallat organizó un pequeño ejército de labradores de las zonas pirenaicas que asaltó el castillo de Bestracá, donde el señor retenía un remensa que no quería o no podía pagar. Más tarde sitió el castillo de Castellfullit por una causa similar. Durante el asedio de Gerona fue llamado por la Reina Juana Enríquez para ayudarla en la defensa de la ciudad, en la que ella y el Infante Fernando estaban bloqueados. Agradecida por la actuación de los remensas, la reina le dio el título de Capitán Real. A partir de aquel momento sus hombres plenamente identificados con él empezaron a ser conocidos como Verntallats.

Verntallat y su ejército ocupó Olot, Castellfullit de la Roca, Bañolas y los castillos de la montaña, luchó en inferioridad numérica contra las diferentes fuerzas de la Generalidad; Hugo Roberto III de Pallars, Enrique IV de Castilla, Pedro de Portugal y Juan de Lorena.

La guerra tuvo altibajos hasta que finalmente el 28 de octubre de 1472, las tropas de Juan II entraron a Barcelona, donde se firmó la Capitulación de Pedralbes, por la cual Cataluña conservaba sus fueros y privilegios.

Las tropas remensas estaban organizadas en capitanías y subcapitanies, así, de cada tres labradores, dos cultivaban la tierra del tercero, que estaba movilizado. Este sistema de reclutamiento perduró en las diferentes fuerzas guerrilleras que hubo en el país.

Segunda guerra remensa[editar]

En 1484 estalló la Segunda Guerra Remensa, dirigida por su antiguo lugarteniente, Pere Joan Sala, pero Verntallat se mantuvo al margen. Tras la derrota de Sala, los señores se veían como ganadores de la guerra y estaban dispuestos a mantener e incluso a acentuar los malos usos, pero Verntallat mantuvo en su poder los castillos de la montaña y sus fuerzas.

El conde de Tendilla, destinado por el rey para lograr el fin de la guerra, buscó a Verntallat como representante de los labradores para llegar al acuerdo de la Sentencia de Guadalupe.

Una vez conseguidas las principales reivindicaciones remensas, Verntallat permaneció un tiempo en la corte de los Reyes Católicos hasta que volvió a su Castillo de San Feliu de Pallarols dónde murió a finales de siglo.