Fiestas de Moros y Cristianos de Onteniente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Fiestas de Moros y Cristianos de Onteniente
Localización
País España
Lugar Onteniente
Datos generales
Estado Activo
Tipo Manifiestación o evento popular
Ámbito Público
Sede Onteniente, España
Histórico
Frecuencia anual
Sitio web oficial

Las Fiestas de Moros y Cristianos de Onteniente son el conjunto de actos que se realizan en la localidad de Onteniente, Valencia, que se celebran anualmente durante el mes de agosto. Los festejos tienen su inicio el tercer domingo de agosto, viviendo todo su esplendor entre el jueves y el lunes de la cuarta semana del mes.

Su formato actual y de manera continuada, dio comienzo en 1860, aunque su origen data de 1571. Fue declarada de Interés Turístico en el año 1972[1]​ y desde el 10 de junio de 2010 está declarada de Interés Turístico Nacional​[2]​.

Orígenes[editar]

El origen primitivo fue la batalla de Lepanto que tuvo lugar el 7 de octubre de 1571.

Comparsas[editar]

Las Fiestas de Moros y Cristianos de Onteniente se organiza en torno a veinticuatro comparsas, divididas en dos bandos, moro y cristiano, a razón de doce por ejército y agrupadas en torno a la Sociedad de Festeros del Santísimo Cristo de la Agonía de Onteniente, entidad encargada de la organización de los festejos. Las comparsas son:

Comparsas Cristianas[editar]

  • Comparsa Marineros
  • Comparsa Bucaneros
  • Comparsa Estudiants
  • Comparsa Gusmans
  • Comparsa Arquers
  • Comparsa Cruzados
  • Comparsa Contrabandistas
  • Comparsa Fontanos
  • Comparsa Almogavers
  • Comparsa Asturs
  • Comparsa Llauradors
  • Comparsa Cides

Comparsas Moras[editar]

  • Comparsa Taifas
  • Comparsa Moros Berberiscos
  • Comparsa Moros Marinos
  • Comparsa Chanos
  • Comparsa Omeyas
  • Comparsa Benimerins
  • Comparsa Abencerrajes
  • Comparsa Kabilas
  • Comparsa Moros Espanyols
  • Comparsa Saudites
  • Comparsa Mudéjares
  • Comparsa Mossàrabs

Actos que conforman las Fiestas de Moros y Cristianos de Ontinyent[editar]

Publicación[editar]

Tiene lugar el último sábado del mes de junio y se trata del anuncio de la fiesta por excelencia.

En el transcurso del acto, los capitanes, embajadores y abanderados del año anterior entregan el testigo (arma, pergamino y bandera respectivamente) a sus homónimos del presente, y los portaguiones (encargados de portar el estandarte de su comparsa) reciben la medalla que les acredita como tal.

En este acto, se presenta de forma publica el cartel de fiestas del año en cuestión, imagen creada para la ocasión por un artista de reconocido prestigio de la localidad.

Finaliza el acto con un discurso del presidente de la Sociedad de Festeros, entidad encargada de organizar los festejos, que cierra su parlamento con la esperada frase: "Dames i cavallers: Estem en Festes!" indicando con ella que este año se celebraran fiestas.

Con este acto se anuncia la proximidad de la Fiesta. Antiguamente, que por motivos de epidemias y de incertidumbres políticas y de guerra, la celebración de la fiesta fue en algún momento inestable, la publicación no era un día de fiesta sino el anuncio público que ese año habría fiestas y que las comparsas que tomaran parte en la misma -y solo esas- serían las que participarían en las fiestas que con este acto iniciaban.

Misa de Difuntos y Esmorzar de la Llàgrima[editar]

Tiene lugar el tercer domingo del mes de agosto.

Se inicia con una misa en la ermita de Santa Ana, donde mora durante todo el año el Santísimo Cristo de la Agonía, patrón de los Moros y Cristianos de Onteniente, en sufragio de las festeras y festeros difuntos.

A continuación, los asistentes se trasladan a la Sociedad de Festeros, donde tiene lugar el Esmorzar de la Llàgrima, en el que después de almorzar, el Presidente de la Sociedad de Festeros rinde un homenaje con sentidas palabras de recuerdo a cada uno de los festeros y festeras fallecidos durante el año. A continuación, se imponen las medallas acreditativas a cada uno de los cargos (Capitanes, Embajadores y Abanderados) y Primers Tro.

Este acto nació en 1956, donde después del almuerzo por la inauguración de la reforma del edificio de la Sociedad de Festeros, se le concedió a Daniel Gil el nombramiento de presidente perpetuo de la entidad.

Se trata de un acto único en las fiestas de Moros y Cristianos de cualquier parte del mundo, en el que se pasa de la tristeza a la alegría en cuestión de segundos, dado que se comparte la tristeza por la pérdida de los fallecidos pero también la alegría por los cargos de este año, que son nombrados oficialmente con la imposición de insignias a capitanes, abanderados y embajadores. También se entregarán distinciones a los festeros merecedores de un reconocimiento público a través del Primer Tro d'Honor o las insignias de plata.

Este acto tan auténtico y entrañable se celebra desde 1956 y se han iniciado los trámites para ser declarado Bien de Interés Cultural (BIC) a instancias de la Sociedad de Festeros.

Concurso infantil de cabos y escuadras.[editar]

Tiene lugar el lunes siguiente al tercer domingo del mes de agosto.

Este acto nació en 1984, para premiar la destreza de las niños y niños, haciendo de cabo de escuadra. Participa un niño o niña por cada una de las comparsas, ataviado con su traje de gala.

En sus primeros años, se celebró en la plaza Latonda, justo delante del edificio de la Sociedad de Festeros, pero pronto (debido entre otros aspectos a la gran afluencia de espectadores) se trasladó a la playa Mayor.

Entrada de Bandas de Música[editar]

Tiene lugar la tarde del jueves siguiente al tercer domingo del mes de agosto.

Durante más de dos horas, los músicos y las bandas desfilan con pasodobles por las calles Josep Melchor Gomis y Mayans de Onteniente en un emocionante concierto itinerante. Las agrupaciones de las distintas comparsas morocristianas se visten con sus mejores galas, desplegando un ritmo frenético que culmina en la Plaza Mayor, la cual se llena gradualmente durante el evento.

La competencia se mezcla con la unión, ya que en la Entrada de Bandas de música se pueden escuchar piezas musicales difíciles, recientes, poco conocidas e incluso inéditas. El nivel de las partituras y las actuaciones es cada vez más notable a medida que avanzaba el evento.

La Sociedad de Festeros del Santísimo Cristo de la Agonía, entidad organizadora del acto, introdujo un concurso, dotado de premios económicos para sus ganadores. Las bandas oficiales de cada comparsa se dividen en dos secciones de competición para garantizar la equidad. La competencia cuenta con bandas de música que tienen más de 35 músicos en su formación y otras con menos de 35 componentes. A lo largo del recorrido, un jurado especializado evalúa a las formaciones musicales teniendo en cuenta la dificultad, afinación, sonoridad, interpretación y uniformidad. La puntuación máxima que una banda puede obtener es de 200 puntos.

Una vez que todas las bandas de música se encuentran en la plaza Mayor, se interpreta conjuntamente la marcha mora Chimo, declarada en 2014 himno oficial de las fiestas de moros y cristianos de Onteniente. Para la ocasión, la Sociedad de Festeros, encarga la dirección de esta interpretación conjunta a un director de reconocido prestigio.

Esta parte del acto nació como un homenaje espontáneo a su compositor, José María Ferrero en 1987, año de su fallecimiento por un trágico accidente de tráfico. Se ha convertido sin duda alguna en una parte esencial de la programación que da inicio a los días más importantes de los Moros y Cristianos. Se trata de un acto singular en Onteniente, en el que la entidad organizadora esta trabajando por el reconociendo de su valor y significado cultural.

Para todos aquellos que no pueden disfrutarlo en directo, pueden hacerlo en el Museu Fester, mediante un proyecto audiovisual que permite una inmersión en la interpretación conjunta que realizan las formaciones musicales que participan en las Fiestas de Moros y Cristianos de Onteniente. Se trata de una iniciativa que hace posible trasladarse a la Plaza Mayor y situarse en medio, en el momento en que se está interpretando 'Chimo', el himno de las Fiestas de Onteniente.

Desfile de Alardos[editar]

Tiene lugar la noche del jueves siguiente al tercer domingo del mes de agosto.

Antiguamente, las comparsas se reunían los sábados próximos a las fiestas en la casa de campo de alguno de sus componentes y cenar lo que ellos mismos preparaban. Bien entrada la noche, irrumpían en las calles de la ciudad acompañándose de guitarras, panderos, tapas de cacerolas y cualquier cosa capaz de simular un instrumento musical y realizaban un improvisado desfile luciendo un sombrero de paja en la cabeza y una caña en la mano.

En la década de los 60, se agruparon todas las comparsas en un único desfile previo al día de las Entradas Cristiana y Mora. El sombrero y la caña fueron sustituidos por otras prendas que pretendían ser un disfraz, para llegar a ser, hoy en día, una sana competencia por ver quién consigue el disfraz más jocoso o más impactante; representando aquello que está más de moda y una crítica sobre temas de actualidad.

Entrada Infantil[editar]

Tiene lugar el viernes siguiente al tercer domingo del mes de agosto.

Este acto se instaura en el año 1985, debido a la proliferación de gran masa festera de componentes menores de 14 años, y al arraigo de la Fiesta en la ciudad, se decide canalizar la participación de los más pequeños en la Fiesta, es este acto eminentemente infantil.

Diana del Sábado[editar]

Tiene lugar en la mañana del sábado anterior al cuarto domingo del mes de agosto.

El desfile arranca temprano, como su propio nombre indica para despertar a la población. Inicia el desfile el bando cristiano con el orden preestablecido para el año en cuestión.

Los festeros visten el segundo traje (también denominado de diario), y las bandas de música que les acompañan interpretan los compases de pasodobles dianeros.

Contrabando.[editar]

Tiene lugar en la mañana del sábado anterior al cuarto domingo del mes de agosto.

En el acto data del año 1871 y participan las comparsas de Marineros y Contrabandistas.

Los Contrabandistas intentan pasar el contrabando, que llevan en las alforjas de sus caballos o en sus carros, mientras que los Marineros tratan de impedírselo.

El acto transcurre por las calles de Gomis y Mayans, ambas comparsas van disparando sus trabucos y arcabuces, produciéndose tres altos, en los que intercambian unas frases, hasta la Plaza Mayor que el parlamento finaliza con los Marineros en el castillo y los Contrabandistas al pie del mismo.

El texto empleado es de autor anónimo; repleto de bravuconadas y chulería; todo en tono jocoso.

Se han iniciado los trámites para ser declarado Bien de Interés Cultural (BIC) a instancias de la Sociedad de Festeros.

Bajada del Santísimo Cristo de la Agonía[editar]

Tiene lugar en la tarde del sábado anterior al cuarto domingo del mes de agosto.

La Bajada del Santísimo Cristo de la Agonía es una celebración religiosa anterior al nacimiento de la fiesta moro-cristiana de la época moderna. Es continuadora de una tradición secular, cuando los soldados de Onteniente en época foral acompañaban con salvas de pólvora a la patrona. A pesar de su antigüedad, es uno de los actos que menos variaciones ha experimentado a lo largo de la historia de los moros y cristianos desde 1860, en el que los festeros y devotos trasladan la venerada imagen del Santísimo Cristo de la Agonía desde la ermita de Santa Anna a la Real Parroquia de Sant Carlos Borromeo.

Los festeros y festeras de las 24 comparsas participan vestidos con el traje de diario, interpretándose marchas procesionales. Inicia el desfile las comparsas del Ejército Moro.

Este acto se declaró bien de interés cultural inmaterial[3]​​ mediante DECRETO 4/2019, de 18 de enero, del Consell​[4]​. La declaración está inscrita en la Sección Primera del Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano.

Diana de Gala[editar]

Tiene lugar en la mañana del cuarto domingo del mes de agosto.

El desfile arranca después de celebrar una misa de campaña en el punto donde iniciará posteriormente el desfile (en el cruce entre las dos calles que llevan por nombre el de dos presidentes de la Sociedad de Festeros, la avenida Daniel Gil y la calle Salvador Tormo).En esta ocasión lo iniciará el bando moro con el orden preestablecido para el año en cuestión.

Los festeros visten el traje de gala de su respectiva comparsa y las bandas de música que les acompañan interpretan los compases de pasodobles dianeros.

Los Capitanes, Embajadores y Abanderados, tienen el honor de romper diana, es decir, iniciar el desfile al segundo fuerte del pasodoble elegido previamente para la ocasión.

Misa Mayor[editar]

Tiene lugar a las 12h. del cuarto domingo del mes de agosto, en la real parroquia de San Carlos Borromeo, delante de la venerada imagen del Santísimo Cristo de la Agonía.

Se trata del acto religioso más destacado de las Fiestas de Moros y Cristianos, consiste en una misa solemne en honor al Santísimo Cristo de la Agonía donde se interpreta la antífona escrita para la ocasión por el padre Vicente Pérez Jorge y la música compuesta en 1917 por el compositor de la localidad Rafael Martínez Valls, autor también del himno al Santísimo Cristo de la Agonía.

Procesión de Gala[editar]

Tiene lugar en la tarde del cuarto domingo del mes de agosto.

Se inicia desde la plaza de Santo Domingo, y finaliza en la real parroquia de San Carlos Borromeo. Inicia la procesión el bando moro, encabezado por la comparsa que ostenta la capitanía mora y siguiendo el riguroso orden prestablecido para el año en cuestión.

Como su nombre indica, las comparsas lucen su traje de gala, algunas no llevan arma y otras llevan nardos en sus armas. Las bandas de música interpretan marchas de procesión (escritas expresamente para los actos religiosos de la fiesta de moros y cristianos).

Una singularidad respecto a otras localidades es que no se desfila en una hilera a cada lado a lo largo del itinerario, sino que, tanto en la procesión de la bajada de Santísimo Cristo de la Agonía como en esta, se forma en escuadra y llevando el paso que marca la banda de música.

Embajadas del Moro y del Cristiano​​​[editar]

Tiene lugar el lunes siguiente al cuarto domingo del mes de agosto.

Por la mañana, a las 12h. en la plaza Mayor, la embajada mora, por la tarde a las 18h. en la misma plaza, la embajada cristiana. Previamente, a las 11h y a las 17h. respectivamente arranca una batalla de arcabucería entre los dos ejércitos.

Las Embajadas del Moro y del Cristiano[5]​ conservan los alardos de época foral[6]​. Son una representación simbólica del enfrentamiento entre las dos culturas, una lucha que acaba con el hermanamiento de los dos bandos. El texto de las Embajadas del Moro y del Cristiano fue escrito por el escritor romántico Joaquín José Cervino y Ferrero en 1860.

Este acto se declaró bien de interés cultural inmaterial[7]​ ​mediante DECRETO 4/2019, de 18 de enero, del Consell[8]​​. La declaración está inscrita en la Sección Primera del Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]