Fondo del Bicentenario

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Fondo del Bicentenario es un fondo especial para garantizar el pago de los intereses de la deuda externa, creado por la Presidenta de la Argentina, Cristina Fernández, en diciembre de 2009, mediante un decreto de necesidad y urgencia (DNU). La intención de la Presidenta Fernández fue recurrir a fondos de baja tasa de interés, con el fin de reducir la carga financiera sobre el tesoro nacional y promover la recuperación económica luego de la Crisis económica global de 2008-2009. Adicionalmente, el Presidente del Banco Central, Martín Redrado, decidió no cumplir con el DNU que creó el fondo, originando una seria confrontación con el Poder Ejecutivo Nacional. Finalmente la Presidenta derogó el decreto de creación del Fondo del Bicentenario, que luego fue declarado nulo por el Congreso.

Creación del Fondo del Bicentenario[editar]

Durante 2003, el gobierno de Néstor Kirchner logró negociar una reprogramación de las obligaciones con los organismos financieros multilaterales (Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo y otros menores). Para octubre de 2012 ya se habían pagado más de 270.000 millones de dólares,[1] reduciéndose el peso de la deuda externa del 153.6% al 34.7% del PBI[2] [3]


A fines de diciembre 2009, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner lanzó el Fondo del Bicentenario, un fondo de USD 6.569 millones, creado con el excedente de reservas del Banco Central, con el fin de garantizar el pago de los intereses de la deuda externa y reducir los intereses del financiamiento externo.

La medida del gobierno explícitamente estuvo apoyada en una filosofía económica contraria a la escuela neoliberal, que dominara la política económica argentina entre 1985 y 2001. Alineándose con una corriente económica heterodoxa no neoliberal, la Presidenta Fernández sostuvo la tesis de que, en caso de existir reservas excedentes, esos montos pueden ser utilizados para mejorar el desempeño de la economía argentina. En este caso, el razonamiento económico considera que el Estado recibe entre un 0,3% y un 0,5% por los fondos que componen las reservas, mientras que debiera pagar un 14%, unas treinta veces más, para obtener financiamiento internacional. Por lo tanto la posibilidad de utilizar las reservas excedentes, reduce unas 30 veces los intereses que el Estado debería pagar. Complementariamente, la garantización del pago de la deuda externa, reduce la incertidumbre y con ella el riesgo país de Argentina, mejorando el acceso al financiamiento de las empresas privadas y la inversión. En este caso, la creación del Fondo del Bicentenario, según la Presidenta Fernández, es una manera de desendeudarse y cumplir los pagos de la deuda comprometidos, sin ajustar el gasto del Estado para reducir las partidas destinadas al bienestar social y el fomento del crecimiento económico.[4] [5]

En sentido contrario, varios partidos de oposición y algunos economistas, expresaron su discrepancia con el Fondo del Bicentenario, desde posiciones de izquierda que sostuvieron que la deuda externa no debía ser pagada, hasta posiciones de derecha que sostienen que el uso de reservas por parte del gobierno es negativo porque anula la autonomía del Banco Central, aumenta el gasto público y aumenta la inflación.[6]

Finalmente la Presidenta derogó el decreto de creación del Fondo del Bicentenario y creó el Fondo del Desendeudamiento. El Congreso declaró nulo el primer decreto.[7]

Conflicto entre el Poder Ejecutivo y el Presidente del Banco Central[editar]

Pasados varios días desde la sanción del Decreto 2010/2009, el Banco Central aún no había abierto la cuenta a nombre del Tesoro, ni depositado en la misma los 6.569 millones de dólares que mandaba la norma. El presidente del Banco Central, Martín Redrado, no informó públicamente que había decidido desobedecer el Decreto 2010/2009, pero el Poder Ejecutivo Nacional consideró la demora como una maniobra intencional destinada a incumplir la norma legal. Con posterioridad, Redrado confirmaría que había decidido personalmente desobedecer. Ante la demora en la implementación del fondo, el 7 de enero de 2010, la Presidenta firmó el decreto de necesidad y urgencia (DNU) 18/2010, para destituirlo como presidente del BCRA por incumplimiento y fraude de los deberes de funcionario público.[8] [9] Para ello, la Presidenta de la Nación convocó de urgencia a todos los ministros que integran el Gabinete Nacional, los cuales refrendaron la decisión.[10] [11]

Hernán Martín Pérez Redrado fue denunciado por "incumplimiento de los deberes de funcionario público y mala conducta"; ante el juzgado federal número 5, a cargo del juez Norberto Oyarbide, con la firma del procurador general del Tesoro, el ex juez Osvaldo Guglielmino.[12] El diputado de Proyecto Sur, Claudio Lozano, lo denunció a redrado una operatoria de compra y venta de títulos públicos por 11 mil millones de pesos; de acuerdo a la acusación, la misma le habría hecho perder al Estado 5127 millones de pesos, en beneficios de los bancos Mariva y Macro[13] Marcos Eduardo Moiseeff ―gerente de asuntos legales del BCRA― lo denunció por supuesto «abuso de poder» porque había sido designado subgerente durante el interinato de Pesce y removido luego por Redrado.[14]

Fue sucedido de manera interina por Miguel Ángel Pesce, hasta entonces vicepresidente del BCRA.[15]

Reacciones[editar]

Eduardo Barcesat sostuvo que la decisión presidencial era legítima y denunció a Redrado por cometer diversos delitos penales.[11] [16] La Asociación de Bancos Argentinos (ADEBA) cuestionó la decisión de Redrado y pidió que aceptara su deposición. Sostuvieron que "ningún interés personal o corporativo es superior al interés de la Nación".[17]


Al día siguiente de la firma del DNU, un grupo de dirigentes opositores presentaron un amparo judicial contra la decisión presidencial y consiguieron que la jueza María José Sarmiento, ese mismo día decidiera reabrir el juzgado -que se encontraba de feria por vacaciones- y dictara dos fallos cautelares:

  • En el segundo fallo, dejó sin efecto el DNU 18/2010 y repuso a Redrado en el cargo,[18] con el argumento que la Carta Orgánica del Banco Central establece que los miembros del directorio pueden ser removidos de sus cargos por la Presidencia, pero "debiéndose contar para ello con el previo consejo de una comisión del Honorable Congreso de la Nación".[19]

[...] "La injustificada premura del Poder Ejecutivo en ejecutar el decreto inhibe el juego institucional de la República, al tratar de evitar a rajatabla la participación del Poder Legislativo" [...] La medida regirá hasta que se cumplan los plazos constitucionales y legales (Ley 26.122) que regulan los alcances de la intervención del Congreso para los decretos de necesidad y urgencia [...] La posibilidad del Poder Ejecutivo de dictar DNU requiere la existencia de una imposibilidad funcional por parte del Congreso para desempeñarse como tal, imposibilidad que, prima facie, no parece configurarse en el caso habida cuenta que de conformidad con lo establecido en el art. 99 inc. 9º de la Constitución Nacional el Presidente de la Nación tiene la atribución de convocar a sesiones extraordinarias cuando un grave interés de orden de progreso lo requiera".[18]

Ese mismo día, el gobierno intentó apelar la medida, pero no pudo hacerlo debido a que la jueza se retiró del juzgado, dejando el mismo cerrado. El gobierno cuestionó a la jueza por habilitar el juzgado para resolver con urgencia la petición de Redrado y no hacer lo mismo con la petición del Poder Ejecutivo Nacional, dejando trascender que la jueza actuó con enemistad hacia la Presidenta Fernández, a causa de su política de derechos humanos, ya que la magistrada se encuentra estrechamente vinculada con personas que defienden a los militares acusados de crímenes contra la humanidad, siendo su propio padre un militar que se desempeñó en el área de inteligencia de la última dictadura militar.[20]

Sarmiento contestó públicamente a las críticas del gobierno: "No me oculto. Todo el mundo sabe mi horario de trabajo".[21] La magistrada declaró que solo recibiría la apelación en su despacho -el oficio fue enviado mediante un móvil de la Policía Federal Argentina a su dirección particular- y a partir del primer día hábil posterior a su decisión.[21]

El gobierno atribuyó la decisión de Redrado de resistir la decisión presidencial, a una intención de desestabilización económica e institucional, en acuerdo con el vicepresidente Julio Cobos y varios líderes opositores.[22] n la Justicia federal en marzo de ese año, por presuntos gastos sin la autorización del directorio, entre los que se encontraban la contratación de clases de arte, la suscripción a diarios y revistas y la compra de aires acondicionados.[23] [24]

El 9 de enero, el diputado nacional Pino Solanas presentó una denuncia penal contra la presidenta y miembros del gabinete nacional por “abuso de autoridad y administración fraudulenta de bienes públicos”, a raíz del Decreto de Necesidad y Urgencia que dispuso el uso de reservas del Banco Central para pagar parte de la deuda externa.[cita requerida]

El titular del BCRA aseguró tener "listas específicas de los amigos del poder que compraron dólares", le dijo Redrado a Clarín. A pesar de la fuerte declaración, explicó que "por ahora" no anticipará nombres y volvió a asegurar que "el presidente del Banco Central sigo siendo yo". Dado que ya no puede ingresar a la entidad, dijo que "espero el llamado de la Comisión Bicameral".[25]

El 29 de enero de 2010 Martín Redrado presentó su renuncia como presidente del Banco Central de la República Argentina,[26] [27] y la emitió por una conferencia de prensa durante la noche en el Hotel Marriott, en Retiro. Aníbal Fernández (Jefe de Gabinete), aseguró en declaraciones a C5N, que la Presidenta no le aceptaría la renuncia a Redrado. "Para nosotros la renuncia no existe", aseguró el jefe de Gabinete.[28]

Finalmente el 3 de febrero de 2010 su destitución es confirmada por una comisión bicameral del Congreso y asume en su lugar Mercedes Marcó del Pont. [29]

Fuentes[editar]

Referencias[editar]

  1. http://www.ellitoral.com/index.php/diarios/2013/03/04/economia1/ECON-01.html
  2. http://web.archive.org/web/http://websie.eclac.cl/anuario_estadistico/anuario_2011/esp/content_es.asp
  3. http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/211555-61917-2013-01-10.html
  4. «Cristina defendió la creación del Fondo del Bicentenario: 'Es imperioso salir del default'». Ámbito Financiero. 11 de enero de 2010. Consultado el 24 de octubre de 2010. 
  5. Eric Calcagno (7 de enero de 2010). «Fondo del Bicentenario y política económica». Página/12. Consultado el 24 de octubre de 2010. 
  6. «Reclamo ante la Justicia para que el Gobierno no pague la deuda con reservas del BCRA». La Nación. 20 de diciembre de 2009. Consultado el 24 de octubre de 2010. 
  7. Diputados declaró nulo el DNU que creó el Fondo del Bicentenario Diario Los Andes, jueves 18 de marzo de 2010.
  8. Poder Ejecutivo Nacional. «Decreto 18/2010». Infoleg. Consultado el 7 de enero de 2010. 
  9. «Cristina echó a Redrado por decreto». La Gaceta On Line. 7 de enero de 2010. Consultado el 7 de enero de 2010. 
  10. Constitucionalistas ponen en duda la validez del DNU que remueve a Redrado Ámbito Financiero, 07-01-2010.
  11. a b "Cristina echó a Redrado y desató una ola de cuestionamientos", Noti Express News.
  12. Martín Redrado recuperó su sillón en el Central, por decisión de la Justicia Crítica de la Argentina, 09-01-2010.
  13. http://www.informereservado.net/noticia.php?noticia=24893
  14. «Quién es el funcionario del BCRA que denunció penalmente a Redrado por abuso de poder», artículo del 12 de enero de 2010 en el diario Perfil (Buenos Aires).
  15. Pesce se hizo cargo del Central La Prensa, 08-01-2010.
  16. "Barcesat contra Redrado", La Política Online, 19-01-2010.
  17. «ADEBA pide a Redrado "contribuir a la estabilidad" con su renuncia». Ámbito Financiero. 8 de enero de 2010. Consultado el 9 de enero de 2010. 
  18. a b c Frenan el uso de las reservas del BCRA para pagar la deuda Crítica de la Argentina, 08-01-2010.
  19. «La Justicia repone a Redrado al frente del Central y el Gobierno califica la decisión de "payasada"». Telam. 8 de enero de 2010. Archivado desde el original el 12 de enero de 2010. Consultado el 9 de enero de 2010. 
  20. "El padre de la jueza Sarmiento fue ministro de la Dictadura en Misiones", Misiones Online, 17-01-2010.
  21. a b La jueza Sarmiento dice sentirse "presionada" y aseguró que el Gobierno deberá esperar para apelar Ámbito Financiero, 09-01-2010.
  22. «Cobos negó una conspiración pero confirmó que habló con Redrado». Redacción Rosario. 8 de enero de 2010. Consultado el 9 de enero de 2010. 
  23. «Denuncian a Redrado por contratar clases de teatro, títeres y yoga en el Bancon Central. Es por un monto de $ 200.000; en la presentación, también se pide indagar si se gastaron $ 30.000 en dos equipos de aire acondicionado», artículo del 19 de enero de 2010 en el diario La Nación (Buenos Aires).
  24. Perfil, «Denuncian a Redrado por gastar una fortuna en clases de teatro, tango y yoga. La presentación la realizó el abogado Eduardo Barcesat. Las figuras legales: malversación de caudales públicos y enriquecimiento ilícito», artículo del 19 de enero de 2010 en el diario Perfil (Buenos Aires).
  25. «La amenaza de Redrado: "Si hasta hoy me defendí, ahora paso al ataque"». Perfil. 25 de enero de 2010. Consultado el 25 de enero de 2010. 
  26. lanacion.com.ar, Con fuertes críticas, Redrado renunció al BCRA, pero el Gobierno ya adelantó que no aceptará la dimisión
  27. criticadigital.com.ar, Martín Redrado presentó su renuncia, pero ahora el Gobierno no se la aceptará
  28. lanacion.com.ar, Aníbal Fernández: "La Presidenta esperará a que se expida la comisión"
  29. Mañana asumirá 'en comisión' la nueva titular del BCRA - Infobae.com 03-02-2009

Enlaces externos[editar]