Flexión de codos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Flexiones de codos»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Ejemplo de flexión de codos.

La flexión de codos, también conocida como flexión de brazos, lagartijas, planchas o simplemente flexión, es un ejercicio físico realizado estando en posición inclinada, recostado hacia abajo, levantando el cuerpo únicamente con los brazos y bajando de nuevo al suelo.

Está dedicado al desarrollo de los músculos triceps con beneficios adicionales para los deltoides, el serrato anterior, el coracobraquial e isometricamente el abdomen y oblicuo Dependiendo del tipo de flexión, también puede ejercitar el pectoral (con los codos hacia afuera) y la resistencia anaeróbica. Este ejercicio es fundamental para el entrenamiento en la gimnasia deportiva, gimnasia masculina, en academias y especialmente para entrenamiento militar.

Una variación del ejercicio consiste en realizarlo contra una pared. Mientras más lejos estén los pies de la pared, más aumenta la dificultad en la realización, y, por tanto, más énfasis pone en los músculos. Otro cambio que reduce la dificultad del ejercicio consiste en apoyarse en el suelo con las rodillas, en lugar de los dedos de los pies.

Ejecución[editar]

  1. La posición inicial es estar acostado mirando hacia el suelo, apoyándose únicamente con la punta de los pies y las palmas de las manos. Los codos cerca del cuerpo de modo que los brazos trabajen en paralelo, nunca girados hacia afuera.
  2. A continuación se flexionan los brazos manteniendo en todo momento los codos cerca del cuerpo hasta rozar el piso con el pecho sin llegar a apoyarse en él. Se inspira.
  3. Finalmente, se vuelve a la posición inicial estirando los brazos, manteniendo en todo momento la espalda recta y paralela al movimiento. Se espira.

Otros propósitos[editar]

También son de uso común como una prueba de aptitud, como un leve castigo físico en el momento, para mostrar sus habilidades físicas o como una demostración de sumisión.

En un contexto competitivo, no es raro ver otras variaciones inusuales; por ejemplo, hacer flexiones en el barro, la nieve o la tierra, para que sea más difícil, o hacer el ejercicio con más dificultad aún, como colocar el pie o un peso sobre la espalda del ejecutante del ejercicio (posiblemente con sanciones si el equilibrio se pierde) o para hacer el ejercicio descansando en los nudillos, no utilizar todos los dedos (sin contar el pulgar), levantando alguna de las piernas mientras se ejecuta, impulsándose de manera explosiva y dar un aplauso y caer nuevamente con las palmas o hacerlo solo con un brazo.

Véase también[editar]