Fotófono

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Fotófono emisor (1880-1882).

El fotófono fue un dispositivo que permitía la transmisión de sonido por medio de una emisión de luz, inventado por Alexander Graham Bell en colaboración con Charles Sumner Tainter.

El dispositivo utilizaba celdas sensibles a la luz elaboradas con cristal de selenio, una de sus propiedades es que la resistencia eléctrica varía inversamente con la iluminación. El principio básico del fotófono consistía en modular una emisión de luz directamente al receptor, fabricado en selenio, que era donde se conectaba un teléfono. La modulación era hecha por un espejo vibratorio o por un disco rotatorio que periódicamente oscurecían el haz de luz.

Fotófono receptor.

La idea no era nueva, el selenio había sido descubierto por Jöns Jakob Berzelius en 1817 y sus propiedades peculiares en forma de cristales o granulado fueron precisadas por Willoughby Smith en 1873. El 13 de junio de 1878 un escritor de iniciales J.F.W. publicó una columna en Nature, preguntando si se había sido realizado algún experimento al respecto. Este artículo se atribuye a Bell. En su papel en el fotofóno, Bell acreditó a A.C. Browne de Londres con el descubrimiento independiente en 1878, pero Bell y Tainter fueron los primeros en desarrollar un procedimiento exitoso, lo que no se consideraba una tarea fácil debido a que se requería fabricar las celdas de selenio con las características requeridas en resistencia.

En un experimento en Washington D. C., el emisor y el receptor fueron situados en diferentes edificios a unos 700 pies de separación. El emisor consistía en un espejo que dirigía la luz del sol para ser modulado por un espejo vibratorio y enfocado por un lente que lo dirigía al receptor. El receptor consistía de un reflector parabólico con las celdas de selenio en el foco y un teléfono incorporado. Con este arreglo Bell y Tainter obtuvieron éxito para comunicarse claramente.

El fotofóno fue patentado el 18 de diciembre de 1880, pero la calidad de comunicación permaneció pobre y la investigación no fue continuada por Bell. Posteriormente este invento sirvió como base al desarrollo de las comunicaciones utilizando fibra óptica y láser.

Partes[editar]

El dispositivo constaba de dos partes fundamentales:

  • Emisor: un haz de luz potente rebotaba contra un espejo colocado en dirección hacia otro espejo oscilante, que vibraba en respuesta a la luz emitida por el emisor. De éste modo, cuando la luz del sol se proyectaba sobre éste último espejo, las vibraciones de la voz se sobreponían con el haz de luz reflejado.
  • Receptor: la señal modulada en forma de luz (proveniente del espejo oscilante), se dirige hacia un receptor de selenio, las propiedades del cual son convertir la energía lumínica en voltaje para ser enviadas a un teléfono a través de una señal de audio.