Francesc Macià

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Francesc Macià
Macia 2a tongada scans 003 editora 8 44 1.jpg
Fotografiado en 1925.

Senyal de la Generalitat de Catalunya.svg
Presidente de la Generalidad de Cataluña
(interino hasta diciembre de 1932)
17 de abril de 1931-25 de diciembre de 1933
Sucesor Lluís Companys

Diputado a Cortes
por Borjas, Lérida
(Cortes de la Restauración y Cortes republicanas)
1907-1923; 1931-1933

Diputado del Parlamento de Cataluña
por Lérida
1932-1933

Información personal
Nacimiento 21 de septiembre de 1859
Villanueva y Geltrú, España
Fallecimiento 25 de diciembre de 1933 (74 años)
Barcelona, España
Lugar de sepultura Cementerio de Montjuic Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Estat Català
Esquerra Republicana de Catalunya
Información profesional
Ocupación militar y político
Firma Firma de Francisco Maciá.svg
[editar datos en Wikidata]

Francesc Macià i Llussà,[n. 1]​ también conocido en castellano como Francisco Maciá[n. 2]​ (Villanueva y Geltrú, 21 de septiembre de 1859-Barcelona, 25 de diciembre de 1933),[5]​ fue un político y militar español de ideología republicana e independentista catalana, teniente coronel del Ejército de Tierra, presidente de la Generalidad de Cataluña y uno de los fundadores de los partidos Estat Català y Esquerra Republicana de Catalunya; fue sucedido al frente de este último por Lluís Companys tras su muerte a los 74 años.

Biografía[editar]

Nacido en Villanueva y Geltrú el 21 de septiembre de 1859,[n. 3]​ a los quince años ingresó en la Academia de Ingenieros de Guadalajara. Termina su formación tras cinco años y pasa destinado como teniente a Madrid en la sección de telegrafía. Fue destinado a Sevilla con el grado de capitán (1882) y después a Lérida, donde llegaría a teniente coronel.

Se casó con Eugenia Lamarca en 1888, hija de terratenientes leridanos.

Sin embargo tuvo que salir de la institución militar después de condenar el ataque de algunos oficiales del ejército al semanario La Veu de Catalunya en 1905. (Asaltaron la imprenta en la que se elaboraba el semanario que había publicado una caricatura que consideraron vejatoria para los oficiales destinados en Cataluña, la revista satírica el Cu-cut y justo después el emplazamiento de la Liga Regionalista. En vez de tomarse medidas contra los militares se les dio la razón y a los autores de la caricatura se les juzgó por un tribunal militar, es decir, la Ley de Jurisdicciones). Este hecho llevó a que se crease Solidaritat Catalana, y Macià comenzó su actividad política.

Se presenta a diputado en las elecciones del 21 de abril de 1907 por Solidaritat Catalana representando a Barcelona, obteniendo escaño con un gran éxito para su formación política (44 de 47 diputados de Cataluña). Volverá a ser elegido en 1914, 1916, 1918, 1919, 1920 y 1923. En el Congreso se dedica inicialmente a promover la regeneración de España aunque irá deslizándose hacia el republicanismo.

A finales del año 1918 fundó la Federació Democràtica Nacionalista, una pequeña formación nacionalista fundamentalmente situada dentro la izquierda política, aunque no exenta de afinidad con las huestes carlistas.[7]​ En julio de 1922 protagonizó la fundación de una organización paramilitar, Estat Català («Estado Catalán», EC).[8]

Macià en París en 1927

En 1923, tras el golpe de estado de septiembre de 1923 por parte de Miguel Primo de Rivera, se exilió en Francia.[9]​ Asentado inicialmente en Perpiñán, se trasladaría a finales de año en París, previo paso por Châteauroux.[10]​ Es en esta época cuando desde Estat Català desarrolla su carácter insurreccional manteniendo contacto con anarquistas y comunistas, consigue la ayuda económica de las comunidades de catalanes residentes en Sudamérica y presta apoyo a casi todos los intentos insurreccionales en España.

En 1925 efectuó un fallido viaje a Moscú para tratar de recabar ayuda de las autoridades comunistas, manteniendo encuentros con Grigori Zinóviev y Nikolái Bujarin.[11]

En 1926 durante la dictadura de Miguel Primo de Rivera organizó una incursión armada de voluntarios —el denominado «complot de Prats de Molló»— para invadir Cataluña desde Francia, provocar una insurrección general y proclamar una república catalana; la expedición, deficientemente preparada, no llegó a cruzar la frontera franco-española al ser detenida por la Gendarmería francesa en Prats de Molló.[12]​ Esto le hará ganar mucha popularidad en Cataluña. Abortado el complot, Macià fue detenido y desterrado a Bélgica. Tras residir unos cuantos meses en Bruselas, entró clandestinamente a Argentina, donde residió más de medio año. Tras efectuar visitas a las comunidades de catalanes en Uruguay, Argentina y Chile llegó a Cuba en agosto de 1928.[13]​ Fundó en La Habana el Partido Separatista Revolucionario de Cataluña, del cual fue presidente y en el que estudió por primera vez la posibilidad de constituir una República Catalana (septiembre-octubre de 1928). Caída la dictadura del general Primo de Rivera (enero de 1930), Macià regresa a España finalmente el 22 de febrero de 1931. Fue elegido diputado a Cortes en 1931 y en 1933.

En 1931 Estat Català se unió con el Partit Republicà Català de Lluís Companys, y el grupo L'Opinió para fundar un nuevo partido Esquerra Republicana de Catalunya, manteniendo autonomía interna.

Fotografiado junto a Manuel Ainaud en 1932

El 14 de abril de 1931, después de unas elecciones municipales que dieron la mayoría a su nuevo partido, Esquerra Republicana de Catalunya, Macià proclamó la República Catalana desde el Palacio de la Generalidad de Cataluña.[14]​ La proclamación de la República Catalana por parte de Macià abrió un conflicto con el recién constituido Gobierno provisional de la República. Para resolverlo, tres días después, tres ministros del Gobierno provisional (los ministros Marcelino Domingo, Nicolau d'Olwer y Fernando de los Ríos,) llegaban a Barcelona para negociar, alcanzando un acuerdo por el que Macià renunciaba a la República Catalana a cambio del compromiso del Gobierno provisional de que presentaría en las futuras Cortes Constituyentes un estatuto de autonomía para Cataluña, y que el Gobierno de Cataluña utilizaría en adelante la denominación de Generalitat.[15]​ Con la creación del Parlamento Catalán fue elegido diputado de este por dos circunscripciones diferentes, Lérida y Barcelona ciudad; teniendo que renunciar a una de las actas.[16][17]​ Fue elegido presidente de la Generalidad con 63 votos a favor en el parlamento regional el 14 de diciembre de 1932.[18]​ Se mantuvo en el cargo hasta su muerte, acaecida en 1933. Durante su mandato, intentó mediar en los conflictos sociales, como en la huelga General de Barcelona de Septiembre de 1931. Fue sustituido al frente de la Generalidad de Cataluña por Lluís Companys.

Falleció de forma natural el 25 de diciembre de 1933 a los 74 años.[19]​.

Con la creación de Estat Catalá trató de ensamblar un ultranacionalismo compatible con un populismo de izquierdas.[20]​ Representante de un nacionalismo radical periférico, su figura llegó a ser tomada coyunturalmente como modelo por Ernesto Giménez Caballero a la hora de elucubrar acerca de la conformación de un nacionalismo español combativo y fascistizante.[21]​ Por contra, durante el periodo de la Segunda República, desde la perspectiva del liberalismo europeo, imbuido de un aura heroica, tendió a ser visto como el abanderado de un movimiento democrático.[22]

Su fondo personal se encuentra depositado en el CRAI Biblioteca Pavelló de la República de la Universitat de Barcelona. Consta de correspondencia recibida y/o escrita por Joan Agell, escritos de Joan Agell, documentos de Centre Català de Nueva York, documentos diversos, escritos diversos y recortes de prensa.

El corazón de Macià[editar]

Cuando Macià fallece se lleva a cabo un rito masónico para su enterramiento consistente en introducir su corazón y sus vísceras en urnas.[23]​ Durante la Guerra Civil Española, ante el inminente triunfo del Bando Nacional, Josep Tarradellas manda a un funcionario a recoger el corazón de Macià y llevárselo al exilio y comunica a la familia que, para evitar profanaciones, el cuerpo de Macià había sido trasladado secretamente de su tumba oficial al Panteón Collaso Gil. En 1954 es nombrado presidente de la Generalitat en el exilio. Durante la Transición Española, Tarradellas regresa a España y la familia le reclama el corazón de Macià, ya que el Ayuntamiento de Barcelona desea realizar un acto solemne de la devolución del corazón al sepulcro.[24]​ Se procede a la exhumación del cadáver del Panteón Collaso Gil pero se descubre que Macià no ha sido enterrado allí, lo que provoca la profunda indignación de la familia de Macià y del Ayuntamiento.[24]​ Tras esto se comprueba que, efectivamente, el cuerpo de Maciá se encontraba en su tumba original.[24]​ Se descubre, además, que en la tumba de Macià el corazón sigue allí, con lo cual el supuesto corazón de Macià que conservaba Tarradellas era de un individuo desconocido.[23]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. [frənˈsɛsk məsiˈa i λuˈsa]
  2. En publicaciones de la época: La Vanguardia (1932)[1]La Vanguardia (1936),[2]La Vanguardia (1936);[3]​ en Autonomía e integracía en la Segunda República (1980)[4]
  3. Erróneamente muchas biografías citan el 21 de octubre del mismo año.[6]

Referencias[editar]

  1. «Los diputados electos por Barcelona-Circunscripción». La Vanguardia: 5. 6 de diciembre de 1932. 
  2. «EN el III aniversario de la muerte de Francisco Maciá». La Vanguardia: 4. 26 de diciembre de 1936. 
  3. «En honor de Francisco Maciá». La Vanguardia: 2. 29 de diciembre de 1936. 
  4. Hernández Lafuente, Adolfo. Autonomía e integración en la Segunda República. Ediciones Encuentro. p. 52. ISBN 84-7490-044-1. 
  5. Gran Enciclopedia Catalana (ed.). «Francesc Macià». l'Enciclopèdia (en catalán). Barcelona. 
  6. Tubau i Garcia, 2009, p. 13.
  7. Ucelay-Da Cal, 2006, p. 84.
  8. Ucelay-Da Cal, 2006, p. 110.
  9. Sallés y Ucelay-Da Cal, 1985, p. 446.
  10. González Calleja, 2010, p. 202.
  11. Rial, 1986, p. 97; Payne, 2004, p. 18.
  12. Sueiro Seoane, 1992, pp. 385-386.
  13. Harrington, 2001, p. 109.
  14. La Vanguardia. 15 abril 1931, p. 6
  15. Parece que la fórmula será que en lugar de República catalana se denomine Generalidad, La Voz, 17 de abril de 1931, p. 8.
  16. «Recuperem la memòria històrica. Els documents de l’Arxiu del Parlament 1932-1939». Parlament de Catalunya. 
  17. Pitarch, 2009, p. 80.
  18. Pitarch, 2009, p. 32.
  19. Payne, 1993, p. 202.
  20. Payne, 2004, p. 18.
  21. Núñez Seixas, 2001, pp. 108-109.
  22. Núñez Seixas, 1992, p. 321.
  23. a b Javier Barraycoa, Historias ocultadas por el nacionalismo catalán (2011). ISBN 9788492654390.  Falta el |título= (ayuda)
  24. a b c Alfons Quinta y Enric Canals. El País. (3 de octubre de 1979). «Tarradellas ocultó a las autoridades y a la familia el lugar de enterramiento de Francesc Macià». 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]