Fotomatón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Máquina de fotomatón en un edificio público.

Un fotomatón es una cabina automática para obtener fotografías de forma instantánea. Generalmente se sitúan en calles o zonas públicas y se activan al introducir monedas. Tradicionalmente los fotomatones disponían de un asiento regulable diseñado para que la persona o personas que fuesen a ser fotografiadas se dispusiesen frente a la cámara. Al insertar las monedas o al activar el proceso, la máquina tomará una serie de fotografías (o una única fotografía de la que se imprimen múltiples copias). En ocasiones, antes de cada fotografía, el fotomatón producirá una señal, como una luz o un pitido, para avisar al fotografiado de que se prepare para la captura. Después de que la última fotografía de la serie (normalmente entre 3 y 8) haya sido tomada, el fotomatón empieza a desarrollar la película fotográfica, tardando varios minutos, en los antiguos fotomatones analógicos, ahora con la tecnología digital en mucho menos tiempo. Las dimensiones y formatos de estas impresiones varían según la configuración de la máquina o la elección del usuario.

Los tres países del mundo con mayor infraestructura de fotomatones son, Reino Unido, Japón, y Francia. En otros países el nivel de penetración de los fotomatones es menor. En estos se podría incluir Alemania, Italia, España, Escandinavia y los países del Benelux.

Orígenes[editar]

La patente de la primera máquina de fotografía automática data de 1889 por Mathew Stiffens, y durante el mismo año Monsieur Enjalbert[1] mostró una máquina similar en la Exposición Universal de París, aunque estas máquinas no eran suficientemente fiables como para ser auto-suficientes.

El concepto moderno de fotomatón con una cortina o pantalla cubriendo el fondo y la entrada tiene su origen en Anatol Josepho en 1925 con el primer fotomatón de estas características aparecido en Broadway, en Nueva York. El mayor operador y fabricante de fotomatones es Photo-Me International de Reino Unido, con base en Bookham, Surrey, que opera en todo el mundo.

Evolución[editar]

Con el paso del tiempo, el fotomatón ha ido evolucionando y haciéndose un hueco en los corazones de la gente. Conquistaron las ciudades ya en la década de los 70 y, más adelante, eran una referencia de romanticismo en el cine. Cabe destacar que en la película Amelie del cine francés, la historia gira en torno a un técnico de fotomatones.

Pero tras la aparición del smartphone, el fotomatón empezó a decaer. La gran capacidad de los teléfonos para hacer fotos y más baratas que en los fotomatones han hecho que su uso decaiga drásticamente. No obstante, Néstor Espinosa, en 2011,[2] diseñó una nueva clase de fotomatón haciendo honor a la frase si no puedes derrotar a tu enemigo, únete a él. Este nuevo fotomatón 2.0 aprovechaba la capacidad del móvil para potenciar la experiencia de usuario, poniendo en el horizonte del futuro del fotomatón nuevamente un cálido sol.

Referencias[editar]

Fotomaton bodas

Enlaces externos[editar]