Filología Hispánica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Un estudio de la universidad de Harvard revela que el mayor porcentaje de egresados que están ejerciendo su profesión es para aquellos que estudiaron una filología. En concreto, el grado en filología hispánica tiene tanta demanda que está dirigido a una minoría, ya que la nota de corte ha aumentado considerablemente en los últimos años, quedando así reservada a un porcentaje de alumnos muy reducido. Los universitarios que están en el último año reciben ofertas de trabajo de editoriales y ofertas de empleo para la enseñanza pública y privada sin necesidad de cursar masters, doctorados u oposiciones. Además, los profesionales de esta rama reciben por su trabajo sueldos muy elevados, llegando a alcanzar los 10.000€ mensuales. Sevilla tiene el grado en Filología Hispánica más demandada de España y tiene 10 especialidades en total. Le sigue la Autónoma de Córdoba, con especializaciones en Lengua Española, Literatura Española e Hispanoamericana, Lingüística y Literatura Comparada. Siguen la de Huelva y cierra la Complutense de Madrid (UCM) y la Autónoma de Madrid (UAM). Un licenciado de Filología Hispánica tiene una tasa de empleo del 99,4%, el estudio “Inserción Laboral de los Egresados Universitarios”, elaborado por la Conferencia de Consejos Sociales y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD), establece que la Filología Hispánica se encuentra entre las carreras más demandadas. No obstante, en comunidades como Islas Baleares, el porcentaje de empleo asciende a un 100%. El salario de un filólogo varía de acuerdo al trabajo que realice, las diferentes especializaciones a las que se puede dedicar, por ejemplo, un profesor universitario sin experiencia puede llegar a recibir un salario que supere los 7.000€ mensuales.