Filosofía de la química

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La filosofía de la química considera la metodología y las suposiciones subyacentes a la ciencia química. Es estudiada por filósofos, químicos y equipos de filósofos y químicos.

La filosofía de la ciencia se ha centrado en la física durante los últimos siglos, y, durante el último siglo en particular, se ha dedicado de forma creciente a la reflexión sobre los constituyentes últimos de la existencia, o a lo que se podría llamar reduccionismo. Así, por ejemplo, ha dedicado una considerable atención a las implicaciones filosóficas de la teoría especial de la relatividad, de la teoría general de la relatividad y de la mecánica cuántica. En años recientes, no obstante, se ha prestado una mayor atención tanto a la filosofía de la biología y a la química, en tanto están relacionadas con los estadios intermedios de la existencia.

En la filosofía de la química, por ejemplo, nos podemos preguntar, dada la realidad cuántica del nivel microcósmico y dadas las enormes distancias entre los electrones y el núcleo atómico, cómo es posible que no seamos capaces de atravesar las paredes con nuestras manos, como podría predecirse a partir de la física. La química proporciona la respuesta, y así podemos entonces preguntarnos qué distingue a la química de la física.

En la filosofía de la biología, que está estrechamente relacionada con la química, nos interesamos por lo que distingue a un ser vivo de una cosa sin vida en el nivel más elemental. ¿Puede una cosa viva ser comprendida en términos puramente mecánicos, o, como el vitalismo sugiere, hay siempre algo más allá de los meros estadios cuánticos?

Finalmente, los temas de la filosofía de la química pueden no ser, desde un punto de vista conceptual, tan profundamente perturbadores como el problema de las distancias en mecánica cuántica para la filosofía de la física, y pueden no ser tan conceptualmente complejos como los argumentos de la optimalidad en la biología evolutiva. Sin embargo, son cuestiones las suyas esenciales para entender en qué consiste el trabajo de la ciencia y el progreso.

Fundamentos de la filosofía de la química[editar]

Los filósofos de la química discuten, por ejemplo, si la naturaleza es simétrica en los términos en que son la mano derecha y la izquierda. Las moléculas orgánicas (i.e., basadas en el carbono) son las que con más frecuencia se presentan de una manera u otra, i.e., son "estéreo-específicas". Los aminoácidos zurdos y el azúcar diestro son las bases de la química de la vida. Los químicos, bioquímicos y biólogos eluden el debate sobre los orígenes de esta especificidad estéreo. Los filósofos quieren saber si la vida emergió de forma contingente en medio de un mundo sin vida y simétrico, o si la vida emergió, en parte, porque la química ya era estéreo-específica. Algunos especulan con que los humanos sabrán la respuesta solo cuando podamos comparar la vida terrestre con la vida extraterrestre. Algunos filósofos se cuestionan si los humanos 'desean' de verdad que la naturaleza sea simétrica, lo que provoca su resistencia a atender a pruebas que indican lo contrario.

Uno de los temas más tópicos es el de determinar en qué medida la física, específicamente la mecánica cuántica, explica los fenómenos químicos. ¿Puede la química, de hecho, ser reducida a la física como es aceptado por muchos, o hay aspectos que no puede explicar? Algunos autores han sugerido recientemente que hay gran cantidad de dificultades en este programa reduccionista, aun a pesar de nuestro conocimiento cada vez mayor del ámbito microcósmico. El notable filósofo de la ciencia Karl Popper, entre otros, llegó a predecir muchas más dificultades.

Metodología[editar]

La química es, en cierto sentido, la ciencia paradigmática del laboratorio, que se apropia tanto de la física experimental como de la teórica. Mientras que los astrónomos tienen que trabajar sin experimentar directamente con los alejados objetos de su atención, y los biólogos tienen que experimentar dentro de los límites éticos y legales que restringen el tratamiento de los elementos más próximos a su ciencia, a la química se basta con, e incluso fue quien dio lugar a ello, las explicaciones que aparecen en los libros acerca de lo que constituye el método científico.

Un tema que surge de los experimentos químicos es el del valor de la ambigüedad como una espuela que anima al tipo de ciencia que hace la química. Emily R. Grosholz y Roald Hoffmann, por ejemplo, han afirmado que las equivocaciones en química han ayudado a sortear el hueco entre la experimentación y la teoría, por lo que ayudaron a hacer avanzar a la especialidad. Tal argumento trastoca las preconcepciones en el sentido de que mientras más claros estén los conceptos, más útiles resultarán.

Filósofos de la química[editar]

Varios filósofos y científicos se han dedicado a la filosofía de la química en los últimos años, especialmente, el filósofo belga Jaap van Brakel, quien escribió "La Filosofía de la Química" (2000) y el químico maltés Eric Scerri, editor de la revista "Foundations of Chemistry" y autor de Normative and Descriptive Philosophy of Science and the Role of Chemistry in Philosophy of Chemistry [[2004].Scerri está especialmente interesado en los fundamentos filosóficos de la tabla periódica, y en cómo la física y la química se entrecruzan en relación a ella, lo que demuestra, según él, que no se trata sólo de un asunto científico sino también filosófico. Además hay que destacar al filósofo alemán Joachim Schummer, quien es editor de la revista en línea HYLE; esta revista está especializada en filosofía de la química, a diferencia de Foundations of Chemistry que es interdisciplinaria. Schummer es filósofo, Scerri es químico. En América Latina hay únicamente filosofía de la ciencia pero dentro del campo de la física, no hay ciertamente un especialista; la mayoría de especialistas trabajan con historia de la química o simplemente hablan de la filosofía de la química como parte de la didactica de la misma. Sin embargo, el filósofo-Ing. Químico mexicano Hugo E. Villarreal Sánchez. (Facultad de Filosofía-UNAM, UAM Azcapotzalco), junto con el Dr. Martín Labarca (CONICET- Universidad Nacional de Quilmes, Argentina) y la Dra. Olimpia Lombardi (CONICET-Universidad de Buenos Aires, Argentina) son quienes más conocen y dominan estos temas.

Aunque en otros campos de la ciencia los estudiosos del método en cuestión no son generalmente practicantes del campo, en química (especialmente en química sintética orgánica), el método intelectual y los fundamentos filosóficos de la química son frecuentemente explorados por investigadores con programas de investigación activos. Elias James Corey desarrolló el concepto de "retrosíntesis" publicando una obra seminal "the logic of chemical synthesis" que deconstruye estos procesos de pensamiento y especula sobre la síntesis asistida por ordenador. Otros químicos como K.C. Nicolaou (que ha publicado "classics in total synthesis") han seguido su estela.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]